lunes, 10 de noviembre de 2014

SOBRE EL PROBLEMA CUERPO/MENTE


 
 Escrito por Luis Roca Jusmet

El problema cuerpo/mente es moderno. Se inicia a partir de las meditaciones metafísicas de Descartes, que teoriza la existencia de la substancia mental y la corporal. Son dos substancias diferentes cuya interacción queda abierta para la reflexión.. La glándula pineal no deja de ser el elemento de la conexión pero queda la problema de cómo esta es posible dicha conexión entre dos sustancias ontológicamente diferentes. Spinoza habla de una sola Substancia, Dios o la Naturaleza, de la cual la mente y el cuerpo serían dos manifestaciones paralelos.La teoría mecanicista de La Metrie, aparecida poco después, reducirá la mente al cuerpo.
 En el debate contemporáneo continuan las tres posturas. La primera, más difícil de justificar, la mantuvo incluso un Permio Nobel de Neurofisología, John Eccles, para el que mente y cerebro son dos realidades diferentes. La teoría del neurocientífico Antonio Damasio, para el cual la mente viene a ser como una especie de cartografía de lo que ocurre en el cuerpo, en el que incluye las emociones. Finalmente neurobiólogos como Paul Cauchard plantean simplemente que mente y cerebro son lo mismos. Lo que llamamos mente no es otra cosa que la red de connexiones neuronales que se dan en la estructura física del cerebro.
 Personalmente no me convence ninguna de las tres. Una clave para buscar otro tipo de explicación la encuentro a partir de los conceptos althusserianos de infraestructura, supererestructura y autonomía relativa. De esta manera podemos hablar del cuerpo ( incluido el cerebro) como la infraestructura de la mente y de la mente como superestructura. La mente es una estructura blanda, reticular, formada por el conjunto de connexiones entre representaciones ( palabras,imagénes) con un contenido emocional o desiderativo. Tiene autonomía relativa del cuerpo-cerebro, lo cual quiere decir que no es independiente ( esto sería dualismo) ni tampoco es lo mismo. En este último caso se identificaría las redes neuronales con las mentales, lo cual no es correcto. Sería la teoría del yo neuroquímico.

 Tenemos entonces una realidad física, que es la del cuerpo biológico, del que forma parte la mente. Y una realidad psíquica que es la estructura paralela que tiene una lógica propia, aunque depende y recibe mensajes constantes del cuerpo. Esta realidad psíquica necesita para construirse una tercera realidad material que es la de la lengua. la lengua es una creación de un cuerpo biológico con mente y consciencia. Una vez creada se inscribe en la realidad psíquica, que es entonces un imaginario lingüístico. 
 Esta realidad psíquica funciona con una lógica propia, aunque sobre la infraestructura del cerebro e influenciada por lo que le ocurre al cuerpo, incluidas las emociones. Aunque no es, como dice Antonio Damasio, una cartografía de lo que ocurre en el cuerpo.  
 Concluyendo : el cuerpo-cerebro es la infraestructura, la mente la superestructura y la mente tiene una autonomía relativa con respecto al cuerpo-cerebro.

4 comentarios:

  1. Creo que has centrado muy bien la cuestión.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Agustín. Fíjate que este pequeño artículo es la conclusión de más de cuarenta años pensando sobre el tema. Un abrazo

    ResponderEliminar

Temas