martes, 30 de mayo de 2017

UNA BREVE Y BRILLANTE INTRODUCCIÓN CRÍTICA A LA RELACIÓN ENTRE LA ECOLOGÍA Y LA ECONOMIA




Crecimiento contra medio ambiente
Jordi Roca Jusmet
Barcelona : RBA ( colección Los retos de la economía), 2016

 Escrito por Luis Roca Jusmet

Sí, ya sé que el autor del libro es mi hermano y podría considerarse una reseña parcial. Sí, también sé que no es habitual hacer la reseña de un libro que forma parte de un coleccionable que se edita periódicamente. Pero, que quereis que os diga, he leído el libro y creo que vale la pena difundirlo en la medida de mis posibilidades. Lo es porque no es un tema fácil y encontrar una introducción que sea clara, rigurosa y precisa no es como para desperdiciarla. Este libro nos proporciona una muy útil caja de herramientas para abordar una reflexión crítica sobre el mantra ideológico ( y pseudocientífico ) del crecimiento económico y de sus relaciones con el impacto medioambiental que todos padecemos ( y todavía más las generaciones venideras, si no ponemos remedio ). Se trata de un ensayo que desarrolla un trabajo de análisis que nos permite delimitar bien los problemas, sus causas y las posibles soluciones al tema que formula. Como decía Gramsci, pesimismo de la inteligencia y optimismo de la voluntad. No es que el escenario político mundial será esperanzador, esto es cierto, pero hay que pensar salidas posibles y deseables, porque tampoco se trata de caer en el activismo voluntarista. Hay que pensar las cosas y hay que pensarlas bien.
El primer capítulo nos proporciona los conceptos básicos de la economía y la ecología que, a los legos como el que escribe, nos resultan muy operativos. Todo desde un funcionamiento realista de la economía entendida como algo vinculado a la naturaleza y a su transformación, no a los modelos matemáticos de la economía abstracta. Análisis que quiere entender los avances tecnológicos no únicamente en función de la cantidad o de la sofisticación de lo que producimos, sino en función de factores cualitativos como su utilidad, su distribución y las consecuencias sobre la naturaleza; algunas de ellas irreversibles y globales, como la eliminación de recursos energéticos no renovables o el cambio climático. El segundo capítulo aborda el crecimiento económico, pero valorado desde la doble perspectiva (habitualmente oculta ) de la degradación ambiental y del bienestar de las personas. De esta manera se pone de manifiesto lo que, siendo lo más fundamental, se elude al valorar la salud de una economía en los términos cuantitativos del crecimiento económico sin más, es decir el PIB ( Producto interior bruto) y la RPC ( Renta per cápita). Porque la ilusión de estas medidas es que ignora muchos elementos clave : la satisfacción de las necesidades para el conjunto de las personas, su calidad de vida, el uso de los recursos naturales, los residuos y, en definitiva, la sostenibilidad de este crecimiento en términos de lo que puede ser sostenible a largo plazo para la biosfera, que es el único medio natural en que vivimos y que en definitiva es el que puede proporcionar los recursos necesarios para nosotros y las generaciones que nos seguirán ( ¿ o es que no tenemos un compromiso con ellas ?). El tercer capítulo trata de cómo gestionan los problemas ambientales los tres actores que intervienen : las empresas, las personas y la administración pública. La gestión empresarial provoca, ya de entrada, muchos problemas : el de las externalidades ( no asumen las consecuencias ecológicas o sobre la salud pública en la mayoría de los casos ), la obsolescencia programada ( producir bienes con poca duración para incentivar el consumo ) y el consumismo ilimitado que genera más malestar que bienestar. Todo esto da lugar a una serie de problemas morales y políticos que tienen que ver con la economía de mercado y la intervención de los poderes públicos a nivel local, nacional y global. Hay aquí otro tema muy interesante que es la delimitación de lo privado, lo público y lo común.
Los tres capítulos anteriores podríamos decir que conforman el diagnóstico del problema ecológico provocado por el crecimiento económico. Ello nos lleva a la última cuestión, que sería el del posible remedio. De ello trata el último capítulo: Alternativas económicas ante la crisis ecológica. El futuro, nos dice Jordi Roca Jusmet, parece demandar u cambio de paradigma económico. Esto pasa por abandonar el crecimiento como objetivo y en adoptar alternativas más ecológicas, planteando escenarios de consumo más cualitativo y menos cuantitativo, con un modelo energético y de uso de materiales diferente del actual. Se trata de un debate en profundidad, que nos lleva incluso a un replanteamiento de la función y el sentido del trabajo para las personas. De lo que se trata, en definitiva, es de ir hacia un modelo de prosperidad sin crecimiento, siguiendo la línea abierta por el libro de este nombre escrito por el profesor de desarrollo sostenible de la Universidad de Surrey Tim Jackson. Para ello habrán de cambiar los indicadores económicos, ecológicos y sociales. Solo desde la deliberación democrática y la voluntad política para hacerlo de los gobernantes será posible, porque muchos son los intereses que se opondrán a ello.
Y si alguien quiere profundizar, le aconsejo el libro que Jordi Roca Jusmet publicó con Joan Martínez Alier, Economía ecológica y política ambiental, que es ya un clásico en la materia. De momento, empecemos por este pequeño pero intenso libro.

Para comprar el libro :

http://tienda.rbacoleccionables.com/tematicas/colecciones-de-ciencia/los-retos-de-la-economia-2016.html#ofertas

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas