jueves, 24 de enero de 2013

¿ QUIENES SON LOS RESPONSABLES DEL DESASTRE QUE VIVIMOS EN ESPAÑA ?


Crónica de un desastre anunciado
101 dardos contra el poder y sus engaños
Juan Manuel Naredo
Barcelona : Crítica, 2012

Escrito por Luis Roca Jusmet


Este libro es un documento histórico inapreciable. Porque nos muestra como frente a la ignorancia o mala fe de los ideólogos del poder, algunos analistas supieron diagnosticar de manera certera los males existentes y los por venir en nuestro país. Juan Manuel Naredo es uno de ellos. Una rara avis porque es consecuentemente un librepensador. Nunca se casó con nadie, ni teórica ni prácticamente. Ni perteneció a ninguna escuela ni militó en ningún partido. No se dejó llevar nunca por las modas ni por el oportunismo. Pensó y sigue pensando pacientemente, rigurosamente, críticamente. Lo hizo en "Cuandernos para diálogo", "Triunfo" o "Cuadernos de Ruedo Ibérico" durante el franquismo. Lo continuó haciendo en el post-franquismo con estudios, libros y artículos. Precisamente los artículos casi semanales que escribía en el periódico "Público" desde finales del 2008 hasta principios del 2012, fecha en que tuvo que cerrar el diario por problemas económicos. 

 
   Naredo es economista, estadista y analista político. Ha tratado temas teóricos como la relación entre la sociedad, la economía y la ecología. Pero lo ha hecho desde lo más concreto : los recursos naturales, el agua, la agricultura, las fuentes energéticas. Siempre intentando combina el rigor con la claridad. En un libro complementario con el que tratamos que se llama Luces en el laberinto ( Catarata, 2009) elabora su autobiografía y trata más en profundidad su visión de la crisis y las alternativas que propone.
El libro tiene la gracia de ser diacrónico, es decir, de que va desarrollando análisis sobre la marcha de la crisis y las políticas que se van improvisando los gobiernos de Zapatero y de Rajoy. Pero es interesante entenderlo también de manera estructural, ya que Naredo define un mapa preciso de la crisis, de sus causas y de sus responsables. Y de las políticas equivocadas que nos conducen al desastre actual.
  El problema viene de la transición, de como se va estructurando un modelo político y económico que transforma el caciquismo franquista en el neocaciquismo postfranquista. Porque en el marco de la monarquía impuesta por Franco y de los pactos entre franquistas y antifranquistas se diseña una Constitución elaborada al margen del pueblo y un sistema biparditista, muy poco democrático, que va consolidando un modelo de crecimiento nefasto. Modelo inmobiliario-especulativo que ha enriquecido a unos pocos, que ha endeudado a la mayoría y que ha desmantelado el Estado y la banca pública. Alianza de bancos, burocracias políticas y constructoras/inmobiliarias. Destrucción del medio ambiente, megaproyectos caros y absurdos, construcciones sin sentido, especulación inmobiliaria y financiera, precarización laboral. ¿ Responsables ? El primero fue Felipe González, que inició la "cultura del pelotazo" con las privatizaciones de empresas públicas rentables ( Endesa, Telefónica, Repsol), que diseñó sus sitema tributario basado en desgravaciones para impulsar la privatización de las pensiones, la evasión fiscal legal de la grandes fortunas, los beneficios a las empresas y las hipotecas que favorecieron la burbuja inmobiliaria. Modelo que consolidó y profundizó de la peor manera posible Aznar, hasta llevarnos a la crisis actual. Crisis que Zapatero no frenó ni tan solo reconoció; y que, cuando la intentó paliar lo hizo con las políticas neoliberales que luego profundizó Rajoy. Es decir, que la Santa Alianza entre el PSOE y el PP es el fondo real de unas disputas partidistas que estaban de acuerdo en lo fundamental. ¿ Democracia ? No, una oligarquía con tintes democráticos, con el "pan y circo" que facilita la servidumbre voluntaria de un pueblo adormecido. Aunque iniciativas como el 15-M, los indignados, las mesas ciudadanas, son un poco de aire fresco que ponen de manifiesto que no todo el mundo está dormido. Esto es lo poco que podemos celebrar.
 Esto son solo unas notas que no quieren sustituir la lectura del libro, porque los matices y los análisis precisos que nos brinda Naredo merecen ser seguidos con atención y con interés. No tienen desperdicio.


8 comentarios:

  1. Gracias por esta interesantísima sugerencia lectora ¿Sabes si en Ruedo ibérico este autor tenía un seudónimo? es sólo curiosidad, le dediqué bastante a Ruedo Ibérico por otros temas que no vienen al caso.

    Me encanta el final del vídeo lo del neo caciquismo, mucho más ajustado que neoliberalismo. Tiene un chiste incréible que determinados políticos españoles del momento vayan de neoliberales cuando son neocaciques neo o antiguosfascistas, por familia y tradición y porqué la revolución liberal nunca acabó de cuajar aquí.

    Muy bien esto de enlazaar los lodos actuales con los polvos pasados, señal de reflexión de largo alcance. Toda la caterva de corruptos son vástagos y alumnos del antiguo régimen que en el fondo se transformó, pero no murió del todo como bien explica este Naredo al que no conocía. Pero estamos tan acostumbrados a cacarear lo pol´ticamente correcto y a oírlo cacarear, ¿cómo hacer consciente al pueblo de que el timo es el de ahora y viene de lejos? esa es mi preocupación.

    15 M y demás, pocos y muy poetas, ¿cómo llegar al poder? ¿cómo hacer que se oiga la voz de la inmensa mayoría que padece mientras ese tanto por cien ínfimo se aprovecha de todo lo que puede? no sólo que se oiga sino que regenere la política.

    Y otro slogan que viene al pelo, todo se ha hecho en España de espaldas a la ciudadanía, es la clave, así que va a desaparecer y nadie se lo cree, ni los que pusieron la asignatura. La ciudadanía no cuenta, ni para decidir si quiere ser monarquía o república, ni para decidir sobre la constitución, ni para decidir el modelo económico y social...
    Vestido, oropeles, palabrería democrática con muy poca sustancia de lo mismo.

    Ahora que lo sabemos nos faltaría hacer algo, ¿pero qué?

    ResponderEliminar
  2. Hola Ana,
    Creo que se llamaba Juan Naranco. Toda tu refelxión la comparo. ¿ Qué hacer ? Esta es la cuestión, terrible porque contra más tardemos en hacer algo más dificil será, terrible porque estamos bloqueados y desorientados.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Leí tu reseña en el Viejo Topo. De Naredo he leído “La economía en evolución” y artículos sueltos. Sabe mucho de economía en general y de la ecológica en particular, además de estar muy documentado. Con rigor y sin “ismos”, lo cual se agradece.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hola Ana, hola Agustín. Vuelvo sobre tu pregunta. Decía que estamos desprientados y bloquedos. Es un tópico. Desoruientado es cuando has perdido el norte y bloqueado cuando quieres hacer algo y no te mueves. No es el caso.
    Lo que podemos hacer desde el punto de vista ético es vivir según otros valores. También tiene consecuencias políticas. Cada cual sabe lo que esto siggnifica, desde su vida cotidiana. Respecto a la acció política más directa, es más complicado. Es bueno que surgan movimientos sociales, como luchas contra los desahucios, tec. El movimiento de los indignados está bien pero yo estoy demasiado cansado y soy demasiado escépico para participar. Otra cosa es que políticamente no lleva a unos efectos directos en las intituciones. Yo, como dijo Agustín, tengo reservas respecta a la democracia directa asamblearia. Estaá bien para cuestiones concretas pero no puede ser la base de una acción política de gobierno. Nos quedan los partidos. ¿ hay alternativas ? Yo no lo veo. Pienso que la alternativa de Siryza en Grecia, que tendrá en la práctica sus defectos y que no hay que idealizar, es la vía. me parece que sigue siendo la izquierda organizada la única posibilidad. El PSOE queda descartado, ya ha hecho demasiado daño. tampoco la extrema izuierda secataria es el camino. Por las mismas razones que he dicho no entro en la militancia ( ya lo hice en su momento). Pero hay que votar a la izquierda. ¿ Huelgas generales ? No creo que tengan demasiado efecto y desgastan. los sindicatos tampoco son de fiar.
    los economistas críticos como Naredo son muy beneficiosos. Desmontan la ideología neoliberal y hablan sin recetas, sin casarse con nadie, sin retórica que no conduce a anda.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Venga, ánimo, hay que tirar con lo que hay. Y no os pongáis el listón muy alto en cuanto resultados. Si conseguimos la mitad de la mitad, ni tan mal. Quizás nuestra especie no dé más de sí y siempre habrá una lucha por el poder.

    ResponderEliminar
  6. Sabio comentario, Agustín. Lo que pasa es que hay temas, como el paro, que resultan tan dramáticos, que duelen aunque no te afecten idrectamente. Pero en todo caso tienes razón. hay que tirar con lo que hay, hacer lo que se puede y no lamentarse.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Hola amigos,

    Es posible y probable que en ultima instancia los culpables de lo que ocurre en las Españas seamos todos, por activa o por pasiva, con mayor o menor grado de culpabilidad. Lo que pasa en la politica es un reflejo de lo que pasa en la sociedad. Y es que cada vez que aceptamos que nos paguen en negro -y motivos para hacerlo no faltan- estamos contribuyendo a la "causa" corruptora.

    Y eso no solo ocurre en las Españas. Como bien dices Luis, es posible que nos falten valores solidos y civilidad. Los anglosajones son mas serios en la gestion del dinero publico, pero tb tienen muchisima corrupcion, especimente en esa fina linea que separa lo que es legal de lo que es etico. Lo que pasa es que los Mediterraneos somos mas teatreros y nuestra corrupcion es mas teatral.

    Estamos desorientados, pero no tengo nada claro que mirando a Oriente encontremos el buen camino.
    Saludos,

    Toni

    ResponderEliminar
  8. Bueno Toni, no estoy de acuerdo del todo. Yo no planearía una moral de principios, que llevaría a lo que dice un conocido mío, que tengo tanta responsabilidad yo que puedo hacer una clase a la semana que no declaro, pongamos por caso, que el que defrauda millones. Yo soy más partidario de una moral de consecuencias. Es decir, que si tu no declaras 100 euros al mes y declaras el resto, pues creo que cumples. El que no declara miles de euros al mes tiene un efecto diferente. El tema e scomplejo. Pero creo, como dice Naredo, que ha habido una oligarquía financiera, inmobiliaria y política que, con sus acciones, han conducido al país donde está. Porque han utilizado poder público para generar una trama de privilegios.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Temas