sábado, 30 de abril de 2016

ADOLESCENTES

 Resultat d'imatges de adolsecentes

 Escrito por Luis Roca Jusmet

Los adolescentes de las sociedades liberales avanzadas tecnológicamente, viven en un mundo que ya no es el de sus padres, el de los adultos, el nuestro. La transformación viene sobre todo por dos acontecimientos. El primero es el declive del padre y con él el de cualquier autoridad. La familia nuclear era la base de la sociedad jerárquica y disciplinaria con que se inició el capitalismo. Pero los dispositivos liberales basados en el control más que en la disciplina, en la regulación más que en la intervención, han acabo declinando hasta el ocaso la figura del padre, Los adolescentes viven en familias nucleares, abiertas o monoparentales pero en las que mayoritariamente no hay una autoridad que domina. Hay relaciones de poder más diluidas, más dispersas. La escuela tampoco es la escuela autoritaria y disciplina. Bajo el ideal de la formación permanente para el desarrollo de las competencias, sobrevive como puede. 
 Vivimos en una sociedad líquida en la que estos adolescentes se mueven por redes complejas y no por estructuras rígidas. Todo aparece como efímero y provisional, empezando por la propia familia, la situación laboral de los padres, un futuro incierto...
 Tenemos después de los profundos cambios tecnológicos. El móvil cumple un doble papel. Uno es el de prótesis, es una continuidad tecnológica del cuerpo. Es el soporte tecnológico que duplica la mediación simbólica entre el sujeto y el mundo. Los humanos no vivimos en el mundo natural, estamos separados de él por nuestra propia constitución. Nos relacionamos con el mundo a través de las palabras, de las estructuras lingüísticas, que son, en cierta manera, las que configuran nuestros deseos. El móvil no crea un mundo simbólico nuevo pero lo transforma, hace la mediación más profunda, nos separa más del mundo natural. Pero también tiene el papel de un objeto que produce un placer inmediato, que no deja aparecer la falta a partir de la cual elaboramos un deseo. 

jueves, 28 de abril de 2016

SUJETO , CUERPO Y PERCEPCIÓN EN MERLEAU-PONTY






 Escrito por Luis Roca Jusmet

La primavera pasa
lloran los pájaros
son lágrimas los ojos de los peces.

Haikú japonés 


Edmund Hursell tenía razón cuando planteaba que la filosofía se debía reformular a partir del problema central de la percepción. Si la fenomenología quería describir la experiencia humana, su esencia a partir de la existencia concreta debía hacerlo a partir de lo que era su base. Quién mejor entendió y trabajó la cuestión fue un fenomenólogo francés, Maurice Merleau-Ponty. Merleau-Ponty fue uno 
de los grandes filósofos franceses de la postguerra pero fue algo eclipsado por los dos popes del pensamiento francés de la época, Jean -Paul Sartre y Jacques Lacan. Tuvo relación con uno y con otro pero su libertad de pensamiento le llevó a desmarcarse de la influencia de uno y de otro. Con Sartre participó en la revista "les Temps moderns"y polemizaron sobre diversos temas, igual que con Jacques Lacan,que le dedicó un elogio póstumo.
 Maurice Merleau-Ponty aborda esta problemática en lo que hoy es ya un clásico sobre el tema : "La fenomenología de la percepción". Pero son especialmente sugerentes otros dos escritos mucho menos sistemáticos. El primero es un breve e intenso ensayo dedicado a la pintura de Paul Cezanne, que tituló "El ojo y el espíritu". El segundo es un libro póstumo, que editó su mejor discípulo, Claude Lefort, a partir de unos manuscritos que preparaban una próxima publicación que llamaría "lo visible y lo invisible". Su muerte prematura e inesperada abortó el proyecto que con paciencia y rigor retomaría Lefort.
 Merleau-Ponty recoge de entrada la aportación de la psicología de la forma, que le va muy bien para atacar a la vez el asociacionismo empirista y el apriorismo racionalista.
La percepción es una estructura, en un acto global que va más allá de la suma de sensaciones o de apriorismo conceptuales. Pero más allá de ello Merlau-Ponty mantiene, en sus manuscritos, lo que él llama la fe perceptiva. Se trata de la afirmación de que hay en el ser humano, como estructura viva y dinámica, la certeza instintiva de que somos un cuerpo en el mundo, en interacción con otros cuerpos y que nosotros y el mundo del que formamos parte estamos hechos de la misma pasta. Somos un ser-en-el mundo, lo cual no quiere decir un ser que está en el mundo sino un ser que es mundo.Esta fe es primaria, primordial, anterior incluso a la propia percepción. O mejor dicho es una percepción básica anterior al propio sujeto de la percepción. Porque el sujeto supone el desdoblamiento en el que nos separamos del mundo y de nosotros mismos en cuanto cuerpo para constituirlo en objeto. En el momento en que nos constituimos como sujeto vidente vemos el mundo y nuestro propio cuerpo. Este acto en el que nos constituimos como sujeto es secundario y aquí podemos discutir si el sujeto de la percepción derivado es el cuerpo o no. Para Kant es el sujeto trascendental, es decir las formas "a apriori" del espacio y del tiempo. Para Lacan será el sujeto de la enunciación, es decir el orden simbólico el que nos constituye como sujetos, aunque sea de la percepción y esta es la crítica que le hace a Merleau-Ponty. El cuerpo se mueve en el campo del imaginario y la subjetividad se constituye en lo simbólico. Francisco J. Varela, por el contrario, neurocientífico y budista, elogiará a Merleau-Ponty como el primer filósofo que hará del cuerpo el sujeto del conocimiento. Son niveles diferentes que se confunden en la discusión.

martes, 26 de abril de 2016

CUERPO Y DOLOR







Luis Roca Jusmet

  Este video es muy interesante. Como lo es igualmente el libro que publicó Santiago Castellanos el año 2002 sobre el tema: El dolor y los lenguajes del cuerpo ( Buenos Aires : Gramma). Trata especificamente de una de las que podríamos llamar enfermedades de nuestro tiempo : la fibromialgia. El tratamiento es amplio porque su autor es al vez medico ( Medicina familiar y Comunitaria) y psicoanalista ( Escuela lacaniana de Psicoanálisis). Esto quiere decir que juega a la vez con el discurso y la práctica de la ciencia pero que es capaz de superarlo introduciendo lo que a esta le falta para tratar lo humano : el sujeto y el inconsciente.
 El libro es muy denso, ya que para abordar el tema Castellanos inicia un recorrido por el aparato conceptual con el que Freud y Lacan abordan el tema del cuerpo y el dolor.
Castellanos no es ecléctico: forma parte de la escolástica lacaniana. La palabra escolásica no tiene un sentido negativo : quiere decir, simplemente, que forma parte de una Escuela. Esta  parte de unos textos fundamentales que no se cuestionan y a partir de ellos se elaboran los análisis concretos. Aunque Lacan dijo en una ocasión que era freudiano y en lo es en la medida en que sigue a Freud pero es evidente que no lo repitió y amplió radicalmente el horizonte de la teoría psiconalítica. Hay términos lacanianos muy novedosos : goce, significante, el Otro, el imaginario, lo simbólico y lo real. Otros conceptos fundamentales que se originan en Freud tienen en Lacan una formulación más precisa : neurótico, psicótico, síntoma, pulsión, inconsciente. Esto quiere decir que para seguir el tratamiento del tema hay que conocer y compartir el discurso de Lacan. Hay  otra referencia, muy insistente, que es la de Jacques-Alain Miller, lo cual vincula además a Castellanos a una escuela lacaniana concreta. La capacidad de Miller para sistematizar y aclarar la teoría de Lacan me parece evidente pero podríamos preguntarnos si al transformar el discurso vivo, abierto de Lacan en una teoría sistemática ganamos o perdemos respecto a la aportación lacaniana.. Pero esto es otra cuestión que no trataré en este artículo.

miércoles, 20 de abril de 2016

SLAVOJ ŽIZEK.: EL SUJETO, LA ANAMORFOSIS Y EL PARALAJE








Escrito por Luis Roca Jusmet

 La teoría del conocimiento de Žižek sigue una línea que va de Descartes a Lacan pasando por Kant y Hegel. Como buen lacaniano el punto de partida es Descartes, al que no lee desde un planteamiento en el que funda un sujeto substancia sino en el que inicia un  horizonte a partir del sujeto vacío. Esto quiere decir que el sujeto cartesiano no es la mente sino un sujeto sin atributos porque funda la subjetividad como punto de partida. El sujeto de Descartes es así un sujeto de enunciación, no un sujeto del enunciado, un yo que es una entidad con unos atributos. Este sujeto es el que permitirá la instauración de una ciencia centrada en el obejto porque el sujeto no es nada, aparte de ser el que constituye el objeto. Pero deberemos pasar al sujeto trascendental de Kant para entender que el sujeto es el que construye el objeto, no que los objetos, como Dios y el mundo, se deducen a partir del sujeto. El sujeto trascendental, al igual que el objeto trascendental son hipotéticos porque luego deben ser empíricos, debe existir la experiencia para que tengan un contenido. Con Hegel pasamos, dice  Žižek, a un sujeto concreto, histórico y que proyecta lo patológico ( la pasión ) en el objeto. Concepción de Hegel que va más allá de los tópicos y que es, por supuesto, polémica.
 Tenemos por tanto una teoría del sujeto a partir de la línea Descartes-Kant-Hegel. Lo que añade Lacan en su seminario XI es la noción de anamorfosis, que quiere decir que en lo que vemos está la mancha de nuestra propia mirada. Vemos, por decirlo, así nuestra propia mirada. En realidad hay todo un proceso a través del cual el sujeto cartesiano, que parece el ojo de Dios porque es como alguien que mira el mundo desde fuera se va convirtiendo en parte del mundo, por lo que es un sujeto manchado por su propia mirada : el sujeto no puede verse a sí mismo pero el sujeto es parte de lo que ve. Acabamos así de una manera compleja la cuestión.

martes, 19 de abril de 2016

SLAVOJ ŽIZEK Y: LA ÉTICA DE LO REAL : BATAILLE Y LACAN









Resultat d'imatges de bataille lacan zizek



 Escrito por Luis Roca Jusmet

 La relación entre Georges Bataille y Jacques Lacan da mucho de sí. En la reconocida biografía que Élisabeth Roudinesco hace de Jacques Lacan, la dedica la mitad de la cuarta parte ( Georges Bataille y Cía.), que llama "Historias familiares". Plantea que la larga amistad entre ambos fue muy compleja. Por una parte Lacan se casó con Sylvia, la ex-mujer de Bataille. Por otra sabemos que Lacan leyó a Bataille con pasión. Elisabeth Roudinesco llega a afirmar que el concepto de lo Real de Lacan surge del cruce que hace entre Freud y Bataille.
 En todo caso de lo que quiero hablar aquí es del comentario que hace  Žižek en relación a ambos a partir de lo que llama la ética de lo real. Precisamente el crítico de la cultura británico Terry Eagleton ( que considera a Žižek como uno de los más interesantes pensadores actuales) sostiene que los defensores de la ética de lo Real ( frente a las de lo simbólico o lo imaginario ) son Schopenhauer, Kierkegaard y Nietzsche. En el primer caso discrepo, ya que aunque la Voluntad de Schopenhauer puede tener algo que ver con lo Real, justamente lo que plantea su ética es una defensa frente a este Real, que es lo contrario de lo que hace Nietzsche, para el cual esta voluntad ( que el llamará de poder) es la fuerza ciega que nos arrastra y que tenemos que seguir sin dejarnos frenar ni por lo simbólico ( el lenguaje y la ley) ni por lo imaginario ( los sentimientos). En el caso de Kierkegaard ( muy apreciado por Žižek ) si que podemos hacer una analogía fecunda entre lo estético-ético-religioso. por un lado, y lo imaginario-simbólico-religioso, por otro.
 Pero Žižek tiene razón cuando muestra a Georges Bataille como la ejemplificación más clara de una ética radical de lo Real. Lo hace, precisamente, confrontándolo con Jacques Lacan y lo primero que señala es la coincidencia entre el seminario de este último, "La ética del psicoanálisis" y la publicación del libro de Bataille "El erotismo".
¿ No es la ética del psicoanálisis lacaniano, se pregunta  Žižek, una ética del Real, al mantener que no hay que ceder al deseo, dando como ejemplo a Antígona ? ¿ No es el dominio de Bataille de "lo sagrado", de "la parte maldita" lo mismo que la ate de Antígona ? ¿ No es la defensa de lo heterogéneo frente a lo homogéneo ( o lo sagrado frente a lo profano) que hace Bataille lo mismo que defender el encuentro con lo Real frente a los intercambios simbólicos que hace Lacan ? 
 Bataille defiende la discontinuidad ( en lo místico o en lo erótico ) como la experiencia de la pérdida de los límites. Pero esta experiencia es siempre una experiencia de la transgresión, por lo que necesita la ley, la prohibición para poder transgredirla.  Žižek plante a partir de aquí que Bataille no deja de ser premoderno al moverse en esta dialéctica de la ley y la transgresión, que la propia lógica moderna acabará eliminando, como podemos ver en el escrito de Lacan "Kant con Sade". Kant es el goce de la ley y Kant el la ley del goce, con lo que ley y goce ya no son opuestos sino complementarios.

domingo, 17 de abril de 2016

SLAVOJ ŽIZEK : UNOS APUNTES SOBRE NIETZSCHE,



Escrito por Luis Roca Jusmet

   Slavoj Žižek tiene unas claras preferencias filosóficas : Descartes, Kant, Schelling, Hegel. Y por supuesto el antifilósofo Jacques Lacan. Antifilósofo en el sentido de Alain Badiou, es decir como un exceso filosófico. De todos ellos, por supuesto el axioma es Lacan porque Slavoj Žižek considera que la filosofía es siempre dogmática. Dogmático es el fundador de una escuela porque apuesta por un axioma. Dogmático es el que la sigue, es un escolástico en el buen sentido de la palabra. El filósofo esloveno es lacaniano y forma por tanto de esta escolástica. Los otros filósofos son visto siempre desde su perspectiva lacaniana.
 Nietzsche no forma parte de estos filósofos que han formado parte de sus influencias y con los que simpatiza aunque los critique: Descartes, Kant, Schelling, Hegel, Marx, Heidegger. 
  De todas maneras de Nietzsche habla bastante, sobre todo en su libro filosófico esencial : "Visión de paralaje". En otras ocasiones ha expresado su poca afinidad con Nietzsche, sugiriendo que si podemos entender el estalinismo como una derivación de Marx también hay que hacerlo respecto al nazismo en relación a Nietzsche. No comulga, por supuesto, con el individualismo aristocratizante de Nietzsche ni con su idea del super-hombre. Aunque la idea nietzscheana del "último hombre" que se acomoda al nihilismo si que puede profetizar este individuo postmoderno que Žižek tanto desprecia, O incluso su anuncio de la "Muerte de Dios" como el anuncio del final del discurso del amo y el paso al dominio del discuso universitario.

martes, 12 de abril de 2016

SANDOR MARAI : ÑITERATURA Y PENSAMIENTO



Escrito por Luis Roca Jusmet


 Dice  Deleuze : la filosofía y la literatura ( el arte) son formas de pensamiento, de elaboración de ideas. La filosofía lo hace a través del concepto y la literatura a través de un bloque de sensaciones. Son afectos y perceptos cuyos materiales son los sentimientos y las percepciones, pero no son ni una cosa ni la otra. La literatura de Sándor Márai se alimenta del material de la vida, de sus experiencias, percepciones y sentimientos. A partir de aquí construye sus perceptos y sus afectos. En otras palabras, su imaginario, su mundo de personajes que nos provocan unos determinados afectos.


Su imaginario contiene un mundo muy denso de ideas, de pensamientos.
Sándor Márai ( 1900-1989) escribió en húngaro y fue traducido a múltiples lenguas. Me parece un escritor excepcional. Sus dos obras más importantes fueron "la mujer justa" y "El último encuentro", aunque quiero completar la reflexión con una tercera obra ( "La hermana").
Los temas de Márai son recurrentes. Uno es del perspectivismo, cómo una determinada situación es percibida de manera diferentes por varios de sus actores. No puedo evitar referirme aquí "El cuarteto de Alejandría", de Lawrence Durrell, como paradigma de esta construcción narrativa.

domingo, 10 de abril de 2016

APOSTAR POR LA VIDA





EL MUNDO ES PROFUNDO, 

Y MAS PROFUNDO DE LO QUE EL DIA HA PENSADO

PROFUNDO ES SU DOLOR,

PERO EL PLACER ES MAS PROFUNDO 

QUE EL SUFRIMIENTO.

EL DOLOR DICE PASA

MAS TODO PLACER QUIERE ETERNIDAD


QUIERE PROFUNDA, PROFUNDA ETERNIDAD



 Friedrich Nietzsche

jueves, 7 de abril de 2016

ŽIZEK, LECTOR DE KANT





Escrito por Luis Roca Jusmet 


 Por una parte es evidente que un lacaniano estricto como Zizek si habla de Kant tiene que hacer referencia texto fundamental de Jacques Lacan  Kant con Sade.  Lo que hace Kant es romper la vinculacion etica a una metaf'isica del Bien. La etica no es tampoco un medio util para una buena convivencia, como en Hume o Mill. La etica kantiana es resultado de una decision absoluta, de una ley absoluta del deber, como en el caso de Sade cuya ley absoluta es el goce. Kant y Sade comparten esta ruptura con el orden natural. Es como la cara y la cruz de un mismo planteamiento. Representan dos opciones de como no transigir con el deseo que es ley o la ley que es deseo. Es una ley propia, absoluta, que no se somete al calculo ni a las normas sociales, es una apuesta radical. No es que Kant sea sádico, es que Sade es kantiano. Sigue el imperarivo categorico del gozar. El imperativo categórico, tanto el de Kant como el de Sade,se contrapone a la moral utilitarista.
 Pero hay, al margen de lo anterior, dos lecturas interesantes de Ziziek sobre Kant. La primera es que Kant es, propiamente el iniciador de la filosofía en el sentido moderno. Es decir, no solo de la filosofia moderna sino de la manera como entendemos hay a la filosofia antigua y, en general, prekantiana. Porque desde Kant entendemos la filosofía como una reflexión sobre el mundo o sobre el horizonte del ser, como dice Kant, en el sentido de reflexionar sobre las condiciones de posibilidad del mundo o de lo que es. Es, decir de la manera como construimos lo que es. 

sábado, 2 de abril de 2016

SLAVOJ ŽIZEK Y RICHARD RORTY






Escrito por Luis Roca Jusmet

 Zizek critica radicalmente el liberalismo en diferentes textos. Veamos su critica a Richard Rorty, como un representante postmoderno del moderno Mill. La diferencia entre lo privado, en la que debe existir una libertad perfecta, y lo publico, donde las normas limitan el espacio del otro, se concretan en Rorty en la autocreación y la solidaridad, que no es otra cosa que el respeto a la singularidad del otro. Todo esto está muy bien, dice Zizek, si no hubieran dos problemas. En el problema de la autocreación no tenemos en cuenta la roca del inconsciente. Es decir, que podemos narrarnos nuestra vida como queramos o podemos llevar a termino nuestra fantasía pero no llegaremos nunca a lo que el psicoanálisis considera que nos define realmente, que es el síntoma. Lo real de cada cual se manifiesta en el síntoma, dice el lacaniano, y hemos de atravesar la fantasía que nos atrapa para enfrentarnos a nuestro sin toma y saber que hacer con 'el, que quiere decir que deje de ser motivo de sufrimiento para pasar a ser motivo de goce, nuestro modo singular de gozar. 
 Pero el autentico problema es para Zizek las consecuencias morales y políticas del liberalismo. Porque para Rorty la ética de la solidaridad con el otro es la que nos permite convivir en un mundo donde cada cual puede realizar su fantasía. Pero este límite, para Zizek, es un imperativo del superyo y el superyo siempre es obceno, siempre retiene un goce. Esto quiere decir que detrás de la solidaridad hay un goce, una obcenidad que nos impide un respeto racional por la ley. No es posible que la moral pública sea neutra porque es patológico, esta impregnada de goce y esto es lo que lo hace peligroso, torcido.

Temas