viernes, 19 de diciembre de 2014

PODEMOS Y EL DERECHO A DECIDIR




 Luis Roca Jusmet

El derecho a decidir es una formulación retórica que se plantea hoy el movimiento independentista catalán, reivindicando el derecho a decidir si Cataluña quiere ser independiente.
 Hay que remontarse a la Transición para entender el proceso. El PSUC consiguió, y hay que reconocerle el mérito, integrar al movimiento obrero inmigrante, que había llegado a Cataluña los años 60 básicamente, en la reivindicación de la normalización del catalán y del Estatuto de Autonomía. Dentro de una idea de que catalán es aquel que vive y trabaja en Cataluña. Reivindicación ambigua pero necesaria: precisar más es entrar en dinámicas excluyentes. La Cataluña postfranquista estuvo gobernada muchos años por el pujolismo. Años de nacionalismo neoconservador organizado en múltiples redes clientelares.
El Gobierno catalán de PSC/ERC/ICV, liderado por Pascual Maragall, paraecía una alternativa a todos los niveles. Este gobierno tiene una tímida política de izquierdas y una voluntad de seguir con el nacionalismo. Inicia un proceso, hace ya unos años, de elaboración de un nuevo estatuto. Este "ser más papista que el Papa Pujol" molesta a muchos votantes del PSC. En primer lugar a la clase obrera inmigrante, no nacionalista, pero también a sectores de clases medias que veían en Maragall una opción cosmopolita frente al nacionalismo cerrado de Pujol. En este estatuto se defiende que Cataluña es una nación soberana. El Tribunal Constitucional no acepta este punto de manera justificada, ya que es evidente que es incompatible con el artículo de la Constitución española que dice que el único sujeto que tiene soberanía en España ( de la que forma parte Cataluña). Hay que decir que el pueblo catalán aprobó, en un referéndum en el que hubo bastante abstención, el estatuto.
¿ En que podemos basarnos para considerar que Cataluña es una nación ? Los criterios culturales para definir una nación son discutibles y en este caso todavía más. Por una parte hablamos de una lengua, que es la propia de la mitad de la población ( la del resto es el castellano) y evidentemente otras consideraciones culturales en una sociedad globalizada son discutibles. Los criterios políticos todavía lo son más. Cataluña no ha existido nunca como nación y la interpretación histórica de las relaciones entre Cataluña y España son muy complejas.
Queda entonces la voluntat política. Cuando Cataluña dice que es una nación lo que quiere decir es que quiere serlo. Lo cual implica querer ser soberana. ¿ Quién lo quiere ? La mayoría de los representantes políticos y una parte de los catalanes. ¿ Qué entendemos por catalanes ? Si no nos basamos en criterios etnicistas, que no hay que hacerlo, entonces serían todos los españoles censados en Cataluña.
A este problema político se añade otro económico. Cataluña es la tercera comunidad autónoma en cuanto a lo que aporta al Estado y la décima en cuanto a la que lo recibe. Parece que la financiación es poco equitativa.
En todo este contexto Artur Mas, Presidente de la Generalitat, no consigue ningún cambio en la financiación por parte del Presidente del gobierno español, Mariano Rajoy. A partir de aquí Mas reclama el Pacto fiscal. Es un régimen económico que existe en el País Vasco y Navarra y que implica una ventaja fiscal evidente para ellas, ya que son comunidades ricas que gestionan sus propios recursos económicos. En todo caso tampoco era posible constitucionalmente, pero al mismo tiempo Rajoy tampoco cede en la financiación. El PP, a todo esto, inicia una campaña de descalificación de todo lo catalán.
El movimiento independentista se desarrolla al margen de las instituciones pero enseguida es capitalizado por Mas. El gobierno de CiU solo ha producido recortes y tiene que dar un salto al vacío. Los sectores soberanistas de CiU, con mas, a la cabeza, apuestan por la independencia. Empiezan una serie de reivindicaciones unidas a un enfrentamiento a los españoles, con expresiones como robo y expolio fiscal. Mas vuelve a convocar elecciones y los partidos independentistas ganan muchos votos, sobre todo ERC, que empieza a ser el que marcará la política catalana porque Mas lo necesita para seguir con su política antisocial. Frente a ellos los unionistas del PP i de Ciutadans. Ciutadans ha ganado muchos votos y se mueve en una ambigüedad ideológica, aunque tirando más a la derecha.
¿ Que hacen los partidos llamados de izquierda ? El PSC cambia de dirección. Pere Navarro quiere cambiar la orientación soberanista defendida por Pasqual Maragall y aceptada ambigüamente por Montilla. Se inicia la división en el PSC. Lo que defiende Navarro es razonable. Que los catalanes decidan pero negocian un marco legal con el gobierno español. Esto significa esperar a que ganen las próximas elecciones un PSOE al que convencer. Su alternativa es el federalismo. Pero es que España ya tiene una estrutura federal. ¿ Que hay que añadir ? ¿ un federalismo asimétrtico que daría más poder a Cataluña ? En todo caso se tendrán que discutir. Lo que sí parece que hay que buscar de manera inmediata es una reformulación más equitativa de la financiación. Pero Mas ya no está por esto. Su apuesta es el independentismo. Con el cambio en la dirección del PSC el pragmático Iceta quiere mantener el equilibrio entre soberanista y no soberanista. Pero el PSC, como el PSOE, est´acabado. No es creible como partido de izquierdas. Ni unionistas ni soberanistas lo apoyarán.
Pasemos a ICV-EuiA. Su posición es defender el soberanismo y una vez dicho esto hay sectores que defienden el independentismo y otro el federalismo. Es una mala opción porque su carta es la defensa del derecho a decidir mientras en la práctica lo que hace es alienarse con el movimiento independentista que hoy lidera la derecha nacionalista de Artur Mas. las encuestas confirman que la mayoría de votantes de ICV-EUiA no comparten la apuesta soberanista de sus dirigentes.
Analicemos pues el derecho a decidir. ¿ es una opción democrática radical ? De entrada defender el derecho a decidir a nivel individual es la opción ideológica del neoliberalismo. Decidir quiere decir que puedas hacer lo que quieras respetando la libertad de los otros pero con la intervención mínima del Estado. A más intervención menos derecho a decidir y a menos derecho a decidir menos libertad. Está claro que la izquierda no lo defiende. Para la izquierda la libertad es no-dominación pero no no-intervención. Si el estado obliga a pagar impuestos para mantener la sanidad pública o una renta mínima garantizada esto defiende la igualdad y la libertad colectiva.
 Planteemos el derecho a decidir como un derecho comunitario. Un pueblo, una nación tiene derecho a la autodeterminación. El derecho de autodeterminación se defiende en el contexto de los derechos humanos como el derecho de las colonias o de pueblos dominados por otro país a separarse. No es el caso de España, que como todo Estado se ha constituido con una cierta violencia pero que Cataluña nunca ha sido una nación constituida dominada por España. Aquí está la falacia. Euskadiko Ezquerra planteaba en el el País Vasco que defendía el derecho de autodeterminación, es decir el derecho a decidir, pero que esto no lo concretaba en un referéndum pleisbicitario sino en un proceso en el que el pueblo vasco iba tomando decisiones sobre su presente. Esto se puede hacer de muchas maneras. Que los catalanes podamos decidir también sobre sistema educativo, por ejemplo. ¿ Estamos de acuerdo los catalanes en que millones de euros se donen cada mes a centros privados, algunos elitistas, muchos religiosos, casi todos selectivos ?
 Desde la izquierda hay que defender el Estado de Derecho, que es el cumplimiento de las leyes y la más importante de ellas que es la Constitución. La Constitución como tal es necesaria en una democracia, porque garantiza derechos. Otra cosa es si esta Constitución es mejorable, que lo es. La Constitución se aprobó, ciertamente, en una etapa pasada, que es la Transición, Y había presiones militares. Pero se aprobó. Hay que plantear en todo caso una reforma pero desde el punto de vista de un cambio político de la sociedad española. En este marco es legítimo plantear una consulta sobre la independencia, no sobre la soberanía. Pero hay que hacerlo en un proceso de deliberación colectiva en la que los ciudadanos tengan información y formación política. Plantear el referéndum en un contexto en la que se está manipulando a los ciudadanos en un sentido no es democrático. La democracia es un régimen de participación política no un procedimiento formal.
 El caso Pujol tiene que ver, evidentemente, con lo que hablamos. Porque en nombre del nacionalismo Pujol introduje el antagonismo catalanes/españoles. Y su misma práctica nos ha demostrado que los catalanes no somos víctima de los españoles sino de las clases dominantes catalanas ( y españolas, claro).
 Podemos debe defender es una alternativa de izquierdas en Cataluña, solidaria con el conjunto de los ciudadanos españoles, que diga no a la independencia y se desmarque totalmente de un movimiento soberanista dirigido por la pequeña burguesía catalana y que solo lleva a la división interna de los catalanes, al enfrentamiento con los ciudadanos españoles y a un callejón sin salida para los ciudadanos catalanes.

11 comentarios:

  1. Siempre digo lo mismo: Lo de independencia dentro de la U.E. (si es que ésta admitiera la entrada de un Estado Catalán, al margen de España) no lo es. Sólo hay que ver la cada vez menor independencia de España. Aquí se engañan, y engañan, los "independentistas". Lo del "derecho a decidir" es una bella frase-señuelo, que promueven estos últimos para ver si embarcan a más gente rumbo a un Estado separado del español, que es lo que de verdad pretenden pero que evitan nombrar explícitamente. Lo sincero sería plantear el "Derecho a decidir un Estado Catalán separado del español". Así de claro. Pero entonces no engancharían de entrada a tantas personas. Creo que el Estado de las Autonomías actual podría tomarse como pre-federal y ser mejorado en sentido federalizante más auténtico. Pero tendría que ser una reivindicación por sí misma, sin plantearla sólo cuando los separatistas pasan a la ofensiva. En cuanto a Podemos, es algo que está por ver y no sólo en cuanto a las "nacionalidades". Este movimiento es una incógnita y en su seno hay de todo, como en botica. En algún lado he leido que la idea de su "vanguardia" (porque la hay) es algo "jacobina": constituir una Asamblea estatal de 80 miembros, de la que a su vez saldrá un grupo dirigente más reducido, sin tener en cuenta proporcionalidades territoriales. No sé cómo van a encajar lo "federal", "el derecho a decidir", etc. Pienso además que se están exagerando las expectativas con relación a Podemos. Primero, a ver en qué termina. Segundo, en caso de que vaya en buena dirección (ojalá), por sí sola y sin unificarse o coaligarse con otras organizaciones, tampoco va a ayudar a prosperar suficientemente una opción antineoliberal. El sistema electoral español no favorece a los pequeños. Tenemos el ejemplo de IU. (Me parece que ayer envié un comentario sobre Podemos, que no sé si no ha entrado en el blog). Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Agustín. Pues el comentario que enviaste no llegó. Comparto lo que dices pero creo que Podemos es una oportunidad única que hay que aprovechar. IU ha tenido mucho tiempo para configurarse como alternativa al PSOE y no lo ha conseguido, ni en toiempo de crisis.
    Comparto lo que dices del Estado autonómico que, mejor o peor, ya es federal. Hay que hacer reformas a partir de aquí y hay que deliberar como hacerlo.
    Un abrazo y me alegro de que vuelvas a participar en el blog.

    ResponderEliminar
  3. Este es el escrito que no llegó:

    A pesar de la mucha gente que hay detrás de Podemos y sin despreciar para nada su valía y aportación, creo que sin Pablo Iglesias, su carisma, su liderazgo, su participación y buen desenvolvimiento en los media (TV fundamentalmente); y su imagen que conecta con iconografías de nuestro imaginario cultural cristiano (al igual que el Che); la candidatura electoral no hubiera conseguido tantos votos ni tantas adhesiones. A partir de ahora le vendrán los problemas al ¿movimiento?, porque el enemigo a batir es de cuidado y dispone de muchas bazas zanahoria-palo, que sólo podrá ser enfrentado con una organización de militantes bien cohesionada (¿partido?). O sea, pasar de “líquidos” a “sólidos”, y esto suele desencantar al sector más entusiasta-idealista, horizontal y cortoplacista, dotado del inmediatismo informático.

    Y es que no puede ser de otra manera cuando la democracia posible se tiene que hacer con miles o millones de personas, y encima pegándote con quienes te la quieren tirar abajo. Entre “las vanguardias iluminadas” (futuras nomenklaturas) y “la gente convocando a la gente” (¿todavía nos creemos eso?) hay un espacio para la combinación de la movilización, participación y lucha que, con la necesaria y saludable participación y pluralidad del tira y afloja, nos dote de una organización y unos representantes democráticos competentes, en una situación de serio enfrentamiento (desgraciadamente planteado así por una oligarquía dispuesta a todo). Creo que los líderes de Podemos, su vanguardia (que la hay) están transmitiendo excesivamente ilusiones que ellos no se creen: que toda la ciudadanía, en directo, horizontalmente y con total transparencia, podría debatir y decidir los asuntos de Gobierno y Estado. Asuntos que son muy complejos, que precisan de la mediación sopesada y templada de personas con conocimientos, o de decisiones urgentes, o del secreto, en una democracia representativa. Nunca del calentón popular del momento y el cómodo clic informático.

    A Podemos, IU y otros grupos del ámbito de la izquierda que dice querer serlo, les toca trabajar la unión con lo mejor de cada colectivo, con la paciencia transformadora de la acumulación de fuerzas, de las reformas continuas, del medio y largo plazo. Pero, adelanto, esta unidad no será posible si no coinciden en el empeño unos líderes singulares que sepan hacerlo. Al tiempo.

    ResponderEliminar
  4. Comparto lo que dices Agustín. Pero inisisto en que es una oportunidad y hemos de implicarnos y trabajar para que sea algo sólido. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. El tema es la madre del cordero. Personalmente lo tengo claro, la izquierda pierde cuando se mete a hacerse más pujolista que Pujol, sobre todo en el resto de la España "pobre", que no comprende estas peleas por una bandera y una lengua que no están prohibidas y habiendo libertad de sobra para expresarse y educar en la proporción de lengua autóctona que uno quiera.
    Está demostrado que se pierde gas cuando se ve a la "gente de abajo" en esas dos zonas de espña movilizadas en algo que no es propiamente un discurso "progre", entendiendo por "progre" hacer protagonista a la inmensa mayoría frente a los de siempre. O por lo menos favorecer a MAS población que a las pocas capas que hoy se ven favorecidas.
    A más reparto de bienestar, mayor seguridad y libertad.
    El problema es no enfrentar los problemas.
    Todo este tema me parece un efecto rebote del franquismo, enemigo común que unió en la misma trinchera a la izquierda, de siempre "internacionalista" y "cosmopolita", y a los llamados nacionalismos históricos nacidos en la burguesía vasca y catalana de finales del XIX.

    Va a ser la gran decisión de esta nueva formación política. Hay quien ya lo ha visto, copio

    La propuesta que plantean Verstrynge y Monereo es una opción muy útil para pasar al segundo nivel, al llevar hacia la izquierda estos elementos populistas, mezclando nacionalismo, defensa del Estado de bienestar y elementos proteccionistas que devuelvan palancas de acción a los Estados, pero hay evidentes problemas en nuestro país para implantar esta visión. El primero lo subraya Monereo cuando afirma irónicamente que “en España siempre hemos tenido dos nacionalismos, los buenos y los malos, los que tienen caché y los que no, y los buenos son los de las nacionalidades históricas mientras que el español es terrible”. El segundo problema es el táctico, porque quien decide apoyar el nacionalismo catalán y el vasco ganan adhesiones en esos territorios pero los pierde en el resto de España y al revés. El tercero es cultural: la izquierda no ha sido muy favorable a utilizar términos como patriotismo, y es un tabú que debe romper aún.

    Leer más: El nuevo patriotismo de Podemos, la extrema derecha y la clave de la política - Blogs de Tribuna http://bit.ly/1kRJIXq

    http://blogs.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/tribuna/2014-08-06/el-nuevo-patriotismo-de-podemos-la-extrema-derecha-y-la-clave-de-la-politica_170882/

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por tus reflexiones e informaciones, Ana. Como siempre, muy valiosos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Hola, sigo con interés el debate. Todo y que me son simpáticos, me temo que la irrupción de Podemos lo que va a conseguir es la pervivencia del PP en las instituciones. La fragmentación del espacio electoral considerado de izquierdas es lo que trae, remitámonos a los ejemplos del Labour en los años 80 o del SPD en lo que va de siglo. Aunque comparto con vosotros el criterio clásico de la izquierda respecto al nacionalismo, disiento de su conveniencia, ya que me parece que es el único relato que quizá funcione como vector de emancipación, como en otro tiempo fue el movimiento obrero. Sé que muchos tenéis el temor o la convicción de que "el proceso" consolide a la derecha catalana con un estado a su medida, pero sólo hay que ver lo que ocurre en el bando opuesto; las élites ven que este "proceso" se puede ir de las manos (de ahí la Caixa financiando a Ciutadans, por ejemplo), ya que no hay nada mejor que un proceso constituyente para que aspiraciones de justicia se proyecten institucionalmente. El que espere transformar "democráticamente" el "Estado de Derecho" realmente existente, va listo. Sólo outsiders como la monja Forcades y Arcadi Oliveres, entre otros, han entendido, desde la izquierda, que este proceso puede ser una oportunidad, aunque nos rompa algunos esquemas mentales....

    Salud!

    D.

    ResponderEliminar
  8. Interesante comentario, D. Pero Podemos es la única alternativa al bipartidismo. El PSOE no es iquierda y IU ha demostrado que no pasará de ser oposición. Una colalición PSOE-IU es poco probabale y es dudoso que sea deseable. La única oportunidad, improbable pero posible es una gobierno de Podemos coaliigado con los grupos a la izquierda del PSOE.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Hola Luís, hace tiempo que no digo la mía, pero de vez en cuando sigo leyendo algunas de las cosas que publicas. Y creo que en este asunto no hemos cambiado de perspectiva. Te contesto aquí en dos partes y de forma caótica porque no tengo suficiente tiempo- algunas de las cosas que publicas en varias entradas.

    Podemos defiende un principio que a mí me parece básico: una nación tiene que ser el resultado de la unión voluntaria de las partes que la componen. Y me parece que ahora está muy claro que esto no es así. Porque nos guste o no en Cataluña una parte muy importante de la población -yo diría que muy mayoritaria- quiere cambiar el estatus quo territorial, ya sea para crear un estado propio o para redefinir el "encaje" con el resto del Estado. En los últimos tres años en Cataluña se han producido tres de las mayores manifestaciones de la historia de Europa y todas para pedir lo mismo: la independencia. Porque me parece bastante claro que la inmensa mayoría de personas que han participado en esas manifestaciones pedíamos independencia -yo solo pude asistir a la primera-. O mejor dicho, poder votar independencia. ¿Que esta consulta o referéndum (la primera no es vinculante, el segundo sí) en un mundo ideal debería hacerse de otra forma o en otro momento? Seguramente sí. Pero no vivimos en un mundo ideal. Y creo que ni el PPSOE ni todos los que defendéis su posición en este asunto jamás encontrarías el momento adecuado para celebrar una consulta/referéndum, con lo cual éste jamás podría hacerse. Y basta con ver la actitud del PPSOE con respecto a la monarquía. Nos han enchufado al principito sin opción de consulta o referéndum.

    Dices que Cataluña no es ni ha sido nunca una nación y que en Cataluña se manipula la historia. Que se la historia se manipula, seguro. Pero no creo que se manipule más aquí que en el resto de España o en Francia -seguro que el Napoleón que enseñan en España nada tiene que ver con el que se enseña en Francia-. Entra dentro de la lógica nacionalista -del nacionalismo de estado o de los nacionalismos que aspiran a tenerlo-. Que Cataluña no es ni nunca ha sido una nación: es una interpretación, pero primero tendríamos que definir qué entendemos por nación. Si entendemos que una nación es la voluntad de ser de sus ciudadanos, es evidente que Cataluña es una nación -el famoso "som i serem" es muy antiguo-. Lo era antes y lo es ahora -estoy seguro de que la mayor parte de catalanes, también muchos de los catalanes oriundos del resto de España, consideran y sienten que Cataluña es una nación. Si entendemos la nación como algo jurídico entonces Cataluña es una medio nación, puesto que la Constitución española la define como nacionalidad, no como región. Si entendemos nación como algo cultural, me parece evidente que Cataluña (y Valencia, Baleares, Castilla, etc.) es una nación, puesto que tiene muchos rasgos culturales/identitarios "propios" que la diferencian del resto, empezando por la lengua. Si entendemos nación como algo histórico tampoco está tan claro que Cataluña no sea una nación, puesto que hay muchísimos documentos y escritos antiguos que se refieren a Cataluña como nación. Y si entedemos nación como Estado es evidente que Cataluña ahora no es una nación, puesto que no tiene estado exclusivo (tenerlo si que lo tiene, España, pero lo comparte con otros). Y digo ahora porque desde casi su nacimiento como entidad "autónoma" Cataluña ha tenido estructuras de estado: desde que los condados catalanes -Barcelona- se independizaron de facto de los francos hasta el final de la guerra de Sucesión -no olvidemos que Felipe V tuvo que venir a Barcelona a jurar las Constituciones catalanas-, pasando por la Corona de Aragón, Cataluña siempre tuvo mayor o menor grado de soberanía y estructuras de estado. Así pues, yo no sería tan tajante al afirmar que Cataluña no es ni ha sido jamás una nación.

    ResponderEliminar
  10. También dices que Cs es un partido ambiguo más bien tirando a la derecha. Yo creo que eres muy condescendiente, puesto que desde mi punto de vista Cs está muchísimo más a la derecha que la ERC que tanto criticas, por ejemplo. Rivera y otros muchos dirigentes de ese partido vienen del PP y su intento casi desesperado por pactar con UPyD nos muestra muy bien por donde van los tiros.

    Dices que el independentismo transformador/revolucionario, entendido como una oportunidad para transformar las cosas y crear un estado social realmente distinto a los que ya existen, es muy minoritario. Totalmente de acuerdo contigo. Pero también creo que la mayor parte de gente de izquierdas en Cataluña tiene más afinidad con el independentismo/catalanismo que con el españolismo, hegemonizado desde siempre por la derecha más reaccionaria de la península. Y también me parece evidente que los que de verdad controlan el chiringuito catalán y español, es decir, la oligarquía catalana y española, conservadora por naturaleza, está total y radicalmente en contra de la independencia. Y este hecho para mí, que me defino como socialiberal, ya debería bastar para que la gente de izquierdas simpatizara con el movimiento independentista -poner en duda el estatus quo, ni que sea solo el territorial, es más "revolucionario" que no hacerlo. O al revés, defender la no independencia me parece más conservador que defenderla.

    Mi solución ideal al problema hispánico sería una confederación de repúblicas hispánicas/ibéricas -con Portugal y Cataluña incluidas, por supuesto-. Es una idea no realista porque soy consciente de que ni España ni Portugal jamás renunciarían a su soberanía/independencia simbólica. Pero esta idea creo que ha sido siempre la meta ideal del catalanismo político. La creación de un marco supraespañol que permita la unión desde la libertad. Por eso creo que la independencia es el mal menor.

    Y ya te digo que a mí los estados en general no me gustan. El estado español -no confundir con España- "me cae" mal y el estado francés me "cae fatal". Y es que si hay algo que no soporto son los nacionalismos de estado -y lo que me temo es que el estado catalán acabe por generar un nacionalismo de estado-. Y ela aquí mi gran contradicción: soy radicalmente independentista -no confundir con independentista radical- pero no quiero ver a mi querida Cataluña convertida en un estado -ejército, funcionarios, embajadas, etc.-. Por eso creo que Catalunya no será independiente. Porque si yo, radicalmente independentista, en el fondo no quiero ver a mi querida Cataluña convertida en un estado... Y es que la lírica independentista es muy bonita, pero la prosa ya no lo es tanto. Si el PPSOE conocieran mejor Cataluña, que creo que no la conocen, sabrían que la mejor forma de combatir el independentismo es con la realpolitik: permitir un referéndum vinculante pero explicar que Francia jamás reconocerá a Cataluña, que el contexto internacional no es favorable a las aspiraciones independentistas de Cataluña -cuestión de intereses-, que si se quiere estar en la OTAN hay que tener ejército, etc.

    Por último, y acabo, algún día tendrá que analizarse el papel que los vomitivos medios de información/intoxicación españolistas han jugado en el auge del independentismo en Cataluña. Y es que no ha sido TV3 ni los políticos independentistas quienes han disparado el independentismo, sino el PP y sus nauseabundos medios de comunicación. Y es que cada vez que escucho a algún tertuliano españolista decir que los catalanes están manipulados (como si los catalanes fuésemos retrasados) me hago radicalmente independentista porque no puedo soportar esa soberbia de quienes desde pequeños solo han mamado una verdad, su verdad: España es una unidad de destino en lo universal.

    Un abrazo,
    Toni

    ResponderEliminar
  11. Hola Toni. me alegro mucho que continues leyendo el blog y que vuelvas a intervenir. De hecho hace tiempo que decidi dejar el tema pero e sinevitable volver a él porque es estamos totalmente metidos en el problema, queramos o no. En parte de lo que dices estoy de acuerdo y en partes no.No voy a voilver otra vez sobre todos los temas que planteas. Pero te voy a decir una cosa. El rferéndum debe hacerse no porque Cataluña sea una nación ( que me continua pareciendo discutible pero no repetiré todos los argumentos que he dado) sino porque una parte de la población importante se está planteando el tema de la independencia.. Ahora bien si este referendumn no es legal la única solución e suna ruptura violenta y no creo que sea el camino. Hay que plntearse cambiar la Constitución y negociar una consulta. Pero con información y deliberación política. Sin la lógica totalitaria de decir " catalán es el soberanista o independentista. Para esto faltan años pero con este saldo adelante que ha hecho Mas, muy poco democrático, y la Asamblea Nacional Catalana, de la que tengo un opinión mabivalente. Por una parte ha hecho un trabajo democrático pero por otra se consideran los representantes de lla sociedad civil y esto sí es totalitario. Nos han llevado a un callejón sin salida que pagaremos todos los catalanes. claro que el PP es responsable y es impresentable y la TVE también. Pero es lo que hay y hay que saber cómo avanzar. Yo nunca entraré en un frente ni con el PP ni con CiU.
    Un abrazo
    Luis

    ResponderEliminar

Temas

. .LUIS ROCA JUSMET ABUSOS SEXUALES A NIÑOS ADA COLAU. AFECTO AGUSTIN BASAVE AGUSTIN GARCIA CALVO AGUSTIN GARCIA CALVO. AJOBLANCO ALAIN BADIOU ALBERT CAMUS ALBERTO MONTERO ALBERTO ROYO ALBERTO SANTAMARÍA ALEGRÍA; DOLOR ALEJANDRO TEITELBAUM ALEXANDER KÒJEVE ALEXANDER NEHEMAS ALFONSO GALINDO ALFRED HITCHCOCK AMADOR FERNANDEZ-SAVATER AMARTYA SEN AMOR AMSTERDAM ANA AZANZA ANALISI POLïTICO ANALISIS POLITICO ANÁLISIS POLÍTICO ANDRÉ MALRAUX ANDREA GREPPI ANGEL DIAZ DE RADA ANNA QUINTANAS ANTONIO DAMASIO ANTONIO J. ANTON FERNANDEZ ANTONIO MUÑOZ MOLINA ANTONIO ORIHUELA ANTROPOLOGIA ARISTOTELES ARISTÓTELESARISTOTELES ARLIE RUSSELL HOCHSCHILD ARNOLD i. DAVIDSCON ARNOLD i. DAVIDSON ARTE ARTES MARCIALES ARTHUR ROSENBERG ATEISMO AUTOBIOGRAFIA AUTORIDAD BALTASAR GRACIAN BANSKY. BARCELONA BELLEZA BERLIN BERTRAND RUSSELL. BIOETICA BIOPOLITICA BRIAN GOLDWIN BRUCE ROSENBLUM BRUNO BETTELHEIM BUDAPEST BUDISMO CARL J. JUNG ) CARLO SAVIANI CARLOS CASTILLA DEL PINO CATHERINE MILLOT CESAR RENDUELES CHANTAL MOUFÉE CHARLES TAYLOR CHARLES TILLY CHINA CHRISTINE ANGOT CIBERESPACIO CIBERGUERRA CIBERSEXO CINE CINISMO CIORAN CIUDADANO BIOLOGICO CLAUDE LEFORT CLAUDIO NARANJO CLEMENCE ROSSET CLEMENCE ROSSET. ClÉMENT ROSSET COMUNISMO CONFUCIO CORNELIUS CASTORIADIS COSMOPOLITISMO CUERPO CULPA DANIEL BLANCHARD DANIEL COHEN DANIEL GOLEMAN DANIEL KAHNEMAN DARIAN LEADER DAVID H. FINKENSTEIN DAVID HELD DAVID HUME DAVID HUME. DAVID LYNCH DELIRIO DEMOCRACIA DEPORTE DERECHO DERECHOS HUMANOS DESCARTES DESEO DIANA S. RAVINOVICH DIDACTICA DE LA FILOSOFIA DIGNIDAD DOLOR DOLOR. SLAVOJ ŽIZEK DOLORES PAYÁS DOMENICO MORO ECONOMIA CRITICA EDUARDO GALEANO EDUCACION EJERCICIOS ESPIRITUALES EL CUIDADO DE SI EL VIEJO TOPO ELEANOR ROSCH EMOCIONES ENEAGRAMA ENRIQUE UJALDÓN ENSAYO EPICTETO. EPICUREISMO EPISTEMOLOGIA ERASMO DE ROTTERDAM ERICH FROMM ERNESTO LUCLAU ERNST CASSIRER. ERNST JÜNGER ESCRITURA ESCUELA DE KYOTO ESQUIZOFRENIA ESTADIO DEL ESPEJO ESTADO ESTETICA ESTOICISMO ETA ÉTICA EUGENIO TRÍAS EUSKADIKO EZQUERRA EUTANASIA EVA ILLOUZ EVAN THOMPSON EXPERIENCIA FALANGE FASCISMO FELICIDAD FELIPE MARTINEZ MARZOA FÉLIX GUATARI FELIX GUATTARI FÉLIX OVEJERO. FERNANDO DIAZ FERNANDO SAVATER FILOSOFIA FILOSOFIA DE LA CIENCIA FILOSOFIA DE LA CIENCIA. FILOSOFIA DE LA CULTURA FILOSOFIA DEL CUERPO FILOSOFIA DEL LENGUAJE FILOSOFIA ESPAÑOLA FILOSOFIA MORAL FILOSOFIA MORAL. FILOSOFIA Y CHINA FILOSOFIA Y FISICA FILOSOFIA Y LOCURA FILOSOFIA Y MEDICINA FILOSOFIA Y PSICOANALISIS FRANCESC TOSQUELLES FRANCISCO J. VARELA FRANCISCO VAZQUEZ GARCIA FRANÇOIS ANSERMET FRANÇOIS CHENG FRANÇOIS JULLIEN FRANÇOISE DOLTO FRED KUTTNER FREUD FREUD. FRITZ PERLS GAIZKA FERNANDEZ SOLDEVILA GEOGRAFIA GEORGES BATAILLE GEORGES BATAILLE.ELISABETH ROUDINESCO GEORGES CANGUILHEM GEORGES DIDI-HUBERMAN GERARD GUILLERAULT GERARD MENDEL GERARDO PISARELLO GERD BAUMANN GILLAD ATZMON GILLES DELEUZE GILLES LIVOPETSKY GIOGIO COLLI GIORGIO AGAMBEN GIORGIO COLLI GIOVANNI ARRIGHI GLOBALIZACION GOETHE GONÇAL MAYOS GRÉGOIRE LALIEU GREGORIO LURI GUILLEM MARTINEZ GUINEA ECUATORIAL GUSTAVO BUENO GUY DEUTSCHER HAIKU HANNA ARENDT HAQ HEGEL HERVE TANQUERELLE HISTORIA HOBBES HOLANDA HOLDERLIN HUMBERTO MARTURANA. IAN HACKING IAN PARKER IDENTIDAD IDENTIFICACIÓN IDEOLOGIA IDEOLOGÍA IGNACIO ÁLVAREZ-OSSORIO IGNASI ALBADI ILLYA PRIGOGINE IMAGINACIÓN IMAGINARIO IMMANUEL KANT IMMANUEL WALLERNSTEIN INDIA INTELIGENCIA EMOCIONAL INTELIGENCIAS MÚLTIPLES INTERCULTURALISMO INVIERNO JACOBO MUÑOZ JACQUES LACAN JACQUES LACAN; SLAVOJ ŽIZEK JACQUES LACAN. JACQUES RANCIÈRE JAIME PASTOR JAVIER PÉREZ ANDÚJAR JAVIER PETEIRO JEAN ALLOUCH. JEAN FRANÇOIS BILLETER JEAN MARIE GUYAU JEAN OURY JEAN PAUL SARTRE JEAN-LOIS BEAUVOIS JEANNE CARLIER JEREMY CORBIN JEROME KAGAN JESÚS ESQUERRA GÓMEZ JOAQUIN ABELLAN JOHN GRAY JOHN LOCKE JOHN NART JOHN READ JOHN SCOTT JOHN STUART MILL JOHN STURAT MILL JORDI AMAT JORDI RIBA JORDI ROCA JUSMET JORGE ALVAREZ YAGÚE JORGE LUIS BORGES JOSÉ ALVAREZ JUNCO JOSE ANGEL RODRIGUEZ RIBA JOSE ANTONIO CERRILLO JOSE ANTONIO PEREZ TAPIAS JOSE LUIS MONEREO JOSE LUIS MORENO PESTAÑA JOSE MANUEL NAREDO JOSE MANUEL ROCA JOSE Mº TORTOSA JOSEBA ARREGI JOSEP FONTANA JOSEP MOYA JUAN CARLOS USÓ. DROGAS JUAN COLOMAR JUAN MANUEL NAREDO JUDITH SHAKLAR JULIAN MARÏAS JUNG JUSTICIA KANT KAREN AMSTRONG KARL MARX KARL POLANYI KATE PICKETT KIERKEGAARD KOJIN KARATANI KWAME ANTHONY APPIAH KWANE A. APPIAH LEIBNITZ LEIBNIZ LEON BLUM LEOPARDI LESLIE JAMISON LEY LIBERALISMO LIBERTAD LIGA COMUNISTA LIGA COMUNISTA REVOLUCIONARIA LIONEL SHRIVER LO REAL LOCURA LOGICA LOREN M.MOSHER LOUIS ALTHUSSER. LUDWIG WITTGENSTEIN LUIS ROCA JUSMET LUIS ROCA JUSMET LUIS ROCA JUSMET. LUIS ROCA JUSMET. PIERRE HADOT LUIS VEGA REÑÓN LYNNE RAMSAY MANUEL ATIENZA MANUEL FERNANDEZ BLANCO MANUEL SACRISTAN MAQUIAVELO MARC PERELMAN MARCO AURELIO; MARGARITA VON TROTTA MARIO IZCOVICH MARIO MONTINARI MARK FISCHER MARQUES DE CONDORCET MARTIN ALONSO MARTIN GARDNER MARTIN HEIDEGGER MARX. MASSIMO RECALCATI MATTHEW STEWART MAURICE MERLAU PONTY MAURICE MERLEAU PONTY MECANICISMO MENCIO MICHEL FOUCAULT MICHEL FOUCAULT. MICHEL J.SANDEL MIGUEL ABENSOUR MIGUEL BASSOLS MIGUEL MOREY MIGUEL POVEDA MIQUEL BASSOLS MIRCEA ELIADE MOHAMED HASSAN MONTAIGNE MONTSERRAT GALCERAN MONTSERRAT RODRIGUEZ MULTICULTURALISMO MULTINACIONALES MUNDOS PARALELOS MÚSICA NACIONALISMO NAZISMO NEOLIBERALISMO NEPAL NEUROCIENCIAS NICOLAS SANCHEZ VARELA NIETZSCHE NIKOLAS ROSE OCTAVE MANNONI ODIO ONTOLOGIA OPUS DEI ORTEGA Y GASSET OTOÑO PABLO CIACCIARI PABLO IGLESIAS. PACO FERNANDEZ BUEY PARANOIA PARRESIA PASIOMES. PASIONES PATERNIDAD PAUL RICOUER PAUL THOMAS ANDERSON PECADOS CAPITALES PEDAGOGIA PEDRO LAIN ENTRALGO PERCEPCIÓN PERE SABORIT PERE SABORIT. PEREZA PERSONA. PERVERSiÖN PHILIP PETTIT PHILIPPE PETTIT PIERRE BAYLE PIERRE CLASTRES PIERRE HADOT PIERRE MAGISTRETTI PLACER PLATON PLATON. PODEMOS PODEMOS UNIDOS PODER PASTORAL PODER; LIBERTAD POESIA POPPER POPULISMO: PRIMAVERA PSC PSICOANALISIS PSICOANALISIS Y MEDICINA PSICOANALISIS Y NEUROCIENCIAS PSICOANALISIS Y POLITICA PSICOANALISIS. PSICOLOGIA PSICOSIS PULSION PULSIÓN DE MUERTE QUENTIN MEILLLASOUX RAFAEL BURGOS RAFAEL DIAZ SALAZAR RAFAEL LÓPEZ ROMO RAMON CASARES RAMON RODIGUEZ PRADA RAYMOND ARON RAYMOND DEPARDON RECONOCIENTO REMO BODEI REPUBLICANISMO RESPETO RESPONSABILIDAD RICARDO ESPINOZA RICHARD A. CLARKE RICHARD P. BENTALL RICHARD PEET RICHARD RORTY RICHARD RORTY. RICHARD SENNETT RICHARD WIKINSON ROBERT K. KNAKE ROBERTO AUGUSTO ROBERTO ESPOSITO ROBERTO MUSIL ROBERTO SAVIANA ROGER BARTRA ROUSSEAU RUDIGER DAHLKE SALVADOR LOPEZ ARNAL SAMI-ALI SAMURAI SANDOR MARAI SANTIAGO CASTELLANOS SANTIAGO LOPEZ PETIT SCHOPENHAUER SENECA SENSACIONES SENTIMIENTOS SEXUALIDAD SHAKESPEARE SHELDON S.WOLIN SIGMUND FREUD SIMBOLICO SIMONE WEIL SIRIA SISTEMA ELECTORAL. SLAVOJ ŽIZEK SOCIALDEMOCRACIA SOCIEDAD SOCIOLOGIA SOCIOLOGIA. SOCRATES SÓCRATES. SPINOZA STEVEN B. SMITH SUICIDIO SUJETO SUPERYO. SYRIZA TAISEN DESHIMARU TAOISMO TEMPERAMENTO TEORIA POLITICA TEORÍA POLíTICA TERAPIA GESTALT TERRY EAGLETON THORDWARLD DETHLESFSEN TIEMPO TIM JACKSON TOMAS R. VILLASANTE TONY JUDT TOTALITARISMO TRANSICION TRASTORNOS ALIMENTARIOS TRSTEZA TTIP TZEVAN TODOROV TZVETAN TODOROV VALENTIN GALVAN VEJEZ VERANO VERDAD VERGUENZA VIAJES VICENTE SERRANO LOBATO VICTOR HUGO LÓPEZ MARTÍN VIENÇ NAVARRO VIOLENCIA VITALISMO W.O. QUINE WALTER BENJAMIN WALTER SCHIMID WITTGENSTEIN YAMAMOTO TSUNETOMO. YIDAHISMO; YIHADISMO ZYGMUND BAUMAN