lunes, 23 de julio de 2018

EL HOMBRE, UN ANIMAL INACABADO

Resultat d'imatges de hombre frágil


Escrito por Luis Roca Jusmet

  El hombre es una caña pensante
                                               Pascal
                                                   

  La mejor definición de ser humano es la que lo define como un animal inacabado. El resto de los animales están acabados en la medida en reciben la herencia de un patrimonio genético que le da recursos para sobrevivir como individuo y como especie. Es la selección natural de las especies, que hace que las especies que no lo reciben no sobreviven. Lo cual no quiere decir que no puedan aprender o que no tenga cada individuo de la especie elementos singulares. Pero lo básico ya viene dado. Aunque el ecólogo Korend Lorentz ya descubriera que el concepto de instinto es muy complejo y discutible porque hay mecanismos diversos para poner en marcha estas pautas reactivas. O que la epigenética cuestione la concepción rígida de lo innnato.
 El ser humano,en cambio, no está preparado naturalmente para sobrevivir. No es ni fuerte ni veloz, no está preparado ni puede comer la mayoría de alimentos, no está preparado para aguantar el frío, es débil y lento. Su etapa de desamparo es increíblemente larga, lo que lo hace dependiente del Otro durante mucho tiempo en términos absolutos y luego relativos. Si sobrevivió es porque tenía unas características biológicas que le permitía desarrollar lo que podíamos llamar una segunda naturaleza. La posición erecta y la liberación de las manos, el sistema vocal, una corteza cerebral muy desarrollada y la plasticidad neuronal se lo permitieron. Esta segunda naturaleza le permitió crear una lengua, unas instituciones y una tecnología, es decir una sociedad. La lengua le permitió una mediación simbólica a través de los conceptos y las leyes. las instituciones regulaban las relaciones sociales, la interacción simbólica. La tecnología producir y distribuir bienes. Pero también podía producir arte, algo que no tenía sentido material pero producía goce estético. Podríamos hablar también de tecnologías del yo, es decir de técnicas para la transformación interna.
 Esta segunda naturaleza es la que los antropólogos llaman cultura. Pero frente a este concepto universal de cultura no olvidemos que también se entiende cultura como la manera particular en que cada colectivo humano a concretado este potencial cultural. Otra cosa es que sociedad y cultura solo inicialmente coinciden porque no hay sociedad cerrada y menos en el mundo globalizado en que vivimos. por lo tanto las sociedades son cada vez más interculturales.
 El ser humano tiene un lenguaje convencional, que la inventa él, que no es natural. Por esto podríamos decir que es el único que tiene lenguaje en este sentido de mediación y no únicamente de comunicación. El ser humano también es, en el sentido más fuerte, el único animal social, ya que es el único que construye sus instituciones, sus leyes, sus formas de relación, sus hábitos. El ser humano es el único que piensa si entendemos por ello utilizar conceptos, formular enunciados, argumentar, imaginar posibles. Lo consideramos responsable en la medida que sabe lo que hace y que podría hacer otra cosa, es decir que es libre. El ser humano es el único consciente si entendemos por ello no la percepción sino l autoconsciencia. El ser humano es el único que desea, si entendemos por ello un movimiento orientado a algo que nos falta y que imaginamos como satisfactorio, inmaterial o material. El ser humano es, por tanto, más complejo y radicalmente diferente que el resto de los animales. No porque sea mejor sino porque es diferente.
 El ser humano es consciente de que vive y que muere y es el único que tiene una posición delante de la vida, que experimenta el dolor de existir y que quiere un sentido para su vida. El ser humano no es feliz, tiene un enorme potencial creativo y destructivo y está degradando el mundo natural en el que vive, es decir el planeta. El ser humano es violento y puede ser cruel.
 El ser humano, a partir de la autoconsciencia, de su inteligencia abstracta y del lenguaje simbólico se ha creado una realidad psíquica, que es efecto de la física pero que tiene una dinámica propia que produce extraños mundo imaginarios.
 El ser humano, animal inacabado, no se ha acabado. Ha construido un mundo en el que ha sobrevivido. Cada vez más artificial pero es más que dudoso que este artificio haga más feliz al hombre. Nada que ver con la adaptación. El ser humano no se ha adaptado, ha creado una locura que nada tiene que ver con el progreso, que quiere decir mejora. Podemos decir sin reparos que el ser humano es una anomalía en el mundo vivo. Y a cada uno de nosotros le toca cada vez más acabarse a sí mismo porque ya no hay un Orden simbólico tradicional que nos de unas pautas con las que situarnos en el mundo. ¿ Grandeza o miseria ? quién sabe...



1 comentario:

  1. Muy bueno, Luis. Elementos de Lacan. Y Spinoza? De todos modos una buena síntesis la tuya.

    ResponderEliminar

Temas