sábado, 3 de octubre de 2015

EL TTIP ( ACUERDO TRANSANTLÁNTICO SOBRE COMERCIO E INVERSIÓN

   
 


Escrito por Luis Roca Jusmet

  El TTIP es uno de los tratados comerciales más importantes y polémicos que se han firmado en la Economía-mundo capitalista.  La diferencia entre los defensores y los críticos del Tratado hace referencia a la propia naturaleza del Tratado. Para los primeros es una acuerdo comercial entre la Unión Europea y los EEUU que beneficiará  a ambos porque potenciará el crecimiento económico y facilitará el comercio mutuo. Potenciará el crecimiento económico quiere decir potenciar la inversión y crear empleo y facilitar el comercio;  quiere decir que beneficiará a las pequeñas y medianas empresas porque son los que tenían más problemas para pagar los aranceles. El acuerdo dicen, no es opaco, es lo máximo de transparente que se puede ser en una negociación para no dar demasiada información al contrario. Para dar seguridad a los inversores hay que garantizarles que no se cambiarán las reglas del juego cuando cambia el gobierno y si es así y salen perjudicadas hay que buscar un organismo neutro que decida si debe haber indemnización. Este es el discurso de sus defensores.

 Para los críticos no es un acuerdo sino una ofensiva más neoliberal para desregularizar las inversiones y el comercio. Como en Europa hay una legislación más dura para proteger el medio ambiente, los derechos laborales, la privacidad en Internet y la seguridad alimentaria lo que pretenden con el Tratado las multinacionales es eliminar todas las trabas legales que tienen en la Unión Europea. Intentar abrir los servicios públicos a las multinacionales, privatizándolas. Al mismo tiempo el arbitraje lo harán agencias privadas que pueden estar secretamente vinculadas a las mismas multinacionales. El acuerdo entre EEUU y México dicen ( NAFTA) tuvo como consecuencia  un crecimiento económico que aumentó las desigualdades en México , que bajó los salarios y produjo despidos en EEUU y que bajó en este país los derechos laborales y los salarios. El tratado se firma de manera opaca y secreta. Es un ataque contra la democracia , la soberanía de cada país y contra los derechos conquistados por los trabajadores y ciudadanos.

 Parece claro que el TTPI es más que un simple acuerdo entre EEUU y la UE. Las multinacionales están presentes y quieren dirigirlo en su beneficio. Si este Tratado permite saltarse la legislación europea que regula las actividades empresariales hay que rechazarlo. Si los organismos de arbitraje son privados también. Si es posible un acuerdo en otras condiciones puede considerarse pero de la manera que está planteado me parece que la izquierda progresista, tanto de Europa como de EEUU deberá rechazarlo. En todo caso bienvenido el debate y las movilizaciones provocadas por sus críticos. Es una garantía de que la élite dirigente no tiene las manos libres para hacer lo que le parezca. Bienvenidas las movilizaciones internacionalistas contra la ofensiva neoliberal globalizada. Ellos son cosmopolitas nosotros también hemos de serlo.

1 comentario:

  1. Un día mi cuñado me dijo: _La Tierra está preparada para dar de comer a más de 100.000.000.000 de personas y mi hermano, que se adelantó, le contestó: _Y una vez llegados allí ¿qué? piensa que en un estado de bienestar la curva puede ser geométrica, la del crecimiento.
    En este caso y, fuera todos los problemas que has planteado de precarización del trabajo, de la manipulación por parte de empresas privadas del derecho, etc. hemos de preguntarnos también: ¿Y después de que la curva de crecimiento haya llegado a colapsarnos, a globalizarnos nuevamente ¿Iremos contra China? ¿O a globalizar África? Ya Lacan y Marx pronosticaban para el capitalismo la autofagocitación, y cuando un sistema se globaliza, cuando pierde lo ignoto, lo real lacaniano, no le queda más que morir, pero ya estamos, aún el capitalismo en sus extertores, pero en pie, en el III Año de Dios, Cristo y Dionisio, una nueva Era donde los paradigmas han cambiado y gracias a ese capitalismo que morirá, ha cambiado la red el paradigma de la comunicación y con él todos los esquemas, algunos nos atrevemos a vislumbrar cómo será el futuro, pero hay quien se niega a darle paso, exprimiendo más el limón.

    ResponderEliminar

Temas