viernes, 12 de abril de 2013

TRAYECTORIAS SOCIOPOLÍTICAS : EL CASO JUAN COLOMAR



 


Escrito por Luis Roca Jusmet



Este artículo se lo dedico a Luis G., que me confió diversos documentos de Juan Colomar. Y también a los amigos Pepe Moreno y Paco Vázquez, que me han abierto el camino de la sociología de la filosofía. No voy a hacer aquí una sociogénesis de un filósofo ( como ellos tan brillantemente han hecho) sino de un político. Un hombre dominado por la pasión política que no quiso ser un político profesional, aunque podía haberlo sido. Un hombre que tiene una trayectoria que va desde la extrema derecha franquista hasta un republicanismo españolista anticapitalista ( que se pretende más llá de la difeencia izquierda/derecha) pasando por la extrema izquierda troskista. ¿ Que tiene de interesante ?
  1. El personaje no es cualquiera. Es un hombre muy inteligente, carismático que funda y divide grupos políticos. Arrastra siempre detrás suyo un grupo de incondicionales. Consiguió, por ejemplo, que todos los militantes y simpatizantes de la Liga Comunista dejaran en 1976 CCOO y se afiliaran a la UGT y la CNT.
  2. Juan Colomar fue siempre un francotirador. No quiso dedicarse a la política profesional y si lo hubiera hecho podría haber sido alguien políticamente destacado. Esto tiene relación con su trayectoria. Uno de sus delfines, Antoni Fernández Teixidó puso de manifiesto esta posibilidad. Quiso dedicarse a la política. Había seguido, curiosamente una evolución ideológica contraria a Colomar, al que siempre respetó y considerá un maestro : se pasó al liberalismo. Llamó a Adolfo Suarez para montar el CDS en Cataluña y éste, impresionado por él, le da las riendas del CDS catalán. Será el único diputado de este partido. Cuando se disuelve habla con Jordi Pujol y éste le hace entrar por la puerta grande es CDC. Desde entonces será diputado de este partido, pasando por formar parte de uno de sus gobiernos.

  Esta reflexión es artesanal, me baso en documentos, en los recuerdos de mis años de militancia y en mis conversaciones con el mismo Colomar ( murió en el 2010), Antoni Fernández Teixidó y Luis G., que fue amigo suyo y compañero en esta trayectoria y que me brindó material que guardaba en la transición entre la disolución de la Liga Comunista y la fundación del Partido Nacional Republicano. Igualmente en los escritos de Pepe Gutierrez Álvarez en sus “Memorias de un bolchevique” y en relación con un artículo publicado a raíz de la muerte de Juan Colomar. Algunos datos son aproximados pero creo que esto no distorsiona ni los hechos ni mi reflexión en base a ellos.



  Juan Colomar nació en 1941 en Palma de Mallorca. Con un brillante expediente de bachillerato consigue una beca para estudiar Derecho en Barcelona en el Col·legi Major Sant Jordi ( vinculado a la Universidad de Barcelona). Hablamos de finales de los 50. Entra en las milicias universitarias, grupo falangista con retórica anticapitalista. Se va del grupo con un círculo de incondicionales, entre los cuales Luis G. y “El facha”. Según cuenta Pepe Gutierrez Álvarez mantenía contacto con Manuel Sacristán, que le deriva hacia el FOC en lugar de hacia el PSUC, que era la idea inicial de Colomar. Hablamos de principios de los años 60. Colomar, muy carismático y brillante pasa a la dirección local del FOC. Forma un grupo pro-troskista, que es expulsado y forma el grupo Comunismo en 1969. En 1971 constituyen la Liga Comunista Revolucionaria, patrocinada por Alain Krivine y que forma parte de la IV Internacional, cuyo representante máximo era un economista de prestigio, Ernest Mandel. En 1972 plantea un debate para dejar la corriente mayoritaria de la IV internacional e integrarse en la minoritaria. La mayoría no lo acepta ( tendencia “en marcha”) y Colomar provoca una escisión, fundando la Liga Comunista. Como nota biográfica añadiré algunos aspectos sociobiográficos de Colomar. Era un personaje carismático y poco dialogante. Amante de las artes marciales practicaba taekwondo en un gimnasio frecuentado por policías. Luego kung fu en un gimnasio de un oscuro personaje que controlaba a los vigilantes de prostíbulos de la ciudad. Vivía en Santa Coloma de Gramanet de una forma austera, con el poco dinero que recibía como liberado de la Liga Comunista. Bebía, fumaba y tomaba café de manera compulsiva. Tenía sus incondicionales que dirigían el partido porque él era totalmente caótico: a veces se encerraba días escribiendo. Hay que decir que “El facha”, uno de sus incondicionales trabajaba con un cargo en la CNS ( sindicato vertical) por su pasado falangista y que en estos locales empezó a editarse la revista del partido “Combate”. Para conseguirlo “El facha” contrataba a militantes y simpatizantes troskistas para los trabajos de impresión de la CNS. La leyenda urbana era que el personaje llevaba la pistola encima y que incluso amenazó con ella a Mandel cuando acompañó a Colomar a un Congreso d ella IV Internacional.


  Voy a apuntar algunos elementos sociológicos de la Liga Comunista en Barcelona. Era un partido pequeño, que aunque se había fundado en Barcelona tenía el grueso de militantes en Euskadi. La mayoría de militantes eran jóvenes universitarios. Otros, también jóvenes, eran trabajadores de servicios ( banca, enseñanza..) y una minoría eran obreros. Algunos habían tenido una participación en luchas radicalizadas como las de Roca Radiadores y la huelga del pequeño metal de Barcelona.. Pero el dirigente obrero de esta huelga, Felipe, prontó se enfrentó al autoritarismo y teoricismo de Colomar y acabó yéndose con un pequeño grupo a la LCR. La procedencia social de la mayoría de militantes era heterogénea, en general pequeño burguesa. Había algún hijo de policía y de militar. Algunos eran de familias burguesas con peso en Barcelona.


  Sigamos con Juan Colomar. En 1976 monta otra tendencia dentro de la Liga: la tendencia marxista.. Se basa en su cuestionamiento del troskismo a partir de las lecturas de Cornelius Castoriadis. Arrastra con él a un pequeño grupo, de no más de quince personas. Entre ellas Antoni Fernández Teixidó y yo mismo.

  En el IV Congreso, el año 1977, la tendencia representó al 10 % del partido, que decidió unirse a la Liga Comunista Revolucionaria. Yo dejé el grupo en aquel momento.

Entre 1977 y 1996, año en que se traslada a Valladolid a trabajar ( por cuestiones familiares) y funda el Partido Nacional Republicano voy a intentar reconstruir algunos hechos significativos.

  Juan Colomar vivía la política como un camino absoluto. Una de sus tres pasiones, me dijo una vez : las otras dos las mujeres y las artes marciales. De hecho se casó dos veces y con su segunda mujer tuvo dos hijos. Pero la política era su auténtica pasión. No le interesaba el prestigio, ni el estatus ni tan solo el dinero. Pero necesitaba dinero. Un amigo, abogado laboralista, le consiguió introducir en una comisión del Ayuntamiento con Socías Humbert y luego con Pasqual Maragall. Pasqual Maragall lo conocía: juntos estuvieron en la dirección de Barcelona del FOC ( Maragall lo cita en sus memorias). Colomar se preparó unas oposiciones para técnico superior del Ayuntamiento y las superó. Por un concurso de traslados acabó en Valladolid.

  ¿ Cuál fue la trayectoria política de Juan Colomar estos años, entre la salida de la Liga Comunista y la formación del Partido Nacional Republicano. En primer lugar monta un grupo, al que llama “mayo 37” ( recordando la lucha radical liderada por la CNT y el POUM contra la Generalitat de ERC apoyada por el PSUC). Dura hasta finales de los 70. 

A mediados de los 80 monta el grupo Voluntad. Dispongo de un cuaderno, muy bien editado a modo de libro, que publicó en 1987, con claros aires nietzscheanos. En 1989 el grupo monta “Sin Tregua por una nueva Europa”. Empieza aquí su etapa más ocscura, cuando establece contactos con los ultraderechistas Ernesto Milá y Enrique Moreno. Milá fue secretario general del Frente nacional de la Juventud, escisión todavía más radical que Fuerza Nueva. Después del PENS, partido neonazi clandestino. Personaje vinculado y perseguido por sus relaciones con el terrorismo italiano de extrema derecha, protagonista de acciones violentas y que pasó un tiempo en prisión por estas actividades en los inicios de la transición. En sus memorias explica el error de haber disuelto su grupo, Disidencias, para formar “Sin Tregua” con Colomar. En estas memorias se declara seguidor de René Guenón y Julius Évola. Algún día hablaré de René Guenón y de como se puede ser inspirador del tradicionalismo más reaccionario y de los dirigentes más fundamentalistas del Irán. Julius Évola, por su parte, fue un seguidor de Guenón mezclado con Nietzsche, en la órbita del facismo italiano.

  Posteriormente Colomar pasa un período de transición entre el europeismo de corte fascista y el republicanismo españolista que acabará con la formación del Partido Nacional Republicano. Hay un texto de esta época, del que no consta la fecha exacta, llamado “Del Comitern al Comieurop” que es muy denso conceptualmente y muy interesante, al margen de que se esté de acuerdo o no. Aparece el europeo como “el último hombre” en la acepción nietzscheana del término.

  Todo concluye en la formación del Partido Nacional Republicano, que presidirá hasta su muerte y que considerará la cristalización de su experiencia política. Es un partido republicano, españolista y anticapitalista. Surge aquí un prejuicio común a la izquierda de nuestro país : nacionalismo catalán, vasco o gallego asociado a la izquierda, nacionalismo español a la derecha. ¿ Es esto consistente ? En principio no. Me parece que no hay una asociación necesaria. La izquierda no es nacionalista, según mi opinión, pero sí tiene una definición nacionalista ¿ porque un nacionalismo español es necesariamente de derecha ? Más cuando habla de nacionalismo ciudadano y jacobino. Un tema a reflexionar pero por aquí, para mí, no avanzamos.

  Lo que para mí es ospechoso es españolismo está ligado a una crítica a los inmigrantes. Hay alguna conexión con el grupo de Gustavo Bueno, definido básicamente por su españolismo. En alguna revista coincide con algún artículo de Jorge Vestringe, de trayectoria tan oscura en sus orígenes pero hoy en Izquierda Unida defensor de una izquierda jacobina. Parece que también tuvo algún contacto con Fernando Savater.


Lo que quiero defender en este artículo es la coherencia en esta trayectoria a partir de unos elementos comunes e irreductibles :



  1. Pasión política a partir de la teoría y de una posición concreta de francotirador. Carácter siempre intempestivo. Es una afinidad nietzscheana. Nietzsche está siempre presente. He visto una foto suya de cuando hacía el servicio militar con gafas de sol, pecho al descubierto y un cetme en una mano y “Así hablaba Zaratrusta” en la otra. Antoni Fernández Teixidó, que todavía le reconoce como su maestro, me explicó como lo había iniciado en Nietzsche en la etapa de la Liga Comunista. La presencia de Nietzsche en toda la etapa posterior está clara. Es el carácter intempestivo, de ir contracorriente.
  2. Línea anticapitalista, antiliberal y antidemocrática.
  3. Identificación con una comunidad imaginaria : clase obrera, Europa, España.
  4. Dogmatismo y sectarismo. Aspectos algo delirantes combinados con una gran lucidez en el análisis político.



El sentido de este artículo no es solo biográfico. Es sociológico y también político. Sociológicamente es un documento sobre el movimiento de la ultraizquierda antifranquista. También para entender, desde la sociología de la filosofía, la recepción de un niezscheanismo español diferente del universitario y ligado a opciones políticas concretas. Finalmente para entender la dinámica de uno de los grupos de la ultraizquierda antifranquista.



 Desde la publicación de este artículo he recibido dos correos. Su hija, Elena Colomar, me planteó unos matices que he tenido en cuenta y me han llevado a cambiar algunas anotaciones. En segundo lugar Luis G. me sugiere que publique las líneas que escribió tras la muerte de Juan Colomar.




Querido Luis,  reproduzco a continuación unas líneas que escribí tras la muerte de Juan Colomar y que si lo crees oportuno, puedes publicar  ahora en tu blog, al hilo del artículo que tan amablemente me dedicas:
   Fui compañero de Juan Colomar Albajar (camarada “Carapalo”, “Roberto”, “Salva” entre sus nombres de guerra más conocidos),  en la Facultad de Derecho de la UB, (promoción 1960/1965). En aquellos años forjamos una relación de amistad que ha perdurado hasta su  muerte. Conozco pues  por ciencia propia su periplo vital y político, (valga la redundancia tratándose de Juan Colomar), y puedo contribuir a precisar algunos aspectos de su biografía y de su personalidad, “tan oscura como enigmática” ,  según  las notas que aparecieron en la Red con motivo de su fallecimiento.
Pese a ser de familia de escasos recursos económicos, Juan Colomar cursó el bachillerato en un colegio de La Salle, en Palma de Mallorca, merced a las becas que obtenía por sus excelentes calificaciones académicas.
En la década de los 50 del siglo pasado, a  los campamentos y a las actividades deportivas que organizaba el Frente de Juventudes iban mayoritariamente chicos de familias modestas, (supongo que  identificadas en mayor o menor grado con el Régimen del 18 de Julio o apolíticas), y el a la sazón adolescente Juan Colomar fue uno de ellos.
Se trasladó  a Barcelona en 1960, se matriculó en la Facultad de Derecho y residió en el colegio mayor San Jorge, administrado entonces por el SEU, siempre como becario.
La primera vez que le vi en la Facultad de Derecho, vestía camisa azul y repartía un panfleto de las Falanges Universitarias que se llamaba “Puntal”. Es cierto, pues, que empezó su activismo político en la “extrema derecha” y pasó a militar  en agrupaciones de “extrema izquierda” para volver a  la ”extrema derecha “ en su último tramo vital. Dicho así, su periplo ideológico parece  descabellado,  pero no lo es en absoluto,  como tampoco es justo hablar de “bandazos ideológicos”, pues sus mudanzas en este ámbito, si bien pronunciadas, no  fueron “bruscas”, sino que se sucedieron  con fases o grados intermedios.
Los cambios de orilla ideológica  no son infrecuentes. Se dan hoy, cuando los márgenes de las ideas políticas son difusos e imprecisos, se han dado antes y se darán siempre.  Entre los años 40 y 50 del siglo pasado, el más ilustre pensador marxista español, Manuel Sacristán Luzón, recorrió un largo trayecto intelectual y político que empezó en la Falange.  Pues bien, sin querer establecer paralelismos entre un intelectual renombrado y un activista político desconocido para la mayoría y que además pertenecen a generaciones distintas, lo cierto es que al despuntar la década de los 60, otros jóvenes afines a una Falange ya renqueante y desplazada a un segundo plano por los tecnócratas del Opus, evolucionaron desde un falangismo, llamémosle “de izquierdas” o “joseantoniano”, que reclamaba la “revolución pendiente” y que era crítico con el Régimen que paradójicamente permitía, subvencionaba y controlaba su existencia. Esta contradicción fue el germen de la disolución del grupo de estudiantes que formaban las llamadas “Falanges Universitarias, (FF.UU.)” y Juan Colomar fue el principal urdidor de su disolución.
Tras la disgregación de las FF.UU., Colomar y otros “camaradas” que secundaron sus posiciones rupturistas con la dictadura militar bonapartista de  cada vez más desteñidos caracteres fascistas que encarnaba el General Franco, se plantearon la alternativa de abandonar toda actividad política o continuarla desde posiciones abiertamente antifranquistas y de  izquierdas.  Hubo quien optó, -la mayoría-,  “por irse a casa” y quienes, -los menos-, con Colomar a la cabeza y como cabeza, decidieron seguir en el activismo político y coincidieron con él en que, habida cuenta de la  precariedad de su conocimiento de las ideas políticas, debían adquirir por sus propios medios un bagaje ideológico del que carecían, como requisito previo para, en su caso,  sumarse a  uno u otro de los grupos que, en la Universidad y desde la izquierda, luchaban clandestinamente contra  el franquismo.
De este modo, se fue formando un pequeño  aunque creciente grupo de estudiantes universitarios  que tenía por eje a Juan Colomar y que fue nutriéndose intelectualmente con análisis sobre la coyuntura política y debates sobre textos de Sartre, Nietzsche,  Mounier, Gorz, Auguste Cornu, Marx, Lenin, etc. , cuyas obras, de comercio prohibido y precio prohibitivo, adquirían sigilosamente en la trastienda de una pequeña librería, (la librería Gras de la calle Parlamento de Barcelona, cuyo mercadeo clandestino era bien conocido por la subversión de la época y seguramente también por la BPS ).
 Ni que decir tiene que entre todos los miembros del grupo  formado en torno a Juan Colomar, era éste quien destacaba por sus capacidades de comprensión, análisis y síntesis de aquellos textos y por una retórica y polémica  fluidas, contundentes y afiladas  a la vez, que no dejaban margen a la indiferencia.
En sus albores, el grupo se reunía en el colegio mayor San Jorge y fue creciendo con la incorporación de otros universitarios, algunos de ellos residentes-becarios en ese centro, como el mismo Juan Colomar.
Recuerdo como si la viera ahora, (¡Ah, la memoria lejana de la senectud!), a una chica menudita, alumna de Farmacia, que intervenía con asiduidad, viveza y determinación en los debates del colectivo y en sus  acciones de agitación  y propaganda. No se alojaba en el colegio mayor, pues vivía con su familia en Barcelona, en un gran piso de la calle Loreto, donde tenían lugar  numerosas reuniones clandestinas. Estoy hablando de Meritxell  Josa Campoamor, quien estuvo casada algunos años con Juan Colomar y le siguió en buena parte de su periplo político. Toda la familia Josa  participó, en mayor o menor grado, en la vía política que recorrió Colomar:  FOC, Comunismo, LCR y hasta el fin de la LC.
Tengo también viva la imagen de un alumno venido de Cantabria y residente en el San Jorge, que cursaba el primer o segundo curso de Arquitectura; destacaba del común por su exótico apellido, evocador de grandes pintores flamencos, y porque  no seguía, en su pelo y en su  indumentaria,  los cánones estéticos aún mayoritarios en aquella época (1964-65); iba también muy por delante de los gustos musicales de la mayoría y se decía de él que había batido todos los récords de matrículas de honor en el entonces durísimo Primero de  Arquitectura.
Antes de su incorporación al grupo innominado que lideraba Juan Colomar, el joven del que hablo no había participado antes en  actividad política alguna. Su adhesión al grupo supuso un avance muy importante en su formación intelectual  y política, contribuyendo además a la consolidación del mismo grupo como colectivo y a la definición de su ideario político.
Y así fue como Arturo Van den Eyde (camarada “Aníbal Ramos”) nació a la política, de la mano y con la tutoría de Juan Colomar, y ambos siguieron idéntica trayectoria hasta Comunismo, en que se separaron  y lideraron respectivamente distintas bifurcaciones del Trotskismo, el PORE y la LCR.
En menos de dos años el colectivo de  universitarios liderado por Juan Colomar fue aumentando su activismo político extendiéndolo más allá del ámbito universitario (recuerdo las charlas que se daban en la Cooperativa “La Nueva Obrera”  de la calle del Guadiana , en el barrio barcelonés de Sants) y asentando  sus bases ideológicas. Buena prueba de ello es que los míticos Cuadernos del Ruedo Ibérico, en su  nº 8 (agosto/septiembre de 1966), dedicado al  “sindicalismo obrero en España”, publicó un artículo titulado “Balance y perspectiva del sindicalismo español” firmado con el nombre de” Cuaderno Blanco”. Tras ese neutro apelativo estaba la autoría de Juan Colomar y de su grupo.
Fue entonces cuando  los colectivos antifranquistas de la época mostraron interés por el que encabezaba Colomar y éste y sus compañeros decidieron integrarse en el FOC.  
A partir de aquí, el destacado papel de Juan Colomar en el FOC y en su disolución, su participación en la etapa de reflexión de “Comunismo”, germen de los grupos trotskistas, y en la creación y ruptura de la LCR y de la LC, son hitos bien  conocidos por quienes participaron en ese itinerario y existe abundante documentación sobre los ejes ideológico-políticos de este periodo de liderazgo y militancia de Colomar en la extrema izquierda; pero no es Juan Colomar quien acaba su periplo en ese ámbito político. Es la propia extrema izquierda primero y la izquierda a secas a continuación, las que se desvanecen hasta desaparecer o convertirse en estrafalarios  y apolillados trasgos de  lo que un día fueron.
Tras la disolución por absorción de la Liga Comunista en la LCR, Juan Colomar y los camaradas de la Tendencia Marxista, (entre ellos los camaradas Valen y Dani) continuaron reuniéndose durante algún tiempo, sometiendo a revisión elementos troncales del trotskismo y del marxismo e introduciéndose en la sociobiología. Recuerdo el impacto que produjo la lectura de La obra de Edward O. Wilson “Sobre la naturaleza humana”…
Después Colomar continuó su periplo político en el que continuó incansable hasta su muerte en mayo de 2010, quince años después de la creación del que fue su último grupo político, el Partido Nacional Republicano (PNR). La publicación en 2008 de un pequeño volumen titulado “República Nacional Española, Municiones para la Resistencia”  resume y compendia sus últimas posiciones políticas.
Suscribo plenamente  los “elementos comunes e irreductibles” que Luis Roca detecta en la personalidad y trayectoria de Juan Colomar. Añado además que su pasión política era de tal intensidad que hacía de él un hombre unidimensional y ciertamente, más allá de la política, de la práctica política, sólo le interesaban, en un muy segundo plano,  las artes marciales, las mujeres y el cante jondo.
Ya acabo. Las extraordinarias, por infrecuentes, casi insólitas, personalidad y trayectoria política de Juan Colomar, merecerían un estudio y análisis más serios y completos.  Materiales documentales hay de sobras, pero es una tarea ambiciosa que requiere tiempo y ganas. Si se emprende y culmina esta tarea, su resultado sería sin duda muy estimable

11 comentarios:

  1. Sí que es interesante lo que planteas, nietzscheanismo español diferente del universitario ¿se podría poner algún otro nombre bajo esa etiqueta además de Colomar? También es atrayente lo del republicanismo.
    El españolismo relacionado con la inquina a los inmigrantes, ¿te refieres a los inmigrantes del sur de España en Cataluña o a los inmigrantes extracomunitarios o a los inmigrantes en general?

    Y tu pregunta sobre por qué el españolismo tiene que ser de derechas supongo que es retórica, estimo que hay motivos históricos serios para que sea así. Tantas décadas de apisonadora ideológica me parece que han afectado a todo el espectro político. Me da la impresión que el nacionalismo "periférico" de izquierdas tiene mucho de reactivo a dicha apisonadora.
    Mi impresión es que se pierden nobles energías por una sociedad más justa en esas batallas.

    ¿Puedes explicar qué connotación das a sospechoso en esta frase
    Lo que es sospechoso, de entrada, es su origen que viene de todo este proceso de retorno al contacto con círculos de extrema derecha."?
    Pero en cualquier caso gracias por la ilustración sobre este curioso personaje, aunque me pierdo en tantos vericuetos de siglas y nombres que desconozco, y ni siquiera sé en qué consistieron las diferencias reales entre unos y otros.

    ResponderEliminar
  2. Hola Ana.
    He corregido la frase, no estaba clara. Quería decir que con los contactos y la dinámica política anterior me parece sospechoso como para ser considerado un partido de izquierdas. El esquema es : España como referencia. Contra los separatismo y contra los extranjeros. Huele mal. Lo del nacionalismo no era retórico. Podría defenderse democráticamente desde un planteamiento de izquierdas una idea unitaria de España.
    Un abrazo
    Luis

    ResponderEliminar
  3. Yo cada vez que leo estas biografías, pienso en la importancia y necesidad de profundizar los comportamientos individuales y grupales, sea cual fuere la coartada ideológica, religiosa o política que los adornen. Hay mecanismos ancestrales aun no superados de jerarquía, dominación, sumisión, manipulación… hechos cultura o reforzados por lo cultural, que hacen que individuos con un ego sobredimensionado puedan liderar-dominar (su “pasión”) y conseguir seguidores sumisos e incondicionales. Con tal de prevalecer sobre los demás y “cortar bacalao”, si no tienen posibilidades a escalas mayores de poder, escogen siempre ser cabeza de ratón, y según su interés personal mas subterráneo, rompen grupos, fundan nuevos, refundan, utilizan ideologías y “verdades”. Es más un problema de condicionamientos biológicos, psicológicos y sociológicos que una cuestión de izquierda ornamental justificativa. Como decía un amigo, líbreme dios de que gente así tome el poder.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Agustín. pero en este caso, y aquí está lo peculiar, es un personaje que podía haber escalado puestos importantes. Su delfín, como explico, llegó a ser el máximo dirigente del CDS en cataluña o diputado de CDC con solo entrar al partido. Otro delfin es el primer economista del Foment del Treball. Un tercero es dirigente importante del PSC. En este caso hay también una voluntad de francotirador, de ir siempre en contra.
      un abrazo

      Eliminar
  4. Yo conocí a Colomar y soy amigo de Luis. Era un tipo realmente extraordinario con una fidelidad conceptual asombrosa. Era la antítesis del progresismo, y también del liberalismo, de todos sus valores, y aborrecía el nacionalismo (vasco y catalán), especialmente el terrorismo. Su fijación era la materialización política del programa nietschiano: la construcción de un nuevo hombre. Para ello creó y escindió cuantas formaciones hizo falta, sin importarle la etiqueta ideológica. Y desde luego, jamás concibió la política como un medio de vida. Otro de los personajes con los que mantenía una relación contradictoria era Fernando Savater, con quien en el transcurso de los años mantuvo algún esporádico contacto.
    Su concepción política hoy, 35 años después, me parece delirante, sin que por ello deje de reconocer su enormidad como personaje, su enorme bagaje, su brillante discurso político-filosófico, y la profundidad de sus análisis (que concluían invariablemente en alternativas prácticas delirantes).

    ResponderEliminar
  5. Totalmente de acuerdo, amigo. Dame más información sobre tí mismo y sobre Juan Colomar, que la añdiré. Me interesa si me puedes decir algo más sobre el nierzscheanismo y los cdontactos con Fernando Savater.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Conocí a Juan Colomar justo antes de formar el grupo Voluntad a mediados de los 80. Formaba parte de un grupo llamado "Movimiento por el poder de especie". Participé en la fundación y evolución de grupo Voluntad. Recuerdos inolvidables de la oersonalidad magnética de Colomar. Por el 87 abandonó el grupo y perdí el contacto. Si quieres información de aquella època te la puedo pasar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José Miguell. Pues me interesaría. Mi correo es lroca13@ono.com. Escríbeme allí y explicame algo de tu trayectoria y del grupo. Es simple curiosidad pero me gustaría.
      Saludos

      Eliminar
  7. Ingresé en la LC a través de "Andrés" en Medicina de la UAB, tras el asesinato de Puig Antich. Conocí personalmente a Juan Colomar y a Luis G. en la "tendencia marxista" y en el Mayo 37, con el Mursi, el mismo Andrés, Satán, Fernández Teixidó, el Poki, Julia (hermana de Meritxell Josa) y otros. Efectivamente, lo de Juan Colomar fue extraordinario. Personaje magnético, elaborador incansable y nietzscheano profundo. Me entraron todas las dudas en pleno debate acerca del uniforme a utilizar para desfiles con bordones. La propuesta era color caqui, brazalete rojo con círculo blanco en el cual debía destacar un rayo negro. Vamos, casi calcado al de los grupos nazis de las SA, me fui discretamente para siempre. Como puedes comprender, no me sorprendió su posterior desembarco en la extrema derecha. A pesar de todo, siempre lo respeté en lo humano, y siempre le agradeceré que me introdujera en el Kung Fu. Es una lástima que Juan Colomar no llegara a vivir suficiente para conocer el 15M, hasta Ynestrillas se pasó a la "nueva izquierda" actual. Soy José Luis Martínez, "Carlos" y "Thor".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me acuerdo de tí CARLOS. Supongo que tu también te acuedas de mí, soy ALBERTO.explkícame lo que hiciste de kungfu. Yo practiqyé Winchung y Choy LI FUT, pero sobre todo taitxi. Escríbeme a mic orreo lroca3@ono.com
      Si resides en BARCELONA quedamos un día para tomar un café.

      Eliminar
  8. Buenas. Soy Enrique Moreno. Que estuve con Juan en Sin Tregua. Te escribo a tu correo. Estoy interesado en la trayectoria de Juan entre la creación de la Tendencia Marxista ¿1976? hasta que fundamos Sin Tregua (1989). Me gustaría elaborar una nota que incluyese todas las fases de Juan de forma bien documentada.

    ResponderEliminar

Temas

. .LUIS ROCA JUSMET ABUSOS SEXUALES A NIÑOS ADA COLAU. AGUSTIN BASAVE AGUSTIN GARCIA CALVO AGUSTIN GARCIA CALVO. AJOBLANCO ALAIN BADIOU ALBERT CAMUS ALBERTO MONTERO ALEGRÍA; DOLOR ALEJANDRO TEITELBAUM ALEXANDER KÒJEVE ALEXANDER NEHEMAS ALFRED HITCHCOCK AMADOR FERNANDEZ-SAVATER AMARTYA SEN AMOR AMSTERDAM ANA AZANZA ANALISI POLïTICO ANALISIS POLITICO ANDRÉ MALRAUX ANDREA GREPPI ANGEL DIAZ DE RADA ANNA QUINTANAS ANTONIO DAMASIO ANTONIO J. ANTON FERNANDEZ ANTONIO MUÑOZ MOLINA ANTONIO ORIHUELA ANTROPOLOGIA ARISTOTELES ARISTÓTELESARISTOTELES ARLIE RUSSELL HOCHSCHILD ARNOLD i. DAVIDSCON ARNOLD i. DAVIDSON ARTE ARTES MARCIALES ARTHUR ROSENBERG ATEISMO AUTOBIOGRAFIA AUTORIDAD BALTASAR GRACIAN BANSKY. BARCELONA BELLEZA BERLIN BERTRAND RUSSELL. BIOETICA BIOPOLITICA BRIAN GOLDWIN BRUCE ROSENBLUM BRUNO BETTELHEIM BUDAPEST BUDISMO CARL J. JUNG ) CARLO SAVIANI CARLOS CASTILLA DEL PINO CATHERINE MILLOT CESAR RENDUELES CHANTAL MOUFÉE CHARLES TAYLOR CHARLES TILLY CHINA CHRISTINE ANGOT CIBERESPACIO CIBERGUERRA CIBERSEXO CINE CINISMO CIORAN CIUDADANO BIOLOGICO CLAUDE LEFORT CLAUDIO NARANJO CLEMENCE ROSSET CLEMENCE ROSSET. ClÉMENT ROSSET COMUNISMO CONFUCIO CORNELIUS CASTORIADIS COSMOPOLITISMO CUERPO CULPA DANIEL BLANCHARD DANIEL COHEN DANIEL GOLEMAN DANIEL KAHNEMAN DARIAN LEADER DAVID H. FINKENSTEIN DAVID HELD DAVID HUME DAVID HUME. DAVID LYNCH DELIRIO DEMOCRACIA DEPORTE DERECHO DERECHOS HUMANOS DESCARTES DESEO DIANA S. RAVINOVICH DIDACTICA DE LA FILOSOFIA DIGNIDAD DOLOR DOLOR. SLAVOJ ŽIZEK DOLORES PAYÁS DOMENICO MORO ECONOMIA CRITICA EDUARDO GALEANO EDUCACION EJERCICIOS ESPIRITUALES EL CUIDADO DE SI EL VIEJO TOPO ELEANOR ROSCH EMOCIONES ENEAGRAMA ENSAYO EPICTETO. EPICUREISMO EPISTEMOLOGIA ERASMO DE ROTTERDAM ERICH FROMM ERNESTO LUCLAU ERNST CASSIRER. ERNST JÜNGER ESCRITURA ESCUELA DE KYOTO ESQUIZOFRENIA ESTADIO DEL ESPEJO ESTADO ESTETICA ESTOICISMO ETA EUGENIO TRÍAS EUSKADIKO EZQUERRA EUTANASIA EVA ILLOUZ EVAN THOMPSON EXPERIENCIA FALANGE FASCISMO FELICIDAD FELIPE MARTINEZ MARZOA FÉLIX GUATARI FELIX GUATTARI FÉLIX OVEJERO. FERNANDO DIAZ FERNANDO SAVATER FILOSOFIA FILOSOFIA DE LA CIENCIA FILOSOFIA DE LA CIENCIA. FILOSOFIA DE LA CULTURA FILOSOFIA DEL CUERPO FILOSOFIA DEL LENGUAJE FILOSOFIA ESPAÑOLA FILOSOFIA MORAL FILOSOFIA MORAL. FILOSOFIA Y CHINA FILOSOFIA Y FISICA FILOSOFIA Y LOCURA FILOSOFIA Y MEDICINA FILOSOFIA Y PSICOANALISIS FRANCESC TOSQUELLES FRANCISCO J. VARELA FRANCISCO VAZQUEZ GARCIA FRANÇOIS ANSERMET FRANÇOIS CHENG FRANÇOIS JULLIEN FRANÇOISE DOLTO FRED KUTTNER FREUD FREUD. FRITZ PERLS GAIZKA FERNANDEZ SOLDEVILA GEOGRAFIA GEORGES BATAILLE GEORGES BATAILLE.ELISABETH ROUDINESCO GEORGES CANGUILHEM GEORGES DIDI-HUBERMAN GERARD GUILLERAULT GERARD MENDEL GERARDO PISARELLO GERD BAUMANN GILLAD ATZMON GILLES DELEUZE GILLES LIVOPETSKY GIOGIO COLLI GIORGIO AGAMBEN GIORGIO COLLI GIOVANNI ARRIGHI GLOBALIZACION GOETHE GONÇAL MAYOS GREGORIO LURI GUILLEM MARTINEZ GUINEA ECUATORIAL GUSTAVO BUENO GUY DEUTSCHER HAIKU HANNA ARENDT HAQ HEGEL HERVE TANQUERELLE HISTORIA HOBBES HOLANDA HOLDERLIN HUMBERTO MARTURANA. IAN HACKING IAN PARKER IDENTIDAD IDENTIFICACIÓN IDEOLOGIA IDEOLOGÍA IGNASI ALBADI ILLYA PRIGOGINE IMAGINACIÓN IMAGINARIO IMMANUEL KANT IMMANUEL WALLERNSTEIN INDIA INTELIGENCIA EMOCIONAL INTELIGENCIAS MÚLTIPLES INTERCULTURALISMO INVIERNO JACOBO MUÑOZ JACQUES LACAN JACQUES LACAN; SLAVOJ ŽIZEK JACQUES LACAN. JACQUES RANCIÈRE JAIME PASTOR JAVIER PÉREZ ANDÚJAR JAVIER PETEIRO JEAN ALLOUCH. JEAN FRANÇOIS BILLETER JEAN MARIE GUYAU JEAN OURY JEAN PAUL SARTRE JEAN-LOIS BEAUVOIS JEREMY CORBIN JEROME KAGAN JESÚS ESQUERRA GÓMEZ JOAQUIN ABELLAN JOHN GRAY JOHN LOCKE JOHN NART JOHN READ JOHN SCOTT JOHN STUART MILL JOHN STURAT MILL JORDI AMAT JORDI RIBA JORDI ROCA JUSMET JORGE ALVAREZ YAGÚE JORGE LUIS BORGES JOSÉ ALVAREZ JUNCO JOSE ANGEL RODRIGUEZ RIBA JOSE ANTONIO CERRILLO JOSE ANTONIO PEREZ TAPIAS JOSE LUIS MONEREO JOSE LUIS MORENO PESTAÑA JOSE MANUEL ROCA JOSE Mº TORTOSA JOSEBA ARREGI JOSEP FONTANA JOSEP MOYA JUAN CARLOS USÓ. DROGAS JUAN COLOMAR JUAN MANUEL NAREDO JUDITH SHAKLAR JULIAN MARÏAS JUNG JUSTICIA KANT KAREN AMSTRONG KARL MARX KARL POLANYI KATE PICKETT KIERKEGAARD KOJIN KARATANI KWAME ANTHONY APPIAH KWANE A. APPIAH LEIBNITZ LEIBNIZ LEON BLUM LEOPARDI LESLIE JAMISON LEY LIBERALISMO LIBERTAD LIGA COMUNISTA LIGA COMUNISTA REVOLUCIONARIA LIONEL SHRIVER LO REAL LOCURA LOGICA LOREN M.MOSHER LOUIS ALTHUSSER. LUDWIG WITTGENSTEIN LUIS ROCA JUSMET LUIS ROCA JUSMET LUIS ROCA JUSMET. LUIS VEGA REÑÓN LYNNE RAMSAY MANUEL ATIENZA MANUEL FERNANDEZ BLANCO MANUEL SACRISTAN MAQUIAVELO MARC PERELMAN MARCO AURELIO; MARGARITA VON TROTTA MARIO IZCOVICH MARIO MONTINARI MARQUES DE CONDORCET MARTIN ALONSO MARTIN GARDNER MARTIN HEIDEGGER MARX. MASSIMO RECALCATI MATTHEW STEWART MAURICE MERLAU PONTY MAURICE MERLEAU PONTY MECANICISMO MENCIO MICHEL FOUCAULT MICHEL FOUCAULT. MICHEL J.SANDEL MIGUEL ABENSOUR MIGUEL BASSOLS MIGUEL MOREY MIGUEL POVEDA MIQUEL BASSOLS MIRCEA ELIADE MONTAIGNE MONTSERRAT GALCERAN MONTSERRAT RODRIGUEZ MULTICULTURALISMO MULTINACIONALES MUNDOS PARALELOS MÚSICA NACIONALISMO NAZISMO NEOLIBERALISMO NEPAL NEUROCIENCIAS NICOLAS SANCHEZ VARELA NIETZSCHE NIKOLAS ROSE OCTAVE MANNONI ONTOLOGIA OPUS DEI ORTEGA Y GASSET PABLO CIACCIARI PABLO IGLESIAS. PACO FERNANDEZ BUEY PARANOIA PARRESIA PASIOMES. PATERNIDAD PAUL RICOUER PAUL THOMAS ANDERSON PECADOS CAPITALES PEDAGOGIA PEDRO LAIN ENTRALGO PERCEPCIÓN PERE SABORIT PERE SABORIT. PEREZA PERSONA. PERVERSiÖN PHILIP PETTIT PHILIPPE PETTIT PIERRE BAYLE PIERRE CLASTRES PIERRE HADOT PIERRE MAGISTRETTI PLACER PLATON PLATON. PODEMOS PODEMOS UNIDOS PODER PASTORAL PODER; LIBERTAD POESIA POPPER POPULISMO: PRIMAVERA PSC PSICOANALISIS PSICOANALISIS Y MEDICINA PSICOANALISIS Y NEUROCIENCIAS PSICOANALISIS Y POLITICA PSICOANALISIS. PSICOLOGIA PSICOSIS PULSION PULSIÓN DE MUERTE QUENTIN MEILLLASOUX RAFAEL BURGOS RAFAEL DIAZ SALAZAR RAFAEL LÓPEZ ROMO RAMON CASARES RAMON RODIGUEZ PRADA RAYMOND ARON RAYMOND DEPARDON RECONOCIENTO REMO BODEI REPUBLICANISMO RESPETO RESPONSABILIDAD RICARDO ESPINOZA RICHARD A. CLARKE RICHARD P. BENTALL RICHARD PEET RICHARD RORTY RICHARD RORTY. RICHARD SENNETT RICHARD WIKINSON ROBERT K. KNAKE ROBERTO AUGUSTO ROBERTO ESPOSITO ROBERTO MUSIL ROBERTO SAVIANA ROGER BARTRA ROUSSEAU RUDIGER DAHLKE SALVADOR LOPEZ ARNAL SAMI-ALI SAMURAI SANDOR MARAI SANTIAGO CASTELLANOS SANTIAGO LOPEZ PETIT SCHOPENHAUER SENECA SENSACIONES SENTIMIENTOS SEXUALIDAD SHAKESPEARE SHELDON S.WOLIN SIGMUND FREUD SIMBOLICO SIMONE WEIL SLAVOJ ŽIZEK SOCIALDEMOCRACIA SOCIEDAD SOCIOLOGIA SOCIOLOGIA. SOCRATES SÓCRATES. SPINOZA STEVEN B. SMITH SUICIDIO SUJETO SUPERYO. SYRIZA TAISEN DESHIMARU TAOISMO TEORIA POLITICA TEORÍA POLíTICA TERAPIA GESTALT TERRY EAGLETON THORDWARLD DETHLESFSEN TIEMPO TIM JACKSON TOMAS R. VILLASANTE TONY JUDT TOTALITARISMO TRANSICION TRASTORNOS ALIMENTARIOS TTIP TZEVAN TODOROV TZVETAN TODOROV VALENTIN GALVAN VEJEZ VERDAD VERGUENZA VIAJES VIENÇ NAVARRO VIOLENCIA VITALISMO W.O. QUINE WALTER BENJAMIN WALTER SCHIMID WITTGENSTEIN YAMAMOTO TSUNETOMO. ZYGMUND BAUMAN