lunes, 3 de octubre de 2016

ANÁLISIS DE CONCEPTOS : EL CUERPO

Resultat d'imatges de cuerpo
Escrito por Luis Roca Jusmet

 ¿ Qué quiere decir el concepto de cuerpo ? La discusión sobre si somos o tenemos un cuerpo es muchas veces equívoca y cansina. Pero me gustaría hacer una pequeña aportación para concluir que efectivamente somos un cuerpo. Es decir, que con esta afirmación entendemos mejor nuestra condición que con la contraria, que afirma que tenemos un cuerpo.
La sociedad griega parece que entendía que cuando nos moríamos la psyque continuaba un tiempo en un proceso de evaporación progresiva, hasta que desparecía. Pero frente a esta opinión imprecisa aparecen dos formulaciones claras : una dualista y otra materialista. La dualista es la pitagórica-platónica : somos una alma eterna e indivisible que moramos en un cuerpo divisible. Hay que decir, de todas maneras que aquí cuerpo quiere decir una estructura física que recibe la vida del alma. Es decir el cuerpo vivo es un cuerpo animado. La teoría materialista procede del atomismo y el que la elaborará Epicuro y posteriormente Lucrecio en la época romana. Como sabemos nuestra civilización europea surge del encuentro entre esta tradición grecorromana y el cristianismo, que viene a ser una reforma del judaísmo y que procede del Próximo Oriente. El cristianismo habla de la carne y el espíritu pero la formulación claramente dualista la hará a partir del planteamiento platónico. Queda entonces una concepción dualista basada en la diferencia entre alma y cuerpo, espíritu y materia.
Pero será Descartes el que formulará este dualismo en términos modernos. Somos una substancia pensante y una substancia extensa. Pero Descartes introducía una importante variación con respecto a Platón. El cuerpo no continua siendo un cuerpo muerto, como en Platón sino un cuerpo vivo porque es mecánico y la vida es un mecanismo. El vitalismo va perdiendo la vida frente al mecanicismo y la medicina se planteará en estos términos de arreglar piezas y mecanismos. Cuerpo muerto, cuerpo mecánico.     
 Evidentemente no podemos identificarnos con ninguno de los dos y nos llevará a decir que no es lo que somos sino lo que tenemos.
 Spinoza planteará otra opción. La Substancia, es decir la Realidad infinita, se manifiesta a través de dos atributos finitos : pensamiento y extensión, alma y cuerpo. El cuerpo recibe así la misma dignidad que el alma. El alma es la idea del cuerpo, es decir ilumina el cuerpo. El ser humano es libre en la medida en que este cuerpo recibe una idea adecuada de sí mismo. Lo singular de cada individuo es el acto existencial de un cuerpo pensante. Lo que hace la mente es conocer el cuerpo a través de sus afectos.
 Serán Schopenhauer y Nietzsche los que darán la prioridad al cuerpo. El cuerpo es voluntad de poder, es un campo de fuerzas. Schopenhauer lo valorará negativamente y Nietzsche positivamente pero no importa, no es esto de lo que hablamos. El cuerpo se convierte en algo vivo del que la conciencia (“el alma”) es su elementos más superficial.
El espíritu, lo mejor del hombre, es expresión de este cuerpo, de esta estructura dinámica y compleja. Foucualt y Deleuze serán los filósofos contemporáneos que elaborarán, de alguna manera, una filosofía del cuerpo.
 Las neurociencias han intentado en algo caso, como el de John Eccles, mantener una postura dualista. Otros lo han hecho en términos materialistas, como Antonio Damasio. Pero Damasio sigue hablando de cuerpo, cerebro y mente. Considera el cuerpo como algo separado del cerebro y a la mente como un producto del cerebro pero le falta esta visión integradora, le falta decir que el cerebro es un aspecto del cuerpo y que la mente es una red de representaciones cargadas emocionalmente. Un imaginario del cuerpo, por decirlo como Castoriadis. Pero un imaginario lingüístico. Este cuerpo es un cuerpo socializado que interactúa con los otros cuerpos. John Searle, Roger Penrose, Daniel Dennet buscaran maneras de explicar la mente desde el cerebro. El único que es capaz de plantearlo en los términos adecuados. Somos un cuerpo, dice, un cuerpo eneactivo, una cognición corporizada. Porque el cuerpo no es mecánico, el cuerpo es un campo de significaciones y afectos. Valera busca en el budismo una afinidad. Lo hace desde el budismo indio de Najarjuna y la tradición Madhyamika. Pero a mí me recuerda sobre todo la tradición soto del budismo zen de Taisen Deshimaru y su hincapié en el cuerpo . La actitud correcta, la respiración correcta, la postura correcta. Desde el cuerpo.
Aquí también quiero citar al sinólogo y filósofo suizo Jean François Billeter, que habla de Zhuangzi y dice que se centra en el cuerpo entendido como cun conjunto de capacidades, recursos y fuerzas.
 Este es mi cuerpo, este soy yo. Pasemos al análisis lacaniano del cuerpo. Hay el cuerpo simbólico, en la que el cuerpo es el sujeto de una enunciación. Cualquier cosa que diga sobre mi cuerpo ( ser o tener, no importa) es posible porque hay un sujeto de la enunciación, hay alguien que habla. Sin este alguien ( el sujeto vacío, el que habla) nadie es ni tiene un cuerpo. En este sentido “no somos un cuerpo” porque esto es una afirmación que hacemos desde el lenguaje. Hay el cuerpo imaginario, que es la imagen superficial nuestra y del otro, la que vemos reflejada a través de los sentidos, que es como se nos aparece el cuerpo del otro. Está finalmente el cuerpo del goce, que es el cuerpo que siente y que sufre.

 Nuestra identidad viene del cuerpo porque es cuerpo es esta estructura dinámica que experimenta. El cuerpo es el sujeto de la experiencia, en el sentido que es el cuerpo es que experimenta. Experimentamos desde nuestro cuerpo. Otra cuestión es que desde el cuerpo-cerebro emerge una realidad diferente que es la psíquica y la conciencia. El decir y el hablar del cuerpo implica la existencia de esta realidda paralela pero no independiente

9 comentarios:

  1. Quería añadir una reflexión más : ¿Mi cuerpo es mio ?

    ResponderEliminar
  2. Buena pregunta Xavier. En realidad creo que una respuesta la da Lacan. El sujeto que habla es el sujeto de la enunciación y el cuerpo, es decir el yo, es el sujeto del enunciado. Una paradoja, en definitiva. Desde otro punto de vista mi cuerpo no es mío porque el cuerpo humano no se autorregula como un cuerpo animal. La autoconciencia nos separa de lo natural. En otro sentido "mio" remite a ¿ de quién ? . El yo es una construcción imaginaria y lingüística.
    ¿ Que opinas tú, Xavier ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo en que somos cuerpo. ¿Qué es lo natural y que no lo es? Yo no descartaria que somos un animal con determinadas capacidades, entre ellas esa desarrollada autoconciencia. Digo desarrollada porque no se exactamente si los grandes simios mas proximos la tienen en alguna medida y de determinada manera. De todas formas podriamos ser naturaleza, universo, consciente de si mismo hasta donde su instrumental (biologico, cultural y tecnologico) se lo posibilite. A mi entender, no veo que esa autoconciencia nos separe de lo natural. Mas cuando compruebo la existencia hegemonica de milenios de jerarquias, territorialidades, dominaciones… de tipo sociobiologico. Creo que tambien el psicoanalisis nos habla de un mar de fondo no muy conciente precisamente. Es como si siguiesemos muy pegados a tierra, aunque nuestras ideas (¿especulaciones, sueños?) puedan volar tan alto que, engañosamente, nos hagan pensar que estamos por encima o desunidos de lo natural. Quizas en ultima instancia y a pesar de nuestra competencia racional reflexiva, analitica, investigadora, filosofica…estemos determinados por unos limites naturales que no podamos sobrepasar.

      Venga, a darle vueltas al tema. Saludos.

      Eliminar
    2. Hi ha un llibre de Miquel Bassols, el president de l'associació mundial de psicoanàlisi que es diu "Mi yo no es mío", fent referència al jo, però el cos tot i semblar que va per separat del jo, va unit amb ell, així el nostre cos no és nostre, però sí que ho és en termes legals i de legalitat, hem de fer-nos responsables d'un cos i un jo que no són del tot nostres, ni de bon tros.

      Vicent

      Eliminar
  3. y no sino es mi cuerpo ¿de quién va a ser? sea lo que sea el yo. Soy responsable de mi cuerpo antes que de nada, en principio. Muy de acuerdo con la última intervención, hemos salido de la tierra y a ella hemos de volver, el cuerpo desde luego. Y sobre ella caminamos. Esto no obsta para las inquietantes perspectivas que se dibujan en el horizonte sobre el "sobrepasamiento" de ciertos límites que hasta hoy nos parecían no sobrepasables. Me parece que dados los millones de dólares que se están invirtiendo en ciertas técnicas para modificar el cuerpo, la mente...etc, hay que ir tomando en serio estas investigaciones, aunque no veamos sus resultados por haber vuelto a la tierra para entonces.

    http://esprituycuerpo.blogspot.com.es/2013/03/la-decada-de-la-conciencia.html

    ResponderEliminar
  4. Me parece, Agustín, que si existe esta diferencia. La autoconciencia nos separa y luego vienen los vínculos simbólicos , la socialización : la lengua, la ley la ley. Es un mundo mediatizado. La cultura ( la frase me parece genial, es de Terry Eagleton, no es un complementoi, es un suplemento). Esto quiere decir que nos introduce en un mundo nuevo del natura. En el reto de los animales cuando hay cultura es un pequeño complemento instrumental de lo instintivo ( lo natural).
    Ciertamente Ana, estamos entrando en una fase civilizatoria diferente y en parte será la de la construcción articifial de los cuerpos. Empezó con las prótesis, la cirugía estética, la robótica... me parece que serán tiempos sombríos porque es un exceso, una hybris que dirían los griegos, algún equilibrio se está rompiendo. Como he dicho antes conversando con Agustín los humanos como tales ya somos una cierta hybris, un cierto exceso pero ahora me parece que iremos demasiado lejos.
    Consultaré el post que me señalas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Luis...Ya estaba anunciado desde la literatura del siglo XX ...
    Desequilibrios que una vez asumidos dan cuenta de aquello que por insistencia e internalización llamamos luego "equilibrio"
    Otra forma de estar en el mundo...implementada desde los dispositivos de saber y de poder...
    Foucault siempre vigente y más aun Rose "el poder no vigila ahora, solo optimiza los cuerpos"....
    ¿Riesgos?
    Una nueva subjetividad se implantará, una nueva forma de ser persona.
    Cariños amigo.

    ResponderEliminar
  6. Jo crec que hi ha un cos subjectat al llenguatge, i m'explique, mira, imagina't una bronca amb la teua dona, de sobte decideixes anar a fer-te una dutxa d'aigua gelada i de un quart d'hora en hivern, en eixir de la dutxa et trobes que la dona teua, la societat, el macro-cos, el nostre seria el micro-cos, està en harmonia amb la nostra dona.
    Què potser és un miracle, i que la nostra dona ha observat el nostre canvi i ha actuat amb això? No ho sabem, açò seria la teoria del dualisme, cos i ànima o cos i cervell, jo m'incline a pensar millor que l'altre som nosaltres mateixos, és com l'equació del bé i del mal, el mal està dins del bé en nosaltres i com en una enèssima restant, en el plus que resta està també fora de nosaltres, som, i és el que et volia dir i ja t'he dit altres vegades 100 % cos i 100 % ànima en un miracle o impossible, perquè seria un 200 % impossible, o si vols un 99'9999 % cos i un 99'9999 % ànima, tot i que vull remarcar que no hi ha una dualitat i tot és llenguatge. Digues-li una màtrix, digues-li com vulgues, el cas de la meua dona literalment ha estat un grapat de vegades experimentat per mi.

    Vicent

    ResponderEliminar

Temas