viernes, 25 de mayo de 2018

FILOSOFIA Y AUTOAYUDA

Resultat d'imatges de luis roca jusmet

Escrito por Luis Roca Jusmet


Pierre Hadot es un filósofo francés de la segunda mitad del siglo XX que quiso recuperar la idea de la filosofía como forma de vida. Hadot, que era además un riguroso historiador de la filosofía, sostiene que la filosofía antigua nunca quiso ser un discurso teórico ni un sistema de pensamiento. Lo que pretendía era ser una propuesta de forma de vida. No había separación entre filosofía teórica y filosofía práctica porque lo que se buscaba en las escuelas filosóficas era que te enseñaran a percibir el mundo, a pensarlo y a actuar sobre él. La verdad te transformaba y te preparaba para afrontar la vida con serenidad.
Pierre Hadot dedica muchos de sus escritos al estudio de los estoicos, especialmente a Marco Aurelio. Pero las meditaciones de Marco Aurelio no eran ni un diario íntimo ni un escrito para ser leído. Eran un ejercicio espiritual sin connotaciones de culpa ni de pecado. No era una confesión sino un balance de lo que se había hecho bien y lo que había hecho mal. ¿ Para qué ? Para saber en que se había fallado y prepararse para no repetirlo. A través de sus notas comprobaba si había aplicado correctamente la filosofía estoica en su quehacer cotidiano. El estocisimo era una escuela en la que el maestro te enseñaba unos principios que se habían de interiorizar y aplicar. Era una escuela para adultos en la que estos debían desaprender lo que la sociedad les había enseñando. Pero el maestro enseñaba para que el discípulo se emancipara. Totalmente contrario de lo que haría posteriormente el cristianismo, que se basaría en la obdeciencia. La filosofía se entendía entonces como una terapia del alma. Posibilitaba la construcción de un sujeto ético que hacía una elección de vida.
Podemos preguntarnos hoy si la filosofía tiene un lugar en el llamado mercado de la autoayuda. El mercado de autoayuda forma parte de la sociedad de consumo : son libros, consultas, cursos, que te ofrecen píldoras rápidas para consumidores impacientes. El cliente paga y quiere resultados. No puede haber nada más antifilosófico. ¿ Cuál es entonces la línea roja que separa la filosofía de la autoayuda ?. Los libros de filosofía dan orientaciones prácticas sobre como vivir y los libros de autoayuda dan recetas para aplicar. La filosofía proporciona una caja de herramientas, según la denominación del filósofo francés Michel Foucault, y no como un recetario. La filosofía estimula a pensar y la autoayuda formula consignas. La autoayuda es el camino fácil, la filosofía el camino dificil. La filosofía es una brújula y la autoayuda un mapa donde todo está señalado.
Todo lo que digo viene a cuento porque en el suplemento del sábado 28 de abril apareció un pequeño dossier dedicado al estocismo, con dos artículos interesantes a partir de varias publicaciones sobre esta escuela filosófica. A raíz de ello apareció algún comentario en el que se sortenía que El País continuaba promocionando la ideología neoliberal con manuales de autoayuda. Me parece que el comentario estaba fuera de lugar porque entendía que se promocionaba el estoicismo como parte de la ideología neolibera. ¿ En qué sentido ? En el sentido de entender que en el estoicismo entraban nociones como la de resilencia y conformismo. Me parece que, de entrada, entender la resilencia como un concepto neoliberal es un error. La resilencia no te dice que hay que aceptar sumisamente el sufrimiento que te infligen los otros. Lo que te dice la resilencia es algo muy neitzscheano, que es que debes ser capaz de fortalecerte y no de hundirte en situaciones de sufrimiento ( venga de la naturaleza o de los otros9. Igual que lo que plantea el estoicismo es la capacidad de aceptar lo que no podemos cambiar y actuar cuando podemos, siguiendo unos criterios éticos.
El estoicismo tiene hoy una gran actualidad. Hay dos libros que me parecen especialmente recomendables. Uno es "La Ciudadela interior", donde están las meditaciones de Marco Aurelio y unos interesantes comentarios de Pierre Hadot ( Alpha Decay, 2013) y otro es "Manual para la vida feliz" ( no me gusta el título, pero que le haremos), con los textos de Epicteto y los comentarios de Pierre Hadot. Si alguién quiere profundizar más en el tema, "Hermenéutica del sujeto" , de un desconocido Michel Foucault. Finalmente ( y perdón por la autopropaganda ) "Ejercicios espirituales para materialistas. El diálogo (im)posible entre Pierre Hadot y Michel Foucault" donde analizo las dos propuestas y reflexiono sobre su actualidad. No nos olvidemos de Séneca, que junto a Epicteto y Marco Aurelio forman parte de lo que Foucault llamaba la Edad de Oro del cultivo de uno mismo, la del estocismo tardío del Bajo Imperio Romano. Lo que nos proponen son una serie de prácticas, de principios y de ejercicios espirituales ¿ Para qué ? No para salvar nuestra alma ( esto lo dirá después el cristianismo) sino para transformarnos en sujetos libres. Lo cual es muy diferente de lo que plantean los neoliberales, para los cuales la libertad depende de las elecciones internas y no del trabajo interno que nos libera de la dependencia del otro y de las pasiones que nos encadenan.

3 comentarios:

  1. A veces, Luis, publicas articulos que realmente me encantan, este es uno de ellos.

    Considero que la filosofía es el arte de buscar comprender la realidad para de ese modo orientarnos en ella, y ese arte consiste en saber hacer las preguntas que se necesita hacer. La literatura de auto-ayuda es una colección de respuestas, eficaces en ocasiones, que ayudan a desarrollar estrategias lucidas en la vida, me parece bien pero eso no es filosofía, ni la puede sustituir, eso sí resulta mucho más cómodo que filosofar.

    Conocí la existencia de Pierre Hadot y su “La Ciudadela interior” precisamente a través de uno de tus articulos, hace cosa de unos seis meses intente conseguir un ejemplar, pero me fue imposible, en la librería me dijeron que se encuentra ya descatalogado. Volveré, supongo, a probar.

    ResponderEliminar
  2. Siempre es interesante leer tus textos Jusmet. Este tema de la filosofia como practica sobre uno mismo,su incidencia en los actos propios y su posibilidad para la autotransformacion del sujeto deberia ser tomado mas en cuenta ,mas alla de los autores que con buen tino nombras. Este tema tiene obviamente una mirada o acercamiento a lo individual pero tambien podria ser estudiado y pensado como la posibilidad de una etica colectiva,es decir politica,encarnada y materialista en un sentido superador del orden actual. Para eso puede ayudarnos ,entre otros, Epicuro. Lo que voy a decir se que esta desfasado y no es historico por las distancias entre el surgimiento de el modo de produccion capitalista y las circustancias historicas y geograficas en las cuales nacio el sabio de Samos y su escuela. Pero¿Acaso no nos viene a la mente al leer sus recomendaciones una etica propicia al anticapitalismo ,con sus sugerentes ideas proclives a la moderacion de la vida buena,la desconfianza a los excesos?un antiproductivista y anticonsumista que puede alejar esa confianza ingenua y acritica en el progreso material infinito sin unirlo a un progreso eti o de las costumbres de hombres y mujeres emancipados.
    Saludos.
    Adrian.

    ResponderEliminar

Temas