miércoles, 23 de septiembre de 2015

MI VOTO AL PSC









Escrito por Luis Roca Jusmet

 Lo que he hecho siempre, y continuaré haciéndolo, es defender que hay que votar. O mejor dicho, lo hago desde que se me pasó la etapa juvenil izquierdista que, como dijo Lenin, es la enfermedad infantil del comunismo. Podríamos decir , generalizando, que es la enfermedad infantil de la izquierda. Como explicó Lenin, lo que hace el izquierdismo es sustituir el movimiento real de las masas por el voluntarismo y las realidades por los deseos. Sin ser leninista hoy leninista, pero continuando siendo de izquierdas, me vale la definición. No soy leninista pero me parece que es una buena definición que también vale para un socilademócrata consecuente. La verdad es que para mí ser de izquierdas quiere decir defender el Estado de Derecho, entendiendo como tal el que garantiza las libertades políticas e individuales y pone los medios para garantizar los derechos sociales y laborales. Es una definición modesta pero ambiciosa. Quiere recoger lo mejor del liberalismo, del republicanismo y del socialismo. Me parece que la "Declaración Universal de los Derechos Humanos" es la que mejor recoge este espíritu. Es una apuesta radical porque va contra la lógica del capitalismo y de la burocracia, es decir de las oligarquías económicas y políticas. Pero aceptando la economía de mercado y la democracia liberal. Hay que buscar fórmulas participativas pero la base de la democracia debe ser unas elecciones con sufragio universal donde se presenta opciones políticas diferenciadas. Es la apuesta de la socialdemocracia y estas últimas semanas estamos viendo con esperanza como los viejos partidos socialistas tienen la capacidad de renovarse y superar sus tendencias oligárquicas ( que son propias de cualquier partido de gobierno).
 La democracia española, incluso desde el punto de vista liberal, tiene muchas limitaciones. Pero es un sistema democrático y España es un Estado de Derecho.La Constitución debe y puede mejorarse pero no hay que olvidar que salvo en cuestiones concretas ( monarquía, privilegios de la Iglesia) es una Constitución basada en los derechos humanos y que quizás debemos pensar más en aplicarla de manera radical que en cambiarla. Otra cuestión es el modelo territorial que puede discutirse y reformarse en un sentido más federal.
  El 27 S se convocan elecciones en Cataluña. Estas elecciones quieren ser, según la Generalitat, plebiscitarias. Las elecciones plebiscitarias son antidemocráticas de por sí porque se votan opciones heterogéneas que se pretenden reducir a un solo tema. Porque una opción tan radical como separarse del Estado del que se forma parte, pretende hacerse con una mayoría simple y que se basa en un recuento en el que el voto de un ciudadano de Lérida vale más que el de Gerona y el de Gerona que el de Barcelona.

 Delante de esta situación lo que es prioritario en primer lugar es que no gane la propuesta Junts pel sí o la CUP, colofón del independentismo que no solo no es deseable sino que nos conduciría al desastre. Por otra parte la propuesta Catalunya sí que pot, que se pretende de izquierdas sin presentarse como tal, está totalmente atrapada en el juego sobernaista del Dret a decidir y ni se sabe si los que se presentan son o no son independentistas. Son la ceremonia de la confusión. Luego están las opciones de la derecha catalanista, que es UDC, o españolista, que es el PP. Ciutadans ya se ha definido en una línea que podr´çaimso llamar de la derecha liberal.
 Solamente queda el PSC y las pequeñas formaciones que se presentan como de izquierda no nacionalista como Recortes cero. Pienso que hay que ser posibilista y esto quiere decir que un voto debe materializarse en el apoyo a un representante que puede salir. A pesar de las corruptelas en la que han estado implicados dirigentes del PSC, de su deriva nacionalista y en algún momento neoliberal, hoy el PSC quiere hacer una apuesta socialdemócrta y federalista. 
El PSC, para mí. cometió el grave error porque potenció el soberanismo con Maragall al proponer un cambio de Estatut que tenía como base la consideración de Cataluña como sujeto soberano. Pero los que estaban al frente del partido en aquellos momentos se han ido a un partido nacionalista, el MES. Se confiaba en Maragall como el que nos daría una salida a la hegemonía nacionalista y acabó entrando en su juego más que ofreciendo una alternativa. 
 Dentro del PSC han aparecido redes mafiosas y corruptelas, cuyo caso más claro es el de Manuel Bustos en Sabadell.
 También diluyó, como el PSOE, una posición clara de izquierdas en muchos aspectos, interiorizando aspectos del neoliberalismo.
 Espero que el trayecto por el desierto que está atravesando hoy el PSC le depure de arribistas y oportunistas y sea capaz de participar en la construcción de una alternativas de izquierdas no nacionalista en Cataluña. Espero que el ejemplo de Gran Bretaña sea un estímulo para hacer del PSC un partido federalista de izquierda con unos principios éticos comprobados.
 En todo caso lo que sí tengo claro es que es el voto más coherente para un ciudadano catalán de izquierdas no nacionalista.

10 comentarios:

  1. Estoy convencido en que el voto de izquierdas que defienda el tema lingüístico, el político y en parte el económico podría ser PSC en Catalunya, pero no hemos de olvidar, como usted ha dicho, el error que supuso la tangibilización del estatus político de la lengua catalana y de ciertos avances en autogobierno, con el nuevo estatuto, esto trajo la marcha hacia atrás del PP y la eliminación, que aún existe bajo ley, de la inmersión lingüística, esto es lo que verdaderamente ha creado el problema del independentismo y, mientras Castilla no se dé cuenta la amenaza seguirá, seguirá siempre. La esperanza a ser entendido y contestado en la lengua de nuestra madre o padre, esa esperanza quedó truncada y ha sido la gasolina más potente del independentismo, ahora sólo queda "rezar" para que no triunfe el junts pels sí y esperar un cambio en la Constitución española que dignifique "legalmente" las lenguas periféricas y digo legalmente, porque de facto en Catalunya ya tiene o tenía muchas ventajas.
    Y la independencia del profesorado ha de ser absoluta, para dar clase de historia o de otras materias, todos sabemos que no todo el monte es orégano y, en la diferencia es donde se pueden encontrar verdades, siempre vistas como valor de uso o de cambio, que no absolutas, ni para la creación o convicción en Catalunya de la nación española ni al contrario.

    Vicent

    ResponderEliminar
  2. Es usted un valiente don Luis, por decir esto en voz alta. Le entiendo perfectamente visto el panorama. No está usted loco, ni solo.

    Nadie discute en el resto de España la oficialidad del catalán, no hay nadie en las izquierdas que esté en contra de medidas de discriminación positiva a favor de esta lengua. Todos estamos a favor de que la escolarización obligatoria de un niño en la red pública catalana suponga que ese niño terminará la secundaria con un cierto dominio del catalán.

    El problema señor Vicent es que lo que los nacionalistas catalanes quieren, y en parte están consiguiendo ,es mucho más que esto. Cuando han descubierto que catalanes castellanohablantes de cuna que habían estudiado en catalán seguían transmitiendo el castellano a sus hijos , que el uso del castellano no retrocedía pese al aumento del conocimiento del catalán, pues que quiere que le diga. Ahí está doña Carme Junyent, por citar a alguien inteligente y ... astuto.

    Karl Mill

    ResponderEliminar
  3. El voto de izquierdas no nacionalista nadie lo representa mejor que Recortes Cero - Els Verds https://www.facebook.com/candidaturarecortescero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es posible, Esteban. Me había planteado este voto, incluso participar en la candidatura como se me propuso. Pero al final me ha ganado la lógica posibilista ( el voto al PSC se concretará en representantes) y el de Recortes cero me temo que no. De todas maneras hay que crear un frente de izquierdas no nacionalista en el que ha de estar RC, El Verds pero también el PSC si conseguimos que se mantenga en una línea socialdemócrata no nacionalista. Confio más en el PSc en este sentido que en Podem, ICV o EuiA. Un abrazo y gracias por la aportación.

      Eliminar
  4. Disculpe señor Luis, si usted quiere hacer público este comentario se lo agradecería grandemente.
    Yo no entro, señor Mill, en la bondad o maldad de hablar catalán o castellano, quiero decir, mejor explicado, no le niego las maniobras de catalanistas ni de castellanistas en cuanto al tema, sino que cuando una persona pierde la "Esperanza" en ser entendido o a veces contestado en su lengua o la lengua de su padre o madre, pues, pasa lo que pasa, es la gasolina de todos los nacionalismos, que también se mezcla con el gasoil económico y político.
    Y en esto tiene mucho que ver que no es obligatorio, por ley, saber catalán-valenciano y sí castellano, con lo que nos podemos encontrar en València, yo hablo de València, con una persona que o no sepa o simplemente no le apetezca hablar en castellano, que las hay de las dos maneras, que no sea entendido en su lengua o la de su padre o madre. Esto es ilógico.
    Ahora, yo veo el pulso por la independencia como un pulso del "Amo" catalán por conseguir la "normalidad", hablo del amo "lingüístico", la normalidad lingüística de ese país; aunque la mayor parte del pueblo, de la masa, lo ha tomado como una suplantación o sublimación, que no es la palabra, de sus insatisfacciones personales hacia el tema de la independencia, sin saber que lo que le mueve es el registro "lingúístico", el "económico" y el "político", como los tres registros de la realidad de un pueblo, ente, persona o cosa.
    Como ve no "Soy" nada, ni hablo desde posturas maniqueas ni partidistas, simplemente analizo el problema, que usted, con todo derecho, tiene otra forma de mirar o de ver o analizar.

    Un abrazo y gracias, pese a que podamos hacer mal, hablar es ofender, vivir es juzgar y herir, y la comunicación perfecta no existe, me ha dado la oportunidad de tener una conversación seria con otro interlocutor, a parte del señor Luis, esto ya es impagable.

    Vicent

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente Vicent. Si de algo estoy orgulloso es que he dado pie con el blog a diálogos que como comenta se basan a veces en el malentendido pero que están en llos límites del respeto a otro. Un abrazo.

      Eliminar
  5. Pues precisamente CSQSP es la única candidatura que no hace de la adhesión nacional(ista) su línea de confrontación sino la defensa y ampliación de las conquistas populares. El resto, incluido el PSC con un Pedro Sánchez envuelto en la bandera (monárquica, por supuesto), busca la identificación nacional primero y lo demás después. Ni que decir tiene que ese partido tanto en Madrid como en Barcelona aplica sin miramientos las políticas turbocapitalistas decididas en Berlín o Bruselas
    Fidel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. CSQP no se define. Tiene independentistas en sus listas y el independentismo es reaccionario. Defiende el derecho a decidir como algo prioritario sin entender que lo que hemos de decidir conjuntamente con los trabajadores españoles es un gobierno más progresista, en España y en Cataluña. El PSC no es lo mismo quie el PSOE, por otra parte. Yo no veo que el PSC haga campaña españolista. Lo de palicar las políticas decididas en Berlín o en Bruselas se tiene que argumentar. Y más cuando ni el propio Syriza ha podido decidir nada en contra. Un abrazo

      Eliminar
  6. Pues siento decir que eres muy optimista con el PSC. El PSC ya ha demostrado ser nacionalista por activa y por pasiva, otra cosa es que sea unionista. La clave del nacionalismo es la lengua, y tanto CSQP como PSC defienden la inmersion linguistica obligatoria, y a nadie le he visto criticar las imposiciones de los gobiernos de CIU y Tripartito en cuanto a temas nacionalistas, que son abundantes (la inmersion linguistica obligatoria es solo una de ellas).

    El dia que haya un partido de izquierdas que este a favor de la integridad y del pluralismo que tan falsamente les gusta mencionar a los nacionalistas, habra que celebrarlo. Y todo empieza por aceptar que en Cataluña conviven 2 lenguas habladas por millones de personas, aclarar que ambas son co-oficiales y vehiculares y que que la inmersion liguistica siga existindo pero sin ser obligatoria, permitiendo otra opciones como ocurre en otros paises con similitudes historicas como Finladia y Suecia. Es mas, hasta en el Pais Vasco puedes elegir.
    Por su puesto no se puede cometer el grave error de abrir de golpe tropecientas escuelas con enseñanza en castellano habiendo catalanes que se puedan quedar sin su inmersion linguistica. Tiene que ser algo progresivo, empezando por las zonas donde haya mas demanda y siempre y cuando esta demanda exista y crezca. Yo estoy totalmente en contra de imponer cualquier lengua. Yo creo en la convivencia, y para que haya una convivencia sana hay que ser tolerantes y aprender a aceptar que existe la pluralidad.

    Hasta que no haya eso, desgraciadamente no podre votar a nadie.

    ResponderEliminar
  7. Me ha impresionado :http://nadaesgratis.es/admin/de-los-apellidos-catalanes#more-46123

    ResponderEliminar

Temas