miércoles, 15 de abril de 2015

EL FASCISMO

 

 Escrito por Luis Roca Jusmet

 Como sabemos, el fascismo es un término que históricamente apareció con Mussolini, su partido y el movimiento que le apoyaba. Luego tuvo un sentido más amplio en el que se incluía al nazismo de Hitler. Es interesante buscar una definición clara para no confundirnos. Una cosa es el fascismo, otra es el populismo de extrema derecha, otra la derecha conservadora, otra es la derecha liberal  y otra es el fundamentalismo religioso. Estos son los cinco enemigos de la izquierda hoy. A veces aparecen mezclado pero siempre hay una lógica dominante.Si la izquierda no matiza, se confunde. Se confunde con respecto a la identidad de su enemigo y respecto a lo que está jugando con este enemigo.
  El fascismo supone la negación del Estado de Derecho, porque no hay un Estado que garantice los derechos. Creo que hoy podemos entender por derechos ciudadanos los que figuran en la Declaración Universal de Derechos Humanos. Niega el Estado de Derecho porque hay algo más importante que el Derecho y más importante que el Estado. Lo que es más importante que los derechos de los ciudadanos es una entidad como la raza, el pueblo o la nación. Esta entidad es siempre más importante que el Derecho, que la ley y que los ciudadanos. En lugar del Estado de Derecho tenemos el Partido. En el fascismo manda el partido, no el Estado ( si manda el Ejército entonces es una Dictadura militar)
 En el fascismo siempre hay un líder porque lo que busca es un movimiento de masas para manipular a su gusto. Se establece una relación jerárquica entre pueblo, partido y líder. Como explicó Freud cuando trató la psicología de masas hay una identificación de la masa con el líder porque éste está en lugar del Ideal.
 El fascismo es totalitario. Sigo el planteamiento de Claude Lefort respecto al totalitarismo. Cuando decae la sociedad tradicional, patriarcal y jerárquica aparece la indeterminación. Indeterminación quiere decir que uno debe autodeterminarse o buscar a Otro que le determine. El fascismo es la renuncia a la propia libertad. Erich Fromm lo explicó muy bien analizando este fenómeno en la Alemania nazi en su libro El miedo a la libertad. El fascismo niega tanto los valores universales como los individuales. Es la lógica del amigo ( lo propio) y del enemigo ( lo ajeno).

 El fascismo adopta una retórica anticapitalista pero es el Gran capital el que le acaba apoyando cuando le necesita y se pone a su servicio.
 Detrás del fascismo hay siempre una estética de la violencia. El fascismo siempre es una salida para las pulsiones violentas, para el goce de la violencia.
 En Europa el fascismo está resurgiendo solamente en Grecia, con Amanecer Dorado. Pero hay elementos fascistas en organizaciones y en movimientos diversos.En España hay grupos fascistas muy minoritarios. Su antecedente hist´roico es, desde luego, la Falange. La Dictadura franquista no fue fascista, fue una Dictadura militar-bonapartista. Bonapartista quiere decir que un personaje, Franco, que no era el líder, era el elemento de cohesión. 
 Que cada cual juzga donde pueden haber elementos fascistas en los diversos partidos y organizaciones que parecen en nuestro país y en el mundo. El fascismo, como sabemos, es el enemigo más peligroso. la historia lo demuestra.

1 comentario:

  1. No sería fascista pero fue sanguinaria
    estoy leyendo "Memoria y trauma en los testimonios de la represión franquista" de JI Alvarez Fernández, un español que parece que para poder escribir estas verdades tiene que hacerlo desde un puesto en la universidad norteamericana.
    Es impactante las crueldades sobre las que se asentó el régimen, y por extensión este, puesto que los fundamentos no temblaron en 1975. Todo cambió para seguir los mismos

    ResponderEliminar

Temas