viernes, 3 de marzo de 2017

UNA ENTREVISTA DE LUIS ROCA JUSMET A MASSIMO RECALCATI


Resultat d'imatges de massimo recalcati
¿Qué relación hay entre el declive del padre y lo que llamas la clínica del vacío? Planteas  que la clínica del vacío cuestiona la estructura clínica neurótica del sujeto dividido, la represión y el inconsciente, pero que al mismo tiempo no cuestiona las estructuras clínicas.
La clínica del vacío es una clínica que está caracterizada por el eclipse del deseo. Esta clínica no coincide con la psicosis, pero no se refiere tampoco a la denominada organización borderline de la personalidad. La clínica del vacío es una clínica que funciona en ausencia del inconsciente, en ausencia de lo que podemos llamar el síntoma metafórico, basado en la represión y el retorno de lo reprimido. El ejemplo más evidente de esta clínica del vacío es el de la anorexia: aquí el sujeto custodia un vacío disociado de la falta. Se aniquila el deseo y en esta medida no puede transformar el vacío en falta. Hay un proceso en el que se borra toda huella del sujeto del inconsciente. De esta forma hay únicamente un goce narcisista, un goce uno sin partenaire sexual. Es todo Yo y el sujeto queda totalmente disociado del Otro. Es el paradigma “frío” más puro de la clínica del vacío.
¿Quiere esto decir que la clínica del vacío haría referencia a una estructura clínica perversa o psicótica?
La clínica del vacío tiene en común con la psicosis y la perversión la primacía de lo real y de lo imaginario sobre lo simbólico. Primacía de lo real quiere decir aquí desregulación pulsional. Primacía de lo imaginario  basada en la fetichización del Yo y de sus objetos. Ni lo real ni el yo quedan vinculados al inconsciente. Falla lo simbólico, el Ideal que se transmite por la metáfora paterna,
La figura del padre que defiendes cuando hablas del complejo de Telémaco y que sustituiría a la del que surge del complejo edípico, ¿no es demasiado amable como para ser un agente de la prohibición? ¿Consideras necesario, como hacen algunos, reivindicar la autoridad de este padre en declive para restablecer este orden simbólico en crisis?
Cuando hablamos del padre que está en declive estamos hablando del padre de la ideología patriarcal, que no es otra cosa que el Padre-Amo. ¿Qué queda del padre?No lo podemos idealizar. Su voz es la de una ley que excluye la excepción y la de una autoridad que excluye el deseo. Su pedagogía es de naturaleza fascista. Este padre es el que habita las pesadillas de la neurosis, es el de la ley, que goza al infligir su castigo. La neurosis no deja de ser una interpretación exclusivamente sacrificial de la ley. No capta, por citar una máxima evangélica, que no es el hombre el que está hecho para la ley, sino que es la ley la que está hecha para el hombre. Frente a la evaporación de esta figura de la paternidad no hay necesidad de sentir ninguna nostalgia.
¿Cuáles son las implicaciones políticas de este declive del padre? ¿Es Berlusconi un síntoma político de este declive del padre?
El berlusconismo ha mostrado los efectos de la caída del padre. Ha reducido al padre a la triste  figura del “papi” en la que este aparece con la forma de la farsa. Ha invertido la idea del padre como símbolo de la Ley de la castración, que limita el goce, en la del “papi”. Es la  expresión del goce que deviene la única forma de Ley.
 También el movimiento 5 estrellas¿cuál es su papel respecto a este declive del padre?
En el movimiento 5 estrellas la figura de Grillo introduce, por el contrario, la figura de un padre cuya apariencia es la del hermano, pero cuya prepotencia restaura la del padre freudiano de la horda. Él ha generado el movimiento 5 estrellas, él lo puede deshacer cuando quiera. En el movimiento 5 estrellas se predica la igualdad pero, al igual que en la granja de animales de Orwell, hay alguien que es más igual que los otros…
Agradezco a Massimo Recalcati sus breves pero condensadas palabras. Y a Silvia Grases por haberme puesto en contacto con él y haber traducido sus respuestas.

2 comentarios:

  1. L'Home ha perdut el referent patern, la Llei del Pare, sota una nova llei del Pare basada en el gaudi, consumeix-te! o millor encara o menys roí, consumeix! La restauració d'aquesta llei és com diu el psicoanalista, el feixisme i no és per tant desitjable, el que sí és desitjable és fer del desig el nou amo, tot i que un límit en un mandat categòric del super-jo no estaria mal per a poder endegar el que ha esdevingut l'esquizofrènia actual. I és en el camí cap a la destrucció i destronació del Pare que la Història ha conegut els seus millors moments, caldrà aleshores un nou límit que destronar, una nova cursa que acabar, però evitant com siga l'esquizofrenització de la nostra cultura, tot i que jo pense que hem entrat, i estem al IV Any, a l'Era de Déu, Crist, i Dionís, una era on l'esquizofrènia ha substituït a la psicopatia primera i a la paranoia després, esperem que aquesta solució, la de les deones ens siga propícia.

    Vicent

    ResponderEliminar
  2. La civilització del present i la del futur que ja ens ve serà una en què convisquen el normòpata, primer amo, el paranoic, segon fins ara, l'histèrica-esquizofrènic l'actual, i com no, junt amb aquests el depressiu i el maníaco-depressiu, que també hi diran la seua, ha de ser una societat on ja no hi haja grans creuades, on no s'hi elimine el mal, on hàgem fet les paus amb el mal exterior i interior, on es tracte el mal, al dimoni, la seua representació, com un déu igual a nosaltres, hòmens, de tu a tu, sense jutjar-lo i deixant sempre un lloc per a la seua vida dins i fora de nosaltres, fent les paus, com deia Jung amb la nostra ombra. Eixa és la Nova Era de Déu, Crist i Dionís, o de les dones, o del paradigma histèric-esquizofrènic en contra del normòpata que hi va existir des de la Prehistòria o el paranoic des del capitalisme.

    Vicent

    ResponderEliminar

Temas