jueves, 10 de abril de 2014

CUMPLIR SESENTA AÑOS



Escrito por Luis Roca Jusmet







 Hoy cumplo 60 años. Formularé algunas metáforas al respecto,
 Primera metáfora. La vida humana, como sugieren los chinos, puede entenderse según los ritmos de la naturaleza: primavera, verano, otoño e invierno. Podríamos decir, también con los chinos, que cada doce años pasa una etapa. y entonces cada estación dura 24 años, con dos fases de 12. Tiene sentido.
  Los primeros 24 años son la primavera, los 12 primeros la infancia y los 12 seguidos la adolescencia. Es la etapa de formación. 
 Vienen luego los 24 siguientes, hasta los 48, que es la etapa de maduración. Una primera de los 24 a los 36 y una segunda de los 36 a los 48.  
 Tenemos luego el otoño, la etapa de madurez, que iría desde los 48 hasta los 72. Con los 60 acaba la primera madurez y a partir de los 70 la segunda. Estamos, por tanto, en plena madurez, en el pleno otoño de nuestra vida.
 Al cumplir los 72 empieza la vejez, el invierno de nuestra vida. Una primera retirada hasta los 84 y una preparación para la muerte desde los 84. Aprender a morir no quiere decir dejarse caer sino allanar el camino del final de nuestra vida.
  Pero podemos hacer de la vejez, como decía Séneca, la culminación y no la decadencia de nuestra vida. Pero Séneca pensaba que la vejez empieza a los 60. Eran otras condiciones, era otra época.
 Segunda metáfora. Cada uno de nosotros es una mónada y toda nuestra vida está contenida en nuestra esencia, en lo que somos, que es como un puzzle encaja con las otras mónadas. Estamos determinados desde nuestra concepción hasta nuestra muerte. El tiempo es la medida objetiva de este proceso, que ahora medimos con el reloj y es el que dice que hoy tengo 60 años. El tiempo es también la experiencia subjetiva de el proceso. Lo que experimentamos es la actualización de lo que está en potencia. La actualización definitiva es el momento de la muerte. Es como si nuestra vida fuera una película ya rodada que vamos contemplando. La contemplación es la experimentación del cuerpo. El físico Barbour, elogiado por el gran Agustín García-Calvo, que la vida es como un conjunto de cápsulas que están simultáneamente una al lado de otra y que nosotros vivimos de manera sucesiva. 
  Tercera metáfora. No somos sino un elemento de la totalidad. Nuestra individualidad es el producto de la ilusión de la separación. Nos creemos un entidad propia. Pero el proceso es global y total, y somos una pequeña parte de la Totalidad. Somos, como dice Spinoza, un cuerpo que es un modo finito y limitado de la única Substancia que existe. Es tan real el presente, como el pasado como el futuro. Todo está determinado pero nuestros actos forman parte de la determinación de lo real. La libertad no es, como dice también Spinoza, sino la conciencia de la necesidad. Somos libres en la medida en que sabemos lo que necesitamos. De otra forman nos determinan los otros, sean directamente o indirectamente a través de nuestras pasiones ( los afectos que nos crean los otros de miedo, ira, vanidad...).Ser capaz de ver la propia vida como este pequeño proceso que forma parte de un proceso cósmico global.
  Acabo las metáforas. Voy al grano.La alegría y el amor son los motivos para seguir viviendo. Cuidarse de uno mismo y cuidar de los otros. Ir aprendiendo de la vida porque, por lo menos yo, todavía estoy de ida, aún no estoy de vuelta. Intentar que este mundo sea algo mejor. Los tiempos que vivimos son difíciles y no permiten grandes esperanzas. Pesimismo de la inteligencia, optimismo de la voluntad.
 Como agnóstico pienso que esta es la única vida. Quiero aprovecharla. Vivir cada día como si fuera el último, sin desperdicio.Que así sea y a vuestro lado.

24 comentarios:

  1. Luis,

    El otoño es como un lago apacible y meláncolico movido por extraordinarias corrientes subterráneas. Que lo sigas experienciando con intensidad y, sobre todo, alegría --Spinoza dixit. ¡Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Querido Alfredo,
    Muchas gracias, amigo Alfredo. Hermosas y estimulantes palabras las tuyas.
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  3. Felíz cumpleaños! Leo sus textos en su blog, son un aporte siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Duquesa de katamandú. Feliz viaje el que me recuerda vuestro nombre, hace ya unos treinta años por esta hermosa ciudad.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. ¡Felicidades! Zorionak! Mira, yo el mes pasado hice 65. Te llevo 5 de ventaja (o desventaja). Después de disfrutar cinco de prejubilado con contrato de relevo (un “regalo” para mi vida, tras 45 años trabajados y cotizados). No sé quién dijo que la experiencia no la da la edad sino las vivencias. Con S & G he recordado “El Graduado”, película que nos impactó a mis amigos y a mí en aquellos años. Buena edad esta nuestra de ahora si andamos bien de salud, tenemos un ingreso decente garantizado (?) y la mente flexible, curiosa, aprendiz y comunicadora. Y si nuestros hijos y nuestras personas queridas van bien (o no van mal). Cada cual que quite o ponga, según su subjetividad y situación real. Más que la alegría, a mí me salva mi sentido del humor. Dicho así, el amor está bien pero me quedo con la amistad. Que puede ser muy tierna sin restarte respeto-libertad. Me gusta la soledad acompañada. Horas a mi aire y saber donde está mi gente para encontrarnos. Lo que te digo a continuación va entre risas: Mucho de lo que dices me suena a chino (y valga la expresión). Según yo, no hay “película rodada” y, de verdad, no quiero “vivir cada día como si fuera el último”, me resulta estresante. “Ese día”, mejor estar echando la siesta. Que pases un buen día. Un abrazo.

    ¡Ah! Otra clave: no ponerse el listón muy alto.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias, Agustín. Ya sabes que tengo un temperamento filosófico aunque quizás nuestros planteamiemientos d evida no sean tamn diferentes. Quizás hay más diferencias retóricas que reales. o quizás no. En todo caso me gusta lo que dices. Que la película esté rodada a no no nos quita la necsidad de decidir. Lo que decía del amor era muy amplio, incluye la amistad, que yo también valoro mucho.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  6. Feliços 60 i feliç contemplació, Lluís

    com cada dia,
    pluja, vent o bonança:
    el temps que passa

    ResponderEliminar
  7. Moltes gràcies, Miquel. I sempre fidels a nosaltres mateixos i al nostre estil : el meu filosòfic i el teu poètic. Però com em vas dir un dia, al dos fidels a la lliure expressió de nosaltres mateixos.
    Una forta abaraçada

    ResponderEliminar
  8. Ep!! Moltes felicitats, i una forta abraçada.

    ResponderEliminar
  9. Felicidades Luis!
    De los post más personales y Sinceros de tí, creo, y con del que comparto más ideas. En el fondo no somos más que polvo cósmico. ¿creerías que observo y miro más la luna que los asuntos políticos?

    ResponderEliminar
  10. Feliz cumpleaños Luis!

    Un abrazo desde el Polo Norte!

    ResponderEliminar
  11. Sesenta vueltas alrededor del sol.

    Enhorabuena y felicidades.

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias Karl Mill.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  13. Me entero con retraso, felicidades y que cumplas muchos más con salud y fuerza.

    ResponderEliminar
  14. Hola Luis, hacía tiempo que no entraba a tu blog, no quiero pasar sin felicitarte aunque ya han pasado unos días. No te conozco personalmente pero con el tiempo que llevo por aquí leyendo es como si te conociera. Oye Luis que cumplas muchos más y que nos sigas compartiendo tus pensamientos y tus sentimientos por mucho tiempo y que tu película, nuestra película, no sea más que una creación continua de planos nuevos cada día, no hay nada escrito.
    Que nadie ni nada te impida sonreírle a la vida siempre, es un hermoso regalo este de la existencia ¿no?

    Un abrazo de una creyente que te ve más cerca del Cielo que de la Tierra y que disfruta cuando en tus escritos se deja “entrever” tu espiritualidad.

    Un abrazo.
    Emi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Emi,
      Muy agradecido por el detalle y por tus palabras, que son estimulantes, amables y afectuosas.
      Un fuerte abrazo
      Luis

      Eliminar
  15. No habia entrado en tu blogg hasta hoy , después de celebrar el cumple de dos amigas ayer, también sus sesenta, tengo que estar de acuerdo en gran parte de tu escrito, incluso te diria que aún haria mas incapié en que cada dia aprendemos cosas interesantísimas. Nosotras estamos en la Universidad de la Experiencia de la UB de Barcelona , estamos cumpliendo unos sueños que se van realizando cada dia. Estudiamos Pedagogia para el cambio, este año está a punto de terminar pero ya tenemos el proyecto de continuar el próximo reforzando lo que hemos aprendido. Emociones, Psicologia positiva, Historia,Literatura..... Nunca es bastante mientras demos rienda suelta a nuestras ilusiones y deseos de crecer. Felicidades
    Roser

    ResponderEliminar
  16. Muchas gracias y a continuar con elo mismo espíritu.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Luis Roca.Primero felicidades.Uno ya habita en los sesenta hace poco tiempo.Tempus fugit, sin lugar a dudas. Aún siendo un agnóstico raro,tengo la "intuición" - no sé como llamarlo - que esto no termina aquí.No es una esperanza absurda en un cielo angelical. Es la percepción,de una posible trascendencia de un tipo totalmente distinta a todas las que hemos imaginado,pero trascendencia con algún tipo de conciencia. Un ser que continúa en otra dimensión, o lo que sea,pero continua.Porque lo que también sería mas que absurdo, es que solo fuéramos una simple casualidad, una simple fluctuación del Espacio/Tiempo.O igual, eso es correcto...Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por las felicitaciones y por el comentario. Un abrazo.

      Eliminar

Temas