viernes, 5 de julio de 2013

ERICH FROMM : AUTORIDAD Y LIBERTAD
















Escrito por Luis Roca Jusmet



  Erich Fromm nació al principio del siglo XX y estuvo vinculado a la Escuela de Frankfurt. Intentó entender el nazismo que atrapó a una gran mayoría de sus compatriotas. "El miedo a la libertad" expone esta reflexión. Hay un capítulo que se llama "Libertad y autoridad", que me parece muy interesante. Intentaré exponer las ideas básicas.
  El individuo libre es una invención de la Europa Moderna.
Supone una ruptura con todo lo anterior, que, de diversas maneras, entiende el individuo como un eslabón de la comunidad, que es la unidad básica. Entendemos por individuo libre un sujeto que decide porque debe y puede decidir. Anteriormente el individualismo se había considerado siempre como un síntoma de decadencia. El sujeto es colectivo y el individualismo es consecuencia de su resquebrajamiento, de su atomización. Occidente ha expandido este individualismo por América y Australia y lo hará por África y por Asia ( Fromm ya ve la globalización que se va expandiendo después de la Segunda Guerra Mundial).


En las sociedad tradicional hay un orden cerrado y jerárquico, que se considera natural y donde cada cual tiene un lugar. Todos están encadenado por la función que les corresponde por el lugar que ocupan. La comunidad daba seguridad psicológica y un sentimiento de pertenencia al grupo, que es el el que te proporcionaba una identidad. El desarrollo de la modernidad y el capitalismo van rompiendo estas cadenas y proporcionando una movilidad social y un sentimiento de individualidad. Alexis de Tocqueville denuncia que lleva a la atomización y a la dispersión y rompe las cadenas solidarias de la comunidad. Aísla al individuo, lo desarraiga, lo hace vulnerable.

El individuo está solo y debe decidir sobre quien es y que hace. Debe inventarse a sí mismo. Las consecuencias negativas son la inseguridad, el desasosiego, la angustia. Este proceso tiene relación culturalmente con el protestantismo, donde la relación del hombre con Dios es individual, sin mediaciones comunitarias. Es el precio de la libertad. Se abre un vacío ante nosotros y esto provoca angustia. Es necesario elegir entre asumir esta libertad y la angustia que implica o ceder a ella y evadirnos, ir hacia la servidumbre voluntaria, buscar un Guia, un Jefe, un Maestro. carácter autoritario, obsesivo y rígido, que se somete a una jerarquía. Es una normalización a través de la conformidad automática. Es una carácter rígido, represivo y obsesivo.

  La libertad es una opción que supone romper los vínculos primarios y no buscar sustituirlos por otros que nos den pertenencia y seguridad. La libertad es difícil. Hay que construir un marco de orientación y de devoción, algo que querer y algo en lo que creer.

  Las ideas de Fromm son sencillas pero certeras. Está describiendo la personalidad de Eichmann.

Podríamos relacionarlas con varias filosofía. Con Sartre cuando dice que no podemos eludir nuestra libertad, aunque una opción sea renunciar a ella. Es cierto, aunque sea una ontología histórica. Es el hombre moderno el que se encuentra en este dilema. Shakespeare, a través de su Hamlet lo expresa con toda su genialidad. También tiene un antecedente, que es La servidumbre voluntaria de La Botie. Claude Lefort lo entiende perfectamente en su análisis del totalitarismo. La disolución moderna de la tradición sitúa al hombre en una incertidumbre, que si la acepta le lleva políticamente a la democracia y si no al totalitarismo. Es el sentido de Cornelius Castoriadis de democracia : no es un procedimiento, es un régimen. Un régimen en que decidimos como orientar políticamente nuestras vidas. Esto solo es posible con sujetos libres, autónomos. Es el último Foucault cuando dice, reivindicando a los antiguos, que un hombre libre es el que no es esclavo ni de sí mismo ni de los otros. Aquí vemos que hay que matizar a Fromm. Hay en la filosofía grecorromana una idea de libertad, aunque sea desde un contexto que nos individualista, pero yo diría que tampoco es comunitarismo. Es el Kant reivindicando la ilustración como este pensar y hacer por sí mismo. Y quizás sería este super-hombre de Nietzsche. Super-hombre entendido como el hombre que se supera a sí mismo. Porque la libertad es una superación de esta tendencia natural de los humanos a someterse a la autoridad.


1 comentario:

  1. Que otro ofrezca garantía, el dios imaginario, el líder
    Como los verdugos de la Inquisición, antecedente remoto de Eichmann
    Y en caso de conflicto se alude a la fórmula de la “obediencia debida.”, “en nombre de la fe.
    Nada puede hacer el psicoanálisis con estos adultos con vocación de esclavos.
    Si la intervención terapéutica desbarata la Ley del Padre, no queda nada, carecen de materia prima para gestar otra ley autónoma.
    El hombre masa, la mayoría.
    De ahí que siempre estarán los que mandan y los otros que obedecen, es estructural.

    ResponderEliminar

Temas