lunes, 26 de noviembre de 2012

VALORACIÓN DE LAS ELECCIONES CATALANAS DEL 25- N






Luis Roca Jusmet

Las elecciones catalanas estaban polarizadas en torno a dos ejes : soberanía/no soberanía de Cataluña en España, por un lado; y derecha/izquierda por otro. 

EL primer eje desgraciadamente ha ocupado el lugar prioritario, viene marcado por la apuesta nacionalista que se ha transformado en independentista. Hay primer lugar la dicotomía soberanismo/no soberanismo , es decir la de convocar o no un referéndum en la próxima legislatura : CiU/ERC/ICV-EUiA/CUP/SI estaban a favor y PSC/Partido Popular/Ciutadans en contra. Aquí han ganado los primeros. Si sumamos votos sería una relación de poco más 60% sobre el 40%. sobre los votantes. El referéndum, por tanto, se celebrará, en principio. Otra cosa es cuando y bajo que planteamientos. La segunda cuestión es la de los que defienden y los que no defienden la independencia. Aquí hay casi el 10 % de los votos de ICV-EUiA que seguramente se decantaría en buena parte por el no. Por otra parte parece que la gente que está por la independencia ha votado por activa y los que quieren seguir igual es probable que, en algunos casos, se hayan abstenido. Esto hace prever que los resultados serían igualados. Me parece una lástima que no haya aparecido una opción clara por el federalismo, que creo que deberían haber elaborado ICV-EUiA y el PSC. El primero la ha dejado apostando por la soberanía y la ambigüedad. El PSC apostando por un federalismo abastracto, que parecía que ni él mismo creía ( y menos el PSOE).
Hay un segundo eje, para mí el fundamental, que es el derecha/izquierda. CUP y ICV-EUiA son las opciones de la izquierda más claras. CiU y Partido Popular son las opciones de la derecha. ERC y PSC presentan un perfil bajo de izquierdas. Solidariat por la Independencia ( que ha perdido sus escaños en favor de ERC) y Ciutadans no se definen : son alternativas identitarias y éste es su electorado. Se mantienen en la ambigüedad, que siempre es sospechosa y acostumbra a desplazarse hacia la derecha. El nacionalismo, y esto es una buena noticia, ha dividido profundamente a la derecha, más aún que a la izquierda. Pero la mala noticia es que si una gran parte del voto de CiU se ha desplazado a ERC por su política de recortes éste último será incapaz de formar parte de un frente antiliberal. ¿ Por qué ? Porque ERC es nacionalista, por encima de su difuminada opción de izquierdas. ERC entrará o apoyará a CiU para no debilitar el frente soberanista.
Tenemos por tanto un mapa complejo. Para los independentistas de la izquierda el voto ha ido hacia el CUP y en poca medida al ICV-EUiA y no llega al 10%, contando con una buena parte del electorado de éste último. La derecha ha votado a CiU y al PPC. Pero no olvidemos el más de 2% de votos de la extrema derecha de Plataforma por Cataluña. Seguramente en el imaginario social el PSC continua siendo un voto de izquierda, aunque buena parte de su electorado ha ido a ICV-EuiA y también a Ciutadans. Ha dependido de si daban más importancia a la cuestión de izquierdas o al miedo al independentismo.
En todo caso como ciuadadano catalán de izquierdas y no nacionalista hago la siguiente valoracion:

  1. ICV-EUiA, ha pesar de una cierta deriva soberanista, ha estado a la altura priorizando la cuestión social y la crítica al neoliberalismo de CiU.
  2. La subida del CUP es ambivalente. Por una parte tienen un carácter anticapitalista y antiburocrático muy positivo pero su prioridad es la independencia y la situan además en el marco de los Països Catalans, lo cual marca su carácter identitario esencialista. Por otra parte dividen a la izquierda radical, cuyo referente creo que debería ser ICV-EUiA.
  3. Es ambivalente la pérdida de votos de CiU en favor de ERC. Es muy positivo el castigo a CiU y que sus votos se desplacen a ERC pero seguramente la crítica quedará neutralizada por un pacto entre ambos.
  4. El declive del PSC es positivo porque es una falsa opción de izquierdas que, como en Grecia o Portugal, debería desplazar el voto hacia la izquierda real de ICV-EUiA.
  5. Es también ambivalente que el voto españolista se derive hacia Ciutadans y no hacia el Partido Popular. Pero es negativo en la medida que es un voto en gran parte de trabajadores que pueden ser críticos hacia el Partido Popular que quedan atrapados en una formación ideológicamente ambigua.

Todas estas cuestiones las enmarco en un planteamiento general crítico. En Cataluña se está orientando mal la polarización en los términos soberanismo/no soberanismo, en lugar de izquierda/derecha. ICV-EUiA debe protagonizar el espacio de las luchas y las movilizaciones contra los recortes sociales y democráticos. Sin concesiones. Esta es la tarea que creo que los votantes le hemos encomendado.

33 comentarios:

  1. Fíjate que me parece un buen análisis, una auténtica jaula de grillos, donde el debate soberanista empaña y distorsiona lo que debería de ser las prioridades de la mayoría de la población: que paguen el desastre los que lo han generado, no que los de siempre sigan acumulando y cuando pierden acabamos perdiendo los demás. Esa es la cuestión, es una auténtica pena y una buena muestra de que Cataluña no es diferente al resto, se enmarañan los objetivos reales de una comunidad civil, bienestar de la mayoría con asuntos identitarios metafísicos que no llevan a parte alguna, más que a armar gresca.

    Hala, mucho ánimo a seguir mareando la perdiz con el soberanismo arriba y abajo, mientras todos somos, ahí y en el resto del país, más pobres.

    Contentos tienen estar los verdaderos culpables de la crisis económica cuando ven que sobre todo no se comete el error de que la inmensa mayoría se movilice en contra suya....

    ResponderEliminar
  2. Hola Ana, me alegro d evolver a conversar contigo. Ciertamente es terrible que no seamos capaces de unir fuerzas para luchar contra el enemigo común, que es el poder oligárquico que sostiene esta lógica que nos perjudica a casi todos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. por cierto Ana, curioseando he visto que participas en un blog sobre Espíritu y cuerpo. Lo he añadido a mis links y me he incorporado como seguidor. Si se puede participar quizás envie alguna cosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos veremos muy honrados de tu participación, tienes otra formación diferente a la de los habituales participantes, será muy enriquecedor contar con tu pluma en Espíritu y Cuerpo. Voy a trastear para ver como se te añade como autor. Gracias.

      Eliminar
    2. Gracias a tí. ¿ Cual es la formación de la mayoría de los participantes, por cierto ?
      Un abrazo
      Luis

      Eliminar
    3. Somos filósofos, me refería a que tú además de filosofía sabes bastante de psicología y psicoanálisis. Tendrías que hacer un comentario en el blog donde pongas tu dirección de correo, pon bien claro NO PUBLICAR y seguidamente te enviamos el link para que seas autor y escribas libremente.

      Eliminar
    4. mi dirección es lroca13@ono.com. No hay problema es público, luego lo borro cuando me envies el link. me alegro de colaborar contigo, Ana. Un abrazo

      Eliminar
    5. lroca13@ono.com sobra el último punto

      Eliminar
    6. El correo que te dado es el habitual. El del blog es lroca13@gmail.com Si necesitas la contraseña enviame un correo a la primera dirección y te lo envio.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Hola Luís,

    Para mí el resultado de las elecciones catalanas se resume así:

    - Importante varapalo a las políticas de CiU y al mesianismo de su líder, Artur Mas, que a pesar de todo sigue ganando holgadamente.

    - Gran crecimiento y fragmentación del independentismo, que dispone de una gran mayoría parlamentaria. CiU no logra su objetivo de monopolizar el movimiento independentista, que tendrá que compartir con ERC, las CUP y parte de ICV.

    - A pesar de su gran crecimiento, el independentismo sigue siendo bastante débil en el área metropolitana de Barcelona.

    - Nuevo fracaso del españolismo, que a pesar de crecer, solo logra 28 diputados.

    - Nuevo desastre del PSC, que sigue perdiendo votos y cede la segunda plaza a ERC, el gran triunfador de las elecciones.

    Conclusiones:

    - La izquierda crece, pero sigue sin ser capaz de obtener una mayoría suficiente. Y en el contexto de crisis y recortes de derechos que vivimos me parece un fracaso rotundo, fruto de la influencia del debate identitario. Mientras el debate identitario y el encaje o desencaje de Cataluña en las Españas no se solucione en una dirección u otra, será muy difícil que la izquierda de verdad gobierne en Catalunya.

    - El independentismo crece mucho, pero se fragmenta y sigue sin lograr penetrar con fuerza en aquellas ciudades con gran concentración de catalanes oriundos del sur de las Españas. Así pues, el proyecto soberanista de Artur Mas queda muy tocado y se complica aún más el proceso independentista, que a pesar de todo es posible que siga adelante.

    - CiU, y eso es una buena noticia para la izquierda, tiene un grave problema: si gobierna con ERC puede romperse por su ala más derechista -Duran-.

    - ERC, que a mi modo de ver tiene un buen líder (mucho más humilde y menos teórico y retórico que su antecesor), sigue siendo un partido muy sectario e imprevisible, aunque es casi seguro que si CiU se lo pide -que no lo tengo tan claro- lo apoyará a cambio de algunas concesiones y rectificaciones en las políticas económicas aplicadas por CiU, así como en algunas de sus alianzas municipales (Badalona, por ejemplo).

    Así pues, y para resumir, me parece que el actual Parlment es un gran "embolica que fa fort".

    Saludos,

    Toni



    ResponderEliminar
  5. Estoy viendo un poco los resultados de las elecciones catalanas. Como me gusta contar (y contar con) todas las personas como tales (lo de “el pueblo”, “la patria”, “la nación”, no me va) hago las siguientes “cuentas de la vieja” (cifras aproximadas):

    - Con derecho a voto: 4.834.910
    - Votan: 3.363.164
    - Se quedan en casa: 1.471.746
    - CIU: 1.112.341
    - Los demás: 2.250.823
    - Voto nacionalista catalán: 1.734.852
    - Voto no nacionalista catalán: 1.628.312
    - Voto de derechas: 1.583.538
    - Voto de “izquierdas”: 1.504.701


    Cuando gobierna el PP, CIU, PNV, UPN, cabreados decimos que “pero luego la gente les vota”, como si realmente una mayoría de la ciudadanía popular perjudicada les hubiera votado para que le sigan robando la cartera y sus derechos. Y no es así. El sistema les permite que gobiernen con el voto de una minoría (apreciable, pero minoría). Si sumamos la abstención, está aún más claro. En el caso de CIU, ha obtenido un 23% del censo electoral. Algo menos de ¼ de los catalanes y las catalanas.

    El voto emitido de derechas gana al genéricamente de “izquierdas” (entre comillas porque yo dudo seriamente de que algunas “izquierdas” sean de izquierda, pero puede que muchos de sus votantes sí lo sean). No he incluido a C’s, porque en esto de derecha-izquierda no sé de qué van (supongo que “ni carne ni pescado”). La derecha recibe el 33% del censo.

    Voto nacionalista catalán (que no decididamente independentista, por mucho que CIU y alguno más bla, bla, bla): 36% del censo. Tampoco es para echar cohetes con lo de la independencia. Aunque yo opino que el “derecho a decidir” es un derecho no sujeto a ninguna votación, pero como la realidad es la que es en España, el porcentaje nacionalista catalán, más el de ICV, me parece sobradamente válido para solicitar /y aceptar) un referendum decisorio sobre la independencia o la continuidad en el Reino.

    Con todo esto y dada por otra parte la pluralidad de resultados, sólo quiero recalcar que las apariencias engañan (más si están bien maquilladas por los media y/o los partidos), que la sociedad catalana (como la vasca), sus personas, presentan una amplia pluralidad y complejidad de opciones, como no puede ser de otra manera en una democracia, aunque ésta sea de baja intensidad. Que hay que contar con ello y no hacer reduccionismos masificantes ni sacar conclusiones que otorguen mayorías que no son. En otro tipo de democracia más democrática, habría que modificar-mejorar la proporcionalidad del sistema electoral y de formación de gobiernos, acordando y legislando fórmulas que, si es preciso, fuercen de alguna manera coaliciones que se acerquen a una representación mayoritaria del censo. Si esto es muy utópico, al menos que el gobierno representara a más del 50% de las personas que han ejercido el voto. Supongo que en esta dirección se pueden estudiar y discutir diferentes alternativas que mejoren lo que ahora sucede: que se puede formar gobierno y controlar los aparatos institucionales con sólo ¼ del censo.

    ¡Ah! No estaría de más tratar el tema de la abstención, de investigarlo bien, que son la friolera de unas 1.471.746 personas, no necesariamente “raritas” o “pasotas” en su totalidad.

    Me alegro de que CIU pelara el oso antes de cazarlo. Saludos.



    ResponderEliminar
  6. Hola Agustín,

    "Voto nacionalista catalán (que no decididamente independentista, por mucho que CIU y alguno más bla, bla, bla): 36% del censo. Tampoco es para echar cohetes con lo de la independencia."

    Creo que hay que ir con mucho cuidado en dar por hecho que la abstención es o no es determinada cosa. ERC y la CUP, independentistas, han subido 400.000 votos, mientras que CiU ha bajado unos 100.000. Si damos por hecho -y yo creo que no es así- que los cien mil votos de CiU han ido a parar todos a ERC y ninguno al PP, ¿de dónde salen los otros 300.000 nuevos votantes independentistas? ¿De la abstención?,¿de nuevos votantes? ¿del PSC? ¿De todo un poco?

    La abstención es abstención, y nadie puede saber si en caso de votar lo harían a partidos de derechas o de izquierdas o si en un hipotético referéndum votarían a favor o en contra de la independencia. Y es que lo que a veces nos parece probable resulta que no lo es, y si no que se lo pregunten a Artur Mas.

    Saludos,

    Toni

    ResponderEliminar
  7. Hola Luís,

    De verdad que espero no tener que comentar nunca más este tema y poder dedicar mi atención a otros menesteres, pero no entiendo como alguien de izquierdas pueda oponerse a una consulta sobre la independencia de Cataluña. Y menos aún con el argumento de que ahora no toca. Vista la fragmentación del Parlament y la disparidad de interpretaciones acerca de los resultados electorales y de la magnitud del movimiento independentista, creo que ahora es más necesario que nunca hacer un referéndum vinculante y aclarar de una puñetera vez qué porcentaje de ciudadanos de Cataluña están a favor de la independencia.

    La actitud del PP y del PSOE en este asunto me parece miserable, pero no me sorprende lo más mínimo -como dijo González, ningún Estado tiene vocación de autodestruirse-. Pero sí que me disgusta la actitud poco firme del PSC, que habla de una consulta pactada con el gobierno central cuando saben perfectamente que el PP y el PSOE no la van a permitir nunca.

    Si PP y PSOE continuan con esta actitud, ¿no crees que sería lícito que el Parlament, controlado por partidos favorables a la independencia- proclamara de forma unilateral una República catalana, auqnue ésta solo tuviera un carácter simbólico? Su argumento me parecería irreprochable: nosotros queremos hacer un referéndum para ver que opina la gente sobre este asunto, pero dado que no nos dejan, declaramos la República catalana porque nuestros programas son claros y tras unas elecciones con una participación bastante alta, hay una clara mayoría parlamentaria favorable a ella.

    Supongo que tú me dirás que eso no es así porque legalmente la soberanía del pueblo catalán no reside en el pueblo catalán sino en las Cortes de Madrid, a lo cual yo te contestaré que precisamente el conflicto es este y que en este aspecto parece bastante claro que la gran mayoría de catalanes no están de acuerdo con una legalidad que no pueden cambiar y quieren la soberanía, aunque sea para decidir que no.

    Muchas gracias y saludos,

    Toni

    ResponderEliminar
  8. Lo único que digo es que ahora me parece que hay que concentrar fuerzas contra la política neoliberal. Si se convoca el referendum participaré y no sé lo que votaré. Pero me parece que serúa una lucha muy dura y prefiero dedicarme a la otra. Me parece más urgente. Decidir la independencia es para llevarla a cabo y no creo que haya una mayoría suficiente. para mí no es prioritario.
    Un abrazo, amigo Toni

    ResponderEliminar
  9. No es por nada pero en muchos no nacionalistas (?) , más o menos de izquierdas, me parece apreciar un querer meter lo antes posible debajo de la alfombra la cuestión nacional. “Hay que dedicarse a los problemas reales de la gente” (reiterada frase de algunos políticos). El caso es que, similar al deseo sexual, “lo nacional” ha estado, está y estará ahí, y seguirá presionando con ganas por realizarse. Ya podemos establecer todos los impedimentos, trucos y terapias que inventemos, de una u otra manera terminará saliendo como sea.

    Los que entendéis tanto de estas cosas de las emociones, sentimientos, el inconsciente y otros subterráneos de la psique humana, y las tenéis muy en cuenta a la hora de analizar otros comportamientos individuales y sociales, no deberíais tratar de despachar con prisas algo que a lo largo de la historia ha demostrado tener (para mí, desgraciadamente) más tirón que “lo social”. Es así, queriendo mirar para otro lado, como además se deja este campo abonado a la derecha. Personalmente pienso que, desde una perspectiva de izquierda, y aunque siempre contradictorios y con tensiones, “lo social” y “lo nacional” pueden ser mutuamente transversales y es así como hay que sobrellevarlos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Las pasiones mueven a los humanos y el nacionalismo es una pasión. Pero en Cataluña hay gente movida por la pasión independentista, por la pasión nacionalista y gente que no nos mueve ninguna de estas dos pasiones nacionalistas.Pienso que la democracia es pluralismo y que cada cual ha de defender su posisción. Otra cosa es que el seuño de ser la vanguardia nos obligara a asumirlo todo. Decir que "el derecho a decidir" no es hoy lo prioritario no es mirar a otro lado. Es manifestar una opinión, con la que una gran parte de los catalanes coincido. Los votantes de ERC, del CUP y en parte de CiU son los que tienen esta pasión nacional. Los votantes de PP y Ciutadans tienen la otra. Los votantes de ICV en buena parte no la comparten. cada cual debe luchar por aquello en lo que cree.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero es a partir de esa pasión o no pasión, de esa libertad de opinión, que entramos en debate y podemos estar más o menos acertados. El tiempo, lo que suceda, nos dará más la razón a unos y otros.

      Eliminar
    2. por supuesto Agustín. En esto estamos. Yo lo único que cuestiono es que como ciudadano de izquierdas tenga que defender necesariamente hoy el derecho a la autodeterminación como cuestión prioritaria. hay muchos otros derechos que para mí son más urgentes.
      Un abrazo

      Eliminar
  11. Hola Luís,

    "Pienso que la democracia es pluralismo y que cada cual ha de defender su posisción". Totalmente de acuerdo.

    Pero si en una democracia una mayoría quiere una cosa tan "legítima" como hacer una consulta -se puede defender y votar no- tratar de impedirlo me parece un atentado contra esta democracia.

    "Los votantes de ICV en buena parte no la comparten"

    Yo he votado a ICV -y eso que tuve tentación de votar a Junqueras, que no a ERC- y estoy a favor de la soberanía y de la "independencia" (o sea, poder decidir sin pedir permiso a las Cortes de Madrid. Con Bruselas ya tenemos bastante). Y que yo sepa ICV deja muy claro en su programa que estamos a favor del "derecho a decidir" (o sea, de la soberanía). Y a partir de aquí habrá votantes a favor y en contra -es posible que más en contra, aunque habría que verlo-.

    Defender la "independencia" de Catalunya es tan legítimo como defender la "unidad" de España. Si es verdad que los independentistas catalanes somos nacionalistas poque nuestro marco mental "identitario" es Cataluña, entonces también será cierto que los no independentistas catalanes también lo son, pues tienen como marco mental "identitario" España. Éste es un plantemiento muy pujoliano, que siempre ha defendido que todo el mundo es, en mayor o menor grado, "nacionalista". Y si esto es cierto, no hay nadie no nacionalista, pues todo el mundo tiene un vínculo afectivo y sentimental con determinados territorios.

    Ana -aprovecho para mandarle un saludo- dijo el otro día en un comentario que los catalanes son españoles y que solo hace falta cruzar la frontera -con Francia, supongo- para darse cuenta. Este planteamiento es 100% identitario, pues da por hecho que sí que exsiten los pueblos, las identidades colectivas y las fronteras nacionales. Ana, yo voy a menudo a Perpinyà, a Mallorca y a Valencia, y te puedo asegurar que en estos territorios me siento como en casa (los paisajes, la gente, el mar cercano, no sé, hay algo en el aire que me hace sentir como en casa). En cambio no tengo esta sensación cuando voy a Madrid, al País Vasco o a Galicia. Me han tratado siempre fenomenal (yo no creo que en las Españas sean anticatalanes)y nunca me he sentido extraño, pero lo mismo me ha ocurrido en Italia o en Portugal. Catalunya, o mejor dicho, los territorios de habla y "cultura" catalana, son mi hogar. Las Españas, Portugal, Italia, el sur de Francia -en el norte me siento más raro- me resultan familiares, pero no con la misma intensidad. Así pues, será que soy un nacionalista identitario.

    Pero si yo soy nacionalista entonces prácticamente todo el mundo lo es. Y es que al final resultará que los únicos no nacionalistas son aquellos trotamundos estilo Lee Marvin en la genial película "La leyenda de la ciudad sin nombre". En esta película Lee Marvin, que interpreta a un apátrida desarraigado, pronuncia una de las frases más bonitas y profundas de la historia del cine: "Yo soy un exciudadano de ninguna parte. A veces echo de menos mi hogar". ¡Cada vez que la veo me emociono!

    Toni

    http://www.youtube.com/watch?v=H74dHupGL6s


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, no soy quien lo impediré, ni tan solo me pronunicaré en contra. Simplemente no será algo por lo que lucharé, porque para mí hay otras urgencias.
      Pero el planteamiento me parece confuso : Pôder decidir sin pedir permiso a las Cortes de Madrid. Si en las Cortes de Madrid dominará Izquierda Unida preferiría lo que deciden ellos en lugar que el Parlament. No es pedir permiso, d emomento estamos en España y ellos deciden, como aquí deciden en el Paralament por nosotros.
      El nacionalismo es una opción, puedes decidir ser ciudadano con una identidad más heterogénea : Barcelona, Cataluña, incluso España.Todo mezclado entre sí 8 soy blingüe) y con otras cosas: mis lecturas, mis aficiones, que no tienen origen ni catalán ni español.
      Yo voy a Gerona y no me siento más identificado que cuando voy a Madrid, sinceramente. Lo digo en serio. Siempre hay "un aire de familia" pero no se identifica con la "nación": los barceloneses y los de Berga en seguida nos reconocemos con algo en común pero algo diferente. Como con alguien de Madrid, incluso con un francés frente a un amercicano o un amaericano frente a un chino.
      Un abrazo

      Eliminar
  12. Y por cierto Luís, parece que ICV ha desenmascarado a tu "amigo" Bustos. Y es que ICV, a diferencia de ERC, que demasiado a menudo mira hacia otro lado por el bien de la "causa", se muestra siempre implacable ante la corrupción.

    Saludos,

    Toni

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, Toni. Fíjate que discutimos pero nuestro voto refleja, bajo mi punto de vista, que lo esencial lo compartimos. Yo ni tan solo puedo asegurar que votaría no a la independencia de Cataluña. Depende de cómo, cuando,en que condiciones. Te diré además que soy un ejemplo de "normalización lingüística": soy castellano de lengua materna pero ahora hablo catalán con mi mujer, con mis hijos y con mis alumnos. He querido aprender el catlán, lo continuo aprendiendo, incluso puedes comprobar que he abierto eun blog en catalán ( una caixa d´eines per pensar). me siento cómodo en el bilinguismo y no me siento incómodo en España.
      Un abrazo

      Eliminar
  13. Luis, pero es que si en Madrid gobernara IU y gente como Ignacio Escolar, el Gran Wyoming o Herrero de Miñon -y es de derechas- ahora no estariamos hablando de esto pq seguramente nos pondriamos de acuerdo rapido y el independentismo ya no tendria tanta razon de ser y seria muy minoritario.

    Saludos,

    Toni

    ResponderEliminar
  14. Sobre el sentimiento nacional: En mi caso la lengua es un pilar fundamental. Digamos que mi “patria” es mi ambiente español parlante del Gran Bilbao y algunas costumbres. Puedo chapurrear un euskera básico y pedir una cerveza en inglés. Pero mi construcción sentimental y mental ha sido siempre en español (en exclusiva hasta los veintitantos años). Por extensión, podría ampliar mi “patria” a los países donde se habla la misma lengua. Mi sentimiento español podría aflorar con una república en línea con la militarmente malograda en el 36. Pero es algo basado en valores ciudadanos democráticos, laicos, socialistas, que en mí son ya sentimiento. Me pasaría lo mismo con el vasco si predominan esos valores y se respetara mi lengua (a la par que se recuperara el euskera, lo que apoyaría). Yo creo que todos, de alguna forma, tenemos nuestro puntito nacionalista pero, claro, no es el mismo nacionalismo que el “nazionalismo”. Contra este hay que entrar a saco.

    Sobre la autodeterminación: Este derecho es eso, un derecho no sujeto a discusión, como el derecho a la libertad. Es el punto de encuentro democrático entre los de aquí y los de allá. El independentista tiene que reconocer el derecho del unionista y viceversa. Respetándolo, yo me inclino, así, como primer sentimiento, por el federalismo más descentralizador en el Estado Español. A pesar de lo que se diga, las gentes con diferentes posiciones más o menos nacionales estamos ya demasiado mezcladas en convivencias y vecindades, e introducir una ruptura separadora es bastante traumático. Me refiero a España. Ahora bien, si llego a la conclusión de que el nuevo estado-nación en ciernes me ofrece la perspectiva de unas cotas de ciudadanía republicana, democrática, laica y socialista, mucho mayores que las del español, podría apoyar su independencia.

    Hasta cierto punto, me parece bien la postura de Luis de no poner la carne en el asador por los temas nacionales, pero como dice Toni, si ya está llamando a la puerta una mayoría que quiere decidir, en buena lid democrática habrá que abrirla.

    ResponderEliminar
  15. Totalmente de acuerdo, Agustín. El artículo de Amartya Sen habla de un libro suyo que me parece muy clarificador. En todo caso un matiz : lo que está sujeto a discusión es quién es el sujeto de la autodeterminación. Por ejemplo : lo que plantea la Liga Norte es Italia es discutible. O también lo es que tengan este derecho los vascos y los catalanes y no lo tengan los extremeños. Y atmbién lo es lo que dice la constitución : los españoles. Pero a la hora de concretar seguro que tú y yo, y Toni, estaríamos de acuerdo. os doy nuevamente las gracias por vuestras aportaciones. y no sólo por los lectores, repito, sino también por lo que yo mismo estoy aprendidendo y matizando. por cierto, Agustín, me gustaría saber tu posición política concreta. Igual te parece personal pero ya ves, yo la hago pública sin problemas, por esto te lo pregunta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Yo como sujeto me basaría en las Comunidades Autónomas, en las personas que residen en las mismas, si es que demandan un referendum. En este marco lo están planteando los nacionalistas sin estado. El estado central, de alguna manera, también reconoce ese marco. El ámbito español, no puede tener la última palabra. Ni la primera, que es lo que tiene ahora. Otra cosa es que, si gana la independencia, se haga una transición ordenada y negociada, por el bien de todos.

    Mis orígenes fueron el marxismo-leninismo (bueno, mucho más atrás, el cristianismo) y la simpatía por el comunismo prosoviético, sin haber llegado a militar a fondo. Lo dejé cuando descubrí la gran mentira y la historia de purgas y crímenes en la URSS. También “me abrí” y el marxismo fue dejando de ser mi “religión civil”. En mi sector laboral participé activamente en una organización unitaria de trabajadores, autogestionaria y asamblearia. También he participado en asociaciones de vecinos. Según las circunstancias y momentos políticos, he votado a la izquierda abertzale, a izquierda unida y me he abstenido. Con buenas dosis de escepticismo. Sin fe. Formo parte de una plataforma local contra el paro y la exclusión social, que a su vez está en una coordinadora sindical y social a nivel de Euskal Herria, con los sindicatos: ELA, LAB, ESK, CGT y CNT, y con un montón de organismos populares dedicados a problemas sociales. Me duele CCOO, su conversión en sindicato burocratizado y gestor. Me atrae la autogestión con una fuerte coordinación unitaria. Mi idea va hacia un socialismo democrático, republicano, de personas libres y solidarias. Sin sectarismos ni dogmatismos. Marx es una aportación entre otras. Me parece interesante la vía del denominado socialismo del siglo XXI. Hago mucho hincapié en la necesidad de ser pragmáticos, eficaces, organizarse muy bien, no caer en buenismos y estar preparados para todo. Como ese monje oriental pacífico que domina las artes marciales. Tú de esto ya sabes algo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Hola Agustín y Luís,

    Desde mi punto de vista los extremeños tienen todo el derecho del mundo a poder decidir, lo que pasa es que creo que la inmensa mayoría de ellos se identifican "nacionalmente" con España y por lo tanto este problema no existe. Como bien dices, el concepto pueblo es dudoso y difícil de acotar y definir, pero creo que España no es un pueblo, sino muchos pueblos -y cada uno de ellos tiene sus propias singularidades y complejidades internas-. Igual que Europa. No existe el "pueblo" europeo y desde mi punto de vista -puedo estar equivocado- no existe el pueblo español, sino los pueblos de España y los pueblos de Europa.

    Agustín, por lo que veo tú eres vasco y/o ciudadano de Euskadi; yo soy catalán y/o ciuddano de Cataluña. "Tu" territorio, Euskadi, es independiente del "mío", Catalunya. ¿Dónde está el problema? Los vascos, a pesar de ser independientes de los catalanes, siguen siendo mis paisanos y la "independencia" o soberanía no nos separa, sino al contrario, nos une. Yo tengo familia en Valencia y voy muy a menudo a Mallorca. Para mí los catalanes, valencianos y mallorquines, menorquines... son "pueblos" hermanos: compartimos lenguas -catalán y castellano-, instituciones(Generalitat), folclore, historia, déficit fiscal, bandera -la senyera- y hasta mar.

    Pero el antiguo Reino de Valencia y las Islas Baleares son territorios totalmente independientes de Catalunya -cada cual decide en "su casa"- y no veo que sea ningún drama y no por eso los valencianos y isleños son extranjeros y extraños para mí.

    El nacionalismo español dice que los catalanes son españoles nos guste o no, pero es el primero en negar que los valencianos y mallorquines sean catalanes, o que los navarros sean vascos. Para mí un valenciao y un catalán son pueblos hermanos, pero no un mismo pueblo. Pero si resulta que los españolistas están en lo cierto y es verdad que los catalanes somos españoles nos guste o no (Rivera, Camacho, Boadella..)y por este motivo la independencia es una aberración, entonces nadie podrá negar que los valencianos e isleños son catalanes, pues también hay mucha gente allí -una minoría, como los españolistas aquí- que se siente parte de la "nación" catalana (al fin y al cabo, gran parte del antiguo Reino de Valencia y la totalidad de las Islas Baleares fueron repobladas por "catalanes" de Lleida (Valencia) y del Ampurdán (Baleares) en la época de Jaime I.

    Con el planteamiento que hacen los españolistas, si Cataluña no tiene derecho a la independencia/soberanía de las Españas, entonces Valencia, Baleares y Cataluña tampoco deberían tener derecho a ser respectivamente soberanas (por cierto, la actual Constitución prohíbe explícitamente la federación entre comunidades autónomas, prohibición que se hizo pensando en Cataluña, Baleares y Valencia).

    Personalmente mi modelo territorial ideal sería una confederación Cataluña/Valencia/Baleares confederada a su vez con el Estado español, confederado a su vez con Iberia, confederado a su vez con Europa, confederada a su vez con el mundo. Pero lo que no puedo aceptar es que el nacionalismo español dominante se salga con la suya, unifique el Estado a su imagen y semejanza y encima tenga la desfachatez de tachar a los catalanes nacionalistas de separatistas trasnochados.

    Soy soberanista o confederalista porque soy partidario de la unidad, pero la unidad desde la libertad, no esa unidad que defienden Albert Rivera y Sanchez Camacho -y están en su derecho, lógicamente-. Pero podría comprar la idea de una República federal (no confederal) española si Cataluña, País Valenciano e Islas Baleares también tuvieran derecho a federarse entre ellas. Y es que no es casualidad que el PP y el nacionalismo español en general, que se llena la boca con la palabra unidad, siempre ha tratado y sigue tratando de sembrar cizaña y divisiones entre "pueblos" hermanos como el catalán, valenciano y balear.

    Gracias y saludos,

    Toni


    ResponderEliminar
  18. Agustín, me identifico bastante con tu historia, en otras condiciones pero pasando por el marxismo y llegando a esta resistencia algo escéptica pero firme en cuanto a derechos que defiendes. Somos la vieja guardia, amigo. En las manifestaciones de las huelgas generales veo como hay muchos como nosotros y otros jóvenes. hay aquí una generación perdida para la lucha, parece a ojo de buen cubero, que son los nacidos los años 70, que tienen sobre los cuarenta. Con exepciones, claro.
    Tienes razón en tus apreciaciones, Toni. Mi opción es dar el derecho a la autodeterminación a la comunidad autónoma que la pida, por supuesto. y también que el nacionalismo más agresivo es el español. De todas maneras hay gente en la órbita de Ciutadans, como Félix Ovejero, que plantean cuestiones interesantes ( En el último "Viejo Topo" hay un artículo suyo). Es parcial pero su parcialidad va bien para contrarrestar otras parcialidades.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Toni,

    Aunque no ignoro la historia pasada, que ha dejado sus sedimentos, parto de las personas que aquí y ahora forman parte de una Comunidad Autónoma (C.A.), de su pluralidad de sentires y opciones. Ellas son las que tienen que decidir, no “el pueblo” tal o cual, entendido cono algo homogéneo. Darle a la moviola de la historia para atrás (que es lo que hacen muchos nacionalistas) y citar-justificar que, por ejemplo, en el Siglo XI hubo un Reino de Navarra que abarcaba lo que hoy se denomina Euskal Herria y, además, “era vasco”, y a partir de ello y de otras vicisitudes históricas, fabricar una construcción nacional y un “pueblo”, no me vale. Son aquella, éste, tú, yo…Ciudadanas y ciudadanos del Siglo XXI que coincidiremos o no en varios “nosotros”. Y defenderemos opciones y tomaremos decisiones. Ya digo, sin ignorar sedimentos históricos.

    Cuando hablaba de “ruptura”, me refería a la interior de la C.A. A la mezcla-mestizaje de sus gentes con diferentes saudades y biografías, que muchas conviven y otras más coexisten pacíficamente, en el mismo portal, barrio, pueblo, ciudad, provincia y C.A. La separación, con todas las pasiones encontradas que desencadenaría antes y después (ya se ocuparían políticos y medias de “balcanizar” la cosa), y precisamente por esa “mezcla-mestizaje” a la que hacía alusión (encima en el Reino de España), va a ser muy traumática, va a producir enfrentamientos y sufrimientos no deseados que pagaran los de siempre, las personas de abajo azuzadas por las de arriba. O sea que, ni en C.A. catalana ni en la vasca, estamos ante Comunidades altamente homogéneas en su composición ciudadana (algo que probablemente salvaría esa ruptura interior que yo tanto temo) y afortunadamente tampoco hay guettos. Realidad que me inclina a proponer que, de una p. vez, las izquierdas sean federalistas. No de boquilla cuando los nacionalistas sin estado pasan a la ofensiva, sino desde ya, y que, junto con sus genuinas reivindicaciones sociales y políticas, incluyan proyectos sinceramente federales, luchando por hacerlos realidad. En este aspecto yo soy partidario de una federación muy descentralizada, con cesión de importantes atribuciones a cada C.A. (o como quiera que luego se la llame), y con participación equitativa en el poder federal. Creo que esto desactivaría los peligrosos planteamientos “nazionalistas”.

    Luis,

    Supongo que te refieres al “Viejo Topo” de diciembre, que ahí ya habrá salido. Yo lo recibiré a primeros de mes.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  20. Agustín,

    Puedo estar de acuerdo contigo, pero creo -a lo mejor soy muy pesimista- que una República federal española de verdad es tan o más difícil de lograr que la independencia de Cataluña, y además tengo serias dudas que una República federal contribuya a estabilizar el Estado y a moderar las fuerzas nacionalistas que "conviven" en las Españas. Y recuerda que los dos anteriores intentos -la república federal de Pi i Margall y la república autonomista de Azaña- acabaron en desastre.

    Cambiar la rojigualda por la tricolor está muy bien, pero si queremos cambiar de verdad las cosas hay que cambiar la mentalidad de la gente, y eso es muy pero que muy difícil. Ahora bien, si algún día llega la República federal española bienvenida sea, te aseguro que no seré yo quien me oponga. Eso sí, me gustaría verla, porque si esperamos a que sean el PSOE y el PP quienes lo hagan la cosa va para largo y estaremos todos muertos. Y es que si algún día España se convierte en una República Federal no será gracias al PSOE, ni a IU (no tiene suficiete fuerza), ni al PSC, sino al movimiento independentista catalán (antes roja que rota).

    Luís, esta tarde empiezo a leer "Contra el hombre", de Agustín García Calvo. A ver que tal...

    Un saludo,

    Toni


    ResponderEliminar
  21. Totalmente de acuerdo con Agustín. Aunque comparto las reservas de Toni en cuantoa su posibilidad. Hay dos planreamientos diferentes, de entrada. El de una República Plurinacional que defienden algunos sectores de ICV y de Iu y el de una República federal tipo alemán que comparten el PSC y algunos sectores de IU y del PSOE. habría que clarificar una tercera alternativa clara entre la España autonómica y la independencia.
    Sí Agustín, es el de diciembre, yo aún no lo he leído. Toni, ya verás que es una lectura que sacude, aunque a veces cabreo lo es de manera estimulante.
    un abrazo, amigos.

    ResponderEliminar
  22. ¿Es que hay algo fácil y posible? Es algo hacia lo que me oriento en términos generales,
    sin certezas sobre su viabilidad. Tan difícil como la independencia, la democracia, el socialismo, la paz mundial… Algún ideal, sin rigideces ni dogmatismos, habremos de tener ¿No?

    Corto y cierro. Saludos.

    ResponderEliminar
  23. Por supuesto Agustín, lo has planteado muy bien y yo también cierro.

    ResponderEliminar

Temas

. .LUIS ROCA JUSMET ABUSOS SEXUALES A NIÑOS ADA COLAU. AFECTO AGUSTIN BASAVE AGUSTIN GARCIA CALVO AGUSTIN GARCIA CALVO. AJOBLANCO ALAIN BADIOU ALBERT CAMUS ALBERTO MONTERO ALBERTO ROYO ALEGRÍA; DOLOR ALEJANDRO TEITELBAUM ALEXANDER KÒJEVE ALEXANDER NEHEMAS ALFONSO GALINDO ALFRED HITCHCOCK AMADOR FERNANDEZ-SAVATER AMARTYA SEN AMOR AMSTERDAM ANA AZANZA ANALISI POLïTICO ANALISIS POLITICO ANDRÉ MALRAUX ANDREA GREPPI ANGEL DIAZ DE RADA ANNA QUINTANAS ANTONIO DAMASIO ANTONIO J. ANTON FERNANDEZ ANTONIO MUÑOZ MOLINA ANTONIO ORIHUELA ANTROPOLOGIA ARISTOTELES ARISTÓTELESARISTOTELES ARLIE RUSSELL HOCHSCHILD ARNOLD i. DAVIDSCON ARNOLD i. DAVIDSON ARTE ARTES MARCIALES ARTHUR ROSENBERG ATEISMO AUTOBIOGRAFIA AUTORIDAD BALTASAR GRACIAN BANSKY. BARCELONA BELLEZA BERLIN BERTRAND RUSSELL. BIOETICA BIOPOLITICA BRIAN GOLDWIN BRUCE ROSENBLUM BRUNO BETTELHEIM BUDAPEST BUDISMO CARL J. JUNG ) CARLO SAVIANI CARLOS CASTILLA DEL PINO CATHERINE MILLOT CESAR RENDUELES CHANTAL MOUFÉE CHARLES TAYLOR CHARLES TILLY CHINA CHRISTINE ANGOT CIBERESPACIO CIBERGUERRA CIBERSEXO CINE CINISMO CIORAN CIUDADANO BIOLOGICO CLAUDE LEFORT CLAUDIO NARANJO CLEMENCE ROSSET CLEMENCE ROSSET. ClÉMENT ROSSET COMUNISMO CONFUCIO CORNELIUS CASTORIADIS COSMOPOLITISMO CUERPO CULPA DANIEL BLANCHARD DANIEL COHEN DANIEL GOLEMAN DANIEL KAHNEMAN DARIAN LEADER DAVID H. FINKENSTEIN DAVID HELD DAVID HUME DAVID HUME. DAVID LYNCH DELIRIO DEMOCRACIA DEPORTE DERECHO DERECHOS HUMANOS DESCARTES DESEO DIANA S. RAVINOVICH DIDACTICA DE LA FILOSOFIA DIGNIDAD DOLOR DOLOR. SLAVOJ ŽIZEK DOLORES PAYÁS DOMENICO MORO ECONOMIA CRITICA EDUARDO GALEANO EDUCACION EJERCICIOS ESPIRITUALES EL CUIDADO DE SI EL VIEJO TOPO ELEANOR ROSCH EMOCIONES ENEAGRAMA ENRIQUE UJALDÓN ENSAYO EPICTETO. EPICUREISMO EPISTEMOLOGIA ERASMO DE ROTTERDAM ERICH FROMM ERNESTO LUCLAU ERNST CASSIRER. ERNST JÜNGER ESCRITURA ESCUELA DE KYOTO ESQUIZOFRENIA ESTADIO DEL ESPEJO ESTADO ESTETICA ESTOICISMO ETA ÉTICA EUGENIO TRÍAS EUSKADIKO EZQUERRA EUTANASIA EVA ILLOUZ EVAN THOMPSON EXPERIENCIA FALANGE FASCISMO FELICIDAD FELIPE MARTINEZ MARZOA FÉLIX GUATARI FELIX GUATTARI FÉLIX OVEJERO. FERNANDO DIAZ FERNANDO SAVATER FILOSOFIA FILOSOFIA DE LA CIENCIA FILOSOFIA DE LA CIENCIA. FILOSOFIA DE LA CULTURA FILOSOFIA DEL CUERPO FILOSOFIA DEL LENGUAJE FILOSOFIA ESPAÑOLA FILOSOFIA MORAL FILOSOFIA MORAL. FILOSOFIA Y CHINA FILOSOFIA Y FISICA FILOSOFIA Y LOCURA FILOSOFIA Y MEDICINA FILOSOFIA Y PSICOANALISIS FRANCESC TOSQUELLES FRANCISCO J. VARELA FRANCISCO VAZQUEZ GARCIA FRANÇOIS ANSERMET FRANÇOIS CHENG FRANÇOIS JULLIEN FRANÇOISE DOLTO FRED KUTTNER FREUD FREUD. FRITZ PERLS GAIZKA FERNANDEZ SOLDEVILA GEOGRAFIA GEORGES BATAILLE GEORGES BATAILLE.ELISABETH ROUDINESCO GEORGES CANGUILHEM GEORGES DIDI-HUBERMAN GERARD GUILLERAULT GERARD MENDEL GERARDO PISARELLO GERD BAUMANN GILLAD ATZMON GILLES DELEUZE GILLES LIVOPETSKY GIOGIO COLLI GIORGIO AGAMBEN GIORGIO COLLI GIOVANNI ARRIGHI GLOBALIZACION GOETHE GONÇAL MAYOS GRÉGOIRE LALIEU GREGORIO LURI GUILLEM MARTINEZ GUINEA ECUATORIAL GUSTAVO BUENO GUY DEUTSCHER HAIKU HANNA ARENDT HAQ HEGEL HERVE TANQUERELLE HISTORIA HOBBES HOLANDA HOLDERLIN HUMBERTO MARTURANA. IAN HACKING IAN PARKER IDENTIDAD IDENTIFICACIÓN IDEOLOGIA IDEOLOGÍA IGNACIO ÁLVAREZ-OSSORIO IGNASI ALBADI ILLYA PRIGOGINE IMAGINACIÓN IMAGINARIO IMMANUEL KANT IMMANUEL WALLERNSTEIN INDIA INTELIGENCIA EMOCIONAL INTELIGENCIAS MÚLTIPLES INTERCULTURALISMO INVIERNO JACOBO MUÑOZ JACQUES LACAN JACQUES LACAN; SLAVOJ ŽIZEK JACQUES LACAN. JACQUES RANCIÈRE JAIME PASTOR JAVIER PÉREZ ANDÚJAR JAVIER PETEIRO JEAN ALLOUCH. JEAN FRANÇOIS BILLETER JEAN MARIE GUYAU JEAN OURY JEAN PAUL SARTRE JEAN-LOIS BEAUVOIS JEREMY CORBIN JEROME KAGAN JESÚS ESQUERRA GÓMEZ JOAQUIN ABELLAN JOHN GRAY JOHN LOCKE JOHN NART JOHN READ JOHN SCOTT JOHN STUART MILL JOHN STURAT MILL JORDI AMAT JORDI RIBA JORDI ROCA JUSMET JORGE ALVAREZ YAGÚE JORGE LUIS BORGES JOSÉ ALVAREZ JUNCO JOSE ANGEL RODRIGUEZ RIBA JOSE ANTONIO CERRILLO JOSE ANTONIO PEREZ TAPIAS JOSE LUIS MONEREO JOSE LUIS MORENO PESTAÑA JOSE MANUEL NAREDO JOSE MANUEL ROCA JOSE Mº TORTOSA JOSEBA ARREGI JOSEP FONTANA JOSEP MOYA JUAN CARLOS USÓ. DROGAS JUAN COLOMAR JUAN MANUEL NAREDO JUDITH SHAKLAR JULIAN MARÏAS JUNG JUSTICIA KANT KAREN AMSTRONG KARL MARX KARL POLANYI KATE PICKETT KIERKEGAARD KOJIN KARATANI KWAME ANTHONY APPIAH KWANE A. APPIAH LEIBNITZ LEIBNIZ LEON BLUM LEOPARDI LESLIE JAMISON LEY LIBERALISMO LIBERTAD LIGA COMUNISTA LIGA COMUNISTA REVOLUCIONARIA LIONEL SHRIVER LO REAL LOCURA LOGICA LOREN M.MOSHER LOUIS ALTHUSSER. LUDWIG WITTGENSTEIN LUIS ROCA JUSMET LUIS ROCA JUSMET LUIS ROCA JUSMET. LUIS ROCA JUSMET. PIERRE HADOT LUIS VEGA REÑÓN LYNNE RAMSAY MANUEL ATIENZA MANUEL FERNANDEZ BLANCO MANUEL SACRISTAN MAQUIAVELO MARC PERELMAN MARCO AURELIO; MARGARITA VON TROTTA MARIO IZCOVICH MARIO MONTINARI MARK FISCHER MARQUES DE CONDORCET MARTIN ALONSO MARTIN GARDNER MARTIN HEIDEGGER MARX. MASSIMO RECALCATI MATTHEW STEWART MAURICE MERLAU PONTY MAURICE MERLEAU PONTY MECANICISMO MENCIO MICHEL FOUCAULT MICHEL FOUCAULT. MICHEL J.SANDEL MIGUEL ABENSOUR MIGUEL BASSOLS MIGUEL MOREY MIGUEL POVEDA MIQUEL BASSOLS MIRCEA ELIADE MOHAMED HASSAN MONTAIGNE MONTSERRAT GALCERAN MONTSERRAT RODRIGUEZ MULTICULTURALISMO MULTINACIONALES MUNDOS PARALELOS MÚSICA NACIONALISMO NAZISMO NEOLIBERALISMO NEPAL NEUROCIENCIAS NICOLAS SANCHEZ VARELA NIETZSCHE NIKOLAS ROSE OCTAVE MANNONI ODIO ONTOLOGIA OPUS DEI ORTEGA Y GASSET PABLO CIACCIARI PABLO IGLESIAS. PACO FERNANDEZ BUEY PARANOIA PARRESIA PASIOMES. PASIONES PATERNIDAD PAUL RICOUER PAUL THOMAS ANDERSON PECADOS CAPITALES PEDAGOGIA PEDRO LAIN ENTRALGO PERCEPCIÓN PERE SABORIT PERE SABORIT. PEREZA PERSONA. PERVERSiÖN PHILIP PETTIT PHILIPPE PETTIT PIERRE BAYLE PIERRE CLASTRES PIERRE HADOT PIERRE MAGISTRETTI PLACER PLATON PLATON. PODEMOS PODEMOS UNIDOS PODER PASTORAL PODER; LIBERTAD POESIA POPPER POPULISMO: PRIMAVERA PSC PSICOANALISIS PSICOANALISIS Y MEDICINA PSICOANALISIS Y NEUROCIENCIAS PSICOANALISIS Y POLITICA PSICOANALISIS. PSICOLOGIA PSICOSIS PULSION PULSIÓN DE MUERTE QUENTIN MEILLLASOUX RAFAEL BURGOS RAFAEL DIAZ SALAZAR RAFAEL LÓPEZ ROMO RAMON CASARES RAMON RODIGUEZ PRADA RAYMOND ARON RAYMOND DEPARDON RECONOCIENTO REMO BODEI REPUBLICANISMO RESPETO RESPONSABILIDAD RICARDO ESPINOZA RICHARD A. CLARKE RICHARD P. BENTALL RICHARD PEET RICHARD RORTY RICHARD RORTY. RICHARD SENNETT RICHARD WIKINSON ROBERT K. KNAKE ROBERTO AUGUSTO ROBERTO ESPOSITO ROBERTO MUSIL ROBERTO SAVIANA ROGER BARTRA ROUSSEAU RUDIGER DAHLKE SALVADOR LOPEZ ARNAL SAMI-ALI SAMURAI SANDOR MARAI SANTIAGO CASTELLANOS SANTIAGO LOPEZ PETIT SCHOPENHAUER SENECA SENSACIONES SENTIMIENTOS SEXUALIDAD SHAKESPEARE SHELDON S.WOLIN SIGMUND FREUD SIMBOLICO SIMONE WEIL SIRIA SISTEMA ELECTORAL. SLAVOJ ŽIZEK SOCIALDEMOCRACIA SOCIEDAD SOCIOLOGIA SOCIOLOGIA. SOCRATES SÓCRATES. SPINOZA STEVEN B. SMITH SUICIDIO SUJETO SUPERYO. SYRIZA TAISEN DESHIMARU TAOISMO TEORIA POLITICA TEORÍA POLíTICA TERAPIA GESTALT TERRY EAGLETON THORDWARLD DETHLESFSEN TIEMPO TIM JACKSON TOMAS R. VILLASANTE TONY JUDT TOTALITARISMO TRANSICION TRASTORNOS ALIMENTARIOS TRSTEZA TTIP TZEVAN TODOROV TZVETAN TODOROV VALENTIN GALVAN VEJEZ VERANO VERDAD VERGUENZA VIAJES VICENTE SERRANO LOBATO VIENÇ NAVARRO VIOLENCIA VITALISMO W.O. QUINE WALTER BENJAMIN WALTER SCHIMID WITTGENSTEIN YAMAMOTO TSUNETOMO. YIDAHISMO; YIHADISMO ZYGMUND BAUMAN