lunes, 5 de mayo de 2014

EL ENEAGRAMA : UN APUNTE CRÍTICO



Luis Roca Jusmet

¿ Qué es el eneagrama ? A la mayoría ni le suena, otros lo utilizan y algunos lo veneran. Expliquemos un poco su origen, su discurso y su práctica. El origen es mítico, lo cual ya levanta cierta sospecha : procede. Dicen, del sufismo a través de Gurdjieff. Para los que no lo conocen Gurdjieff es un  maestro espiritual, ruso, que entró en contacto con diversas tradiciones esotéricas. Tiene escritos bastantes libros, algunos por él mismo y otros por un discípulo suyo llamado Oupensky. Su objetivo es una transformación radical a partir de un trabajo interno. Gurdjieff tiene discípulos en todo el mundo. El eneagrama es una figura de nueve puntas que Gurdjieff utiliza en sentido esotérico. No entro aquí en este sentido originario, que desconozco.

 
A todo esto aparece un tal Oscar Ichazo que dice haber aprendido estas técnicas secretas y formula un eneagrama de la personalidad. Este eneagrama es una figura de nueve tipologías que se relacionan entre sí de una determinada manera. Funda una escuela. Pero será Claudio Naranjo, psiquiatra chileno, el encargado de difundir por EEUU, America Latina y Europa este sistema. Naranjo procedía de la Escuela de la Gestalt, una variante de la psicología humanista, que combinaba con un eclecticismo muy al gusto de la New Age.
En todo caso asume un papel de Maestro espiritual que, debido a su carisma, atraerá a muchos discípulos. Don Riso y Helen Palmer serán dos de sus discípulos que intentan difundir una versión propia, menos espiritualizada, más práctica del sistema. Lo más curioso es que está siendo utilizado por múltiples organizaciones, desde el departamento de recursos humanos de multinacionales hasta los jesuitas. Incluso, por dar un ejemplo, el eneagrama fue utilizado en profundidad en cursos para profesores organizados por el Departament d´Educació de la Generalitat de Catalunya. Hay gran cantidad de libros sobre el tema, se hacen múltiples cursos, seminarios y talleres y tiene en la clase media globalizada un público creciente e incondicional.
Desde un punto de vista sociológico la explicación es clara. Como ha señalada la brillante socióloga Eva Illouz domina cada vez más dominada por el discurso psicológica. Cuando se corroe el carácter como dimensión social , como dice otro el otro gran sociólogo que es Richard Sennet, se busca en la personalidad individual la manera de afirmarse. Uno se busca a sí mismo y no obtiene en la psicología institucional la manera de hacerlo. La estadística, la neurofisiología, el conductismo , ni siquiera el cognitivismo valen para esta búsqueda interna. Queda el psicoanálisis pero es caro, largo y nos enfrenta al inconsciente. En general se busca algo más rápido, más gratificante. Si seguimos a Lacan, que me parece muy certero, podríamos afirmar que se busca una satisfacción narcisista. No es el Ello al que nos enfrenta al psicoanálisis. Es el yo que busca una identificación imaginaria. Y el eneagrama la da. Formula nueve tipologías y cada una tiene un número. Soy un 1, soy un 5 o soy un 8, dicen los sorprendidos participantes. Buscan en los afines que han descubierto una identidad, también imaginaria, de grupo. Y tienen además un camino marcado porque el eneagrama establece una relación entre todos los tipos, una que va hacia el progreso y otra a la deriva. Si eres un 8 debes ir hacia el 4 no hacia el 5. Tenemos entonces un mapa, un camino marcado de salvación. Descubierto el pecado hay un camino de redención. Tenemos una buena base cultural cristiana que permanece latente y que soporte, aunque sea inconsciente, a estos planteamientos.
He de reconocer que el sistema es ingenioso y que recupera algo perdido por esta pseudociencia que es la psicología. Me refiero a la teoría de las pasiones. No nos engañemos: la psicología no es una ciencia, es un arte. Lo reconoce uno de los mejores psiquiatras españoles que han existido, Carlos Castilla del Pino. Las neurociencias sí son consistentes, si prueban lo que dicen. Pero toda esta ideología de la adaptación de base cognitivo-conductista no tiene nada de científica. Ya nos lo advirtió uno de los grandes filósofos de la ciencia, Georges Cangelheim, maestro de Foucault. Hay también la psicología humanista del crecimiento, que se somete a un ideal imposible de salud mental y realización. Todo ideología, nada es científico. Queda el psicoanálisis, que es algo serio. No es ni ciencia ni filosofía pero tampoco es ideología. Queda para otra reflexión su análisis crítico pero merece todos mis respetos, aunque no mi devoción.
La psicología intuitiva tiene su mejor expresión en algunos filósofos y escritores. De estos últimos podemos citar a Cervantes, Shakespeare, Stendhal entre los filósofos podríamos citar desde Aristóteles a Nietzsche pasando por Tomás de Aquino. Pero destaca sobre todo el gran Spinoza con su teoría de las pasiones. Los teóricos del Eneagrama recogen algo de esta sabiduría al señalar las nueve pasiones fundamentales. Estas serían la ira, el orgullo, la vanidad, la envidia, la avaricia, el miedo, la gula, la venganza o lujuria ( que las asimila de una manera confusa) y la pereza. Estas pasiones existen y estructuran hábitos y actitudes. Que cada una configure una personalidad es más discutible. ¿ Existen las personalidades ? Esto nos lleva a la diferencia entre conceptos de base más realista y más nominalista. Un concepto de base realista sería el de ser humano, ya nos basamos en una diferencia biológica real que marca las diferencias interespecíficas. Uno más nominalista es el de personalidad o carácter, que se basa en una clasificación que acordamos, pero que no por esto es arbitraria. Todas las clasificaciones son discutibles pero si están bien pensadas tienen una base real porque se basan en una criterio existente. Por ejemplo la de Jung entre introvertido y extrovertido. O el mismo Freud cuando habla del carácter narcisista, el obsesivo y el dependiente. En este sentido la clasificación del eneagrama sería aceptable con una condiciones. La primera es que sirva para orientar pero no para clasificar. La segunda es que se relativizara y aceptara los tipos mixtos, ya que de otra forma adaptamos los hechos singulares a la doctrina y no al revés. La tercera es que nos olvidemos todas las subdivisiones. Por ejemplo Claudio Naranjo establece de una manera gratuita que hay en cada uno una versión social, una sexual y una conservadora. Son tres criterios poco consistentes que le llevan a forzar todo el sistema. De esta manera no solo clasificamos sino que adecuamos la realidad a lo apriorístico de la teoría. La tercera es que nos olvidemos de todo el sistema de relación entre avances y retrocesos porque nos sometemos a, como diría Lacan, el discurso del Amo. Esto es, en definitiva, lo que hace el Eneagrama, un discurso del Amo al que someternos. Perder lo más singular, lo más propio del deseo para no enfrentarnos a la angustia. De esta manera la identificación imaginaria nos salva de la angustia renunciando a lo que somos. Ni más ni menos.

19 comentarios:

  1. Luis, tu entrada es muy interesante y la he leído con mucha atención. Me parece muy polémica, tal vez una de las más polémicas que hayas escrito en tu blog, aunque desde luego eso está muy bien. No nos hacen pensar generalmente los clichés o la doxa común compartida por todos, sino las afirmaciones que se salen de lo común y que desafían la opinión comúnmente aceptada.

    Comparto tu análisis del eneagrama como una técnica esotérica que nos otorga un discurso del Amo al que someternos (lo que tal vez esto se aplique también a la terapia conductual-cognitiva) y una identificación imaginaria para el yo. De todos modos, lo peor del eneagrama está precisamente en su esoterismo, su misticismo y su apelación a extrañas entidades espirituales como las "nueve fuerzas cósmicas". Por ello, al eneagrama se le aplicaría el mismo análisis que hizo Adorno de las columnas de astrología de los diarios, como superstición "de segunda mano" caracterizada por varios elementos: (1) la condescendencia: el consumidor se siente inmerso en un juego de potencias, fuerzas y energías incomprensibles, de tal manera que toda su vida se integra en un marco de referencias imaginarias; (2) el narcisismo: se exalta la vanidad del cliente hasta límites ridículos; (3) el miedo: la sensación de que se necesita ayuda para superar los peligros de la vida personal y subjetiva. La astrología, dice Adorno, irrumpe en la vida defectuosa del sujeto, dándole a éste una importancia que las instituciones políticas y económicas le arrebatan (y lo mismo podría decirse del eneagrama). A esto habría que añadir, como bien señalas, Luis, la fuerte psicologización de la vida cotidiana propia del tardocapitalismo. Adorno insiste en que estas características distinguen a la astrología como falsa psicología de la psicología auténtica.

    No pienso que la psicología se pueda calificar como una pseudociencia: no lo es ni el psicoanálisis ni tampoco las dos escuelas principales de psicología experimental de laboratorio (con envidia de físico): el conductismo y el cognitivismo. La "psicología científica" (término comúnmente aplicado a estas dos últimas escuelas) tuvo su origen histórico en el siglo XIX, cuando se intentaron estudiar diversas cuestiones de la epistemología y la ética con métodos de la fisiología, creando así una pretendida "ciencia de la mente". Que hasta el día de hoy no se haya logrado tal propósito (o sólo relativamente) no implica que la psicología sea una pseudociencia, porque no presenta ninguno de los tres aspectos que la astrología explota en el sujeto, según el análisis de Adorno: ni condescendencia, ni narcisismo, ni miedo.

    Coincido en que el psicoanálisis no es ni ciencia ni filosofía estrictamente hablando, aunque seguramente se aproxime más a la filosofía (e incluso a la metafísica). Y lo mismo podría decirse de la llamada "psicología científica". De todos modos, no creo en la concepción positivista que establece una distinción tajante y sin fisuras entre ciencia y filosofía: porque hasta la ciencia más "dura" y experimental (como la física) es también muy filosófica. He tenido algunas discusiones en internet y he recibido muchos insultos por esto (la fobia extrema que muchos tienen hacia la filosofía y el psicoanálisis es merecedora de estudio por sí mismo). Aprovecho para exponer aquí mi opinión porque sé que este blog es un sitio seguro.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Discrepo con que se aplique al Eneagrama la crítica de Adorno (supongo que te refieres al libro "Bajo el signo de los astros"). Al menos, no a todos los eneagramas. Con esto me refiero que hay el Engr de los sufis, el de Gurdjieff, el Enegr traducido al lenguaje de la psicopatología que realizó Ichazo y que popularizó Naranjo, Palmer y demás californianos, y las popularizaciones baratas que han venido después, un poco moda New Age a la que sí se le puede aplicar la crítica de Adorno. De la misma manera que dices que el psicoanálisis no es ciencia ni filosofia, aunque ahora el eneagrama se haya "traducido" al lenguaje de la psicología, le pasa algo parecido. Es una herramienta que está a medio camino entre lo psicológico -que admite la crítica científica y filosófica- y lo espiritual, con todos los peligros que tiene éste último por falta de criterios de verificación consensuados. Es cierto que hay versiones del eneagrama que, como otras modas New Age, son herramientas de alienación estimulando el narcisismo de encerrar a los adeptos en "cajas" (soy un 1 , tu eres un 3, como si fuera el horóscopo). Sin embargo hay otros usos del eneagrama que no caen en esto. No todo el misticismo es alienación. Hay un buen libro sobre el eneagrama: Almaas -"Facetas de la unidad". La primera vez que lo leí no entendí bien desde donde lo escribía. Lo volví a leer años más tarde, después de estudiar un poco de Vedanta Advaita, y comprendí mucho mejor lo que decía. És una visión muy mística del eneagrama. No creo que sea alienante

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

      Eliminar
    3. Hola Enric. Elimino un mensaje porque me ha llegado repetido. Siempre lo aclaro.
      Bueno, no conozco el libro de Adorno. Me dediqué años a la astrología y también al eneagrama. los conozco bien. Son temas diferentes, estoy de acuerdo.
      Hablemos del eneagrama. Quería ajustar un poco de cuentas con él cuando escribí el post, que fue hace un tiempo pero que ahora, hablando d ela vanidad he querido actualizar. He leído todo lo que han escrito Naranjo, Palmer y similares, o casi todo. Lo cogí con pasión. También realicé un taller. Lo he aprovechado y continúo aprovechándolo como herramienta.
      Olvidémonos de la literatura barata sobre el tema. El que se utilice para etiquetar o para otientarse depende, sobre todo, de la persona que lo utiliza más que del tipo de eneagrama del que hablamos.
      No conozco el libro del que hablas. Lo buscaré.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Lo que retomas de Adorno es muy interesante. Yo mismo estuve en una época inmerso en la fascinación de la astrología, como la del eneagrama. Pero en las mejores versiones de ambos hay una cierta sabiduría sobre la psicología humana.Cuando digo que es una pseudociencia me refiero a la psicología más ideológica, basada en la adaptación y la estadística. El conductismo me parece un proyecto fallido que con el cognitivismo a dado lugar a este discurso conductual-cognitivo que es normalizador en la teoría y en la práctica).
    hay experimentación en psicología que ´si me parece científica, quizás la psicología como ciencia sea uaún un proyecto en construcción. hay elementos válidos, mi afirmación es algo polémica y yo mismo la relativizaría. El psicoanálisis es incalsificable. Si lo incluimos todos al final es demasiado ecléctico.
    Coincido contigo en la crítica al positivismo. Voy a colocar otra reseña sobre W. que me gustaría que comentaras.
    Mi blog está abiero a tus opiniones, siempre interesantes.

    ResponderEliminar
  3. Sí, no cabe duda de que los astrólogos hábiles, lo mismo que los partidarios del eneagrama, tienen conocimientos sobre psicología humana. El efecto Barnun explica mucho del poder de convicción de la astrología y del eneagrama, y sus practicantes lo utilizan a menudo conscientemente. Por otro lado, hasta Kepler y Newton practicaron astrología. El esoterismo de Newton era muy curioso: hasta quiso hacer un análisis astrológico-matemático del Libro del Apocalipsis.

    Coincido contigo en que la psicología es, como mucho, una ciencia en construcción: por tanto, en gran medida sigue siendo filosofía (como se ve claramente en el hecho de que las principales escuelas de la psicología son desarrollos del racionalismo cartesiano y del empirismo anglosajón).

    Por supuesto, una parte muy importante de la llamada "psicología científica" es ideología. De hecho, aunque en efecto determinados métodos y hallazgos experimentales sí podrían considerarse científicos, en realidad la práctica psicológica actual (en concreto, la psicología conductual-cognitiva) es un instrumento de control social y una parte integral de la ideología dominante, al ofrecer como única solución a la "felicidad" del individuo la adaptación al sistema político y económico en que vivimos. La llamada "psicología positiva", tan de moda últimamente, va por este camino.

    Como dice Ian Parker, la psicología actual, la "científica", está profundamente alienada. Parker propone una psicología crítica y alternativa, basada en el análisis deconstructivo del discurso, el marxismo trotskista, el psicoanálisis de Lacan y la filosofía de Zizek. Esta psicología crítica se vincula con la lucha política y se concibe como un instrumento de emancipación y de tranformación social, y no sólo individual. Se hace eco de la afirmación de Freud de que toda psicología es psicología social.

    De todos modos, algunos psicólogos marxistas han intentado salvar las aportaciones de la psicología científica. Por ejemplo, Jerome Ulman busca una síntesis de Marx y Skinner; y William Frawley hace lo propio con Marx y la ciencia cognitiva, a través de Vygotsky. ¿Han tenido éxito estos autores? Yo creo que no, y ellos mismos reconocen sus muchas dificultades. Aunque no dejan de tener aportes buenos.

    En este sentido, es muy interesante 'La Psicología como ideología' de Ian Parker, publicado por la editorial Catarata en 2011.

    ResponderEliminar
  4. Tomo nota del libro, se lo pediré a la editorial para hacer una reseña. Yo te recomiendo el libro "Servidumbre liberal", del que tengo en el blog una reseña, uno de editorial virus que se llama, creo, antipsicología.
    De acuerdo con lo que dices,me ha servido para moderar mi término pseudociencia. Mejor, como dices, ciencia en construcción.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. En líneas generales, estamos de acuerdo en la caracterización de la psicología. El calificativo de "ciencia en construcción" indica que, en efecto, la psicología aún no es una ciencia. Ahora bien, ¿podrá llegar a ser ciencia alguna vez? Ian Parker opina que no, seguramente con toda razón: por eso su Psicología Crítica es básicamente filosofía, psicoanálisis y política marxista. Parker sostiene que cuanto más científica se auto-pretende la psicología, más ideológica es (y, por tanto, en cierto sentido, más "pseudocientífica", aunque no llegue al nivel de la astrología o la parapsicología, por ejemplo).

    Al calificar a la psicología de "ciencia en construcción", habría que hacerlo en el mismo sentido utilizado por Kafka en su magistral relato "La construcción de la muralla china": la construcción de ésta no tiene fin, una muralla china acabada y completa es sencillamente imposible, lo único que se consigue es multiplicar los fragmentos de muralla aislados en mitad del desierto que, por tanto, no tienen ninguna utilidad. En última instancia, la construcción inacabable y siempre abocada al fracaso de la muralla imposible sólo sirve para que el poder perpetúe su autoridad simbólica sobre sus súbditos. Creo que exactamente lo mismo puede aplicarse a la "psicología científica", que es como la muralla china del cuento de Kafka.

    Pero, afortunadamente, ésta no es la única psicología posible.

    Me apunto el libro 'Tratado de la Servidumbre Liberal' de Beauvois, junto con 'El Capitalismo Histórico' de Wallerstein, como lecturas inmediatas. Gracias y un gran saludo.

    ResponderEliminar
  6. Me está resultando especialmente esta conversación, Juan Carlos. Se me ocurre otro adjetivo : "una ciencia fallida" tomando fallido en sentido lacaniano, como algo que no encaja pero que puede ser fecundo. Pero "ciencia en construcción" también está muy bien.
    He encaragado el libro de Parker. haré una reseña y sobre ella podemos conversar. También te invito a que empecemos un debate a partir del tratado d ela servidumebre liberal ( que por cierto, su prólogo es de nuestro apreciado Zizek). Por cierto, dicho entre paréntesis, ya no leo nada de Ziziek porque acabé saturado. ¿ te parece que alguna de las últimas publicaciones aporta algo realmente nuevo y vale la pena ?
    Otra pregunta ¿ estudiaste psicología ? Yo estudié dos años y lo dejé. Luego hice un cusos de postgrado sobre psicopatología clínica en la que comprobé con claridad todo lo que criticamos. Finalmente, me psicoanalicé un tiempo y trabajé en plan autodidacta a Freud y Lacan.
    Continuaremos, amigo Juan Carlos, eres todo un estímulo para seguir colgando cosas. Estoy aprendiendo mucho con tus anotaciones.

    ResponderEliminar
  7. Cierto, Luis, lo de "ciencia fallida" está muy bien, así como la referencia lacaniana. "Ciencia fracasada" y "ciencia imposible" (también con resonancias lacanianas) pueden ser otros calificativos adecuados.

    Me parece muy bien la idea de esos debates. Respecto a Zizek, entiendo que te sientas saturado dado que muy a menudo se repite, sobre todo en sus artículos colgados en internet. Sin embargo, creo que sus últimos libros son de lo mejor que ha escrito Zizek: hace un año leí 'En defensa de las causas peridas' y me pareció fascinante. Ahora mismo estoy acabando de leer 'Viviendo en el final de los tiempos', también publicado recientemente por Akal, e igualmente me parece magnífico. Me gusta que los últimos libros de Zizek sean extensos, pues eso le permite tratar los temas con una mayor profundidad que a la que nos tenía acostumbrados.

    He recibido asimismo el último libro en inglés de Zizek, titulado 'Less than Nothing. Hegel and the Shadow of Dialectical Materialism' ('Menos que Nada. Hegel y la Sombra del Materialismo Dialéctico'), con el que también me pondré en breve. Este libro es el magnum opus de Zizek: un tratado enciclopédico de 1056 páginas sobre la filosofía de Hegel y su vigencia actual, y naturalmente también sobre Freud, Lacan, Heidegger, Badiou, la dialéctica, el materialismo, la teoría de la evolución, la neurociencia y hasta la física cuántica:

    'Less than Nothinh. hegel and the Shadow of Dialectical Materialism'

    En suma, no sólo no me cansa Zizek, sino que creo que ahora mismo está en la cumbre de su carrera, y además está produciendo las obras más interesantes y con más enjundia filosófica de todas las que ha escrito. De hecho, lo mejor que he leído de Zizek es precisamente 'En defensa de causas perdidas' y 'Viviendo en el final de los tiempos', junto con 'Visión de paralaje' y 'El sublime objeto de la ideología'. Lo malo es que la traducción al castellano de 'Visión de paralaje' es deleznable, llena de errores casi en cada página (de hecho, para entender ese libro tuve que leerlo en inglés). En cambio, los dos primeros libros sí tienen una traducción muy cuidada, como todos los de la editorial Akal. Espero que también Akal se haga cargo de la traducción de 'Less than Nothing'.

    Por último, sí, soy psicólogo y he trabajado en orientación psicopedagógica, lo que siempre me ha creado mucha incomodidad y muchos problemas de conciencia. Por eso una perspectiva como la de Ian Parker es una ráfaga de aire fresco.

    Para mí es igualmente un placer tener estas conversaciones contigo, Luis, de las que también aprendo, como también aprendo muchísimo de todas las entradas de tu blog. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Perfecto Juan Carlos, me estás animando con Zizek. He leído la versión castellana de "visión d eparalaje" y me parece el mejor libro de Ziziek, junto con "mirando al sesgo". No domino el inglés y no me dí cuenta que la traducción fuera tan mala. De todas maneras, como tengo apuntes del libro voy a aimprovisar una reseña que colocaré en el blog y podemos ir comentando. Conseguiré los dos libros de Zizek d elos que me hablas.
    Continuaremos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Juan Carlos, renuncio a la reseña de "Visión de paralaje". DEmasiado complicado y ahora, revisando las notas y el libro, me doy cuenta de o que dices: a la complejidad se le añaden complicaciones que, por fuerza, han de ser d ela mala traducción. Tú me lo has acalarado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Luis, quizás fui un poco excesivo al calificar la traducción castellana de 'Visión de Paralaje' como deleznable. Es en general una mala traducción, pero sobre todo gramaticalmente. La prosa ágil y concisa del inglés original de Zizek aparece en la versión traducida como una prosa a menudo torpe, enrevesada y cacofónica, lo cual a mí en especial me ha causado dificultades de comprensión en algunos pasajes. Al leer el original en inglés, me he encontrado con que no había dificultad de comprensión alguna. Por otro lado, ciertamente hay errores semánticos de traducción, como traducir "flagelantes" por "cutters" o "sociedad civil mundana" por "world civil society". Quizás yo encontré más dificultades en la versión castellana por el hecho de que cuando la leí era bastante lego en la materia, al menos en filosofía continental y en psicoanálisis lacaniano, con lo cual no podía compensar o corregir mentalmente los errores y ambigüedades del texto. En esos tú sin duda me llevarías ventaja.

    De todos modos, la traducción castellana, aunque mala, es inteligible; sólo una mínima parte resulta ininteligible, y no es decisiva para la comprensión global de la obra. Por eso, Luis, aunque sólo hayas leído la versión en castellano, creo que es suficiente para que puedas hacerte una idea bastante cabal del texto, pues los errores de traducción son sobre todo de gramática y de sintaxis (lo que hace a menudo molesta y farragosa la lectura, pero tampoco la hace ininteligible ni tampoco traiciona el contenido del original, aunque éste esté mucho mejor escrito).

    Por tanto, Luis, creo que sería muy interesante que pudieras publicar aquí una reseña, aunque fuera breve o incompleta, de 'Visión de Paralaje'. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Bueno Juan Carlos, me pondré las pilas. Pero ya que tú me das trabajo haremos un intercambio. Hay un blog que tengo como enlace que se llama Spinozanas : filosofía y política. Lo lleva un amigo mio mejicano al que le gusta Ziziek. Ha introducido un texto ( puedes verlo) de Ziziek sobre Spinoza en inglés. Me enecantaría ( y a él también seguro) que lo pudieras traducir.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias por tu esfuerzo desinteresado, Luis. Acepto el trato: traduciré el texto de Zizek sobre Spinoza, como siempre muy interesante. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Perfecto, Juan Carlos. Cuando lo leas ya me enviarás algún comentario. Cuando tengas la traducción me lo dices. Quiero comentar el artículo porque estoy muy metido en Spinoza.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. El eneagrama es una ayuda para el conocimiento personal. Ls base desde el inicio de los tiempos del ser humano para ser feliz y desarrollarse en comunidad. Nada más . ( no tanto rollo mental ke es la base de todos nuestros problemas . Un saludo

    ResponderEliminar
  15. El tema de todo lo relacionado con la New Age, incluido el Eneagrama, es para mi un simple juego de ideas, sacadas del horóscopo que no son ni siquiera teorías con un fin embaucador y narcisista. Es una especie de matemáticas en donde el resultado no importa pero todo el mundo que se adentra en ella dice comprender y las respuestas son infinitas y erróneas pero con sensación de comprenderlo. El objetivo es narcisista y también económico ya que el que paga por un curso de Eneagrama también pagará por todo el catalogo de cursillos que le ofrecerán después.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En parte estoy de acuerdo pero algo intuitivo tiene que se puede aprovechar. Y algo más que puro narcisismo s epuede sacar de sus libros y sus cursos. Yo tengo la experiencia. me gustaría saber en que te basas para esta afirmación tan drástica. me gusta saber con quién hablo.

      Eliminar

Temas

. .LUIS ROCA JUSMET ABUSOS SEXUALES A NIÑOS ADA COLAU. AFECTO AGUSTIN BASAVE AGUSTIN GARCIA CALVO AGUSTIN GARCIA CALVO. AJOBLANCO ALAIN BADIOU ALBERT CAMUS ALBERTO MONTERO ALEGRÍA; DOLOR ALEJANDRO TEITELBAUM ALEXANDER KÒJEVE ALEXANDER NEHEMAS ALFONSO GALINDO ALFRED HITCHCOCK AMADOR FERNANDEZ-SAVATER AMARTYA SEN AMOR AMSTERDAM ANA AZANZA ANALISI POLïTICO ANALISIS POLITICO ANDRÉ MALRAUX ANDREA GREPPI ANGEL DIAZ DE RADA ANNA QUINTANAS ANTONIO DAMASIO ANTONIO J. ANTON FERNANDEZ ANTONIO MUÑOZ MOLINA ANTONIO ORIHUELA ANTROPOLOGIA ARISTOTELES ARISTÓTELESARISTOTELES ARLIE RUSSELL HOCHSCHILD ARNOLD i. DAVIDSCON ARNOLD i. DAVIDSON ARTE ARTES MARCIALES ARTHUR ROSENBERG ATEISMO AUTOBIOGRAFIA AUTORIDAD BALTASAR GRACIAN BANSKY. BARCELONA BELLEZA BERLIN BERTRAND RUSSELL. BIOETICA BIOPOLITICA BRIAN GOLDWIN BRUCE ROSENBLUM BRUNO BETTELHEIM BUDAPEST BUDISMO CARL J. JUNG ) CARLO SAVIANI CARLOS CASTILLA DEL PINO CATHERINE MILLOT CESAR RENDUELES CHANTAL MOUFÉE CHARLES TAYLOR CHARLES TILLY CHINA CHRISTINE ANGOT CIBERESPACIO CIBERGUERRA CIBERSEXO CINE CINISMO CIORAN CIUDADANO BIOLOGICO CLAUDE LEFORT CLAUDIO NARANJO CLEMENCE ROSSET CLEMENCE ROSSET. ClÉMENT ROSSET COMUNISMO CONFUCIO CORNELIUS CASTORIADIS COSMOPOLITISMO CUERPO CULPA DANIEL BLANCHARD DANIEL COHEN DANIEL GOLEMAN DANIEL KAHNEMAN DARIAN LEADER DAVID H. FINKENSTEIN DAVID HELD DAVID HUME DAVID HUME. DAVID LYNCH DELIRIO DEMOCRACIA DEPORTE DERECHO DERECHOS HUMANOS DESCARTES DESEO DIANA S. RAVINOVICH DIDACTICA DE LA FILOSOFIA DIGNIDAD DOLOR DOLOR. SLAVOJ ŽIZEK DOLORES PAYÁS DOMENICO MORO ECONOMIA CRITICA EDUARDO GALEANO EDUCACION EJERCICIOS ESPIRITUALES EL CUIDADO DE SI EL VIEJO TOPO ELEANOR ROSCH EMOCIONES ENEAGRAMA ENRIQUE UJALDÓN ENSAYO EPICTETO. EPICUREISMO EPISTEMOLOGIA ERASMO DE ROTTERDAM ERICH FROMM ERNESTO LUCLAU ERNST CASSIRER. ERNST JÜNGER ESCRITURA ESCUELA DE KYOTO ESQUIZOFRENIA ESTADIO DEL ESPEJO ESTADO ESTETICA ESTOICISMO ETA ÉTICA EUGENIO TRÍAS EUSKADIKO EZQUERRA EUTANASIA EVA ILLOUZ EVAN THOMPSON EXPERIENCIA FALANGE FASCISMO FELICIDAD FELIPE MARTINEZ MARZOA FÉLIX GUATARI FELIX GUATTARI FÉLIX OVEJERO. FERNANDO DIAZ FERNANDO SAVATER FILOSOFIA FILOSOFIA DE LA CIENCIA FILOSOFIA DE LA CIENCIA. FILOSOFIA DE LA CULTURA FILOSOFIA DEL CUERPO FILOSOFIA DEL LENGUAJE FILOSOFIA ESPAÑOLA FILOSOFIA MORAL FILOSOFIA MORAL. FILOSOFIA Y CHINA FILOSOFIA Y FISICA FILOSOFIA Y LOCURA FILOSOFIA Y MEDICINA FILOSOFIA Y PSICOANALISIS FRANCESC TOSQUELLES FRANCISCO J. VARELA FRANCISCO VAZQUEZ GARCIA FRANÇOIS ANSERMET FRANÇOIS CHENG FRANÇOIS JULLIEN FRANÇOISE DOLTO FRED KUTTNER FREUD FREUD. FRITZ PERLS GAIZKA FERNANDEZ SOLDEVILA GEOGRAFIA GEORGES BATAILLE GEORGES BATAILLE.ELISABETH ROUDINESCO GEORGES CANGUILHEM GEORGES DIDI-HUBERMAN GERARD GUILLERAULT GERARD MENDEL GERARDO PISARELLO GERD BAUMANN GILLAD ATZMON GILLES DELEUZE GILLES LIVOPETSKY GIOGIO COLLI GIORGIO AGAMBEN GIORGIO COLLI GIOVANNI ARRIGHI GLOBALIZACION GOETHE GONÇAL MAYOS GRÉGOIRE LALIEU GREGORIO LURI GUILLEM MARTINEZ GUINEA ECUATORIAL GUSTAVO BUENO GUY DEUTSCHER HAIKU HANNA ARENDT HAQ HEGEL HERVE TANQUERELLE HISTORIA HOBBES HOLANDA HOLDERLIN HUMBERTO MARTURANA. IAN HACKING IAN PARKER IDENTIDAD IDENTIFICACIÓN IDEOLOGIA IDEOLOGÍA IGNACIO ÁLVAREZ-OSSORIO IGNASI ALBADI ILLYA PRIGOGINE IMAGINACIÓN IMAGINARIO IMMANUEL KANT IMMANUEL WALLERNSTEIN INDIA INTELIGENCIA EMOCIONAL INTELIGENCIAS MÚLTIPLES INTERCULTURALISMO INVIERNO JACOBO MUÑOZ JACQUES LACAN JACQUES LACAN; SLAVOJ ŽIZEK JACQUES LACAN. JACQUES RANCIÈRE JAIME PASTOR JAVIER PÉREZ ANDÚJAR JAVIER PETEIRO JEAN ALLOUCH. JEAN FRANÇOIS BILLETER JEAN MARIE GUYAU JEAN OURY JEAN PAUL SARTRE JEAN-LOIS BEAUVOIS JEREMY CORBIN JEROME KAGAN JESÚS ESQUERRA GÓMEZ JOAQUIN ABELLAN JOHN GRAY JOHN LOCKE JOHN NART JOHN READ JOHN SCOTT JOHN STUART MILL JOHN STURAT MILL JORDI AMAT JORDI RIBA JORDI ROCA JUSMET JORGE ALVAREZ YAGÚE JORGE LUIS BORGES JOSÉ ALVAREZ JUNCO JOSE ANGEL RODRIGUEZ RIBA JOSE ANTONIO CERRILLO JOSE ANTONIO PEREZ TAPIAS JOSE LUIS MONEREO JOSE LUIS MORENO PESTAÑA JOSE MANUEL ROCA JOSE Mº TORTOSA JOSEBA ARREGI JOSEP FONTANA JOSEP MOYA JUAN CARLOS USÓ. DROGAS JUAN COLOMAR JUAN MANUEL NAREDO JUDITH SHAKLAR JULIAN MARÏAS JUNG JUSTICIA KANT KAREN AMSTRONG KARL MARX KARL POLANYI KATE PICKETT KIERKEGAARD KOJIN KARATANI KWAME ANTHONY APPIAH KWANE A. APPIAH LEIBNITZ LEIBNIZ LEON BLUM LEOPARDI LESLIE JAMISON LEY LIBERALISMO LIBERTAD LIGA COMUNISTA LIGA COMUNISTA REVOLUCIONARIA LIONEL SHRIVER LO REAL LOCURA LOGICA LOREN M.MOSHER LOUIS ALTHUSSER. LUDWIG WITTGENSTEIN LUIS ROCA JUSMET LUIS ROCA JUSMET LUIS ROCA JUSMET. LUIS VEGA REÑÓN LYNNE RAMSAY MANUEL ATIENZA MANUEL FERNANDEZ BLANCO MANUEL SACRISTAN MAQUIAVELO MARC PERELMAN MARCO AURELIO; MARGARITA VON TROTTA MARIO IZCOVICH MARIO MONTINARI MARK FISCHER MARQUES DE CONDORCET MARTIN ALONSO MARTIN GARDNER MARTIN HEIDEGGER MARX. MASSIMO RECALCATI MATTHEW STEWART MAURICE MERLAU PONTY MAURICE MERLEAU PONTY MECANICISMO MENCIO MICHEL FOUCAULT MICHEL FOUCAULT. MICHEL J.SANDEL MIGUEL ABENSOUR MIGUEL BASSOLS MIGUEL MOREY MIGUEL POVEDA MIQUEL BASSOLS MIRCEA ELIADE MOHAMED HASSAN MONTAIGNE MONTSERRAT GALCERAN MONTSERRAT RODRIGUEZ MULTICULTURALISMO MULTINACIONALES MUNDOS PARALELOS MÚSICA NACIONALISMO NAZISMO NEOLIBERALISMO NEPAL NEUROCIENCIAS NICOLAS SANCHEZ VARELA NIETZSCHE NIKOLAS ROSE OCTAVE MANNONI ODIO ONTOLOGIA OPUS DEI ORTEGA Y GASSET PABLO CIACCIARI PABLO IGLESIAS. PACO FERNANDEZ BUEY PARANOIA PARRESIA PASIOMES. PASIONES PATERNIDAD PAUL RICOUER PAUL THOMAS ANDERSON PECADOS CAPITALES PEDAGOGIA PEDRO LAIN ENTRALGO PERCEPCIÓN PERE SABORIT PERE SABORIT. PEREZA PERSONA. PERVERSiÖN PHILIP PETTIT PHILIPPE PETTIT PIERRE BAYLE PIERRE CLASTRES PIERRE HADOT PIERRE MAGISTRETTI PLACER PLATON PLATON. PODEMOS PODEMOS UNIDOS PODER PASTORAL PODER; LIBERTAD POESIA POPPER POPULISMO: PRIMAVERA PSC PSICOANALISIS PSICOANALISIS Y MEDICINA PSICOANALISIS Y NEUROCIENCIAS PSICOANALISIS Y POLITICA PSICOANALISIS. PSICOLOGIA PSICOSIS PULSION PULSIÓN DE MUERTE QUENTIN MEILLLASOUX RAFAEL BURGOS RAFAEL DIAZ SALAZAR RAFAEL LÓPEZ ROMO RAMON CASARES RAMON RODIGUEZ PRADA RAYMOND ARON RAYMOND DEPARDON RECONOCIENTO REMO BODEI REPUBLICANISMO RESPETO RESPONSABILIDAD RICARDO ESPINOZA RICHARD A. CLARKE RICHARD P. BENTALL RICHARD PEET RICHARD RORTY RICHARD RORTY. RICHARD SENNETT RICHARD WIKINSON ROBERT K. KNAKE ROBERTO AUGUSTO ROBERTO ESPOSITO ROBERTO MUSIL ROBERTO SAVIANA ROGER BARTRA ROUSSEAU RUDIGER DAHLKE SALVADOR LOPEZ ARNAL SAMI-ALI SAMURAI SANDOR MARAI SANTIAGO CASTELLANOS SANTIAGO LOPEZ PETIT SCHOPENHAUER SENECA SENSACIONES SENTIMIENTOS SEXUALIDAD SHAKESPEARE SHELDON S.WOLIN SIGMUND FREUD SIMBOLICO SIMONE WEIL SIRIA SISTEMA ELECTORAL. SLAVOJ ŽIZEK SOCIALDEMOCRACIA SOCIEDAD SOCIOLOGIA SOCIOLOGIA. SOCRATES SÓCRATES. SPINOZA STEVEN B. SMITH SUICIDIO SUJETO SUPERYO. SYRIZA TAISEN DESHIMARU TAOISMO TEORIA POLITICA TEORÍA POLíTICA TERAPIA GESTALT TERRY EAGLETON THORDWARLD DETHLESFSEN TIEMPO TIM JACKSON TOMAS R. VILLASANTE TONY JUDT TOTALITARISMO TRANSICION TRASTORNOS ALIMENTARIOS TRSTEZA TTIP TZEVAN TODOROV TZVETAN TODOROV VALENTIN GALVAN VEJEZ VERDAD VERGUENZA VIAJES VICENTE SERRANO LOBATO VIENÇ NAVARRO VIOLENCIA VITALISMO W.O. QUINE WALTER BENJAMIN WALTER SCHIMID WITTGENSTEIN YAMAMOTO TSUNETOMO. YIDAHISMO; YIHADISMO ZYGMUND BAUMAN