jueves, 27 de septiembre de 2012

EL ESCENARIO DE CATALUÑA FRENTE A LAS ELECCIONES





 Luis Roca Jusmet
 El 22 de noviembre se convocaran elecciones en Cataluña. Es un mal escenario para la izquierda catalana. Hay que entender cual ha sido el proceso y cual es la situación actual. Ningún partido de izquierda está defendiendo una alternativa coherente hoy en Cataluña.

 Cataluña no es una nación. El término nación es un término moderno ligado al Estado y a la Economía-Mundo capitalista. No hay bases culturales para justificar una nación. Las identidades culturales actuales son heterogeneas .
 Cataluña no ha existido nunca como Estado, por tanto no ha sido nunca una nación en el sentido político.  Cataluña ha tenido relaciones conflictivas y complicadas con el resto de España y con el gobierno de Madrid, peo no ha sido nunca una colonia. El gobierno de la Segunda República concedió la autonomia a Cataluña. Con unas instituciones políticas propias.La Guerra Civil dividió a los catalanes. Muchos apoyaron a Franco. Las instituciones franquistas en Cataluña ( y fuera ) se nutrieron de catalanes.  El Estado franquista reprimió el catalán. Los catalanistas moderados de la Lliga apoyaron a Franco como mal menor.Tiene una lengua que comparte con Valencia, las Islas Baleares y alguna parte marginal de Francia y Cerdeña.
  La lengua no define una cultura.ión que se dió en Cataluña condujo a millones de españoles ( sobre todo andaluces) a inmigrar a Cataluña. La represión del catalán, los mas media en castellano y la inmensa población inmigrante castellanoparlante que llegó a Cataluña hicieron que el castellano fuera la lengua dominante pública y, en parte, privada. El PSUC consiguió integrar a un sector obrero de izquierdas en la reivindicación de la autonomía y el respeto hacia el catalán.Pero Cataluña es bilingüe y no tiene sentido hablar del catalán como "lengua propia". Mejor ver el bilingüismo como una riqueza que como una carga. La Generalitat gobernada durante años por CiU intentó marginar al máximo el castellano y conseguir que la educación y la lengua de las instituciones fuera únicamente el catalán. Se potenció un desprecio hacia el castellano y los que hablaban castellano. Paradójicamente la lengua dominante a nivel de empresas fue el castellano.
 La transición impulsó el Estado de las autonomías. El tratamiento fiscal debería haber sido equitativo, excluyendo los conciertos económicos.El término nacionalidad aplicado a Cataluña era una buena respuesta para diferenciarlo de las regiones sin plantearlas como nación.
 El gobierno Tripartito gobernado por Pasqual Maragall cayó en la misma dinámica nacionalista, empeorando la cuestión. En lugar de centrarse en cuestiones de equidad fiscal se centra en reivindicar a Cataluña como nación con criterios muy discutibles de tipo cultural e histórico.El PSC pierde su carácter de izquierdas ( como el PSOE) pero se va transformando paralelamente en una opción nacionalista moderada. Hay una contradicción entre un sector liberal y catalanista, que se alia con el aparato burocrático del partido y una base y un electorado obrero de origen inmigrante, que busca una política de izquierdas no catalanista.
 Empieza una campaña sistemática de denuncia del llamado "expolio fiscal" como si los problemas de Cataluña vinieran de lo que nos roban los españoles. Esta campaña es regresiva ( no entiende la solidaridad, diluye la lucha de clases y la cuestión central de las políticas sociales). Se introduce una división entre catalanes y españoles nefasta para la izquierda. Los responsables son en primer lugar el PP y sectores españolistas del PSOE y por parte catalana muchos nacionalistas e independentista por su sectarismo. 
 Cataluña está hoy polarizada en un falso dilema: independencia o no independencia. Pero son los neoliberales de CiU por un lado y los del PP por otro los que lideran ambos movimientos. Esto dividirá a las clases sociales y la izquierda es la que perderá.
 El proyecto de los catalanes y españoles de izquierdas debería ser el de una República federal democrática y socialista en una confederación europea de tipo social. El enemigo de las clases populares catalanes son las oligarquías económicas y burocráticas, no el Estado español. Hoy hay que luchar por transformar El Estado de las autonomías en una estructura federal, defender la abolición de la monarquía y una salida de izquierdas a la crisis.
ICV-EUiA ha entrado en el juego de convocar un referendum que llevaría a una supuesta Cataluña independiente que rompería con la legalidad. Los conflictos seráin graves y seguramente nos llevaría a un nuevo Estado neoliberal con una clase trabajadora dividida. Pero lo más probable es que si se convoca este referendum se perdería. En el mejor de los casos, mucho tiempo perdido.

38 comentarios:

  1. Se agradece tu sinceridad y claridad con respecto a la “cuestión nacional”. Yo tampoco soy nacionalista, prefiero una solución federal, pero podría ser independentista si en un territorio determinado -bien por niveles superiores de lucha, mayor concienciación de la población, coyunturas históricas y geopolíticas favorables u otras circunstancias- hubiera grandes posibilidades de conseguir esa “República federal democrática y socialista en una confederación europea de tipo social” que tu apuntas. Aunque suene raro, en algunos lugares existe también un nacionalismo de izquierdas, democrático, socialista e internacionalista. Soy consciente de que entre nacionalismo y socialismo se dan unas contradicciones que siempre están y estarán ahí. Que cada cual prima más unos aspectos que otros. Que es así y que habrá que vivir con ello, tratando de acercar posiciones. Unas veces más escorados a un lado y otras al otro. Sólo hay que repasar la historia de las diferentes posturas y prácticas socialistas ante las “cuestiones nacionales”.

    En cuanto al decálogo, en todo caso has levantado tu acta de cómo han ido y son ahora las cosas. Yo pienso que no se puede despachar un tema tan complejo de esa manera. Más una persona como tú que en otros campos, igualmente complejos, expones una gran riqueza de matices. Hay otras actas, otras posiciones políticas, otros sentimientos. Unas más acá, otras más allá. De todas formas no se te escapará que, a pesar de tu decálogo, una hoy no nación-estado podrá sí serlo mañana. Y como lo contemplo desde vías democráticas, podrá serlo si su población mayoritariamente así lo cree y lo decide (y algún ejército no lo impide). En tal circunstancia, como demócratas socialistas tendríamos que aceptar una bandera más en la ONU e integrarnos con nuestro ideario y participación política en la nueva nación y la mejora de su sistema democrático.

    Lo digo desde mis tiras y aflojas, desde mis dudas e inseguridades particulares con relación a la materia.

    Como siempre, un saludo solidario.


    ResponderEliminar
  2. 1.- El terme nació és molt complex i té diferents significats. En alguns d'aquests significats, Catalunya SÍ és una nació.

    2.- En qualsevol cas, caldria entendre "nació" sobretot en el sentit amb què se l'apliquen a sí mateixos la resta de països sobirans —ja m'entens— del món. És un sentit desfasat, mal aplicat, trampós? D'acord, però el que volem molts catalans és ser, com a mínim, el que permetem que siguin la resta de països. Oi que llavors Espanya (o França o qualsevol altre país) no és una nació?

    3. Jo també penso el que tu dius a la primera frase del punt 10 ("El proyecto de los catalanes de izquierdas debería ser el de una República federal democrática y socialista en una confederación europea de tipo social"). Però precisament per això sortiré dimarts a manifestar-me. Sense el pas de la independència, no podrem esdevenir mai cap república federal.

    4. Catalunya no és bilingüe: és plurilingüe. També hi ha famílies que parlen en urdú, àrab o l'italià, per exemple. Agafar-ne una per a fer-la la vehicular del país no ho veig tan estrany. I que aquesta sigui la històrica del territori, tampoc.

    ResponderEliminar
  3. gracias por las aclaraciones para los "extranjeros" que vivimos en otras partes de la península.
    A mí toda esta lucha por la "nación" y la "independencia" contra Madrid y la discriminación a que se somete a Cataluña me parece profundamente española. Por lo poco práctica y desviada frente a los verdaderos enemigos como explicas en el punto 10 y a estas alturas tal falta de racionalidad arremetiendo con un revival nacionalista no se comprende.
    Muy ideológica y "metafísica" la campaña de las nacionalidades. Como digo paradójicamente en la más nefasta tradición de la política hispana que en vez de atenerse a resolver los abundantes problemas de los ciudadanos se dedica a enzarzar y alimentar discusiones ideológicas que no tienen ya interés, puesto que a nadie se le prohibe el uso de su lengua ni la edición de libros...etc.
    Y me parece demencial que los ciudadanos piquen el anzuelo en vez de exigir a los políticos soluciones a los problemas de la crisis, el idioma en que se haga es lo de menos.

    ResponderEliminar
  4. Hola Agustín Salvador. por supuesto que el tema es complejo y requiere matices. De hecho tengo mis dudas, seguramente más que tú. Es sólo un intento de marcar unos puntos de discusión y básicamente cuestionar cuetsiones como la de considerar que problematizar el término nación en
    Cataluña es ser un españolista o un fascista. Pero la independencia tal como está planteada hoy en cataluña me parece peligrosa y no conduciría a una república democrática, ni mucho menos.
    Gracias y un abrazo
    Luis

    ResponderEliminar
  5. Joan. Contesto aquí en castellano porque la mayoría d emis lectores lo son ( aunque como puedes ver publico articulos en catalán ).
    Empecemos por lo más claro : decir que Cataluña es plurilingües me parece tramposo. hay dos lenguas que son las que habla la inmensa mayoría de la población y que son las oficiales. Quie se priorice el catalán me parece bien. Yo mismo hablo catalán con mi mujer, mis hijos y doy las clases en catalán, aunque mi lengua materna es castellana.
    Yo respeto el sentimiento nacionalista ( que yo no tengo ni como catalán ni como español) siempre que no sea sectario.
    Las manifestaciones son claras : una para dar apoyo a la demanda de pacto fiscal a la Generalitat y la otra para pedir la independencia. la primera es hacer el juego a nuestros dirigentes y la segunda es una opción que no comparto porque no parece la cuestión importante. y pienso que nos divide en la lucha fundamental.
    Esto no quiere decir que tú y yo no estemos, en lo fundamental, en el mismo bando.
    Un abrazo
    Luis

    ResponderEliminar
  6. Totalmente de acuerdo Ana, celebro que te haya acalrado algo.
    un abrazo de nuevo
    Luis

    ResponderEliminar
  7. Hola Luís,

    ¿Qué bonito pero a la vez que triste es, no crees, que en temas como este es cuando parece ser que más gente se anima a escribir en tu blog cuando hay tantos temas filosóficos tan maravillosos? No obstante, bienvenidos esos comentarios.

    En cuanto a tu escrito, felicitarte enormemente por tu escrito. Ciertamente documentado y serio en lo que planteas, tocas de lleno la cuestión en su raíz, y de forma dialogante pones unos puntos de partida críticos pero a su vez desmitificadores; y sobre todo, filosóficamente hablando, hay en tu escrito¡¡sí!!, Crítica Filosófica!! ¡¡Crítica filosófica!!; por cierto, tan pobre y escasa en tantos y tantos comentarios que vemos y oimos en otras partes.


    Creo que este entrecomillado tuyo sacado de tu escrito saca a la luz un tema que empiezaba a ser una especie de "tabú" en la opinión pública: "un intento de marcar unos puntos de discusión y básicamente cuestionar cuetsiones como la de considerar que problematizar el término nación en
    Cataluña es ser un españolista o un fascista".

    Por lo demás, darte mi enhorabuena no solo por la valentía, y por tan sosegadas y certeras palabras -librepensamiento con mayúsculas lo llamo yo- si no por, a mi parecer, el buen diagnóstico del enfermo.

    Yo tampoco iré... Razones:

    1. Totalmente de acuerdo con el análisis del término "nación" realizada por tu parte, que no "nacionalidad histórica", que eso es otra cosa...
    2. A favor del bilingüismo.
    3. Que fácil es echar la culpa a los demás en su totalidad cuando al "enemigo" lo tienes, sobre todo, en tu casa... Sabiendo que Catalunya es un motor importantísimo e indispensable de lo que llamamos España.
    3. No me gusta la palabra marginar ni excluir en mi vocabulario, me gusta por el contrario sumar.
    4. Como decía Wittgenstein no hay una lengua Universal, la lengua es la que se habla. Y aquí se hablan dos lenguas y hasta más lenguas porque la tierra la han trabajado muchos ciudadanos y es la que la han hecho próspera y lo que es. La del territorio... ¿Nos remontamos a los pueblos íberos?
    5. En contra, siempre, de personas Excluyentes que se creen que saben lo que es y lo que no es"catalán". Y, pro supuesto, a favor de aquellas otras personas que sin excluir, y que afirman noblemente sus dudas, están abiertas al diálogo exento de prejuicios, ideologías cerradas y preconcepciones enjuiciantes, hirientes y Excluyentes hacia el "otro" -Aquí los análisis del tan agrado tuyo Zizek son demoledores...-.

    Como decía Arthur Miller: "No me arrepiento en absoluto de haber corrido todos los riesgos por aquello que me importaba".

    Un gran abrazo.
    Gracias, de nuevo.
    Alfonso

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. En líneas generales totalmente de acuerdo con usted.

    Pero le advierto que sus posiciones son tabú en la denominada "Izquierda de la izquierda" desde hace mucho tiempo. Yo recuerdo cuando los del MC nos decían ,allá por los años ochenta, que Herri Batasuna era "un partido comunista disfrazado de nacionalismo radical". Para ponerse a llorar...

    Que una solución federal , no sólo a escala "peninsular" sino europea es la única manera de alinear los intereses de las clases trabajadoras de una manera no meramente voluntarista , a mi me parece tan claro que francamente no entiendo porque la izquierda no pone a los etnonacionalismos patrios en compañía de quien deben estar: la Liga Norte & Company...

    Pero va a estar usted muy solo.

    Es más ,creo que los grandes beneficiarios de la tremenda crisis social que se desarrollará en esta "década perdida" en la que estamos entrando van a ser precisamene los populismos nacionalistas, especialmente en Cataluña y el País Vasco.

    Ánimo, este español de izquierdas, que está deseando dejar de ser ciudadano español - pero a favor de una ciudadanía más inclusiva, superior, europea , no menos- le ha leído en "Rebelión".

    Prepárese para el clamor de los beocios.

    ResponderEliminar
  9. Gracias Alfonso, por tu comentario. Celebro que volvamos a coincidir. Tus puntuaciones complementan perfectamente las mías.
    Un abrazo
    Luis

    ResponderEliminar
  10. Ciertamente Karl, ya me preparo, pero de momento estoy recibiendo apoyos, como el tuyo ( permíteme que te tutee). El tema es veijo, ciertamente : todos los grupos maoistas y troasystas ya, desde el franquismo, ham querido ser en esto más papistas que el Papa. defender posiciones más radicales que los propios nacionalistas colocando en primer plano el derecho de autodeterminación como prioridad. Luego solo Ciutadans en un principio fueron una voz crítica pero han acabado en psociones españolistas y oportunistas.
    Un abrazo
    Luis

    ResponderEliminar
  11. Gràcies per respondre, Luis. Malauradament, amb la teva resposta (i, sobretot, per la resta de respostes que has rebut) se'm torna a palesar que els catalans no podem comptar amb el suport de bona part de l'esquerra espanyola. Per tant, hem de fer la guerra pel socialisme i la justícia per la nostra banda, amb les nostres armes. Entendràs que molts frisem per marxar d'un país on ni tan sols l'esquerra ens vol entendre. Una llàstima.

    Porto molts anys (tot i que tampoc sóc tan gran: en tinc 33) fent pedagogia d'aproximació entre espanyols i catalans (a casa meva compartim les dues cultures... perdó, ara no voldria ofendre cap dels teus lectors cosmopolites: volia dir la gran cultura espanyola i la cutreria-pseudo-nacionalitat-pagesívola catalana): el meu cognom català és de difícil pronúncia per als espanyols, i el meu cognom castellà porta una "ñ" ben gran: entendràs, doncs, que hagi patit burla per part dels intransigents d'ambdós costats. Només volia constatar, amb tot plegat, que des del meu encreuament cultural m'ha resultat molt més fàcil —d'uns anys ençà— empatitzar catalans amb prejudicis cap a la cultura espanyola que al revés, on molts esquerrans s'enquisten en posicions granítiques contra els clams i anhels catalanistes. Una postura curiosa per gent que s'omple la boca amb la paraula dialèctica.

    ResponderEliminar
  12. Joan, em sembla que la teva resposta es distorisonadora. En primer lloc identifiques català amb el que s'identifiquen amb Catalunya-nació que vol ser independent.Jo matreix i algun dels que ha contestat també són catalans. Quan dius gran cutltura espanyola. cutreia pseudo nacionalitat et poses en pla victimista. De fet són molt els catalans els que entenen el castellà com una cosa cutre ( potse igual o més que a l'inrevés). En tot cas jo no dfenso la cultura espanyola. la societat contemporània està formada per subjectes que culturalment som heterogenis. Jo estic més a prop políticamente amb molta gent de Madrid i Andalusia en quan a interesos que no de Catalunya.
    En tot cas, gràcies per la conversa, que si vols continuarem, Joan.
    Una abraçada

    ResponderEliminar
  13. >En primer lloc identifiques català amb el que
    >s'identifiquen amb Catalunya-nació que vol ser
    >independent

    No, no és cert. Identifico català amb aquell que viu en català (en conjunció o no amb d'altres llengües i cultures) i lluita per defensar que això sigui possible, sense distinció de la manera que cadascú defensi per fer-ho (sigui la independència, el regionalisme o el que sigui). A diferència d'altres (que, ironies de la vida, es declaren anti CiU) jo no segueixo el principi pujolista segons el qual és català "tot aquell que viu i treballa a Catalunya". Qui viu i treballa a Catalunya és —avui dia— ciutadà d'Espanya i tantdebò d'aquí a poc pugui ser ja ciutadà de Catalunya, però no té per què ser necessàriament català. Jo vull una Catalunya oberta on hi puguin viure en harmonia diferents cultures: la catalana, l'espanyola, la francesa, etc. És un tema relliscós, perquè sota les etiquetes dels gentilicis s'hi amaguen dos aspectes diferents: l'ètnic (que no xenòfob: un català pot ser blanc, negre, d'origen xinès, turc, etc.) i el polític. A Catalunya tothom serà ciutadà català (i tindrà els drets garantits), però no tothom serà de cultura catalana. Com arreu del món, vaja.

    >Quan dius gran cutltura espanyola. cutreia
    >pseudo nacionalitat et poses en pla victimista

    Sí, però defensivament, perquè no m'hi he posat jo solet: m'hi han fet posar. La majoria de comentaris que em precedeixen donen a entendre que lluitar pel català és perdre el temps (bé "Ana A" diu directament que "no té ja interès"). Em costa d'entendre que gent que s'anomena d'esquerres no lluitin per defensar la riquesa cultural... a no ser que la considerin una riquesa secundària i no prioritàira. Lo de sempre, vaja: si defenses el castellà ets un bon ciutadà, però si defenses el català ets un "etnonacionalista" (el palabro l'agafo del comentari de Karl Mill).

    >De fet són molt els catalans els que entenen el
    >castellà com una cosa cutre ( potse igual o més que
    >a l'inrevés).

    Totalment d'acord. En aquest sentit, amb la resposta d'abans et volia dir que em resulta molt més fàcil treure-li els prejudicis anti-espanyols a un català d'esquerres que els anti-catalans a un espanyol d'esquerres. Com diu la dita: "res s'assembla més a un espanyol de dretes que un espanyol d'esquerres".

    >En tot cas jo no dfenso la cultura espanyola. la
    >societat contemporània està formada per subjectes
    >que culturalment som heterogenis.

    Som heterogenis, però encara hi ha molts fonaments comuns objectivables. El principal d'ells, la llengua. I jo seguiré defensant aquests elements culturals compartits (siguin catalans, espanyols o de la Xina) davant de la dissolució capitalista. Amb tots els matisos i evolucions dialèctiques que calgui, esclar.

    >Jo estic més a prop políticamente amb molta gent
    >de Madrid i Andalusia en quan a interesos que no
    >de Catalunya

    Evidentment, i jo també. Recentment, ho he viscut amb tot allò dels súpers i el SAT. Però també ho estic amb gent d'Anglaterra o Nova Zelanda, que amb els exemples que poses ja queda clar quin és el teu marc referencial de base, que de vegades sembla que l'internacionalisme se us acabi a la Península. ;-)

    ResponderEliminar
  14. Bé Joan, però ni està clar el que vol dir viure en català ( només s'entenc com parlar català ) i no em sembla acceptable que el que no parli ctalà no sigui català. A mí em sembla que les cultures espanyola, catalana o francesa com atals no existeixen. Existeixen llebGúes, trets culturales, un aire de familia... per mí l'aspecte ètnic es molt difús i en tot no ha de contar. Importa l'estatut de ciutadà, que és polític.
    No l´ínternacionalisme no s'acaba a la península. No parlem en plural : "Se us acabi...". Fixat que jo et parlo en singular. Simplement perquè estem parlant d'Espanya en aquest moments.
    Bé, en tot cas fixat que tu i jo potser no estem tan allunyats en el tipus de societat que volem.

    ResponderEliminar
  15. No, jo tampoc no crec que estiguem tan allunyats. Per això em dol que gent com tu no se sumi a la manifestació. Puc entendre que hi hagi molta gent per a qui la independència no sigui un tema important, ni tan sols priotari (de fet, per a mi no ho és, de priotària: avantposo la justícia social; però la cojuntura històrica ha posat la independència damunt la taula), però no puc entendre que si consideres que es pot avançar en algun aspecte, per petit que sigui, cap a horitzons de major justícia (i l'opressió nacional és una qüestió de justícia), s'adoptin postures maximalistes i no es deixi avançar un dels peus perquè l'altra és "realment el més important". Aquesta mena d'actituds provoquen reaccions de compensació en l'altre eix (bé, s'alimenten mútuament), i per això molts catalans —igualment maximalistes— deixen d'anar a determinats actes (per exemple el 15M)perquè "no són prou catalanistes".

    ResponderEliminar
  16. El que passa Joan és que per mí la lluita per la independència no fa avançar en la mesura que divideix i ens porta a oblidra-nos de les qüestions que per mi són las importants.
    En tot cas preferiria equivocar-me i que aquest moviment, com dius, fes avançar la lluita per una societat més justa. Encara que ho dubto.
    Bé Joan, en tot cas un plaer parlar amb tu.

    ResponderEliminar
  17. Alfonso,

    Es que es un tema-problema muy importante, muy presente y que exige mucha reflexión debate y voluntad democrática para llegar a la mejor resolución posible en cada momento histórico. Y no desmerece de otros muy interesantes que suele tratar Luis. Es más, yo diría que está a pie de calle, es popular, algo que se echa en falta (desgraciadamente) con la filosofía de cierto nivel. No podemos tomarnos la cuestión nacional como algo que no quisiéramos que existiera y menos que nos la recordaran. Está ahí, nos guste o no. Hay mucha historia detrás. Además, han sido muchas y variadas las organizaciones de izquierda que, hasta prácticamente hace poco, defendían el derecho de autodeterminación de Cataluña, Euskadi y Galicia. No ha sido sólo una cosa exclusiva de “troskos”, “prochinos” e “izquierdas de la izquierda“. Y creo que ahora tampoco. Algunos renunciaron a considerarlo “a saber porqué”. Habrá que irle buscando soluciones democráticas, sin pataletas de un lado y de otro. Insisto, soy federalista pero podría llegar a ser independentista no etno-nacionalista.

    ResponderEliminar
  18. L'argument de la divisió és —i perdona'm la grolleria— una collonada. Primer, perquè la societat ja està dividida. Segon, perquè és molt discutible qui o què provoca més divisió encara: si els qui la defensem o bé els qui, com tu, decidiu no sumar-vos-hi. Tercer, perquè és un argument boomerang que se us girarà a la cara quan mai avancin les conquestes socials revolucionàries, perquè aquestes comportaran també divisió social (p.ex. entre la gent que estigui a favor de l'expropiació i la gent que no). Llavors què, no seguireu per no contribuir a la divisió? ;-)

    D'altra banda, el fet que la independència comporti una societat més o menys justa depèn de la dialèctica entre les forces que hi participin. Per tant, si gent d'esquerres com tu no hi participeu, és d'una lògica aclaparadora que hi tindran més pes i avantatge les dretes. Un fet que de vegades em penso que ja us està bé, perquè així tindríeu la vostra profecia autoacomplerta: l'independentisme és de dretes, i us quedaríeu amb la consciència tranquil·la.

    El plaer és mutu.

    ResponderEliminar
  19. Hola Agustín,
    Tienes razón, el tema no es menor. Tu comenatrio me sugiere algunas anotaciones.
    Mira, la extrema izquierda durante el franquismo defendió el derecho de autotodeterminación por oportunismo, para ser más radical que el PCE o el PSUc. Así pasó en Cataluña, era pura retórica. Los grupos independentistas de izquierda, como el PSAN, existieron, de todas maneras. En Euskadi el maoismo (EMK) y el troskismo (LKI) estuvierno vinculados a ETA.
    La postura del PSUC era, en este tema, para mí la correcta. Defender, y no solo con palabras, el catalán y el estatuto de autonomía de una manera integradora con la clase obrera inmigrante. Hizo un buen trabajo.
    Pero el tema independentista en el Pais vasco ha sido terrible y, al margen de la tragedia que ha provocado ETA, ha diluido todo lo que era emancipatorio en un ideal nacionalista, que para mí es un gran error.
    En Cataluña lo que sustenta hoy el independentismo cada vez más generalizado es una demanda muy regresiva : con la independencia tendremos más dinero: ¿ porque hemos de pagar más de lo que recibimos ? Pero con este argumento el hombre más rico de Francia va a pedir la nacionalidad belga...Nos equivocamos además de enemigos y d eobjetivos.

    ResponderEliminar
  20. No Joan, jo no vull quedar-me amb la conciència tranquil·la. La societat está dividida. Ho està en grups socials básicament. El nacionalisme et fa vuere com amic, per exemple, a un burócrata corrupte de Convergència o a un gran empresari, o a un especulador i com enemic a un treballador anadalús. ja sé que és un tòpico i que tu no entres amb això però és la manera com es formula la lluita. En tot cas, sin Cataluña arriba a ser independent no et preocupis que defensarem el matreix model de societat.

    ResponderEliminar
  21. La descripció que fas de "nacionalisme" és una de les moltes que hi ha, però no la única (en la línia amb què en la meva primera resposta també et deia que "nació" té diversos significats). La que tu uses, tanmateix, seria de rucs negar que està molt estesa, i per això mateix jo sovint no em defineixo com a "nacionalista" (per a què no m'interpretin en el sentit que tu dius) sinó com a "català independentista". Però penso que el nacionalisme no és de dretes ni d'esquerres, sinó que hi ha nacionalisme de dretes (majoritari) i nacionalismes d'esquerres (minoritari i minoritzat, perquè no rep tots els suports d'altres esquerrans que legítimament li pertocarien).

    Ja aniré a la manifestació, i tinc ben clar que la tropa dels Mas, Pujol, Duran són els meus enemics. Que ens uneixi la independència no vol dir que ens n'oblidem de la resta de coses —massa importants!— que ens diferencien. Vaja, en el mateix sentit que a tu i a la Cospedal, La Razón o LibertadDigital us uneix l'anti-independentisme, però seguireu sent enemics en molts d'altres temes. Si juguem a què els que anem a manifestació ho fem del bracet de CiU, amb la mateixa lògica caldrà considerar que els qui no hi aneu ho feu del bracet del PP. Una bestiesa, evidentment.

    El problema que no us ens uniu fins que ja siguem independents és que potser acabarem agafant diferents vagons en el tren de la història. La lluita crea afinitats, vincles, interessos, complicitats i simpaties, i ara és un bon moment per a començar-los a teixir. Demà potser serà massa tard, perquè ja haurem començat a jutjar amb la solidaritat de qui podem comptar (i, per tant, seran bons companys de lluita en el futur) i amb qui no.

    ResponderEliminar
  22. Perdona Joan, però ara t'has passat. Jo no sóc antiindependista ni espanyolista, és a dir que res m'unieix a la Cospedal, la Razón, etc. L´´unic que jo dic és que la lluita prioritària no és per la independència. Igual a un referendum votaria que sí, ja veuríem. I que el nacionalisme català em sembla una ideologia nefsta, com el nacionalisme espanyol.

    ResponderEliminar
  23. Luis,

    La defensa del derecho de autodeterminación no fue exclusiva de la extrema izquierda. Si no recuerdo mal, pues milité y viví de cerca aquellos tiempos, el PCE y el PSUC también la contemplaban, pues además venían (yo también) de una cultura leninista. La misma IU creo que propone actualmente un tipo de federalismo que recogería el derecho de autodeterminación. Parece que citas a los “chinos”, a los “troskos” y a los “etarras” como referentes únicos, trasnochados y terribles de una ocurrencia que, si tiene esa paternidad, mejor ignorarla. En realidad yo entiendo que este derecho o similar es una propuesta democrática para dar una salida a las aspiraciones nacionales-estatales en litigio (ciertamente quienes ya tienen Estado desde hace mucho, no sienten la necesidad). Pienso que los federalistas podemos defender y argumentar con firmeza nuestra opción, sin miedo a someterla a elección democrática, ni a defender que otra parte de la población, que aspira a la independencia, pueda decidir igualmente. No estaría nada bien que, sin quererlo, nos amparásemos bajo el paraguas oligárquico español y su ejército salvador.

    Y si el proceso decisorios cumple los requisitos democráticos que se consensúen, con presencia y control internacional si se quiere, y el primer gobierno del hipotético Estado Catalán es de CIU, pues qué le vamos a hacer, a seguir peleando desde la izquierda. Porque si el problema es éste, que gane la derecha y el capitalismo, tampoco la hipotética Federación Española promete horizontes mejores. Ni la Europea.

    Un saludo solidario.

    ResponderEliminar
  24. El problema no es de los nacionalistas catalanes o galeses que tienen todo el derecho del mundo a serlo.

    El problema es que en nuestra piel de toro las izquierdas han llegado a la conclusión de que al nacionalismo catalán o vasco o gallego sólo se le puede criticar desde el nacionalismo español.

    Acabo de leer a López Arnal en Rebelión y es curioso como mucha gente en la izquierda se huele esto , pero es incapaz de sacar las conclusiones pertinentes:

    La secesión de Cataluña sería una catástrofe para la izquierda del resto del estado.

    El nacionalismo catalán - no sólo Convergencia- utiliza argumentos idénticos a un populismo tipo Liga Norte, que machaca totalmente la dimensión de clase de la política.

    De lo que se trata es de lograr a medio plazo un Concierto económico à la Navarre, y sobre todo desviar la presión social por los recortes a corto . Lo primero es algo imposible a corto plazo porque se cargaría la Hacienda española , o sea el euro.

    Y la izquieda catalana dando palmas.

    Por eso tienen tanto valor los pasos al frente de gente como Luis Roca

    ResponderEliminar
  25. Home, trobo que és tenir molta barra dir que no s'és anti-independentista quan, havent-se convocat una gran manifestació independentista, es decideix no anar-hi i es fa públicament amb un argumentari. I dir que res no t'uneix amb la Cospedal quan aquest teu argumentari comença dient que "Catalunya no és una nació"... En fi.

    En qualsevol cas, em veig obligat a ressaltar que allò que volia destacar era precisament que, malgrat les possibles i petites coincidències amb els nostres adversaris (per molt que ens dolguin), ni jo vaig del bracet amb CiU per haver anat a la manifestació ni tu amb el PP per no haver-ho fet. Però vist com t'ho has pres, suposo que no pots deixar de considerar que sí, que jo li faig el joc a CiU. ;-)

    Finalment, i aprofitant que dius que "la lluita prioritària no és per la independència", torno a mostrar el meu desacord amb aquesta postura teva maximalista. La lluita prioritària no ha de servir d'excusa per a no avançar en la resta de lluites. Si no, segur que no avançarem mai, perquè el poble és variat i cadascú té les seves prioritats. És allò de "sumar i no restar" amb què, irònicament, sovint som recriminats els independentistes.

    ResponderEliminar
  26. No Joan, no és tenir barra. Catalunya no és una nació perquè no té estat. És un criteri polític. Quan tingui la independància si la té serà una nació. I punt. Jo no crec en identitats culturals, aquesta és la qüestió. Com no sóc espanyolista no defensaré l'unitat de la anció espanyola. Tota aquesta argumentación és essencialista.
    Ara bé, et dic una cosa. Aquesta manifestació la utilitzarà Convergència per pressionar al Govern de Rajoy i per consolidar el seu prestigi. No anirà més lluny. En aquest sentit seria fer-li el joc. Però fins a cert punt, t`ho admeto perquè estar clar la heterogeneitat dels manifestants.
    En tot cas algunes de les coses que he sentit als entrevistats em semblan molt fortes i, em donen, en part la raó.

    ResponderEliminar
  27. Hola Agustín,
    Eñl derecho de autodterminación es discutible. En un libro escrito en catalán, "la hipótesis del independentismo" ya se discute el término, la ONU reconocer que debe haber un derecho a la reparación o un dominio claro como base. Por ejemplo, la Liga del Norte reaccionaria en Italia quiere separarse del Sur porque son más pobre. ¿ tiene derecho ? Yo creo que con unos estatutos de autonomía puede construirse un estado federal. La izquierda es la que no debe hablar de derechos anacionales ni embaracarse en esta batalla. Que cada cual defienda lo suyo, la indpendencia es la batalla de los nacionalistas radicales pero no es la nuestra. Lo cual no quiere decir que yo me vaya a oponer a la independencia si se diera. No es mi ideal ni mi objetivo y creo que el papel que juega ahora es negativo. Me refiero no solo a mi artículo sino al de López Aranal ( ayer) y Eduardo Luque ( hoy) en Rebelión.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  28. Gracias Karl, totalmente de acuerdo en lo que dices. Yo mismo había puesto el ejemplo de la Liga Norte sin haber leído aún tu mensaje.
    Salud

    ResponderEliminar
  29. >>Que cada cual defienda lo suyo, la indpendencia es la batalla
    >>de los nacionalistas radicales pero no es la nuestra

    Patètic. T'ho torno a dir: aquesta postura només crea divisió i enfrontament entre l'esquerra. Si cadascú només mira cap a lo seu ("nuestra batalla"), cada cop trobarem menys complicitats amb d'altres socialistes. I després tothom a lamentar-se de per què no avancem en la lluita contra l'opressió capitalista.

    Si haguéssiu vingut a la manifestació d'ahir, hauríeu pogut parar l'orella i sentir com molta —moltíssima— gent es queixava TAMBÉ del sistema corrupte que tenim, de la necessitat de redreçar la política i de que —què collons!— la sobirania és del poble i el poble es fa fort quan surt junt al carrer, i que llavors tot és possible.

    En aquest sentit, l'article que cites d'Eduardo Luque és també patètic. Primer, per les habituals generalitzacions caricaturesques i tòpiques contra l'independentisme (som victimistes, ens creiem més guapos que els altres, dels peatges només critiquem allò que té a veure amb Espanya, etc.), però també —i sobretot— per l'errada total i absoluta de la seva anàlisi: diu literalment que les campanyes nacionalistes han generat "tres efectos indeseables. Uno, la pasividad; segundo, la resignación; tercero, el descredito de la ética política". Ha ha ha, quin riure!! És el que té parlar des de darrere de la tanca... Si hagués vingut a la manifestació hauria vist precisament el contrari: el poble no va quedar-se passiu sinó que va sortir al carrer; el poble que es manifestava no estava resignat, sinó que al carrer es feia conscient de la força que té i que pot canviar la política si s'ho proposa; el poble que es manifestava veia que col·lectivament es pot redreçar la política i tornar-li el crèdit que li pertoca.

    Però en fi, vosaltres amb la vostra lluita, i nosaltres amb les nostres (que, sovint, també són les vostres). És clar que, si hem de comptar que no us solidaritzeu ni ajudeu en situacions que compartiu —cal entendre!— però no prioritzeu, suposo que entendreu que aquells que —com jo— des de Catalunya busquem també les solidaritats amb Espanya, cada cop serem menys i, els pocs que anem quedant, cada cop mirarem menys cap a les vostres trinxeres esperant unes ajudes que no arriben.

    ResponderEliminar
  30. Bé Joan, pots considerar patètic el que vulguis, que és una manera d´insultar el que diu l'altre. Jo respecto a molta gent que ha sortir a la manifestació ( no a tota, a tot arreu hi ha gent que mereix respecte i gent que no). Jo vaig considerar que l'experiència de la gent que va montar el referèndum l'any passat era prou democràtica i per això vaig votar.
    Jo particularment tinc 58 anys, vaig participar a les lluites contra el franquisme i ara sóc un escèptic. Però l'escepticisme no em porta ni al cinisme ni al conformisme. Tinc aquest blog que tracten els temes que mínteressen i, de tant en tant, quan tinc alguna cosa a dir la dic. Col·laboro amb "El Viejo Topo" i "Rebelión" simplement per donar materiales per a pensar, com diu el meu blog. No formo part de cap grup, El que deia Salvador López Arnal i Eduardo Luque tenia coses més o menys encertades, com el meu article. Però bàsicament estic d'acord.
    En tot cas, com no sóc un militant antiindependentista dona aquesta conversa per acabada. El que jo pensi, digui i faci és poc important. Quan vulgui a dir alguna cosa sobre el tema, que pot ser igual o diferent del que estic dient, ho diré.
    Els efectes de la manifestació d'ahir, si en té algú, ja es veurà.
    Salut

    ResponderEliminar
  31. Luis,

    Todo es discutible, por supuesto. Dejo el debate, no por falta de ganas y de vocación democrática, sino porque habría que hablar tanto, que posiblemente a todos se nos quede el blog pequeño. Insisto en que, en mi opinión, de lo que se trata es de buscar soluciones a demandas populares que están ahí, de la mejor manera democrática. Y reconocer y legislar el derecho a decidir es algo que me parece propio de esa “mejor manera”. La izquierda no puede abandonar a la derecha ningún campo, tampoco éste. Ni en Barcelona ni en Madrid. Pero claro, no hay una izquierda, hay varias izquierdas. Y también hay izquierdas independentistas. ¿O es que sólo se puede ser de izquierdas en el ámbito de una nación-estado establecida (no democráticamente) desde un montón de años? En Euskadi, si voto a EH-Bildu ¿dejo de ser de izquierdas?

    Hasta otro tema. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  32. Donem la conversa per acabada, doncs.

    Només un últim matís: no et prenguis el meu "patètic" en sentit ofensiu, sinó en el seu sentit etimològic bàsic (que és el que recullen els diccionaris, d'altra banda). Quan deia que és "patètic" no volia dir que fos "una merda", sinó que em fa reaccionar amb pena. És el que em queda de la nostra conversa i de la resta d'articles de Rebelión: la tristor de veure que des de l'esquerra espanyola ens aboqueu a què els catalans haguem de fer la guerra sense vosaltres. Ens esteu dient que el nostre horitzó no és compartit i que, per tant, mirem primer cap als nostres cosins europeus que cap als nostres germans espanyols si volem solidaritat. En el fons, no us quedeu gaire lluny de CiU a l'hora de crear unes condicions on es trenquin la majoria de lligams que ens han unit.

    ResponderEliminar
  33. Bueno, amigos. En todo caso gracias por haber participado en el debate,esto hace que el blog siga vivo. Claro que un independentista puede se de izquierdas, Agustín. Bé Joan, no et posis tan dramàtic. El debat està obert i, com a mínim en el que fa referència a mí mateix puc dir-te que mai lluitaré contra el independentisme ni per mantenir la unitat d'Espanya.
    En tot cas a mi el debat m'ha servit.
    Salut

    ResponderEliminar
  34. Perdona Luís pero me gustaría dar mi pequeña opinión para acabar, si me permites, ya que practicamente no he hablado.

    Recogiendo algunas de las palabras que se han utilizado aquí en el debate, me gustaría comentarlas...

    Si por "solidaritat", si por "ajuda", si por "justicia per la nostre banda", si por "trinxeres", si por "enemics", si por "lluita", etc, etc, etc. se entiende, en pocas palabras, el ... -espero que se entienda el grado de distorsión a modo de estiramiento de un chicle, y que en un principio no nacieron para significar ni muchísimo menos lo que aquí se dice...- Como digo, si esta "política" se define en términos de "enemics", "lluita", etc. La verdad, y sin idealismos ni ingenuidades, prefiero jugar, como diría Wittgenstein, a otro "juego del lenguaje", donde connoten y denoten otro significado, pues éstos solo responden a la beligerancia. Y no soy idealista, ni utópico ni poco realista, ¿Qué eso es la política, me dirán? Bueno, la que practican algunos, tenedlo por seguro...

    Por otro lado, si se habla del "derecho a decidir", se supone que se está hablando de la "voluntad general"... Bien, como creo que sabrán el concepto es de sumo discutible, tras Rousseau, por cierto; Mi pregunta: ¿Se tiene por un momento en consideración la implicación, las consecuencias, que se derivan de éstas palabras: "habló el pueblo", "voluntad general" -creo que hablan de un grupo...¡?!-, "lluita", "enemics", sobre el conjunto de la ciudadanía?. Creo que, desgraciadamente, NO.

    Y finalmente, recojo la primer párrafo que lanzaba aquí y que ya no pregunto si no que, por el contrario, afirmo: ¡¡¡Qué triste que cuestiones políticas estén por encima de otras consideraciones - y ya no hablo de las filosóficas-!!!.

    ResponderEliminar
  35. Hola Luís,

    Después de ver el éxito de participación de la manifestación independentista de la Diada y el comportamiento ejemplar de los manifestantes, reafirmo mi entusiasmo con un movimiento que está siendo capaz de socavar los fundamentos del estado y del actual status quo (y con mucha más fuerza que el movimiento 15M).

    Creo que este repentino estallido de la corriente independentista, además de ser una gran noticia para los que soñamos con un estado catalán propio, debería de serlo para todos aquellos que sueñan con un estado federal español o ibérico de carácter progresista, pues es una gran oportunidad para tratar de cambiar de verdad el actual modelo territorial -y social- español.

    Y desde un punto de vista social y estrictamente catalán, este movimiento, si logra canalizarse bien, servirá para acabar de una vez con todas con la tradicional ambigüedad de las clases dominantes catalanas, que llevan treinta años mareando la perdiz y escondiendo sus chanchullos con la bandera. Y es que los primeros interesados en mantener este debate abierto ad eternum son las clases dominantes catalanas y españolas, que utilizan el nacionalismo para perpetuarse en el poder.

    Pero gracias a este estallido independentista de carácter digamos popular, las cosas pueden cambiar, tanto en Cataluña como en el resto de las Españas.

    Porque si bien es cierto que la manifestación ha contado con el apoyo del gobierno conservador catalán, también lo es que si por una vez "el pueblo" es inteligente y sabe manejarlo las clases dominantes se verán obligadas a quitarse la máscara y abandonar el chollo que supone la perpetuación del debate "nacional" y que tanto daño hace al imprescindible debate social.

    Y es que el nuevo independentismo tiene que ser capaz de llevar este proceso hasta el final -un referéndum- y no permitir de ninguna manera que las clases dominantes y la casta política española y catalana lleguen a un acuerdo para perpetuar el debate(cambiar para que nada cambie).

    Y para que esto no ocurra los independentistas tenemos que trabajar de froma seria y realista para construir un estado catalán donde todos los habitantes de Cataluña vean mejoradas sus condiciones sosciales, que es lo que de verdad importa.Y creo que si en el resto de las Españas se trabaja en la misma dirección, podríamos llegar a construir una verdadera federación de estados libres y republicanos. O sea, una verdadera confederaión de naciones hispánicas o por qué no, ibéricas.

    Saludos,

    Toni









    ResponderEliminar
  36. "La culpa de que se cierren quirófanos en Cataluña es de los españoles". Del resto, claro.

    Gracias don Lluis, ya vemos que en Cataluña quedan muchas personas de izquierdas decentes.

    ResponderEliminar
  37. Toni,
    No comparto tu entusiasmo. El movimiento de 15-M, d elos indignados, con sus defectos en un movimiento por la democracia y la justicia social. El movimiento independentista es un movimiento por la independencia y punto. Mi crítica es triple : está mal orientado porque considera el estado español y los españoles reponsables de nuestro malestar ( cuando es la lógica del sistema y las oligarquías mundiales, españolas y catalanas), porque puede desencadenar muchos conflictos entre las clases populares en Cataluña y porque una Cataluña independiente no sería hoy ni más justa ni más democrática.
    Contesto por deferencia a tu mensaje pero como dije en un mensaje anterior doy por cerrado el debate por circular.
    Saludos ( y a anónimo también, claro).

    ResponderEliminar
  38. Es una lástima que dejéis el debate, ya que aunque a algunos nos les seduzca el independentismo, dejar de razonar, es ahora peligrosísimo. Y digo "razonar", entendiendo que en el sentimiento llamado "identitario", prevalece la emocionalidad, el sentimiento.
    ¿Se pueden poner en cuestión el sentimiento de los que se sienten catalanes?
    ¿Cuestionar los sentimientos, puede hacerse a través del lenguaje racional?
    El Sr. Más se ha puesto ahora a la cabeza y escenifica como nadie, el papel de gran lider liberador.
    A ver ahora, como, desde la izquierda dividida, se hace frente a esa obviedad.
    salut

    ResponderEliminar

Temas

. .LUIS ROCA JUSMET ABUSOS SEXUALES A NIÑOS ADA COLAU. AFECTO AGUSTIN BASAVE AGUSTIN GARCIA CALVO AGUSTIN GARCIA CALVO. AJOBLANCO ALAIN BADIOU ALBERT CAMUS ALBERTO MONTERO ALEGRÍA; DOLOR ALEJANDRO TEITELBAUM ALEXANDER KÒJEVE ALEXANDER NEHEMAS ALFONSO GALINDO ALFRED HITCHCOCK AMADOR FERNANDEZ-SAVATER AMARTYA SEN AMOR AMSTERDAM ANA AZANZA ANALISI POLïTICO ANALISIS POLITICO ANDRÉ MALRAUX ANDREA GREPPI ANGEL DIAZ DE RADA ANNA QUINTANAS ANTONIO DAMASIO ANTONIO J. ANTON FERNANDEZ ANTONIO MUÑOZ MOLINA ANTONIO ORIHUELA ANTROPOLOGIA ARISTOTELES ARISTÓTELESARISTOTELES ARLIE RUSSELL HOCHSCHILD ARNOLD i. DAVIDSCON ARNOLD i. DAVIDSON ARTE ARTES MARCIALES ARTHUR ROSENBERG ATEISMO AUTOBIOGRAFIA AUTORIDAD BALTASAR GRACIAN BANSKY. BARCELONA BELLEZA BERLIN BERTRAND RUSSELL. BIOETICA BIOPOLITICA BRIAN GOLDWIN BRUCE ROSENBLUM BRUNO BETTELHEIM BUDAPEST BUDISMO CARL J. JUNG ) CARLO SAVIANI CARLOS CASTILLA DEL PINO CATHERINE MILLOT CESAR RENDUELES CHANTAL MOUFÉE CHARLES TAYLOR CHARLES TILLY CHINA CHRISTINE ANGOT CIBERESPACIO CIBERGUERRA CIBERSEXO CINE CINISMO CIORAN CIUDADANO BIOLOGICO CLAUDE LEFORT CLAUDIO NARANJO CLEMENCE ROSSET CLEMENCE ROSSET. ClÉMENT ROSSET COMUNISMO CONFUCIO CORNELIUS CASTORIADIS COSMOPOLITISMO CUERPO CULPA DANIEL BLANCHARD DANIEL COHEN DANIEL GOLEMAN DANIEL KAHNEMAN DARIAN LEADER DAVID H. FINKENSTEIN DAVID HELD DAVID HUME DAVID HUME. DAVID LYNCH DELIRIO DEMOCRACIA DEPORTE DERECHO DERECHOS HUMANOS DESCARTES DESEO DIANA S. RAVINOVICH DIDACTICA DE LA FILOSOFIA DIGNIDAD DOLOR DOLOR. SLAVOJ ŽIZEK DOLORES PAYÁS DOMENICO MORO ECONOMIA CRITICA EDUARDO GALEANO EDUCACION EJERCICIOS ESPIRITUALES EL CUIDADO DE SI EL VIEJO TOPO ELEANOR ROSCH EMOCIONES ENEAGRAMA ENRIQUE UJALDÓN ENSAYO EPICTETO. EPICUREISMO EPISTEMOLOGIA ERASMO DE ROTTERDAM ERICH FROMM ERNESTO LUCLAU ERNST CASSIRER. ERNST JÜNGER ESCRITURA ESCUELA DE KYOTO ESQUIZOFRENIA ESTADIO DEL ESPEJO ESTADO ESTETICA ESTOICISMO ETA EUGENIO TRÍAS EUSKADIKO EZQUERRA EUTANASIA EVA ILLOUZ EVAN THOMPSON EXPERIENCIA FALANGE FASCISMO FELICIDAD FELIPE MARTINEZ MARZOA FÉLIX GUATARI FELIX GUATTARI FÉLIX OVEJERO. FERNANDO DIAZ FERNANDO SAVATER FILOSOFIA FILOSOFIA DE LA CIENCIA FILOSOFIA DE LA CIENCIA. FILOSOFIA DE LA CULTURA FILOSOFIA DEL CUERPO FILOSOFIA DEL LENGUAJE FILOSOFIA ESPAÑOLA FILOSOFIA MORAL FILOSOFIA MORAL. FILOSOFIA Y CHINA FILOSOFIA Y FISICA FILOSOFIA Y LOCURA FILOSOFIA Y MEDICINA FILOSOFIA Y PSICOANALISIS FRANCESC TOSQUELLES FRANCISCO J. VARELA FRANCISCO VAZQUEZ GARCIA FRANÇOIS ANSERMET FRANÇOIS CHENG FRANÇOIS JULLIEN FRANÇOISE DOLTO FRED KUTTNER FREUD FREUD. FRITZ PERLS GAIZKA FERNANDEZ SOLDEVILA GEOGRAFIA GEORGES BATAILLE GEORGES BATAILLE.ELISABETH ROUDINESCO GEORGES CANGUILHEM GEORGES DIDI-HUBERMAN GERARD GUILLERAULT GERARD MENDEL GERARDO PISARELLO GERD BAUMANN GILLAD ATZMON GILLES DELEUZE GILLES LIVOPETSKY GIOGIO COLLI GIORGIO AGAMBEN GIORGIO COLLI GIOVANNI ARRIGHI GLOBALIZACION GOETHE GONÇAL MAYOS GREGORIO LURI GUILLEM MARTINEZ GUINEA ECUATORIAL GUSTAVO BUENO GUY DEUTSCHER HAIKU HANNA ARENDT HAQ HEGEL HERVE TANQUERELLE HISTORIA HOBBES HOLANDA HOLDERLIN HUMBERTO MARTURANA. IAN HACKING IAN PARKER IDENTIDAD IDENTIFICACIÓN IDEOLOGIA IDEOLOGÍA IGNASI ALBADI ILLYA PRIGOGINE IMAGINACIÓN IMAGINARIO IMMANUEL KANT IMMANUEL WALLERNSTEIN INDIA INTELIGENCIA EMOCIONAL INTELIGENCIAS MÚLTIPLES INTERCULTURALISMO INVIERNO JACOBO MUÑOZ JACQUES LACAN JACQUES LACAN; SLAVOJ ŽIZEK JACQUES LACAN. JACQUES RANCIÈRE JAIME PASTOR JAVIER PÉREZ ANDÚJAR JAVIER PETEIRO JEAN ALLOUCH. JEAN FRANÇOIS BILLETER JEAN MARIE GUYAU JEAN OURY JEAN PAUL SARTRE JEAN-LOIS BEAUVOIS JEREMY CORBIN JEROME KAGAN JESÚS ESQUERRA GÓMEZ JOAQUIN ABELLAN JOHN GRAY JOHN LOCKE JOHN NART JOHN READ JOHN SCOTT JOHN STUART MILL JOHN STURAT MILL JORDI AMAT JORDI RIBA JORDI ROCA JUSMET JORGE ALVAREZ YAGÚE JORGE LUIS BORGES JOSÉ ALVAREZ JUNCO JOSE ANGEL RODRIGUEZ RIBA JOSE ANTONIO CERRILLO JOSE ANTONIO PEREZ TAPIAS JOSE LUIS MONEREO JOSE LUIS MORENO PESTAÑA JOSE MANUEL ROCA JOSE Mº TORTOSA JOSEBA ARREGI JOSEP FONTANA JOSEP MOYA JUAN CARLOS USÓ. DROGAS JUAN COLOMAR JUAN MANUEL NAREDO JUDITH SHAKLAR JULIAN MARÏAS JUNG JUSTICIA KANT KAREN AMSTRONG KARL MARX KARL POLANYI KATE PICKETT KIERKEGAARD KOJIN KARATANI KWAME ANTHONY APPIAH KWANE A. APPIAH LEIBNITZ LEIBNIZ LEON BLUM LEOPARDI LESLIE JAMISON LEY LIBERALISMO LIBERTAD LIGA COMUNISTA LIGA COMUNISTA REVOLUCIONARIA LIONEL SHRIVER LO REAL LOCURA LOGICA LOREN M.MOSHER LOUIS ALTHUSSER. LUDWIG WITTGENSTEIN LUIS ROCA JUSMET LUIS ROCA JUSMET LUIS ROCA JUSMET. LUIS VEGA REÑÓN LYNNE RAMSAY MANUEL ATIENZA MANUEL FERNANDEZ BLANCO MANUEL SACRISTAN MAQUIAVELO MARC PERELMAN MARCO AURELIO; MARGARITA VON TROTTA MARIO IZCOVICH MARIO MONTINARI MARK FISCHER MARQUES DE CONDORCET MARTIN ALONSO MARTIN GARDNER MARTIN HEIDEGGER MARX. MASSIMO RECALCATI MATTHEW STEWART MAURICE MERLAU PONTY MAURICE MERLEAU PONTY MECANICISMO MENCIO MICHEL FOUCAULT MICHEL FOUCAULT. MICHEL J.SANDEL MIGUEL ABENSOUR MIGUEL BASSOLS MIGUEL MOREY MIGUEL POVEDA MIQUEL BASSOLS MIRCEA ELIADE MONTAIGNE MONTSERRAT GALCERAN MONTSERRAT RODRIGUEZ MULTICULTURALISMO MULTINACIONALES MUNDOS PARALELOS MÚSICA NACIONALISMO NAZISMO NEOLIBERALISMO NEPAL NEUROCIENCIAS NICOLAS SANCHEZ VARELA NIETZSCHE NIKOLAS ROSE OCTAVE MANNONI ODIO ONTOLOGIA OPUS DEI ORTEGA Y GASSET PABLO CIACCIARI PABLO IGLESIAS. PACO FERNANDEZ BUEY PARANOIA PARRESIA PASIOMES. PATERNIDAD PAUL RICOUER PAUL THOMAS ANDERSON PECADOS CAPITALES PEDAGOGIA PEDRO LAIN ENTRALGO PERCEPCIÓN PERE SABORIT PERE SABORIT. PEREZA PERSONA. PERVERSiÖN PHILIP PETTIT PHILIPPE PETTIT PIERRE BAYLE PIERRE CLASTRES PIERRE HADOT PIERRE MAGISTRETTI PLACER PLATON PLATON. PODEMOS PODEMOS UNIDOS PODER PASTORAL PODER; LIBERTAD POESIA POPPER POPULISMO: PRIMAVERA PSC PSICOANALISIS PSICOANALISIS Y MEDICINA PSICOANALISIS Y NEUROCIENCIAS PSICOANALISIS Y POLITICA PSICOANALISIS. PSICOLOGIA PSICOSIS PULSION PULSIÓN DE MUERTE QUENTIN MEILLLASOUX RAFAEL BURGOS RAFAEL DIAZ SALAZAR RAFAEL LÓPEZ ROMO RAMON CASARES RAMON RODIGUEZ PRADA RAYMOND ARON RAYMOND DEPARDON RECONOCIENTO REMO BODEI REPUBLICANISMO RESPETO RESPONSABILIDAD RICARDO ESPINOZA RICHARD A. CLARKE RICHARD P. BENTALL RICHARD PEET RICHARD RORTY RICHARD RORTY. RICHARD SENNETT RICHARD WIKINSON ROBERT K. KNAKE ROBERTO AUGUSTO ROBERTO ESPOSITO ROBERTO MUSIL ROBERTO SAVIANA ROGER BARTRA ROUSSEAU RUDIGER DAHLKE SALVADOR LOPEZ ARNAL SAMI-ALI SAMURAI SANDOR MARAI SANTIAGO CASTELLANOS SANTIAGO LOPEZ PETIT SCHOPENHAUER SENECA SENSACIONES SENTIMIENTOS SEXUALIDAD SHAKESPEARE SHELDON S.WOLIN SIGMUND FREUD SIMBOLICO SIMONE WEIL SISTEMA ELECTORAL. SLAVOJ ŽIZEK SOCIALDEMOCRACIA SOCIEDAD SOCIOLOGIA SOCIOLOGIA. SOCRATES SÓCRATES. SPINOZA STEVEN B. SMITH SUICIDIO SUJETO SUPERYO. SYRIZA TAISEN DESHIMARU TAOISMO TEORIA POLITICA TEORÍA POLíTICA TERAPIA GESTALT TERRY EAGLETON THORDWARLD DETHLESFSEN TIEMPO TIM JACKSON TOMAS R. VILLASANTE TONY JUDT TOTALITARISMO TRANSICION TRASTORNOS ALIMENTARIOS TRSTEZA TTIP TZEVAN TODOROV TZVETAN TODOROV VALENTIN GALVAN VEJEZ VERDAD VERGUENZA VIAJES VICENTE SERRANO LOBATO VIENÇ NAVARRO VIOLENCIA VITALISMO W.O. QUINE WALTER BENJAMIN WALTER SCHIMID WITTGENSTEIN YAMAMOTO TSUNETOMO. ZYGMUND BAUMAN