lunes, 26 de febrero de 2018

IAN HACKING : AZAR, NORMALIDAD Y PROBABILIDAD


Resultat d'imatges de ian hacking






    Escrito por Luis Roca Jusmet


   Ian Hacking, nacido en 1936, es un filósofo canadiense muy interesante y poco conocido en nuestro país. En castellano se han traducido cuatro libros, uno d elos cuales es el que me ocupa : La domesticación del azar. La erosión del dterminismo y el nacimiento de las ciencias del caos. Antes de entrar en el libro quiero decir algunas cosas de Hacking. En primer lugar que le sitúa muchas veces dentro del reslismo crítico. Entre el realismo duro ( hoy positivismo) y el idealismo ( hoy ficcionalismo postmoderno) Hacking busca una tercera vía, la del instrumentalismo. La ciencia es válida pero hay que entenderla como una construcción y una práctica social. Hacking describe los diferentes estilos científicos aceptados para manifestar su heterogeneidad : el razonamiento matemático deductivo, que nace de la geometría griega y la álgebra árabe; el razonamiento hipotético-deductivo, que aparece con galileo; el razonamiento inductivo que tiene como base el laboratorio, formulado por Francis Bacon; el razonamiento taxonómico de las clasificaciones, que surgirá con Galileo; el histórico-genético que se planteará a partir de Darwin.
Hacking es uno de los pensadores anglosajones fuertemente influenciados por Foucault, del que dice que utiliza sus conceptos pero no su vocabulario. Está igualmente muy influenciado por Wittgenstein : de el aprendió que no hay que repetir las palabras de los grandes pensadores, sino aprender de ellos y utilizarlos. También lo dijo Foucault : ser una caja de herramientas.



  En el libro que me ocupa hay varias cuestiones que me parece que vale la pena recalcar.

La primera es que la noción de probabilidad tal como hoy la entendemos es muy moderna : aparece en el siglo XVII y tiene su auge en el XIX. Se le va entendiendo, cada vez más como una manera de controlar el azar. En el siglo XIX precisamente Charles S. Pierce es el que se pregunta porque ehemos de entender el Universo de manera determinista, es decir, sujeto a unas leyes inmutables. Es un modelo determinista de tipo mecanicista. El azar era una mera apariencia porque en realidad todo estaba determinado según intersecciones de líneas casuales. Aparecía una cierta contestación a este planteamiento, que consideraba que las leyes mecánicas no se aplicaba al mundo vivo. El mundo vivo era contingente. En todo caso si estaba determinado no era por leyes inmutables sino por su misma interacción, que era imprevisible. La aparición de la estadística va ligado a lo que Foucualt llama la biopolítica, es decir, la administración de la vida de los ciudadanos. Para administrar hay que saber el tipo de población y tenerla clasificada. La estadística es una de las bases del Estado moderno porque a través de ella delimitamos las fronteras y la población. Entre el siglo XVII y el XIX se va consolidando esta operación de control por parte del Estado, que pasa del secretismo a la publicidad. La moderna estadística aparece en parís en 1820, aunque antes ya había aparecido en Italia, Prusia y Gran Bretaña. Hay que distinguir aquí, dice el filósofo canadiense, dos planteamientos sociales diferentes. El británico y el francés son liberal, atomista. Donde predomina el individuo y la sociedad se entiende como suma de individuos. Lo fundamental es el ciudadano y el civismo. El alemán es nacionalista. Herder formulará un concepto moderno de nación. La soberanía no la tiene el individuo sino la nación. El pueblo es una entidad que va ma´s allá de los ciudadanos. El Estado es aquí más paternalista. La estadística se adapta a funciones diferentes.
Otro tema interesante es la constatación que el término ley científica es muy actual. Viene del siglo XIX : una ley es una ecuación. Y la ecuación tiene que ver con las mediciones y con el sistema monetario. Pero la ley tiene que ver con el determinismo y al plantearse como probabilidad entra en el mundo del indeterminismo : es así como la probabilidad es una domesticación del azar.
 Hay otro concepto, que es el normalidad, del que Hacking hace una genealogía interesante. Aunque es, evidentemente, una noción muy antigua es en el siglo XIX cuando adquiere el doble sentido moderno. En primer lugar el sentido estadístico: normal es lo que predomina. Pero en segundo lugar para decir también como deberían ser. Lo normal se convierte entonces en un puente entre el hecho y el valor. En realidad la base la introduce la medicina al diferenciar entre lo normal y lo patológico. Lo normal se convierte en la idea reguladora a partir del siglo XX. 

  En todo caso valga este articula para dos cosas. Primero para calibrar la gran influencia de Foucault diversos ámbitos del pensamiento
contemporánea y en el entorno anglosajón. Segundo, y sobre todo, para dar a conocer a este interesante filósofo, Ian Hacking.

2 comentarios:

  1. Interesante, gracias

    ResponderEliminar
  2. Es una locura decir que el positivismo es realismo si el positivismo es fenomenista y por lo tanto antirealista!!!!

    ResponderEliminar

Temas