miércoles, 1 de octubre de 2014

IZQUIERDA Y NACIONALISMO

Comentario a pie de página del artículo publicado por Vicenç Navarro en Rebelión
 


 Escrito por Luis Roca Jusmet
  Lo que dice Vicenç Navarro aparece en cursiva. Lo que no está en cursiva son mis comentarios.
 Leyendo la prensa y oyendo los programas de radio y televisión en varios medios de Madrid, me preocupa que se estén reproduciendo algunas percepciones de lo que ocurre en Catalunya que no se ajustan a la realidad. De ahí que sienta la necesidad de aclarar algunos aspectos relacionados con estas percepciones, aclaraciones que hago con gran respeto, e incluso estima, hacia varios reproductores de estas percepciones con los cuales comparto muchas otras visiones de las realidades que nos rodean. Comencemos pues:

  1. Las izquierdas, no las derechas, han sido en Catalunya las que siempre han liderado –incluso en los tiempos de la dictadura- la defensa del carácter nacional de Catalunya. El limitadísimo conocimiento de la historia de Catalunya por parte de las derechas, e incluso muchas voces de izquierda españolas, dificulta mucho la comprensión de lo que ocurre en Catalunya. El Estatuto del 2006, que reconoce a Catalunya como nación, fue iniciado y desarrollado por las izquierdas, no por las derechas.

En Cataluña se ha defendido tradicionalmente el catalanismo y la autonomía, que yo sepa. Lo han hecho izquierdas y derechas. Lo del "carácter nacional" me parece algo mucho más tardío, es decir actual. Lo han defendido básicamente CiU y ERC, cuyo carácter de izquierdas hoy es más que discutible. También marginalmente los independentistas radicales, aunque ellos lo han hecho en nombre de los Países Catalanes. El Estatuto de 2006 fue defendido por un gobierno socioliberal y nacionalista, de un sector del PSC y ERC ( con el seguidismo de CiU) que es cuestionable que fuera de izquierdas. En todo caso lo defendió por su carácter nacionalista, no de izquierdas.

  1. El derecho de autodeterminación de los distintos pueblos y naciones de España ha sido una exigencia constante de las izquierdas catalanas y también, por cierto, de las españolas. Lean los documentos del PSOE en la clandestinidad y lo verán. Que abandonaran este compromiso en la Transición, debido a la presión del Monarca y del Ejército, no quiere decir que no lo tuvieran históricamente. El PSOE nunca ha explicado por qué renunció a este compromiso.

El derecho a la autodeterminación es el derecho de un país al autogobierno. Que se interprete como derecho a la secesión cuando no hay ocupación ni colonialismo es discutible. En todo caso nunca hubo entre la izquierda que lo defendió ( PSOE, PCE y extrema izquierda) un debate claro sobre lo que significaba. Solo el MC y la LCR por sus orígenes vinculados a ETA tuvieron una posición soberanista clara.




  1. Reivindicar el derecho de autodeterminación no es, como constantemente se interpreta (con frecuencia maliciosamente), equivalente a pedir la independencia. El derecho de autodeterminación es, como su nombre indica, el derecho de determinar qué es lo que la población desea y, en el caso catalán, su relación con el Estado español. Una alternativa, pero no la única, es la secesión. Tampoco es equivalente el soberanismo al independentismo. Ser soberano es tener la capacidad de decidir. Y el poder de decidir implica tener el derecho a escoger. Un país puede ser soberano y no ser independiente. En EEUU, el Estado de Texas tiene la potestad de separarse de EEUU si así lo deseara, potestad que muchos progresistas en EEUU desearían que realizara debido a su enorme conservadurismo. Pero ha escogido continuar siendo un Estado en un Estado Federal.

La interpretación que hace Vicente Navarro del federalismo es discutible. Que yo sepa no hay en ningún Estado el derecho de una parte del territorio a separarse. En el caso de Escocia y Quebec ha sido el gobierno estatal, por decirlo así, el que ha decidido hacer el referéndum y en las condiciones que le han parecido conveniente. El "derecho a decidir" esgrimido por la Generalitat y la ANC es el derecho a la independencia, basando en sua soberanía que constitucionalmente el pueblo catalán no tiene.

  1. El hecho de que las izquierdas históricamente hayan pedido el derecho de autodeterminación es consecuencia de la visión que históricamente las izquierdas catalanas (y en algunos periodos históricos, las españolas) han tenido de que España es plurinacional. Dicho derecho se refiere a este reconocimiento, proveyendo los medios para que las naciones decidan si desean la unidad, de manera que esta sea voluntaria y no forzada. El derecho de autodeterminación es lo que ahora se llama el derecho a decidir, que debería ir mucho más allá que la decisión sobre su identidad.

Aquí nos estamos repitiendo. Vuelvo a argumentos anteriores.

  1. La gran mayoría de izquierdas catalanas no han sido secesionistas. Ni el gobierno Companys ni el gobierno Macià pidieron la separación, sino el establecimiento de un Estado catalán dentro de una federación. En realidad, el secesionismo ha sido minoritario históricamente en Catalunya.

Aquí hay confusión conceptual. Tener un Estado quiere decir ser independiente, tener soberanía, gobierno propio, leyes propias. ¿ Un Estado catlán federado al Estado español ? No es esto lo que piede el movimiento soberanista : pide la independencia. Los que piden soberanía y no independencia entran hoy en el juego de los independentistas.


  1. Se está convirtiendo en mayoritario, sin embargo, porque los hechos parecen demostrar que el Estado español está controlado por una casta responsable del enorme retraso social de España, incluyendo Catalunya, y que nunca aceptará la plurinacionalidad de España. De ahí que al 20% de la población que siempre ha sido independentista, se sume otro 20% (y continúa creciendo) que votaría SI / SI, es decir independencia, debido al rechazo al Estado español.
    ¿ Enorme retraso social de España ? ¿ A qué se refiere Vicente Navarro ? Hay muchos sectores catalanes en las redes de poder que se tejen en España y Cataluña.

  1. La casta española siempre se ha aliado con la casta catalana para defender sus intereses económicos y financieros. La enorme influencia de las fuerzas conservadoras sobre el Estado español (tanto central como autonómico) es la mayor causa del enorme subdesarrollo social, político y cultural de España (incluyendo Catalunya).

¿ A qué se refiere Vicente Navarro con subdesarrollo ? Más bien parece untérmino de economistas convencionales y no críticos, expresado en estos términos.

  1. La gran mayoría de aquellas personas que, siendo de izquierdas, votarían SI / SI en una consulta no son anti-España sino anti-Estado español, una diferencia esencial que nunca se hace en el resto de España debido a la interpretación maliciosa y sesgada que promueve el nacionalismo españolista, el único que no se presenta como nacionalista.

Correcto. Aquí estoy estoy totalmente de acuerdo.

  1. Los mártires cuya derrota se recuerda del 11 de septiembre (la fiesta nacional de Catalunya) no eran secesionistas. En realidad querían una Catalunya en la que se respetaran sus derechos e identidad, dentro de otra España, distinta a la borbónica (véase mi artículo “El conflicto entre dos visiones de España”. Público, 03.09.14). Así lo dijeron antes de ser brutalmente reprimidos y asesinados.

Totalmente de acuerdo. Otra cosa es el relato mítico que se ha construido sobre 1714-2014.

  1. Es lógico, por lo tanto, que el llamado problema catalán no sea un problema catalán, sino español, creado por la incapacidad de la estructura de poder de España de aceptar que hay otra España posible, plurinacional.

El Estado plurinacional se aceptó con las comunidades autónomas. Se puede mejorar pero existe.

  1. Todos los argumentos legales que se dan (sobre si la Constitución española u otro documento permiten lo que se plantea) carecen de relevancia, pues la relación de Catalunya con España no es un tema legal, sino político. Si se desea se cambia la Constitución con suma facilidad, como ocurrió recientemente.

Los argumentos legales no son irrelevantes porque una de las bases de la democracia es el Estado de Derecho y la Constitución. Los problemas políticos deben canalizarse legalmente pero no plantearse como si estuvieran al margen de la ley. Mientras no se reforme la Constitución, que hay que plantearse, debe seguirse. El Tribunal Constitucional ha sido coherente. Incluso Marc Carrillo, juez progresista apoyado por ICV-EUiA, ha considerado el referéndum inconstitucional.

  1. Esperar que el establishment político y mediático basado en Madrid cambie, es pedirle peras al olmo. El cambio vendrá –está ya ocurriendo- de las movilizaciones populares dentro y fuera de Catalunya. Existe hoy un gran número de movimientos españoles, algunos iniciados en Madrid, que aceptan el derecho a decidir y la plurinacionalidad de España y que correctamente definen la lucha por la diversidad nacional como paralela, cuando no idéntica, a la lucha por la democracia y la justicia social.

La lucha por la diversidad nacional no tiene nada que ver con la lucha por la jsurtícia social. Respecto a su relación con la lucha por más democrácia habría mucho que hablar. No me parece que de la manera como está hoy planteado tenga que ver. Sería aquí una larga discusión. No es verdad que fuera de Cataluña hayan movimientos importantes de apoyo.

  1. Hay, así, posibilidades de alianzas muy importantes entre movimientos que comparten un rechazo de este Estado, tan poco democrático, tan poco social, tan pobre, tan corrupto, tan poco redistributivo y tan insensible a la plurinacionalidad.

Estas alianzas se basarían en la confusión como se ve en Cataluña, donde la izquierda ( ICV-EUiA) es instrumentalizada por la derecha ( CiU ).

  1. Una de las ovaciones más intensas que se oyeron en la manifestación del 11 de septiembre en Barcelona fue cuando en la sección de la “V” donde estaba el movimiento político social Procés Constituent, en la mayor plaza de la “V” (Diagonal con esquina Paseo de Gracia), fue cuando trabajadores de Madrid, de Andalucía y de Galicia indicaron su apoyo al derecho a decidir, una demanda que hicieron suya, indicando que el Estado español, responsable del enorme retraso social de los distintos pueblos y naciones de España, era el mismo Estado que negaba la riqueza y diversidad de España. Especialmente aplaudido fue el delegado de Madrid. Era el representante y heredero de aquellas clases populares que lucharon hasta el último día de la Guerra Civil en contra del fascismo y a las cuales el Presidente Companys se dirigió diciendo “Madrileños, Catalunya os ama”. En aquella plaza, abarrotada como nunca, se mostró que aquellos catalanes también amaban al Madrid popular.

Este acto fue absolutamente minoritario y no tenía nada que ver con los clamores mayoritarios que se oyeron. 

 Mi conclusión es que en algunas cosas tiene razón y en otras no, pero en todo caso la conclusión es falsa. El movimiento soberanista que hay hoy en Cataluña no es de izquierdas. Es un movimiento interclasista, cuyo peso social fundamnetal es la clase media, que reclama la independencia. La soberanía es, en este movimeinto, un paso para la independencia. Sus argumentos no tienen nada que ver con loq ue defiende la izquierda, que es la justícia social. Al contrario, en gran parte sus argumentos son insolidarios. Por otra parte plantea unas alianzas que une a todas las clases sociales catalanas, que divide a las clases trabajadoras y que, en la práctica las enfrenta a las españolas. El argumento, tan manido entre una buena parte de este movimiento, de que los andaluces viven a cosa de los catalanes, es un buen ejemplo.






18 comentarios:

  1. Hola Luís, Interesantes reflexiones -las de Navarro y las tuyas-.

    1- Hasta donde yo sé, el PSC y el PSUC, defendieron siempre, desde su fundación, el carácter nacional de Cataluña. No sólo CiU, ERC o grupos de izquierda radical tipo PSAN. También la derecha regionalista y nacionalista lo hizo desde su fundación. Basta con leer a Prat de la Riba y su famosa "nacionalitat catalana" o ver la trayectoria de Carrasco i Formiguera, fundador de la católica y conservadora UDC y fusilado por los franquistas por "separatista" (no por rojo).

    3- Coincido con Navarro: el derecho a la autodeterminación es el derecho a la soberanía política -esa que la Constitución española niega a Cataluña, País Vasco o Galicia, nacionalidades históricas según esa misma Constitución-. Pero soberanía no equivale necesariamente a secesión. Los escoceces, por ejemplo, han ejercido su soberanía para permanecer en el Reino Unido, pero eso sí, logrando más autogobierno (es lo que tiene la soberanía, que permite hacer un cierto chantaje a los territorios que la poseen). Y España forma parte de la UE, pero sigue conservando una parte importante de su soberanía (si los españoles o "ex españoles" quisiéramos largarnos de Europa en teoría podríamos, puesto que la soberanía de España reside en los ciudadanos de España, no de Europa). Y coincido contigo cuando dices que el federalismo es interpretable y que lo que Navarro propone se parece más al confederalismo que al federalismo (a mí, y estoy soñando, también me gustaría que Iberia -con Portugal incluida- se convirtiera en una confederación de repúblicas soberanas, algo mucho más utópico improbable y alejado de la realidad que la creación de un estado catalán independiente-.

    5- Coincido con Navarro y coincido contigo. El movimiento independentista no tiene un carácter federalista -de allí la debilidad de esta supuesta tercera vía-, pero estoy seguro que la mayoría de independentistas estaríamos de acuerdo con una solución de carácter confederal.

    6- No creo que en España (ni en Cataluña) exista tanto retraso social como dice Navarro. Pero sí que creo que la rancia oligarquía española -y su alidada la catalana- han impedido mayor cuotas de progreso, libertad y justicia social. Y también creo que el actual estado español está montado para beneficiar a una oligarquía privilegiada con sede en "Madrid", el Neguri y sus vasallos de Pedralbes. Y que esa casta ha contado siempre con el apoyo de la iglesia y de la derecha nacionalista española -la oligarquía catalana, la alta burguesía catalana, al igual que la vasca, siempre ha sido muy españolista (también existe otra casta, menos poderosa, nacionalista catalana que a la hora de la verdad siempre se ha aliado con la oligarquía españolista).

    7, 8 y 9: totalmente de acuerdo con vosotros.

    Sigo...

    ResponderEliminar
  2. 10: coincido con Navarro y discrepo contigo. Desde mi punto de vista el estado de las autonomía no es un reconocimiento de la plurinacionalidad española, más bien al contrario, es un intento de negarla. Sólo en Cataluña y Euskadi -y por este orden- existe una clara "conciencia nacional", una clara voluntad de ser. En el resto de comunidades este sentimiento no existe o es muy minoritario/residual. Y la distinción que la Constitución hace entre nacionalidades y regiones, que me parece una solución muy inteligente, no ha funcionado porque la gran mayoría de españoles no catalanes y vascos no se la han creído ni asumido. 11- Coincido con Navarro y también con tus matices.

    12- Coincido con Navarro y discrepo contigo. Para mí la justicia social va vinculada a la justicia "nacional". Son in/justicias diferentes, pero in/justicias. El problema -y aquí sí que seguramente estamos de acuerdo- es que es mucho más fácil "objetivar" las injusticias sociales que la "nacionales". Pero dicho esto: ¿crees que si los saharauis lograran una cierta prosperidad material y un cierto reconociemiento simbólico dejarían de vivir en una situación injusta? Y ya sé que lo que pasa allí poco tiene que ver con lo que pasa aquí.

    13- El pacto es posible. Y estoy casi seguro de que si se organiza un referéndum y gana el no -es una posibilidad- una parte del independentismo catalán reorientará sus objetivos y se aliará de forma natural con la izquierda republicana española (Podemos, IU y una pequeña parte del PSOE) para tratar de convertir España en una república federal. Pero eso no pasará mientras no se organice el referédum y gane el no o el sí/no. Y si gana el sí, que también es posible, no sé lo que pasará. Bueno, de hecho tampoco sé lo -ni creo que nadie lo sepa- lo que pasará si gana el no :)

    14- Es cierto que la izquierda indepedentista revolucionaria -Oliveras, Forcades, etc- es claramente minoritaria y que la mayor parte del independentismo catalán es mesocrático -clases medias- y no está por muchas revoluciones sociales. Pero también es cierto que esas clases medias simpatizan más con la izquierda española -IU, Podemos e incluso el PSOE- que con la rancia derecha nacionalista española (PP y parte del PSOE -la repesentada por Bono, para entendernos).

    Un abrazo y gracias. De verdad que da gusto leer tus entradas.

    Toni

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás de gusto leer mis entradas pero para mí e sun placer leer comentarios como el tuyo, que enriquecen mucho el debate.Un abrazo

      Eliminar
  3. Lo del derecho de autodeterminación con posibilidad de secesión creo que fue bastante cosa de Lenin. Otros teóricos socialistas y comunistas no lo tenían tan claro ni mucho menos, aunque como eslogan lo mantenían. Preferente y oficialmente el “ideal de la clase trabajadora” era la unión federal bien unida, quedando lo “cultural-nacional” subordinado al prioritario “interés de clase”, sin fisuras ni divisiones “pequeño-burguesas”. Como excepción se aceptaba la autodeterminación-separación en el caso de que en un territorio dado, con un sentimiento nacional popular muy amplio y rebelde, las fuerzas revolucionarias socialistas pudieran capitalizarlo o jugar un papel hegemónico muy importante. Yo, allá por los años finales del franquismo, milité en una organización leninista (expulsada del PCE por izquierdista) que en Euskadi consideraba que se daban las condiciones para ganar como aliados fundamentales a los sectores obreros y pequeñoburgueses abertzales más radicales, con vistas a convencerles “de la justeza de nuestra política” y crear un partido comunista vasco (para hacer boca, nos pusimos de nombre “Euskal Komunistak”) que podría defender la independencia (socialista), sin esperar a un movimiento comunista más retrasado en el resto del estado. (¡Qué “pajas” nos hacíamos!).

    Si no estoy equivocado, la URSS constitucionalmente reconocía el derecho de autodeterminación a las 15 (¿eran quince?) repúblicas de primer rango que la constituían. Creo recordar que Ucrania y Bielorrusia tenían hasta embajador en la ONU (si bien el PCUS las gobernaba a todas con mano de hierro unitario). Por eso cuando la Unión Soviética se disuelve, jurídicamente parece que no había problema y se hizo dentro de la propia legalidad constitucional.

    A Navarro ya le leí en otra ocasión lo de Texas y estuve curioseando por Internet. No parece que es como él lo dice y, dicho así, Texas no tiene reconocido ningún derecho a separarse de la Unión. Ocurre que jurídicamente la tierra de Texas debe ser propiedad del Estado tejano y cuando el Gobierno Federal quiere ubicar instalaciones propias, tiene que comprarle el terreno correspondiente, pero nada más. Si alguien sabe más de esto, que lo cuente.

    A mí lo que me molesta de los secesionistas (¿Independientes en la UE?) es que no vayan con la verdad de lo que quieren por delante y planteen, de una vez, la exigencia de un referendum SÍ o NO a un Estado Catalán separado del Español, sin el bonito, ambiguo y seductor mareador de la perdiz “Derecho a Decidir”, que vale tanto para un roto como para un descosido. De los unionistas españoles, me molesta más que no se avengan a modificar, de una vez, la Constitución para permitirlo.

    Y los federalistas a ver si lo son de una vez y trabajan por ello con seriedad y personalidad propia, sin dormir unos en los laureles de la comodidad autonomista y sin hacer otros de comparsas de los secesionistas.

    Igual he estado un poco brusco. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me definí durante mucho tiempo como federalista y todavía me defino pero pienso que el federalismo pasa hoy por una reforma del estado de las autonomías. Reforma que debe ser consensuada entre el gobierno central y los gobiernos autónomos y que, aunque asimétrico, no debe partir de derechos históricos. Un abrazo

      Eliminar
  4. En cuanto al subdesarrollo social de España, me parece que lo dice porque él admira y ha vivido y participado del estado de bienestar nórdico y comparado con aquellos países lo nuestro es de muy poco nivel.

    Lamento tanta inteligencia desperdiciada, tanta energía gastada en cosa tan de poca monta. El dinero cuando se expresa con 6 ceros y de ahí para arriba no tiene nacionalidad ni bandera. Nadie le hace ascos ni se va a poner a hablar con él en catalán ni en español. No hay barreras para él ¿por qué levantar barreras entre la gente que en el fondo ninguno dormimos ni con estatuto ni con la constitución debajo de la almohada?

    Y el problema de la inmensa mayoría de la población, en este país o lo que seamos que para el caso al capital lo mismo le da, es que nos gobierna una panda de ladrones. Que ya deberían de estar todos en la cárcel y devolviendo lo robado. Pero no, smos tan necios que en vez de unirnos, organizarnos y sencillamenre echarlos, estamos gastándonos en quimeras de si son galgos o podencos. Mientras ellos con toda su cara, acumulan VARIOS sueldos millonarios sin rubor, protegen a los que ya están en la cárcel, hacen las leyes o las cambian a su conveniencia para no tener que pagar sus crímenes, ponen a los jueces que deberían juzgarlos a gusto y todas las facturas de los dispendios de los lujos y tren de vida la cargan al contribuyente quitando DE LO NECESARIO.
    Esa es la gran tragedia en España, en Cataluña y en medio. La entrevista de Ana Pastor a Más me lo confirmó, los problemas de la población son los mismos aquí que allí, y el caso del HOnorable para qué hablar. Un Bárcenas catalán. No veo que se puede ganar llevándose semajantes prendas en un viaje soberanista o indpendentista, si me mostraran ejemplos de intachable moral ciudadana me lo creería pero no.
    Una pena separar a los que sufren la crisis por el paro, las subidas de impuestos, la subida de la luz, la congelación salarial en los cuatro puntos cardinales.
    Esta historia está desmembrando lo que podría ser una fuerza imparable e invencible de todo el pueblo soberano contra tanto caradura aprovechado en este patio de Monipodio.
    Y Cataluña es un número en población y con un peso en la economía que es lógico no haga ninguna gracia dejar tirado en el camino.

    ResponderEliminar
  5. Hola Ana, tienes razón, pero creo que olvidas que los humanos somos un animal simbólico y muchos de nuestros conflictos tienen un componente simbólico casi irracional. Solo así se explica que en ocasiones la gente mate o se deje matar por banderas, religiones o incluso equipos de fútbol. Y creo q a menudo se infravalora el papel que la dimensión simbólica tiene en muchos conflictos. Y es que al fin y al cabo en el fondo todos somos iguales: criaturas condenadas a morir. Ya lo dijo el poeta catalán: envejecer y morir es el único argumento de la obra. El resto es bla, bla, bla. Un abrazo. Toni

    ResponderEliminar
  6. Coincido básicamente en todo con usted don Luis, excepto en el punto 8.

    Don Vicente Navarro, yo lo conocí cuando firmaba sus libros así, no ha tantos años, es un nacionalista catalán .Cosa muy respetable pero...

    ...Cómo le da cierto empacho quiere convencernos a todos los que no lo somos, o no les bailamos el agua, de que somos nacionalistas españoles.

    Pero ya no cuela.

    Cataluña goza del mayor autogobierno en los últimos trescientos años, hay un sistema educativo con una discriminación positiva a favor de la lengua catalana, que no es la mayoritaria en Cataluña, que no existe en ningún país de Europa occidental, la posición económica relativa medida por ejemplo en PIB per cápita es muy superior a la del resto de España....

    Y todo esto no ha hecho más que cebar el nacionalismo catalán. O la independencia, o el resto de España se convierte en un Protectorado de Cataluña. Y a eso vamos. Independencia fiscal y diputados en Madrid votando sobre temas que en Cataluña estén substraídos a las Cortes Generales.

    Es la Liga Norte, pero con buena conciencia gracias a la herencia franquista.En veinte años habrá más independentistas catalanes fuera que dentro de Cataluña.

    Si no fuese por tantos catalanes que no quieren tener que elegir entre ser catalanes y ser españoles y que no se venden por un plato de lentejas y todavía tienen eso que se llama vergüenza ajena ,habría que ayudarles con la secesión...Aunque todos saliésemos perdiendo.

    Karl Mill

    ResponderEliminar
  7. Gracias por el comentario, Karl Mill. Tiene razón en que el punto 8 habría que matizarlo. Lo he vuelto a leer y me precipité en decir que estaba de acuerdo totalmente.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Esto de sentir una identidad nacional, ser o no ser nacionalista. etc., es algo muy complejo y complicado. Yo no tengo claro hasta qué punto no soy o puedo dejar de ser nacionalista. Considero que la lengua materna propia, allá donde hay más de una en el mismo terrirorio estatal, pesa bastante en lo que uno siente. Al fin y al cabo nuestros sentimientos se han construído con ella. Yo, por mi lengua, me siento español y puedo estar más cómodo con un latinoamericano que con un vasco que habla y sólo quiere hablar en euskera (y me lo está echando en cara). Si atendemos a cuestiones de sistema político-econónmico, me sentiría español de una España democrático-republicana socialmente avanzada, pero no de la pasada franquista ni de la actual monárquica. Si mañana fuera posible un País Vasco bilingüe (con iguales derechos lingüísticos) y democrático-republicano socialmente avanzado, comparándolo con la Monarquía española, podría sentirme vasco. Más no os puedo argumentar.

    ResponderEliminar
  9. Hola a tod@s,

    Karl Mill, ¿por qué consideras que Navarro es un nacionalista catalán? Si lo es por sentirse o considerarse "nacionalmente" catalán entonces y aplicando esa regla de tres todo aquel que se considera o se siente nacionalmente español o francés también es un nacionalista (español o francés). O todos moros o todos cristianos, pero creo que es muy deshonesto tachar de nacionalista -con la carga negativa que este concepto conlleva- a los demás sin mirarse al espejo.

    Luís, respecto al punto 8 yo sí que estoy de acuerdo con Navarro. La mayor parte de independentistas no somos antiespañoles -te aseguro que yo no lo soy para nada- y creo que en algunos casos lo que hay es un cierto resentimiento con España -así en abstracto- bastante lógico si nos metemos en la lógica de una supuesta nación catalana negada por España (quiero ser y "España" no me deja). Pero de aquí a ser antiespañol -o sea, xenófobos- me parece que hay un gran trecho. Y también es verdad que muchas veces se caricaturiza a España y los españoles -y eso es ignorancia- como una especie de Torrentes, olvidándose que Machado, Lorca, Podemos, Picasso o el parque nacional de Ordesa también son España -y este tipo de actitud sí que se ha dado bastante en TV3, que ha dado demasiado protagonismo a la rancia derecha españolista (como si en el resto de las Españas solo existiese eso) y ha abusado de los programas de humor que reducen la idea de España a una cierta caricaturización -como si más allá del Ebro todo fuera cañí, por decirlo de alguna manera-.

    Dicho esto, sí que coincido con Navarro cuando dice que la rancia y nacionalista derecha española -el PP y sus medios afines- siempre tratan de hacer creer que la independencia se hace contra España. Y eso no es verdad- O al menos no es necesariamente verdad. Y como ejemplo te pongo Súmate, organización a la que pertenezco -pago una cuota mensual- a pesar de no ser castellanoparlante -soy bilingüe- y haber nacido en Cataluña. Y simpatizo muchísimo con ellos (mucho más que con la ANC, organización que respeto pero con la que discrepo en bastantes aspectos) por lo que representan: catalanes nacidos en el resto de las Españas que se sienten españoles y catalanes y que quieren la independencia de Cataluña porque creen que viviríamos mejor y porque están hartos de depender del nacionalismo español. Y os invito a asistir a alguno de sus actos. Veréis como se puede ser independentista sin ser nacionalista y sin renegar de los orígenes españoles. Y es que para mí la independencia será mestiza y bilingüe (como la realidad) o no será -y creo que algunos sectores de la ANC aún no se han enterado de esto-.

    Un abrazo. Toni

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no soy un nacionalista español amigo Toni.
      Si lo fuese estaría contra la autonomía de Cataluña, como de hecho estaban en la Segunda República y en la Transición los "nacionalistas españoles realmente existentes". No me molestaría vivir bajo una constitución federal donde se dijese que Cataluña es una nacionalidad y Extremadura o Andalucía o Asturias no... Pero de lo que se trata es de forzar una negociación para , cambiando las reglas del juego en pleno partido, conseguir, como mínimo, una posición de privilegio para Cataluña .Y Don Vicente apoya esto.

      Por eso Vicente Navarro es un nacionalista catalán y Josep Borrell, quien también cree que Cataluña es una nación...cultural, no.

      Karl Mill

      Eliminar
  10. Querido Toni. Como tú sabes, hay un sector independentista y sobre todo soberanista que merece todos mis respetos. Pero hay un sector que es antiespañol, claramente. He oído a bastantes, repito : bastantes soberanistas decir que los anadaluces y los extremeños viven a nuestra costa, que nos roban, que hablan con desprecio de todo lo español. Con esta mentalidad no se puede ser de izquierdas, por supuesto. esta e sla razón de mi duda hacia el punto 8. Si dice que los independentistas no son antiespañoles, necesariamente estoy de acuerdo. Si dice que no hay antiespañoles entre los independentistas esto es claramente falso.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Hola Luís. Estamos de acuerdo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. >Otro artículo al respecto, nacionalismo divisor del pueblo, racismo en el fondo, pido perdón por decirlo, pero en el fondo sí. Muy bueno el franquismo da buena conciencia a estos Mas y compañía. Esos tiempos ya pasaron. El enemigo son ellos mismos. oligarquía corrupta casi 40 años en el poder.

    http://blogs.publico.es/lidia-falcon/2014/10/06/el-nacionalismo-siempre-es-de-derechas/

    ResponderEliminar
  13. Ana, pues yo creo que como muy bien dijo no sé quien: "los nacionalismos son como los pedos. Solo molestan los de los otros" Un saludo. Toni

    ResponderEliminar
  14. Yo estoy cómodo con el Estatuto de Autonomía. Si nadie dice de tocarlo o, a lo sumo, habla de mejorarlo, me quedo tan ancho. El caso es ese, que si los independentistas con respecto a España, no dicen nada, no pasa nada. Yo y mucha gente, tranquilos. Pero dicen y entonces aparecen vocaciones federalistas, negociadoras… Como mejor contraparte guardada en algún cajón de la Historia. Hay otra respuesta, más contundente, que viene bien detallada en la Constitución, parida ésta como resultado de una “relación” franquista-democrática por aquellos años. Quienes fácticamente defienden la Carta Magna a pies juntillas, porque sirve a sus intereses económicos y a sus grandezas identitarias, no van a negociar. Incluso hipócritamente se escudan en que, aunque quisieran (que no), no podrían por imperativo legal (que no quieren cambiar). Y quienes insisten en que hay que negociar, tienen hoy por hoy poca influencia y poder. Voluntad se les supone. Pero yo esperaría a que llegaran a alcanzar mucha influencia y poder, para ver en qué quedaba su voluntad. Recordemos el final del Plan Ibarretxe y el “cepillado” del Estatut Catalán. Estoy de acuerdo en que si los que quieren un Estado separado de España, lo plantean como lo están planteando, hay que negociar y buscar una salida pacífica y democrática. Como en Quebec, Chequia y Eslovaquia, Montenegro, Escocia, por poner ejemplos positivos y civilizados. Pero de verdad, no como coartada para ver si se pasa la “gripe” de este año (que volverá el que viene). Y sin mala baba, aparcando a un lado prejuicios y reproches: que si fachas por aquí y por allá, que si unos roban a los otros, que si es cosa de burgueses, que si lo social es antes que lo nacional o viceversa… Y admitir de igual a igual que están aquí, como una realidad emocional humana, cada nacionalismo o no nacionalismo. O el limbo en el que yo me encuentro (¿sólo yo?).

    Saludos.

    ResponderEliminar

Temas

. .LUIS ROCA JUSMET ABUSOS SEXUALES A NIÑOS ADA COLAU. AFECTO AGUSTIN BASAVE AGUSTIN GARCIA CALVO AGUSTIN GARCIA CALVO. AJOBLANCO ALAIN BADIOU ALBERT CAMUS ALBERTO MONTERO ALEGRÍA; DOLOR ALEJANDRO TEITELBAUM ALEXANDER KÒJEVE ALEXANDER NEHEMAS ALFONSO GALINDO ALFRED HITCHCOCK AMADOR FERNANDEZ-SAVATER AMARTYA SEN AMOR AMSTERDAM ANA AZANZA ANALISI POLïTICO ANALISIS POLITICO ANDRÉ MALRAUX ANDREA GREPPI ANGEL DIAZ DE RADA ANNA QUINTANAS ANTONIO DAMASIO ANTONIO J. ANTON FERNANDEZ ANTONIO MUÑOZ MOLINA ANTONIO ORIHUELA ANTROPOLOGIA ARISTOTELES ARISTÓTELESARISTOTELES ARLIE RUSSELL HOCHSCHILD ARNOLD i. DAVIDSCON ARNOLD i. DAVIDSON ARTE ARTES MARCIALES ARTHUR ROSENBERG ATEISMO AUTOBIOGRAFIA AUTORIDAD BALTASAR GRACIAN BANSKY. BARCELONA BELLEZA BERLIN BERTRAND RUSSELL. BIOETICA BIOPOLITICA BRIAN GOLDWIN BRUCE ROSENBLUM BRUNO BETTELHEIM BUDAPEST BUDISMO CARL J. JUNG ) CARLO SAVIANI CARLOS CASTILLA DEL PINO CATHERINE MILLOT CESAR RENDUELES CHANTAL MOUFÉE CHARLES TAYLOR CHARLES TILLY CHINA CHRISTINE ANGOT CIBERESPACIO CIBERGUERRA CIBERSEXO CINE CINISMO CIORAN CIUDADANO BIOLOGICO CLAUDE LEFORT CLAUDIO NARANJO CLEMENCE ROSSET CLEMENCE ROSSET. ClÉMENT ROSSET COMUNISMO CONFUCIO CORNELIUS CASTORIADIS COSMOPOLITISMO CUERPO CULPA DANIEL BLANCHARD DANIEL COHEN DANIEL GOLEMAN DANIEL KAHNEMAN DARIAN LEADER DAVID H. FINKENSTEIN DAVID HELD DAVID HUME DAVID HUME. DAVID LYNCH DELIRIO DEMOCRACIA DEPORTE DERECHO DERECHOS HUMANOS DESCARTES DESEO DIANA S. RAVINOVICH DIDACTICA DE LA FILOSOFIA DIGNIDAD DOLOR DOLOR. SLAVOJ ŽIZEK DOLORES PAYÁS DOMENICO MORO ECONOMIA CRITICA EDUARDO GALEANO EDUCACION EJERCICIOS ESPIRITUALES EL CUIDADO DE SI EL VIEJO TOPO ELEANOR ROSCH EMOCIONES ENEAGRAMA ENRIQUE UJALDÓN ENSAYO EPICTETO. EPICUREISMO EPISTEMOLOGIA ERASMO DE ROTTERDAM ERICH FROMM ERNESTO LUCLAU ERNST CASSIRER. ERNST JÜNGER ESCRITURA ESCUELA DE KYOTO ESQUIZOFRENIA ESTADIO DEL ESPEJO ESTADO ESTETICA ESTOICISMO ETA ÉTICA EUGENIO TRÍAS EUSKADIKO EZQUERRA EUTANASIA EVA ILLOUZ EVAN THOMPSON EXPERIENCIA FALANGE FASCISMO FELICIDAD FELIPE MARTINEZ MARZOA FÉLIX GUATARI FELIX GUATTARI FÉLIX OVEJERO. FERNANDO DIAZ FERNANDO SAVATER FILOSOFIA FILOSOFIA DE LA CIENCIA FILOSOFIA DE LA CIENCIA. FILOSOFIA DE LA CULTURA FILOSOFIA DEL CUERPO FILOSOFIA DEL LENGUAJE FILOSOFIA ESPAÑOLA FILOSOFIA MORAL FILOSOFIA MORAL. FILOSOFIA Y CHINA FILOSOFIA Y FISICA FILOSOFIA Y LOCURA FILOSOFIA Y MEDICINA FILOSOFIA Y PSICOANALISIS FRANCESC TOSQUELLES FRANCISCO J. VARELA FRANCISCO VAZQUEZ GARCIA FRANÇOIS ANSERMET FRANÇOIS CHENG FRANÇOIS JULLIEN FRANÇOISE DOLTO FRED KUTTNER FREUD FREUD. FRITZ PERLS GAIZKA FERNANDEZ SOLDEVILA GEOGRAFIA GEORGES BATAILLE GEORGES BATAILLE.ELISABETH ROUDINESCO GEORGES CANGUILHEM GEORGES DIDI-HUBERMAN GERARD GUILLERAULT GERARD MENDEL GERARDO PISARELLO GERD BAUMANN GILLAD ATZMON GILLES DELEUZE GILLES LIVOPETSKY GIOGIO COLLI GIORGIO AGAMBEN GIORGIO COLLI GIOVANNI ARRIGHI GLOBALIZACION GOETHE GONÇAL MAYOS GRÉGOIRE LALIEU GREGORIO LURI GUILLEM MARTINEZ GUINEA ECUATORIAL GUSTAVO BUENO GUY DEUTSCHER HAIKU HANNA ARENDT HAQ HEGEL HERVE TANQUERELLE HISTORIA HOBBES HOLANDA HOLDERLIN HUMBERTO MARTURANA. IAN HACKING IAN PARKER IDENTIDAD IDENTIFICACIÓN IDEOLOGIA IDEOLOGÍA IGNACIO ÁLVAREZ-OSSORIO IGNASI ALBADI ILLYA PRIGOGINE IMAGINACIÓN IMAGINARIO IMMANUEL KANT IMMANUEL WALLERNSTEIN INDIA INTELIGENCIA EMOCIONAL INTELIGENCIAS MÚLTIPLES INTERCULTURALISMO INVIERNO JACOBO MUÑOZ JACQUES LACAN JACQUES LACAN; SLAVOJ ŽIZEK JACQUES LACAN. JACQUES RANCIÈRE JAIME PASTOR JAVIER PÉREZ ANDÚJAR JAVIER PETEIRO JEAN ALLOUCH. JEAN FRANÇOIS BILLETER JEAN MARIE GUYAU JEAN OURY JEAN PAUL SARTRE JEAN-LOIS BEAUVOIS JEREMY CORBIN JEROME KAGAN JESÚS ESQUERRA GÓMEZ JOAQUIN ABELLAN JOHN GRAY JOHN LOCKE JOHN NART JOHN READ JOHN SCOTT JOHN STUART MILL JOHN STURAT MILL JORDI AMAT JORDI RIBA JORDI ROCA JUSMET JORGE ALVAREZ YAGÚE JORGE LUIS BORGES JOSÉ ALVAREZ JUNCO JOSE ANGEL RODRIGUEZ RIBA JOSE ANTONIO CERRILLO JOSE ANTONIO PEREZ TAPIAS JOSE LUIS MONEREO JOSE LUIS MORENO PESTAÑA JOSE MANUEL ROCA JOSE Mº TORTOSA JOSEBA ARREGI JOSEP FONTANA JOSEP MOYA JUAN CARLOS USÓ. DROGAS JUAN COLOMAR JUAN MANUEL NAREDO JUDITH SHAKLAR JULIAN MARÏAS JUNG JUSTICIA KANT KAREN AMSTRONG KARL MARX KARL POLANYI KATE PICKETT KIERKEGAARD KOJIN KARATANI KWAME ANTHONY APPIAH KWANE A. APPIAH LEIBNITZ LEIBNIZ LEON BLUM LEOPARDI LESLIE JAMISON LEY LIBERALISMO LIBERTAD LIGA COMUNISTA LIGA COMUNISTA REVOLUCIONARIA LIONEL SHRIVER LO REAL LOCURA LOGICA LOREN M.MOSHER LOUIS ALTHUSSER. LUDWIG WITTGENSTEIN LUIS ROCA JUSMET LUIS ROCA JUSMET LUIS ROCA JUSMET. LUIS VEGA REÑÓN LYNNE RAMSAY MANUEL ATIENZA MANUEL FERNANDEZ BLANCO MANUEL SACRISTAN MAQUIAVELO MARC PERELMAN MARCO AURELIO; MARGARITA VON TROTTA MARIO IZCOVICH MARIO MONTINARI MARK FISCHER MARQUES DE CONDORCET MARTIN ALONSO MARTIN GARDNER MARTIN HEIDEGGER MARX. MASSIMO RECALCATI MATTHEW STEWART MAURICE MERLAU PONTY MAURICE MERLEAU PONTY MECANICISMO MENCIO MICHEL FOUCAULT MICHEL FOUCAULT. MICHEL J.SANDEL MIGUEL ABENSOUR MIGUEL BASSOLS MIGUEL MOREY MIGUEL POVEDA MIQUEL BASSOLS MIRCEA ELIADE MOHAMED HASSAN MONTAIGNE MONTSERRAT GALCERAN MONTSERRAT RODRIGUEZ MULTICULTURALISMO MULTINACIONALES MUNDOS PARALELOS MÚSICA NACIONALISMO NAZISMO NEOLIBERALISMO NEPAL NEUROCIENCIAS NICOLAS SANCHEZ VARELA NIETZSCHE NIKOLAS ROSE OCTAVE MANNONI ODIO ONTOLOGIA OPUS DEI ORTEGA Y GASSET PABLO CIACCIARI PABLO IGLESIAS. PACO FERNANDEZ BUEY PARANOIA PARRESIA PASIOMES. PASIONES PATERNIDAD PAUL RICOUER PAUL THOMAS ANDERSON PECADOS CAPITALES PEDAGOGIA PEDRO LAIN ENTRALGO PERCEPCIÓN PERE SABORIT PERE SABORIT. PEREZA PERSONA. PERVERSiÖN PHILIP PETTIT PHILIPPE PETTIT PIERRE BAYLE PIERRE CLASTRES PIERRE HADOT PIERRE MAGISTRETTI PLACER PLATON PLATON. PODEMOS PODEMOS UNIDOS PODER PASTORAL PODER; LIBERTAD POESIA POPPER POPULISMO: PRIMAVERA PSC PSICOANALISIS PSICOANALISIS Y MEDICINA PSICOANALISIS Y NEUROCIENCIAS PSICOANALISIS Y POLITICA PSICOANALISIS. PSICOLOGIA PSICOSIS PULSION PULSIÓN DE MUERTE QUENTIN MEILLLASOUX RAFAEL BURGOS RAFAEL DIAZ SALAZAR RAFAEL LÓPEZ ROMO RAMON CASARES RAMON RODIGUEZ PRADA RAYMOND ARON RAYMOND DEPARDON RECONOCIENTO REMO BODEI REPUBLICANISMO RESPETO RESPONSABILIDAD RICARDO ESPINOZA RICHARD A. CLARKE RICHARD P. BENTALL RICHARD PEET RICHARD RORTY RICHARD RORTY. RICHARD SENNETT RICHARD WIKINSON ROBERT K. KNAKE ROBERTO AUGUSTO ROBERTO ESPOSITO ROBERTO MUSIL ROBERTO SAVIANA ROGER BARTRA ROUSSEAU RUDIGER DAHLKE SALVADOR LOPEZ ARNAL SAMI-ALI SAMURAI SANDOR MARAI SANTIAGO CASTELLANOS SANTIAGO LOPEZ PETIT SCHOPENHAUER SENECA SENSACIONES SENTIMIENTOS SEXUALIDAD SHAKESPEARE SHELDON S.WOLIN SIGMUND FREUD SIMBOLICO SIMONE WEIL SIRIA SISTEMA ELECTORAL. SLAVOJ ŽIZEK SOCIALDEMOCRACIA SOCIEDAD SOCIOLOGIA SOCIOLOGIA. SOCRATES SÓCRATES. SPINOZA STEVEN B. SMITH SUICIDIO SUJETO SUPERYO. SYRIZA TAISEN DESHIMARU TAOISMO TEORIA POLITICA TEORÍA POLíTICA TERAPIA GESTALT TERRY EAGLETON THORDWARLD DETHLESFSEN TIEMPO TIM JACKSON TOMAS R. VILLASANTE TONY JUDT TOTALITARISMO TRANSICION TRASTORNOS ALIMENTARIOS TRSTEZA TTIP TZEVAN TODOROV TZVETAN TODOROV VALENTIN GALVAN VEJEZ VERDAD VERGUENZA VIAJES VICENTE SERRANO LOBATO VIENÇ NAVARRO VIOLENCIA VITALISMO W.O. QUINE WALTER BENJAMIN WALTER SCHIMID WITTGENSTEIN YAMAMOTO TSUNETOMO. YIDAHISMO; YIHADISMO ZYGMUND BAUMAN