sábado, 28 de marzo de 2015

LA PSICOLOGIA COMO IDEOLOGIA





https://encrypted-tbn2.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcSZU8u7vRkoniz5ugtduomfGlKz7bDRrPBRXovxOLp_ki8yW0ayQw




         Reseña de

   La psicología como ideología. Contra la disciplina
    Ian Parker
  ( Traducción de Ángel Gordo)
   Madrid : Los libros de la Catarata, 2010

 Este es un libro imprescindible para la psicología crítica, es decir, para la psicología que es capaz de cuestionar el paradigma de la psicología académica y su función social. Su título original es Revolución en psicología. El cambio de título en la traducción siempre es cuestionable, pero aquí
lo que me parece que sobra es el subtitulo : Contra la disciplina. Sobre todo porque me parece que la función esencial de la psicología tiene a ver con las sociedades del control más que con las sociedades disciplinarias. El poder psiquiátrico era el que a través del encierro asumía un papel  clave en la sociedad disciplinaria. Pero me parece que es hoy el psicólogo, sobre todo a través de la terapia cognitivo-conductual el que se dedica al control, mucho más indirecto y sutil pero por esto mismo más efectivo. Sobre todo porque tomos somos clientes potenciales del psicólogo, que nos marcará la norma a partir de un ideal de persona. El lúcido, riguroso y comprometido Ian Parker lo ha señalado en otro escrito.


 Ian Parker (1956) es marxista radical, catedrático de psicología en la Universidad Metropolitana de Manchester y director de la Revista anual de psicología crítica. Su libro repasa todos los puntos fundamentales en los que se fundamenta la psicología como ideología y cuestiona el papel que cubre cada vez más en la sociedad. Sociedad en la que, como bien nos muestra la socióloga Eva Illouz, cada vez domina más la hegemonía del discurso psicologista. El cuestionamiento de la psicología como ciencia viene ya de Georges Canhelheim, maestro de Michel Foucault, que la caracterizaba como una pseudociencia. Parker se esfuerza por buscar la construcción de una psicología revolucionaria, como señala el título original. ¿ Que quiere decir exactamente este término ? Creo que Parker no nos da, ni puede hacerlo, la respuesta. Pero sí señalar la necesidad de una psicología que  desmonte la ideología del control social del neoliberalismo, que ella misma como disciplina ha contribuido a montar. Una psicología que ha de estar complementada por la sociología. No en el sentido de la psicología social académica que el mismo Parker denuncia como particularmente penosa. De todas formas me gustaría añadir que hay un tipo de psicología social, representada por Jean-León  Beauvois, que es absolutamente crítica y certera. Quizás Parker no la conoce porque se mueve fuera del ámbito anglosajón
 En todo caso el cuestionamiento de la psicología oficial le lleva a diversas propuestas, no a la simple crítica. Este elemento constructivo es crucial en él. Por una parte a romper dicotomías : teoría/práctica; investigación/acción,; individual/social. Aparece entonces un psicólogo comprometido con su sociedad, plenamente ligado a la sociología y con una apuesta política. Porque la psicología es necesariamente política, en la medida que se inscribe en unas relaciones de poder, que justifica o denuncia. No se trata de una psicología marxista, que siempre ha dado resultados dogmáticos sino de una psicología crítica que tiene entre sus fuentes de inspiración a Marx. Y a Trostsky, al que cita abundantemente como contraposición al estalinismo.
 Hay varias alusiones al feminismo como condicionante importante de esta psicología comprometida socialmente. Elogio que no evita la crítica cuando el feminismo se convierte en una ideología. De todas maneras me parece que en este texto Parker no acaba de salir de la idea de la familia patriarcal como elemento básico de la sociedad capitalista. Más bien me parece que es más lúcido análisis como el de Žižek cuando afirman que el patriarcado está en proceso de descomposición y que el capitalismo le sobrevive sin problemas. Quizás porque la familia patriarcal se corresponde más con la sociedad disciplinaria que con la de control que estamos padeciendo con el neoliberalismo. Aquí sería interesante complementar a Parker no solo con Žižek sino con los trabajos de otro británico, el sociólogo Nikolas Rose.
 Otro aspecto es su doble crítica a una psicología individualista y a la comunitarista, que siempre idealiza la comunidad y no acepta la heterogeneidad interna, es decir, la disidencia.
 Hay algunas alusiones críticas al psicoanálisis, al que en este libro parece considerar una expresión de la sociedad moderna capitalista atada a ella. Pero he de decir que en escritos posteriores podemos comprobar como Ian Parker descubre en el psicoanálisis lacaniano un instrumento teórico y práctico muy lúcido y subversivo, perfectamente compatible con Marx. Aquí si hay un elemento común y complementario con Žižek y no con los frustrados intentos del freudomarxismo de Wilheim Reich o de Heber Marcuse.
 En contra de la psicologización de la política nos propone la politización de la psicología. En contra de los sistemas clasificatorios tipo DSM, la descontrucción de la psicopatología. En contra de la medicalización y normalización del malestar dejar vía a su expresión transformadora. En contra de una psicologia positivista construyamos una psicología en diálogo con las ciencias sociales y la filosofía. En contra de la ideología, el pensar crítico.

14 comentarios:

  1. Luis:

    Interesante comentario sobre el libro de Parker, aunque me temo que está incomleto: tu última frase se interrumpe bruscamente: "Aquí sería interesante complementar a Parker no solo con Zizek sino con los trabajos de Nico".

    A propósito, no sé si lo sabes, pero el mes pasado Ian Parker fue suspendido de empleo y sueldo por la Universidad de Manchester. Parece que ha influido mucho la postura híper-crítica que Parker mantiene hacia la psicología, que ha molestado enormemente al Departamento de Psicología de la Universidad de Manchester y a muchos Colegios de Psicólogos del Reino Unido. De este modo se confirma tristemente la tesis de Parker de que la Psicología es, en efecto, una falsa ciencia y una ideología al servicio del capitalismo neoliberal. Y su filosofía cientificista la hace más próxima a un dogma religioso que a una disciplina crítica:

    http://www.asylumonline.net/ian-parkers-suspension-from-manchester-metropolitan-university/

    ResponderEliminar
  2. Suerte que tengo un atento interlocutor como tú, Juan Carlos. Ahora lo he completado, me dejé la parte final en la transcripción. Muy esclarecedor y lamentable el hecho que mencionas. leí dos artículos muy buenos a partir de Wilkipedia en el que le veo muy lacaniano, cosa que en el libro no se manifiesta. los dos artículos son muy buenos.
    me gustaría que leyeras el artículo "Democracia y referéndum". Quiero enviarlo a "rebelión" y tus comentarios siempre me permiten matizarlo mejor. El de Roberto Augusto al final no lo envié a "Rebelión". tus comentarios me hicieron pensar. ya le estoy haciendo basante propaganda con "El Viejo Topo" y mi blog, que es uno d elos más leídos. Espero que lo que lo lean hagan los mismo con nuestros comentarios ( tuyos, de Agustín, Toni y míos) que quizás son más interesantes que el libro, por lo menos que la reseña. Como te dije estoy leyendo el de Jaime pastor ( Los nacionalismos, el Estado español y la izquierda). Quiero acabarlo pronto por su actualidad.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Así, de carrerilla, que me voy a una concentración contra el TAV. ¿La Psicología en general es una falsa ciencia o sólo algunas psicologías (o sus prácticas)?

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Luis:

    Me temo que en la reseña hay partes copiadas donde no deberían estar, y frases interrumpidas bruscamente y que continúan varios párrafos más abajo. Esto dificulta la lectura de una reseña que por otra parte es de gran interés; por ejemplo:

    "En todo caso el cuestionamento de la psicología oficial le lleva a diversas propuestas, no a la simple crítica. Este elemento constructivo es crucial en él. Por una part"

    Respecto a la propuesta constructiva de Parker, y no meramente deconstructiva, Parker ha escrito varios libros donde desarrolla su psicología crítica cualitativa y discursiva, que no es ni psicoanálisis ni filosofía, pero que está muy influida por ambos, sobre todo por Derrida y Lacan. Por ejemplo, Critical Discursive Psychology ['Psicología Crítica Discursiva'] (2002), Qualitative Psychology: Introducing Radical Research ['Psicología Cualitativa. una Introducción a la Investigación Radical'] (2006), y, en castellano, Métodos Cualitativos en Psicología: Una Guía Para la Investigación (2004, Universidad de Guadalajara, México).

    Más aún, su último libro publicado, Lacanian Psychoanalysis: Revolutions in Subjectivity [Psiconálisis Lacaniano: Revoluciones en la Subjetividad'] (2010), ofrece precisamente el fundamento teórico y clínico de una nueva psicología revolucionaria influida por Lacan. Probablemente ésta sea la obra cumbre de Parker hasta la fecha, y sería de esperar que fuese publicada en español por la editorial La Catarata, ya que es en muchos sentidos la continuación de Revolutions in Psychology. Para Parker, la psicología revolucionaria implica utilizar el ámbito clínico (el diván, digamos) como un instrumento más de resistencia contra las fuerzas del capitalismo neoliberal, como una herramienta más de lucha política. Asimismo, Parker asume que el psicoanálisis no es universalmente verdadero: es una verdad parcial situada, desde una perspectiva concreta que es la de los oprimidos y las víctimas del sistema; y la teoría del sujeto del psicoanálisis (en concreto, el lacaniano) es sólo un nombre para la experiencia contradictoria que tenemos del capitalismo tardío. Para Parker, la perspectiva de Lacan es central porque intenta de manera coherente ser una perspectiva descriptiva, dinámica y crítica sin ser prescriptiva. La frontera entre la descripción y la prescripción es a menudo muy fina, y Parker señala lo muy precaria de mantener que es; para él lo importante es el impulso ético de buscar continuamente una forma de trazar esa frontera, aunque uno fracase en ello:

    “Every moment the analyst thinks they know best is a moment of ethical failure that betrays the task of opening a space for the analysand to make of their own analysis their own ethical practice" ("Cada vez que el analista cree saber más que nadie, se produce un fracaso ético que traiciona la tarea de abrir un espacio para que el analizando haga su propio análisis de su propia práctica ética").

    Parker también critica el sectarismo de muchos grupos y grupúsculos de psicoanalistas actuales ("cultos lacanianos", los llama Parker), y en cambio llama a una utilización abierta, crítica y no dogmática de Lacan en combinación con la filosofía, la sociología y la política. Aquí también hay muchos puntos de contacto con Zizek (sobre el que Parker ha escrito un libro). Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Gracias otra vez, Juan Carlos. Las prisas son un mal aliado.De acuerdo con tu respuesta a Agustín.
    un abrazo
    Luis

    ResponderEliminar
  6. Luis:

    De todos modos, tu reseña me parece muy acertada. Y respecto a tu afirmación:

    "Parker se esfuerza por buscar la construcción de una psicología revolucionaria, como señala el título original. ¿ Que quiere decir exactamente este término ? Creo que Parker no nos da, ni puede hacerlo, la respuesta."

    pues tienes razón, sin duda, puesto que, como bien señalas, el objetivo de Revolution in Psychology es puramente deconstructivo. Más adelante adviertes que Parker no se limita solamente a la crítica, sino también a la elaboración de propuestas constructivas que conformarían un nuevo paradigma en Psicología, alternativo al Conductismo y al Cognitivismo. Aunque, de todos modos, este paradigma está aún en sus inicios, en los primeros pasos de su infancia, como Parker no deja de señalar.

    Agustín:

    ¿La Psicología en general es una falsa ciencia o sólo algunas psicologías (o sus prácticas)?

    En pocas palabras, la Psicología Académica, tal como se presenta hoy en día por parte del establishment académico (como una disciplina científica estricta que estudia la mente y la conducta humana, y que deriva de este estudio una tecnología para cambiar la mente y la conducta), es una falsa ciencia y una ideología al servicio del capitalismo neoliberal. Esto no implica que no haya contenidos filosóficos y científicos intercalados en su seno, aunque muy mezclados con los mitos y la ideología, en un batiburrillo confuso que luego se les presenta a los estudiantes como una indigesta ensalada teórico-práctica. Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Confirmo lo que dice Juan Carlos. Hice hace un part de años un curso de postgrado on-line, de la Facultad de Psicología de Barcelona. Había poca cosa aprovechable,mucha ideología y un debate- en el foro, la mayoría eran psicólogos, muy pobre.

    ResponderEliminar
  8. Supongo que opinaréis lo mismo con respecto a la sociología. Si el problema reside en su orientación hacia la adaptación al sistema de los individuos, no veo yo que esto por sí mismo solo signifique que la Psicología carezca de investigaciones con metodología científica. La ciencia en general también está subordinada a intereses socioeconómicos e ideológicos, pero hace ciencia. Y, desgraciadamente, bastante bien a la vista de algunos resultados. Yo no confundiría orientación con falta de rigor.

    ResponderEliminar
  9. No es este el problema Agustín. El problema es cual e sla metodología científica. Lo que defiende Parker es una medtodología cualitativa, que es definir de delimitar pero que hay que hacerlo. Si no no explicamos nada. Nos quedamos en estadística, estudios del cerebro, experimentos fuera de contexto y observaciones superficiales.
    Respecto a la sociología tiene problemas de metodología, en parte similares y en parte diferentes. De entrada defiendo, como Wallernstein, uno d elos mejores sociólogos vivos, una sociología histórica. También una sociología cualitativa y global que integre el estudio de la cultura, la economía y la política. Compartimentando es cuando la sociología no explica nada.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  10. De acuerdo con la respuesta de Luis a Agustín.

    Además, yo añadiría que la cuestión central no es la aplicación o no aplicación de una metodología formalmente científica, y que ni siquiera el rigor experimental o estadístico asegura que se esté haciendo ciencia. Por ejemplo, los parapsicólogos (que estudian cosas tales como la telequinesia, la adivinación, la visión epidérmica, los fantasmas, la combustión espontánea, la resurrección de los muertos, las psicofonías y demás contenidos de la superstición tradicional) siguen estrictamente los cánones metodológicos de la ciencia: llevan a cabo investigaciones cuidadosamente controladas, utilizan la estadística y el metaanálisis, vigilan los posibles fraudes y replican sus hallazgos en mayor medida incluso que los psicólogos experimentales. Pero, por mucho que respete la metodología científica formal, la parapsicología no es una ciencia sino una pseudociencia, porque viola el compromiso más antiguo de la ciencia: el compromiso con el naturalismo, es decir, con una explicación de los acontecimientos del universo en términos naturales, sin apelar a ningún tipo de elementos sobrenaturales. La parapsicología usa la metodología científica para retar a la cosmovisión científica.

    En el caso de la psicología, no se da esa contradicción con la cosmovisión naturalista típica de la ciencia, pero, de todas maneras, su objeto de estudio difiere radicalmente del objeto de estudio de las ciencias físico-naturales y aun de la sociología. Las ciencias físico-naturales y la sociología estudian objetos materiales cuya existencia es independiente del sujeto, de la conciencia del sujeto: ya sean átomos, moléculas, compuestos químicos, proteínas, especies animales, instituciones sociales o partidos políticos, todos ellos tienen una existencia real e independiente de la mente humana. En el caso del objeto de estudio de la psicología, los procesos cognitivos o mentales (pensamientos, representaciones mentales, emociones, etc.) son privados y, por definición, no pueden existir con independencia del sujeto que los experimenta y además sólo pueden ser observados por ese único sujeto y por nadie más. Más aún, la supuesta "experiencia privada" que estudia la psicología es puramente fantasmática, una ilusión, una falsa apariencia, y en cuento tal es imposible hacer una ciencia de ella. No puede existir una ciencia fantasmática, por mucho que la psicología lo pretenda.

    Una prueba de esta imposibilidad es que existen muchas teorías psicológicas distintas y contradictorias sobre cada uno de los temas que estudia la psicología, y que cada una de esas teorías suele ser propuesta por un psicólogo importante y dotado de carisma y de una cátedra en algún departamento universitario de psicología. Por supuesto, todas esas teorías contradictorias entre sí utilizan una estricta metodología científica calcada de la metodología de las ciencias físico-naturales, y un aparataje estadístico verdaderamente impresionante. Pero no son ciencia; podríamos definirlas, si no como pseudociencia, al menos como paraciencia.

    ¿Sorprendente? No lo es en absoluto para quien tenga algo de experiencia en el diseño experimental de laboratorio en psicología. Durante mis estudios de postgrado, me sorprendió e impactó muchísimo este hecho. Por ejemplo, después de preparar cuidadosamente un experimento con ratas en un laberinto, controlando todas las variables, seleccionando el grupo experimental y el de control, aplicando el análisis estadístico con gráficos e histogramas, etc., al final cada experimento podía tener varias interpretaciones posibles, dependiendo del modelo o micro-modelo teórico utilizado.

    Por supuesto, los mejores psicólogos no son tontos y son bien conscientes de todos estos problemas y de muchos más. Por eso hay tantos psicólogos disidentes de la psicología académica oficial, que han buscado nuevas vías para la disciplina; y no se trata de psicólogos menores, sino de varios de los más importantes del siglo XX: Ulric Neisser, Hubert Dreyfus, Jerome Bruner, etc. Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Cuando hablo de método científico, hablo de hacer ciencia. Decir que los esotéricos también la hacen y pueden demostrar científicamente la existencia y el cómo de los fenómenos de los que se ocupan, pues, en fin, como no soy del oficio (científico), me callo.

    Efectivamente, y en alguna otra ocasión lo he comentado, la psicología se mueve en un terreno, nuestro “interior” comportándose (entre otras cosas), tan complejo que no puede sacar conclusiones ni tener aplicaciones como la física, la química o la biología. Con la sociología, la economía, la historia, con las ciencias sociales en general, no vamos mucho mejor, porque el objeto de estudio también es el ser humano y hay mucha ideología de por medio (no es de extrañar que haya tantas “escuelas”). No obstante, me parece apreciar que ciertas manipulaciones de masas, creaciones de opinión, interiorizaciones generalizadas de conductas, algo tienen que ver con estudios psicológicos y sociológicos que, aunque no lleguen a penetrar en todos los rincones del individuo, sí le han pillado de alguna manera en “como puede funcionar” y “le pueden hacer funcionar”. Creo que si miramos a la calle podemos ver ejemplos. Y en esto hay algo de ciencia, aunque sea de la mal empleada.

    Yo sí pienso que hay gente honrada y rigurosa que investiga científicamente, o sea, de la manera que más se acerca a eso que llamamos la realidad. Es esa voluntad científica, tantas veces fallida, es esa prudencia a la hora de exponer conclusiones, la que les diferencia de los charlatanes más sofisticados. Para mí hacen ciencia. Otra cosa es que, según la materia estudiada, se les escapen cosas, no puedan atar todos los cabos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. De acuerdo Agustín, pero lo que es la ciencia y el método científico en psicología y en ciencias sociales se etá definiendo. Por esto son, como dice Juan Calos, cienias en construcción. Los dos problemas son la presión de los poderes fácticos 8 empresas, instituciones) para utilizarlas y la ilusión del cientifismo, el querer aplicar el método de las ciencias físico-naturales o el lenguaje de las matemáticas porque crean que esto es ciencia y no otra cosa.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. De acuerdo. No lo podías explicar mejor, Luis. Gracias y saludos.

    ResponderEliminar
  14. Gracias, Agustín. Entre todos nos vamos aclarando. hasta pronto.

    ResponderEliminar

Temas

. .LUIS ROCA JUSMET ABUSOS SEXUALES A NIÑOS ADA COLAU. AFECTO AGUSTIN BASAVE AGUSTIN GARCIA CALVO AGUSTIN GARCIA CALVO. AJOBLANCO ALAIN BADIOU ALBERT CAMUS ALBERTO MONTERO ALEGRÍA; DOLOR ALEJANDRO TEITELBAUM ALEXANDER KÒJEVE ALEXANDER NEHEMAS ALFONSO GALINDO ALFRED HITCHCOCK AMADOR FERNANDEZ-SAVATER AMARTYA SEN AMOR AMSTERDAM ANA AZANZA ANALISI POLïTICO ANALISIS POLITICO ANDRÉ MALRAUX ANDREA GREPPI ANGEL DIAZ DE RADA ANNA QUINTANAS ANTONIO DAMASIO ANTONIO J. ANTON FERNANDEZ ANTONIO MUÑOZ MOLINA ANTONIO ORIHUELA ANTROPOLOGIA ARISTOTELES ARISTÓTELESARISTOTELES ARLIE RUSSELL HOCHSCHILD ARNOLD i. DAVIDSCON ARNOLD i. DAVIDSON ARTE ARTES MARCIALES ARTHUR ROSENBERG ATEISMO AUTOBIOGRAFIA AUTORIDAD BALTASAR GRACIAN BANSKY. BARCELONA BELLEZA BERLIN BERTRAND RUSSELL. BIOETICA BIOPOLITICA BRIAN GOLDWIN BRUCE ROSENBLUM BRUNO BETTELHEIM BUDAPEST BUDISMO CARL J. JUNG ) CARLO SAVIANI CARLOS CASTILLA DEL PINO CATHERINE MILLOT CESAR RENDUELES CHANTAL MOUFÉE CHARLES TAYLOR CHARLES TILLY CHINA CHRISTINE ANGOT CIBERESPACIO CIBERGUERRA CIBERSEXO CINE CINISMO CIORAN CIUDADANO BIOLOGICO CLAUDE LEFORT CLAUDIO NARANJO CLEMENCE ROSSET CLEMENCE ROSSET. ClÉMENT ROSSET COMUNISMO CONFUCIO CORNELIUS CASTORIADIS COSMOPOLITISMO CUERPO CULPA DANIEL BLANCHARD DANIEL COHEN DANIEL GOLEMAN DANIEL KAHNEMAN DARIAN LEADER DAVID H. FINKENSTEIN DAVID HELD DAVID HUME DAVID HUME. DAVID LYNCH DELIRIO DEMOCRACIA DEPORTE DERECHO DERECHOS HUMANOS DESCARTES DESEO DIANA S. RAVINOVICH DIDACTICA DE LA FILOSOFIA DIGNIDAD DOLOR DOLOR. SLAVOJ ŽIZEK DOLORES PAYÁS DOMENICO MORO ECONOMIA CRITICA EDUARDO GALEANO EDUCACION EJERCICIOS ESPIRITUALES EL CUIDADO DE SI EL VIEJO TOPO ELEANOR ROSCH EMOCIONES ENEAGRAMA ENRIQUE UJALDÓN ENSAYO EPICTETO. EPICUREISMO EPISTEMOLOGIA ERASMO DE ROTTERDAM ERICH FROMM ERNESTO LUCLAU ERNST CASSIRER. ERNST JÜNGER ESCRITURA ESCUELA DE KYOTO ESQUIZOFRENIA ESTADIO DEL ESPEJO ESTADO ESTETICA ESTOICISMO ETA ÉTICA EUGENIO TRÍAS EUSKADIKO EZQUERRA EUTANASIA EVA ILLOUZ EVAN THOMPSON EXPERIENCIA FALANGE FASCISMO FELICIDAD FELIPE MARTINEZ MARZOA FÉLIX GUATARI FELIX GUATTARI FÉLIX OVEJERO. FERNANDO DIAZ FERNANDO SAVATER FILOSOFIA FILOSOFIA DE LA CIENCIA FILOSOFIA DE LA CIENCIA. FILOSOFIA DE LA CULTURA FILOSOFIA DEL CUERPO FILOSOFIA DEL LENGUAJE FILOSOFIA ESPAÑOLA FILOSOFIA MORAL FILOSOFIA MORAL. FILOSOFIA Y CHINA FILOSOFIA Y FISICA FILOSOFIA Y LOCURA FILOSOFIA Y MEDICINA FILOSOFIA Y PSICOANALISIS FRANCESC TOSQUELLES FRANCISCO J. VARELA FRANCISCO VAZQUEZ GARCIA FRANÇOIS ANSERMET FRANÇOIS CHENG FRANÇOIS JULLIEN FRANÇOISE DOLTO FRED KUTTNER FREUD FREUD. FRITZ PERLS GAIZKA FERNANDEZ SOLDEVILA GEOGRAFIA GEORGES BATAILLE GEORGES BATAILLE.ELISABETH ROUDINESCO GEORGES CANGUILHEM GEORGES DIDI-HUBERMAN GERARD GUILLERAULT GERARD MENDEL GERARDO PISARELLO GERD BAUMANN GILLAD ATZMON GILLES DELEUZE GILLES LIVOPETSKY GIOGIO COLLI GIORGIO AGAMBEN GIORGIO COLLI GIOVANNI ARRIGHI GLOBALIZACION GOETHE GONÇAL MAYOS GRÉGOIRE LALIEU GREGORIO LURI GUILLEM MARTINEZ GUINEA ECUATORIAL GUSTAVO BUENO GUY DEUTSCHER HAIKU HANNA ARENDT HAQ HEGEL HERVE TANQUERELLE HISTORIA HOBBES HOLANDA HOLDERLIN HUMBERTO MARTURANA. IAN HACKING IAN PARKER IDENTIDAD IDENTIFICACIÓN IDEOLOGIA IDEOLOGÍA IGNACIO ÁLVAREZ-OSSORIO IGNASI ALBADI ILLYA PRIGOGINE IMAGINACIÓN IMAGINARIO IMMANUEL KANT IMMANUEL WALLERNSTEIN INDIA INTELIGENCIA EMOCIONAL INTELIGENCIAS MÚLTIPLES INTERCULTURALISMO INVIERNO JACOBO MUÑOZ JACQUES LACAN JACQUES LACAN; SLAVOJ ŽIZEK JACQUES LACAN. JACQUES RANCIÈRE JAIME PASTOR JAVIER PÉREZ ANDÚJAR JAVIER PETEIRO JEAN ALLOUCH. JEAN FRANÇOIS BILLETER JEAN MARIE GUYAU JEAN OURY JEAN PAUL SARTRE JEAN-LOIS BEAUVOIS JEREMY CORBIN JEROME KAGAN JESÚS ESQUERRA GÓMEZ JOAQUIN ABELLAN JOHN GRAY JOHN LOCKE JOHN NART JOHN READ JOHN SCOTT JOHN STUART MILL JOHN STURAT MILL JORDI AMAT JORDI RIBA JORDI ROCA JUSMET JORGE ALVAREZ YAGÚE JORGE LUIS BORGES JOSÉ ALVAREZ JUNCO JOSE ANGEL RODRIGUEZ RIBA JOSE ANTONIO CERRILLO JOSE ANTONIO PEREZ TAPIAS JOSE LUIS MONEREO JOSE LUIS MORENO PESTAÑA JOSE MANUEL ROCA JOSE Mº TORTOSA JOSEBA ARREGI JOSEP FONTANA JOSEP MOYA JUAN CARLOS USÓ. DROGAS JUAN COLOMAR JUAN MANUEL NAREDO JUDITH SHAKLAR JULIAN MARÏAS JUNG JUSTICIA KANT KAREN AMSTRONG KARL MARX KARL POLANYI KATE PICKETT KIERKEGAARD KOJIN KARATANI KWAME ANTHONY APPIAH KWANE A. APPIAH LEIBNITZ LEIBNIZ LEON BLUM LEOPARDI LESLIE JAMISON LEY LIBERALISMO LIBERTAD LIGA COMUNISTA LIGA COMUNISTA REVOLUCIONARIA LIONEL SHRIVER LO REAL LOCURA LOGICA LOREN M.MOSHER LOUIS ALTHUSSER. LUDWIG WITTGENSTEIN LUIS ROCA JUSMET LUIS ROCA JUSMET LUIS ROCA JUSMET. LUIS VEGA REÑÓN LYNNE RAMSAY MANUEL ATIENZA MANUEL FERNANDEZ BLANCO MANUEL SACRISTAN MAQUIAVELO MARC PERELMAN MARCO AURELIO; MARGARITA VON TROTTA MARIO IZCOVICH MARIO MONTINARI MARK FISCHER MARQUES DE CONDORCET MARTIN ALONSO MARTIN GARDNER MARTIN HEIDEGGER MARX. MASSIMO RECALCATI MATTHEW STEWART MAURICE MERLAU PONTY MAURICE MERLEAU PONTY MECANICISMO MENCIO MICHEL FOUCAULT MICHEL FOUCAULT. MICHEL J.SANDEL MIGUEL ABENSOUR MIGUEL BASSOLS MIGUEL MOREY MIGUEL POVEDA MIQUEL BASSOLS MIRCEA ELIADE MOHAMED HASSAN MONTAIGNE MONTSERRAT GALCERAN MONTSERRAT RODRIGUEZ MULTICULTURALISMO MULTINACIONALES MUNDOS PARALELOS MÚSICA NACIONALISMO NAZISMO NEOLIBERALISMO NEPAL NEUROCIENCIAS NICOLAS SANCHEZ VARELA NIETZSCHE NIKOLAS ROSE OCTAVE MANNONI ODIO ONTOLOGIA OPUS DEI ORTEGA Y GASSET PABLO CIACCIARI PABLO IGLESIAS. PACO FERNANDEZ BUEY PARANOIA PARRESIA PASIOMES. PASIONES PATERNIDAD PAUL RICOUER PAUL THOMAS ANDERSON PECADOS CAPITALES PEDAGOGIA PEDRO LAIN ENTRALGO PERCEPCIÓN PERE SABORIT PERE SABORIT. PEREZA PERSONA. PERVERSiÖN PHILIP PETTIT PHILIPPE PETTIT PIERRE BAYLE PIERRE CLASTRES PIERRE HADOT PIERRE MAGISTRETTI PLACER PLATON PLATON. PODEMOS PODEMOS UNIDOS PODER PASTORAL PODER; LIBERTAD POESIA POPPER POPULISMO: PRIMAVERA PSC PSICOANALISIS PSICOANALISIS Y MEDICINA PSICOANALISIS Y NEUROCIENCIAS PSICOANALISIS Y POLITICA PSICOANALISIS. PSICOLOGIA PSICOSIS PULSION PULSIÓN DE MUERTE QUENTIN MEILLLASOUX RAFAEL BURGOS RAFAEL DIAZ SALAZAR RAFAEL LÓPEZ ROMO RAMON CASARES RAMON RODIGUEZ PRADA RAYMOND ARON RAYMOND DEPARDON RECONOCIENTO REMO BODEI REPUBLICANISMO RESPETO RESPONSABILIDAD RICARDO ESPINOZA RICHARD A. CLARKE RICHARD P. BENTALL RICHARD PEET RICHARD RORTY RICHARD RORTY. RICHARD SENNETT RICHARD WIKINSON ROBERT K. KNAKE ROBERTO AUGUSTO ROBERTO ESPOSITO ROBERTO MUSIL ROBERTO SAVIANA ROGER BARTRA ROUSSEAU RUDIGER DAHLKE SALVADOR LOPEZ ARNAL SAMI-ALI SAMURAI SANDOR MARAI SANTIAGO CASTELLANOS SANTIAGO LOPEZ PETIT SCHOPENHAUER SENECA SENSACIONES SENTIMIENTOS SEXUALIDAD SHAKESPEARE SHELDON S.WOLIN SIGMUND FREUD SIMBOLICO SIMONE WEIL SIRIA SISTEMA ELECTORAL. SLAVOJ ŽIZEK SOCIALDEMOCRACIA SOCIEDAD SOCIOLOGIA SOCIOLOGIA. SOCRATES SÓCRATES. SPINOZA STEVEN B. SMITH SUICIDIO SUJETO SUPERYO. SYRIZA TAISEN DESHIMARU TAOISMO TEORIA POLITICA TEORÍA POLíTICA TERAPIA GESTALT TERRY EAGLETON THORDWARLD DETHLESFSEN TIEMPO TIM JACKSON TOMAS R. VILLASANTE TONY JUDT TOTALITARISMO TRANSICION TRASTORNOS ALIMENTARIOS TRSTEZA TTIP TZEVAN TODOROV TZVETAN TODOROV VALENTIN GALVAN VEJEZ VERDAD VERGUENZA VIAJES VICENTE SERRANO LOBATO VIENÇ NAVARRO VIOLENCIA VITALISMO W.O. QUINE WALTER BENJAMIN WALTER SCHIMID WITTGENSTEIN YAMAMOTO TSUNETOMO. YIDAHISMO; YIHADISMO ZYGMUND BAUMAN